lunes, 18 de junio de 2018

Tortillas de trigo y maíz (para fajitas, burritos...)

Buenos días! En el último post os enseñaba esa pedazo de receta de pulled pork que está para chuparse los dedos y hoy os traigo las tortillas de maíz y trigo con las que lo acompañé. Si hubiese sabido que son tan fáciles de hacer las habría hecho mucho antes! Tantos años comprando tortillas de supermercado y en apenas 2 minutos tienes la masa lista y en 10 las tortillas listas si me apuras! Así que a partir de ahora una cosa menos que compro en el supermercado y que paso a hacer yo misma en casa. Además de para pulled pork las podemos utilizar para hacer fajitas tradicionales, para hacer burritos e incluso para quesadillas. De vosotros dependerá el uso que le deis a estas tortillas. También podéis cambiar las harinas a vuestro antojo y hacerlas todas de trigo, cambiar el maíz por centeno o probar harinas diferentes hasta hacer unas tortillas completamente ajustadas a vuestro gusto. Espero que os animéis a prepararlas y ya me contáis qué os han parecido :D


Cómo hacer tortillas de maíz y trigo caseras


Ingredientes (4 tortillas):

-50gr harina de trigo floja
-50gr harina de maíz (no precocida)
-50gr agua a temperatura ambiente o tibia
-5gr aceite de oliva
-1/2 cucharadita de levadura de repostería
-1/4 cucharadita de sal

Preparación:

En un bol ponemos las harinas, la sal y la levadura, removemos con una cuchara. Añadimos ahora el agua y removemos de nuevo hasta que se despegue toda la masa de las paredes. Terminamos de amasar con las manos hasta formar una bola. En este punto yo la meto en un tupper y si es para usar al momento la dejo reposar al menos 5 minutos, si no la voy a usar al momento la dejo reposar una hora a temperatura ambiente y luego la guardo en la nevera, cuando quiero utilizarla la saco de la nevera y sigo como os explico a continuación.

Dividimos la bola en cuatro partes iguales, a cada una le doy forma de bola, aplasto un poco con las manos y estiro con un rodillo hasta conseguir que me quede lo más fina posible. Para estirarla tenéis dos opciones, poner harina en la superficie de trabajo, por la tortilla y en el rodillo para que no se os pegue; o bien estirarlas sobre una lámina de silicona y un papel antiadherente o entre dos papeles antiadherentes. Yo lo hago de ambas formas indistintamente y queda bien con las dos.

Una vez que las tenemos estiradas ponemos una plancha o una sartén grande a calentar a fuego alto, cuando esté caliente ponemos la primera tortilla y bajamos un poco el fuego, la dejamos 30 segundos o 1 minuto y le damos la vuelta, la dejamos otros 30 segundos o 1 minuto y la pasamos a un trapo, cubrimos con ese trapo para que no se seque y quede dura. Hacemos el resto de tortillas y las vamos amontonando sobre la primera cubiertas con el trapo. Cuando las tengamos todas listas ya podemos comerlas.

lunes, 4 de junio de 2018

Pulled pork en crock pot (a mi manera)

Buenos días!!! Qué ganas tenía de publicaros esta receta... en serio, no os hacéis una idea! Es que ha quedado taaaaaan bueno, que ni yo me lo esperaba... más que nada porque entre los ingredientes para hacer este pulled pork está la salsa barbacoa y no es que yo sea muy fan de esta salsa, no me suele gustar. Al terminar de cocinar el cerdo olía la casa a salsa barbacoa que tiraba para atrás... yo pensaba que esto iba a ser intragable (para mí claro, que no me gusta la salsa) pero nada más lejos de la realidad! Es cierto que no lo comí en el mismo día, lo dejé reposar y al día siguiente volví a calentar el cerdo y lo desmigué... y madre mía!! Un sabor muy suave pero delicioso a la salsa y el resto de ingredientes que le añadí!!! Y ya no os digo si lo tomáis como lo presento yo hoy, con unas fajitas caseras (os pondré la receta la próxima semana) y con pimiento y cebolla al dente... delicioso!


Desde que tengo la crock pot estoy encantada y eso que no le saco todo el partido que debería, pero más que nada porque no tengo tiempo para pararme a pensar en qué receta hacer, probar, etc. Pero las veces que la he usado ha sido un éxito rotundo. Una receta que quería probar desde que la compré era el pulled pork y un amigo gastrónomo que se compró la crock pot en parte por mi culpa (:P) preparó esta receta antes que yo. Os hablo de David, de Cocina a mi manera, que me recomendó una receta que finalmente no seguí (jajajaja), busqué varias por Internet y al final creé mi propia versión, adaptándola a mis gustos y lo que tenía por casa, y de ahí salió esta receta que os traigo hoy y que espero de verdad que la probéis porque estoy segura de que os gustará :)

Cómo hacer pulled pork en olla de cocción lenta


Ingredientes:

-800gr cerdo (para estofar en mi caso, aunque lo ideal es costilla o paleta)
-2 dientes de ajo
-4 vainas de pimienta cayena
-1 cebolla
-2 cucharadas de pimentón dulce
-2 cucharadas de azúcar moreno
-1 pizca de sal
-1 pizca de pimienta
-1 pastilla de caldo de pollo (opcional)
-200ml salsa barbacoa
-100ml agua

Preparación:

Picamos los ajos, la cebolla y la cayena y lo añadimos a la crock pot.

Añadimos entonces el pimentón dulce, el azúcar, la sal, la pimienta y la pastilla de caldo de pollo desmenuzada.

Ahora añadimos la salsa barbacoa y el agua. Removemos todo con una cuchara de madera para que se mezcle bien y se forme la “salsa”.

Por último añadimos el cerdo y removemos de nuevo con la cuchara hasta que todo el cerdo se impregne de la salsa. Tapamos y cocinamos en baja 8 horas.

Cuando pase el tiempo el cerdo estará hecho y veréis que hay mucha salsa. Yo recomiendo no tirar la salsa, apartad la que os sobre en una tupper y dejad el cerdo con el resto de la salsa. Podéis servirlo tal cual o esperar a que enfríe, guardarlo en un tupper y conservarlo en la nevera sin problemas 4 o 5 días.

Para calentarlo yo lo que hago es poner una sartén a calentar con un nada de aceite. Mientras se calienta pongo la cantidad de cerdo que vaya a consumir en un bol, añado salsa suficiente como para impregnar todo el cerdo y con ayuda de un par de cucharas voy desmigando el cerdo. Entonces paso esto a la sartén y en un minuto dándole vueltas sin parar ya lo tenemos caliente y listo para servir.

Para las fajitas simplemente hice tortillas de trigo y maíz caseras y pasé por la plancha pimiento rojo, pimiento verde y cebolla, a fuego medio alto para que se doren rápido y queden al dente. Me encanta!

Espero que os animéis a probar esta receta :D


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails