lunes, 6 de agosto de 2018

Brownie sin horno (y sin huevo)

Buenos días!!! Retomo el blog después de una temporada de muuuuuucho trabajo! Al fin llegó la hora del merecido descanso y toca desconectar de todo el mundo laboral y conectar conmigo, mi familia, amigos, con la naturaleza y con la playa!! Creo que nunca he necesitado unas vacaciones y un descanso como este año... y no sabéis lo que me tardó en llegar el verano... menudo mes de julio!! Pero ya está, ya pasó, hemos sobrevivido y para celebrarlo nada mejor que un brownie de chocolate!! Eso sí, sin encender el horno, que ya nos llega con la ola de calor que estamos viviendo (ojo, no me quejo, que con lo que ha tardado en llegar el calor, por mí como si vienen 3 olas de calor, jejeje). Es un brownie muy fácil de hacer y que el resultado no os decepcionará para nada, claramente no queda igual que un brownie tradicional, pero os aseguro que tiene un aire, además, los ingredientes son super naturales y saludables, aunque es un brownie calórico siempre será más saludable que uno llego de mantequilla y azúcar hasta los topes! ;) Si os animáis a probarlo contadme en comentarios qué os ha parecido, yo ya he preparado varias versiones del mismo :P

Cómo hacer un brownie de chocolate sin horno


Ingredientes (1 brownie pequeño):

-45gr harina de coco
-40gr cacao puro en polvo
-15gr coco rallado
-80gr nueces (o cualquier otro fruto seco)
-120gr sirope (yo endulsana)
-115gr plátano

Preparación:

En el vaso de la batidora ponemos las nueces, el plátano y el sirope y trituramos todo hasta tener una pasta homogénea.

En un bol mezclamos la harina de coco, el cacao y el coco rallado con cuidado para que no queden grumos o pelotillas de cacao o de harina de coco. Añadimos entonces la mezcla que tenemos en el vaso de la batidora y con una cuchara mezclamos bien hasta tener una pasta homogénea.

Cogemos un molde (yo un tupper cuadrado) lo forramos con papel antiadherente y ponemos la masa en él, aplastamos con las manos (podéis untarlas con aceite de coco para que no se os pegue) hasta que quede la superficie totalmente plana, cubrimos (o cerramos el tupper) y lo llevamos al congelador 15-30 minutos.

Pasado el tiempo podemos comerlo tal cual o derretir un poco de chocolate y ponerlo por encima. Terminamos añadiendo más coco rallado, dejamos que se seque el chocolate y ya podemos cortar en porciones.

Para conservarlo guardarlo en un tupper en la nevera, además con este calor se agradece que esté fresquito. ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails