lunes, 10 de diciembre de 2018

Fondue de queso camembert con pan de ajo y especias

Buenos días! Seguimos con recetas navideñas. Esta es de las más elaboradas que os voy a traer este año, pero vamos, porque el resto tienen casi nada de preparación! Porque os aseguro que hacer este aperitivo navideño no tiene ninguna complicación y os exigirá muy poquito tiempo de presencia en la cocina, lo justo para hacer la masa y darle forma al árbol. El sabor del pan es impresionante y combinado con el queso es una explosión de sabor en la boca. Os aconsejo que compréis un buen queso, que de un buen sabor y se funda perfectamente en el horno. En cuanto a la forma yo me decanté por un árbol, pero podéis hacer una estrella o lo que más os guste. Con esta fondue seguro que sorprenderéis a todos esta Navidad ;)


Cómo hacer una fondue de queso camembert con panecillos de ajo y hierbas


Ingredientes:

-180gr de harina de fuerza
-120gr harina de trigo sarraceno
-1 huevo M
-20gr aceite de oliva
-150ml leche (añadirla poco a poco)
-1/4 cucharadita de sal
-6gr levadura fresca

-Aceite de oliva
-Romero fresco
-Tomillo fresco
-2 dientes de ajo

-Queso Camembert pequeño

Preparación:

En un bol grande mezclamos las harinas, la sal y la levadura desmenuzada. Tenemos que conseguir que todo se mezcle de manera homogénea y la levadura prácticamente se deshaga.

Ahora añadimos el huevo, el aceite y la leche poco a poco (no hay que añadirla toda porque en función de la harina algunas absorben más líquidos que otras). Amasamos hasta tener una masa homogénea y bastante suave. Tened en cuenta que cuanto más pegajosa sea la masa, es decir, más líquidos lleve, más esponjoso será el resultado final, así que si tenéis maña podéis añadir más leche.

Hacemos una bola con la masa y la metemos en un bol, cubierta con papel transparente, y la dejamos reposar hasta que doble su volumen. Tardará entre una hora y media y 2 horas si las tenemos en un lugar cálido.

Mientras preparamos el jugo con el que untaremos los panecillos y nuestro queso. Picamos muy muy muy fino el ajo, incluso con un rallador y lo ponemos en un bol, añadimos un par de cucharadas de aceite de oliva y tomillo y romero frescos al gusto, también una pizca de sal y removemos todo muy bien.

Cuando el brioche haya crecido cogemos una parte de la masa y formamos una base redonda, como si fuera para una pizza, un poco más grande que el diámetro de nuestro queso.

Ponemos esa base sobre papel de horno y ponemos el queso encima, subimos los bordes hasta “abrazar el queso.

Con el resto de la masa formamos bolitas y las ponemos alrededor, podéis incluso darle forma de árbol de Navidad, dejando el queso en el centro, o una estrella. Esto ya es cuestión de creatividad.




Dejamos reposar una hora o algo más, hasta que doble el volumen de nuevo. Pasado el tiempo pintamos con el mejunje que hemos hecho previamente, ponemos mejunje por encima del queso también y llevamos al horno precalentado a 180º durante 20 minutos, hasta que el pan esté hecho y doradito.

lunes, 3 de diciembre de 2018

Estrella de hojaldre con pavo y queso a las finas hierbas

Hooooola de nuevo! Tras una breve ausencia vuelvo al blog y lo hago ya en modo Navidad ON! Porque ya me tardaba ponerme a ello... y aunque no tuve mucho tiempo siempre se puede sacar un hueco para preparar algo rapidito y resultón como lo que os traigo hoy. Si os pasa como a mí, que no tenéis tiempo para pararos a cocinar algo que requiera una cierta dedicación, siempre podéis preparar un entrante como este, una estrella de hojaldre, que queda muy bonita en la mesa y que gusta a prácticamente todo el mundo. En este caso decidí rellenarla de pavo, quesitos y queso a las finas hierbas, aunque podéis poner el relleno que más os guste: jamón serrano, anchoas, aceitunas... no hay límites! Así que si estás justo de tiempo y quieres hacer algo sencillo no dudes en probar esta estrella de hojaldre :)


Cómo hacer una estrella de Navidad de hojaldre


Ingredientes:

-2 láminas de hojaldre redondas
-Quesitos al gusto
-150gr queso de untar a las finas hierbas
-200gr pavo ahumado
-1 huevo (opcional)

Preparación:

Desenrollamos una lámina de hojaldre, la ponemos sobre la bandeja de horno con papel de hornear y untamos una fina capa de queso de untar a las finas hierbas (podéis poner el queso que más os guste).

A continuación ponemos el pavo encima, bien repartido por toda la superficie.

Por último toca poner los quesitos, para ello vamos a cortar cada quesito en tres láminas, para que sea más fino y no tan grueso. Vamos colocando los quesitos por toda la superficie, aunque no hace falta cubrirlo todo con quesitos, mejor que vaya solo en algunos trozos para que no sea tan empalagoso. En todo este proceso debemos procurar no llegar hasta el borde.

Ahora cogemos la otra lámina de hojaldre, la desenrollamos y la ponemos sobre la otra, haciendo como un sandwich. Presionamos bien los bordes para unirlos. Ahora podemos batir un huevo y pincelar toda la superficie del hojaldre con él, así quedará más doradito.

Ya solo queda hacer la forma de estrella, cortamos en 16 trozos iguales, sin llegar hasta el centro, podemos poner un vaso pequeño en el centro e ir haciendo cortes desde el borde del vaso hasta el extremo del hojaldre. Cogemos dos tiras de hojaldre, una con cada mano, y las enrollamos hacia dentro y presionamos los dos extremos entre sí. Hacemos lo mismo con el resto, siempre de dos en dos, enrollando hacia dentro y juntando esos dos extremos, así formaremos la estrella.

Llevamos al horno precalentado a 180º unos 15 o 20 minutos, hasta que esté dorado y el hojaldre haya crecido. Podemos degustarlo tibio o frio, está rico de ambas formas.

lunes, 19 de noviembre de 2018

Barritas de proteína de chocolate

Buenos días! De nuevo os traigo una receta de barritas de proteína, ya os traje una hace un par de semana pero era con sabor a fresa, hoy toca receta de barritas de proteína de chocolate. Igual de fácil que las otras, igual de ricas y aún más sencillas... lo tienen todo! Estas las hice varias veces, algunas con barquillo como las que os traigo hoy y otras simplemente el relleno cubierto con chocolate... sinceramente no sé cuál me gusta más! Ambas versiones están muy buenas así que será más cuestión de que dispongáis de las obleas u os apetezca ponerlas que de otra cosa. No me lío más y os dejo la receta que ya sabéis que es muy sencillita y no lleva nada de tiempo ;)


Cómo hacer barritas de proteína de chocolate


Ingredientes:

-40gr agua
-30gr aceite de coco
-30gr cacao puro en polvo
-60gr proteína (yo usé mitad sabor chocolate y mitad sabor Kinder Bueno)
-30gr harina de avena (yo utilicé sabor Nutchoc)
-Chocolate con leche sin azúcar

Preparación:

En un bol ponemos el agua, el aceite de coco, el cacao y la proteína. Con una cuchara removemos todo bien hasta formar una pasta uniforme y bastante compacta, aunque con aspecto chicloso.

Ahora añadimos la harina de avena y con las manos amasamos hasta incorporarla. Tiene que quedar una masa homogénea y más compacta, manejable.

Estiramos la masa hasta formar un rectángulo, yo utilicé un molde de silicona para dar forma. Cubrimos el molde con obleas (opcional, podéis no ponerlas) y ponemos la masa encima, cubrimos con más obleas y llevamos a la nevera para enfriar.

Mientras ponemos media tableta de chocolate con leche sin azúcar en un bol y llevamos al micro durante unos segundos para derretirla, con cuidado de no quemar el chocolate.

Quitamos nuestras barras de la nevera, les ponemos el chocolate derretido por encima y llevamos a la nevera de nuevo media hora, las sacamos, les damos la vuelta y cubrimos el resto de la barrita con el resto del chocolate que hemos derretido. Refrigeramos de nuevo hasta que se solidifique el chocolate y ya las tenemos listas. Ahora solo queda cortarlas en porciones y conservarlas en un tupper (en la nevera si hace calor y a temperatura ambiente si hace frío).

lunes, 12 de noviembre de 2018

Brownie de calabacín y manzana (sin azúcar)

Hola a todos! Vuelvo con otra receta dulce pero sana, y esta con más razón, ya que veis que se trata de un brownie que tiene entre sus ingredientes principales el calabacín y la manzana, así que más saludable no puede ser, jejeje. El caso es que esta receta se basa en un brownie que hizo Healthy Franita hace unas semanas y que nos enseñó por Instagram, si no recuerdo mal el suyo era solo de calabacín, pero yo adapté su receta a lo que tenía en casa. El caso es que es de los brownies más ricos que he hecho en mi vida... así, como suena... impresionante! Lo llevé al trabajo y mis compañeros también dijeron que era uno de los postres más buenos que les había llevado hasta el momento... así que solo os puedo decir que tenéis que probarlo porque de verdad que merece la pena. Además, prepararlo es de risa porque se hace en un abrir y cerrar de ojos! :)


Cómo hacer un brownie de calabacín y manzana


Ingredientes:

-150gr copos de avena triturados (o harina de avena)
-150gr calabacín pelado
-130gr manzana pelada
-45gr cacao puro en polvo
-1 cucharadita de vainilla líquida
-2 cucharaditas de edulcorante líquido
-2 cucharadas de aceite de coco
-Perlas de chocolate al gusto

Preparación:

Picamos en una picadora el calabacín y la manzana, añadimos la vainilla, el edulcorante y el aceite de coco y volvemos a batir. Pasamos la mezcla a un bol.

Trituramos los copos de avena y los añadimos al bol junto con el cacao, mezclamos todo muy bien con una espátula, con cuidado de que no queden grumos de cacao ni de avena.

Cuando tengamos la masa lista podemos dejarla así o añadirle chips de chocolate como en mi caso, también podéis añadir nueces (a mí se me acabaron y no tenía), anacardos, almendras, avellanas… o lo que más os guste.

Pasamos la masa a un molde, es bastante compacta, casi podréis formar una bola con ella sin problemas. La aplastamos con ayuda de una espátula y encima colocamos más chips de chocolate. Llevamos al horno precalentado a 180º durante 30 minutos.

Cuando esté listo lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar por completo antes de manipularlo.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Barritas de proteína de fresa y coco

Hola de nuevo! Hoy toca una receta algo diferente. Hace meses que empecé a seguir una dieta pautada y ahora me toca hacer 5 comidas o más al día para repartir el aporte de nutrientes y calorías durante todo el día, algo que me va genial la verdad... Pero ese no es el tema, el caso es que para aportar proteínas a veces no me apetece comerme algo de pollo o atún, especialmente cuando estoy fuera de casa, así que me las ingenié para prepararme algo con proteína pero más apetecible y cómodo de comer. Y aquí tenéis estas barritas de proteína de fresa con chocolate blanco que son una auténtica delicia... Para hacerlas más deliciosas aún les añadí la frambuesa liofilizada que les da un punto ácido que me flipa, pero es totalmente prescindible, al igual que al oblea, también podéis hacer solo la masa de la barrita y cubrirla con chocolate sin más. Lo mejor es que se hacen en un abrir y cerrar de ojos y salen barritas como para 5 o 6 días. Eso sí, no esperéis que la oblea se mantenga crujiente tanto tiempo, porque se va ablandando con el paso del tiempo ;)


Cómo hacer barritas de proteína de fresa, coco y chocolate blanco


Ingredientes:

-50gr agua
-30gr aceite de coco
-30gr harina de coco
-60gr proteína de fresa
-Frambuesas liofilizadas
-Chocolate blanco sin azúcar
-Coco deshidratado
-Obleas

Preparación:

En un bol ponemos el agua, el aceite de coco (derretido), la harina de coco y la proteína. Con una cuchara removemos todo bien hasta formar una pasta uniforme y bastante compacta, aunque con aspecto como de mazapán.

Estiramos la masa hasta formar un rectángulo, yo utilicé un molde de silicona para dar forma. En la base del molde ponemos unas obleas, encima la masa de las barritas y sobre ella más obleas, como haciendo un sandwich. Llevamos a la nevera para enfriar.

Mientras ponemos media tableta de chocolate blanco sin azúcar en un bol y llevamos al micro durante unos segundos para derretirla, con cuidado de no quemar el chocolate.

Sacamos la masa del molde y la ponemos, con cuidado, sobre papel antiadherente o sobre una rejilla, cubrimos con el chocolate derretido, añadimos las frambuesas liofilizadas y el coco por encima y dejamos endurecer. Cuando haya solidificado por completo le damos la vuelta y repetimos el proceso, esta vez sin añadir la frambuesa ni el coco por encima. Dejamos endurecer por completo.

Pasado el tiempo ya podremos cortar las barritas con un cuchillo bien afilado, yo las guardo en un tupper en la nevera (si hace calor) o a temperatura ambiente.

lunes, 29 de octubre de 2018

Bizcocho de limón estilo Starbucks (sin azúcar)

Buenos días! Tenía que traeros esta receta sí o sí... no podía esperar más! La hice hace una semana y es brutal! Un bizcocho de limón bien intenso, vamos, que si no os gusta el limón mejor que os alejéis de esta receta... pero si os encanta no dudéis ni un segundo en prepararla. Un bizcocho además muy jugoso pero nada pesado ni empalagoso, lo que es un peligro, porque es de esos bizcochos que podrías estar comiendo un trozo tras otro trozo, tras otro, tras otro... y así todo el día. Se prepara en un periquete y es perfecto... perfecto porque es la adaptación de una receta de Aliter Dulcia, que la hizo hace un tiempo por Instagram Sotries y, una vez más, tuve que prepararla. Lo único que hice fue quitar el azúcar y poner edulcorante en su lugar, los yogures los cambié por unos más ligeros y añadí algo menos de grasa. El resultado es espectacular, animaos a hacer mi receta o la de ella, pero hacedlo porque este bizcocho no tiene desperdicio :D


Cómo hacer bizcocho de limón estilo Starbucks


Ingredientes:

-1 cucharada de edulcorante líquido
-3 huevos
-250 yogurt desnatado edulcorado
-75gr de aceite de oliva
-3 cucharadas de zumo de limón
-Ralladura de 2 limones pequeños
-130gr harina de trigo
-50gr harina de coco
-1 cucharadita de levadura
-1 pizca de sal
-1 cucharadita de vainilla líquida
-20gr leche desnatada

Preparación:

En un bol batimos los huevos con el edulcorante. Añadimos el yogurt y batimos de nuevo hasta integrarlo. Añadimos ahora el aceite y batimos.

Rallamos el limón y lo exprimimos y añadimos todo a la mezcla anterior. Batimos bien y vamos incorporando las harinas, batiendo entre cada adición, poco a poco. Añadimos ahora la levadura, la sal y la vainilla, mezclamos bien y añadimos el chorretón de leche. Batimos y conseguiremos una masa cremosa y lisa.

Ponemos la masa en un molde de cake alargado, yo utilicé uno de silicona. Por encima podemos poner coco deshidratado, si no os gusta o no tenéis podéis añadir trozos de chocolate, trozos de fruta o dejarlo sin nada. Llevamos al horno precalentado a 180º 30 minutos, pasado el tiempo pinchamos con una brocheta, si sale limpio lo sacamos, si sale con restos de masa lo ponemos 5 o 10 minutos más. Cuando esté hecho lo sacamos del horno y lo dejamos templar unos minutos, luego lo desmoldamos con cuidado y lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.


lunes, 22 de octubre de 2018

Barritas de frutas con chocolate blanco y frambuesas

Buenos días!! Seguimos con recetas dulces pero igualmente saludables. Hoy os traigo una receta que os puede servir tanto para preparar un postre bonito para una ocasión especial como para prepararlo en formato barrita y poder recurrir a él en cualquier momento para saciar el hambre y las ganas de dulce sin tirarnos a por un bollo o a por la tableta de chocolate. Estas barritas no son más que el resultado de triturar dátiles y ciruelas con algo de avellana y coco... así que el resultado no podía salir mal... mucho menos si después cubrimos todo con chocolate blanco sin azúcar y añadimos el toque ácido de la frambuesa liofilizada... delicioso!!! Si no encontráis las frambuesas liofilizadas no pasa nada, pero es cierto que el punto ácido que aportan contrasta con el dulzor del chocolate y de los dátiles y ciruelas, convirtiendo cada bocado en una explosión de sabor. ¿Lo mejor? Que se preparan en un abrir y cerrar de ojos, así que corre, que en nada y menos las tenemos listas :D


Cómo hacer barritas de frutas con chocolate blanco y frambuesas


Ingredientes:

-20gr aceite de coco
-30gr harina de coco
-20gr coco rallado
-50gr dátiles
-50gr ciruelas pasas (sin hueso ya)
-15gr harina avellanas

-Chocolate blanco sin azúcar
-Frambuesas liofilizadas

Preparación:

Ponemos en la picadora los dátiles, las ciruelas y el aceite de coco (derretido), trituramos todo hasta tener una pasta homogénea y cremosa. Pasamos esta pasta a un bol y añadimos el resto de ingredientes: harina de coco, coco rallado y harina de avellanas (podéis poner harina de almendras o de cualquier otro fruto seco que os guste). Mezclamos todo hasta tener una pasta.

En un molde de silicona cuadrado o rectangular ponemos la pasta y aplastamos hasta cubrir la superficie y dejar un grosor de un dedo como máximo. Llevamos a la nevera hasta que endurezcan (una hora es suficiente). Pasado el tiempo cortamos las barritas, derretimos el chocolate blanco y las bañamos con él, terminando con un poco de frambuesa liofilizada esparcida sobre las barritas.

Si queréis presentar este dulce de una forma un poco más curiosa en vez de darle forma con el molde de silicona podéis coger porciones de masa y darles forma de bola, las lleváis a la nevera y luego las cubrís completamente con el chocolate blanco, como si fuera para hacer cake pops, y por encima esparcís la frambuesa y tendréis el mismo bocado en un formato más bonito ;)

lunes, 15 de octubre de 2018

Bizcocho de nectarinas y chocolate blanco de Aliter Dulcia

Buenos días!! Hoy os traigo una receta dulce, deliciosa y que sale perfecta... pues viene de las manos de Isabel, de Aliter Dulcia, los que la conocéis ya no tengo que deciros más. Y si no la conocéis ya tardáis en pasaros por su Instagram, pues es allí donde nos enseña a preparar esta y otras muchas recetas a través de los stories, que ya sabéis que duran 24 horas y tenemos que estar espabilados para no perdernos ninguna de sus recetas. Por cierto... ¡Isabel acaba de sacar libro! Yo lo tengo pedido en Amazon, espero que me llegue pronto!! :) El caso es que cuando vi cómo preparaba este bizcocho supe que tenía que hacerlo y supe que tenía que dejar la receta aquí guardada, porque es uno de esos bizcochos que tienes que tener a mano ya que es perfecto tanto para una ocasión especial como para cuando quieres darte un capricho. Espero que Isabel me perdone por adaptar este dulce y hacerlo algo más "healthy"... pero es que con la dieta no puedo pasarme con estos dulces, razón por la cual me comí un buen trozo y el resto lo compartí con mis compañeros de trabajo. Solo espero que os animéis a probarlo porque está realmente delicioso, una textura jugosa, nada pesada y con un sabor inconfundible a nectarinas y chocolate :D


Cómo hacer un bizcocho de nectarinas y chocolate blanco


Ingredientes:

-3 nectarinas, 2 peladas y cortadas en laminas y una pelada y en cubitos (Isabel utiliza melocotones)
-40gr stevia en granos
-3 huevos
-140gr leche evaporada
-125gr aceite de oliva
-80gr queso crema
-175gr harina de trigo
-125gr harina de almendra
-13gr levadura
-1 pizca de sal
-1 tableta de chocolate blanco sin azúcar Torras

Preparación:

Batimos los huevos y la stevia hasta que blanqueen. Añadimos la leche evaporada y el aceite y batimos de nuevo. Añadimos el queso crema y volvemos a batir hasta mezclarlo todo.

Ahora añadimos la harina de trigo, la almendra, la levadura y la sal, batimos muy bien hasta integrar todos los ingredientes.

Añadimos la nectarina en cubos y el chocolate blanco partido en trozos más o menos grandes (un poco a vuestro gusto). Ponemos la masa en un molde (yo utilicé uno redondo creo que de 26cm) y ponemos el resto de la nectarina cortada en láminas por encima, a modo de decoración. Llevamos al horno a 180º (precalentado) durante aproximadamente 45 minutos, hasta que al pinchar con una brocheta ésta salga limpia.

Cuando esté listo lo sacamos, dejamos templar 15 minutos, desmoldamos y lo ponemos sobre una rejilla a enfriar. Cogemos un poco de mermelada de melocotón sin azúcar, la diluimos en agua y pincelamos toda la superficie del bizcocho. Cuando esté completamente frío estará listo para ser zampado! :)




lunes, 8 de octubre de 2018

Gai pad grapao kai dao

Si me seguís por Instagram ya no tengo que explicar nada... sabréis lo muchísimo que me gusta este plato y la obsesión que tengo por recrearlo tal y como lo preparan en Tuk Tuk. Y aunque esta receta que os traigo no es exactamente igual que la suya, el sabor se acerca muchísimo y para los que estamos lejos y no podemos ir allí a comerlo nos sirve para soportar la triste espera hasta que volvamos, jeje. Este plato es una delicia, ya os he hablado de él en un post de sitios donde comer en Madrid así que no me voy a extender más. Se hace bastante rápido y el sabor es delicioso y muy diferente a todo lo que estamos acostumbrados. Ideal si tenéis albahaca fresca porque es el toque especial y también si conseguís pak choi será genial, porque le da un punto crujiente muy bueno.


Cómo hacer gai pad grapao kai dao


Ingredientes (1 persona):

-Arroz bomba (o largo) cantidad necesaria para una persona (yo unos 70gr)
-2 cucharadas de azúcar
-1 huevo
-1 pak choi
-1/2 cebolla roja grande
-2 dientes de ajo
-2 guindillas (ojo que pica, podéis ponerle menos o no ponerle incluso)
-1 cucharada de cebolla frita
-Salsa de soja
-Agua
-Sal
-Pimienta
-Albahaca fresca, 6 hojas

Preparación:

Ponemos a cocer el arroz en un cazo, cuando casi esté listo escurrimos prácticamente toda el agua, dejamos como dos cucharadas y añadimos 1 cucharada de azúcar, removemos muy bien y apagamos el fuego pero dejamos el cazo en él para que se termine de evaporar el agua.

En una sartén ponemos un poco de aceite y añadimos los ajos picados, la cebolla picada, las guindillas bien bien picadas y el pak choi en trozos junto con sal y pimienta, primero lo ponemos a fuego fuerte para que se tueste un poco y cuando se haya marcado bajamos el fuego, añadimos un par de cucharadas de agua, un chorro de salsa de soja abundante, la otra cucharada de azúcar y tapamos, dejamos cocinar un par de minutos hasta que las verduritas ablanden. Pasad el tiempo destapamos y dejamos reducir hasta tener la consistencia que más os guste, a mí no muy líquido.

Picamos la albahaca finita, reservando una o dos hojas para decorar, y la añadimos a la sartén, removemos y reservamos.

En otra sartén cocinamos el huevo a la plancha, lo ponemos sobre la sartén caliente con un poco de aceite, añadimos sal por encima y tapamos. Dejamos cocinar un minuto aproximadamente, hasta que veamos que ha cuajado por encima y entonces apartamos del fuego.

En el plato ponemos el arroz ya totalmente escurrido, le damos forma de montaña y por encima ponemos las verduras con la salsa de soja. Encima de la montada de arroz y colocamos el huevo a la plancha, ponemos la cebolla frita por encima y decoramos con la albahaca que hemos reservado ¡Coged los palillos que esto está listo para comer!


lunes, 1 de octubre de 2018

Pimientos rellenos de soja en crock pot

Pues así seguimos dándole caña a la crock pot. Oye, menudo invento! Es que a mí eso de poner la comida al fuego y no tener que estar pendiente de ella es todo un descubrimiento! Por las tardes tengo la suerte de poder trabajar desde casa así que le saco mucho partido a la olla de cocción lenta, después de comer y recoger, preparo la comida para el día siguiente o lo que quiera dejar preparado con antelación, lo pongo a cocinarse en la crock pot y me olvido hasta que termino mis horas o hasta la noche, depende de la receta, así que para mí es una ventaja porque trabajando no puedo levantarme cada dos por tres a mirar cómo va la comida. El caso es que me apeteció preparar pimientos rellenos y una de esas tardes de trabajo se me dio por probar a hacerlos en la crock pot. Veréis que cocino todo todo todo en crock pot, lo que supone tener que hacer la receta en un día completo o dos días como fue mi caso. Pero podéis hacer el relleno en el fuego y cocinar los pimientos en crock pot, hacer el relleno en crock pot y terminar los pimientos en el horno o todo a la crock pot como he hecho yo. El resultado no os defraudará! :D


Cómo hacer pimientos rellenos en crock pot


Ingredientes (3 pimientos pequeños):

-200gr champiñones
-2 zanahorias
-1 berenjena
-1 cebolla
-3 tomates
-Soja texturizada (cantidad según gustos)
-Sal
-Pimiento
-Orégano
-Leche (opcional)
-3 pimientos rojos pequeños
-3 lonchas de queso

Preparación:

En realidad para el relleno podéis utilizar las verduras que más os gusten, yo nunca hago igual el relleno porque siempre aprovecho las verduras que me van quedando en la nevera para hacer platos como este. En esta ocasión tenía lo que os he contado, pero los he hecho solo de cebolla y zanahoria, con calabacín, con calabaza... lo que tengáis u os guste más.

Ponemos la crock pot en alta y añadimos un poco de aceite (yo utilizo en spray para que sea la mínima cantidad), picamos todas las verduras y los champiñones (que también son opcionales, a mí me quedaban en la nevera y los puse pero no siempre se los añado) y los añadimos a la crock pot. Añadimos sal, pimienta y orégano al gusto y dejamos que se vayan cocinando.

Mientras ponemos en un bol la soja y añadimos agua para remojarla. No os pongo cantidad de soja porque dependerá de vuestro gusto, a mí me gusta que no quede mucha soja en comparación con las verduras, más o menos mitad y mitad o algo menos de soja que de verduras, lo mismo si los hago de carne, que también podéis hacerlos con carne picada igual que os voy a explicar en este post.

Mientras se remoja la soja cogemos los tomates y los cortamos en cubitos más bien pequeños, para que la salsa se haga antes. Cuando los tengamos los añadimos a la crock pot y removemos bien. Escurrimos muy bien la soja y se la añadimos también. Removemos de nuevo y dejamos cocinar en alta unas 3 horas. Podéis ponerlo en baja durante 6 o 7 horas.

Justo antes de quitar la salsa de la crock pot añadimos un chorrito de leche, si os gusta el toque cremoso que le da, también podéis cambiar la leche por nata, pero es más calórico. Mezclamos bien y ya podemos sacar la salsa de la olla o si os ha quedado muy líquida podéis dejarla cocinando destapada para que evapore un poco el líquido.

Para hacer los pimientos no tenemos más que limpiar la olla y ponerla de nuevo a calentar en alta. Yo esto lo hice a la mañana siguiente, nada más despertarme. Añadimos de nuevo aceite en spray, cortamos las tapas superiores a los pimientos y los colocamos en la olla. Yo pongo tres porque son los que me caben en mi olla pequeña, pero podéis hacer más si tenéis una olla más grande, veréis que el relleno da para más de 3 pimientos pequeños.



Añadimos el relleno dentro de cada pimiento y cubrimos con una loncha de queso, tapamos y dejamos cocinar en baja unas 5 horas, hasta que el pimiento esté tierno pero un poquito al dente, que es como a mí me gusta. Cuando estén hechos nos ayudamos de un par de espátulas para sacarlos de la olla y emplatarlos. ¡Espero que os gusten!

lunes, 24 de septiembre de 2018

Bundt cake de queso en crock pot

Buenos días!!! Hoy os traigo por fin esta receta que tenía guardada para enseñaros, pero con el calor que hizo pues no me apetecía subirla prefería enseñaros otras cositas. Ya sabéis que me compré la crock pot hace unos meses pero poco pude trastear con ella debido a la carga de trabajo que tenía. En estos meses he probado a hacer diferentes recetas y entre ellas algo que quería probar era a cocinar bizcochos y tartas de queso en ella. Tartas de queso todavía no encontré la que me gustara cómo me quedaba pero lo que os traigo hoy... maaaaadre mía! Con esto no necesito cheesecakes en mi vida! Este dulce tiene las ventajas de un bizcocho pero con el sabor y la cremosidad de una tarta de queso en cada bocado. El chocolate no es imprescindible pero el da un punto delicioso y os recomiendo probarlo. Lo mejor es que se hace en un periquete la masa y luego es dejarlo a su aire en la crock pot, sin miedo a que se queme o le pase algo. Te pones a trabajar y te olvidas... y a las horas te encuentras con esta maravilla :D


Cómo hacer un bizcocho de queso en crok pot


Ingredientes (un molde pequeño de bundt):

-200gr queso crema light
-50gr aceite de coco
-2 huevos
-200gr azúcar o 25gr stevia en granos
-100gr harina de trigo
-1/2 cucharadita de levadura
-1/4 cucharadita de sal
-1 cucharadita de aroma de vainilla
-Chips de chocolate al gusto

Preparación:

Ponemos a calentar la crock pot en alta.

Engrasamos nuestro molde de bundt cake y lo cubrimos con una fina capa de harina. Reservamos.

En un bol batimos los huevos con la stevia (en mi caso, o azúcar si decides hacerlo así). Cuando estén bien mezclados añadimos el aceite de coco derretido, batimos de nuevo.

Es el momento de añadir la levadura, la vainilla y la sal, batimos otra vez y entonces añadimos el queso y batimos hasta que se mezcle por completo.

Por último añadimos la harina de trigo y removemos bien hasta que quede una masa homogénea. Añadimos los chips de chocolate y mezclamos ligeramente para que se repartan por toda la masa.

Echamos la masa en el molde y lo introducimos en la crock pot. Yo pongo unas flaneras bajas en el fondo para que no toque directamente con el fondo. Cubrimos con un trapo la crock pot y ponemos la tapa, así evitaremos que caigan gotas de agua durante la cocción.

Cocinamos 2 horas en alta. Al pasar el tiempo comprobamos pinchando con una brocheta que el bizcocho está listo. Si sale la brocheta sin restos de masa es que está perfecto, si no lo dejamos un rato más. Lo quitamos de la crock pot y lo ponemos sobre una rejilla y dejamos enfriar por completo antes de desmoldar. A pesar de que mi molde es marca crock pot y se supone que los bizcochos salen mejor en él y se desmolda más fácil... ya veis que en este caso costó y creo que fue por no dejarlo enfriar bien del todo, así que cuidado con este paso ;)

lunes, 17 de septiembre de 2018

Banoffee pie totalmente natural: sin azúcar y sin dulce de leche

Buenos días!!! Tenía que enseñaros esta receta!! No sé cómo he tardado tanto en enseñárosla porque está realmente delicioso. He de decir que el banoffee es un postre que me encanta y lo he hecho ya en multitud de ocasiones, aunque curiosamente no tengo ninguna receta publicada en el blog (salvo estos cupcakes que son una auténtica maravilla)... así que la primera receta de banoffee pie será esta, que tampoco es la original porque es una versión algo más saludable (que no menos calórica) de la receta tradicional. Además no usaremos dulce de leche, nos serviremos de unos buenos dátiles para crear una crema tanto o más rica que esa misma, os lo digo yo que me encanta el dulce de leche! Para la fase frutos secos de vuestra elección, aunque creo que las nueces le quedan de maravilla. Unos buenos plátanos y la nata que no falte y ya tenemos todo para hacer esta deliciosa tarta banoffee saludable :D


Cómo hacer una tarta banoffee sin azúcar ni dulce de leche


Banoffe pie o tarta banoffee (5 tartaletas)

-90gr nueces
-50gr leche desnatada
-50gr harina de avellanas

Para hacer la base trituramos las nueces con la leche hasta formar una pasta, añadimos la harina de avellanas y mezclamos hasta tener una masa manejable. Ponemos la masa en moldes de silicona, apretamos contra los bordes y damos forma, metemos en el horno a 180º 20 minutos, hasta que los bordes estén dorados. Sacamos, desmoldamos con cuidado sobre una rejilla y dejamos enfriar.

-100gr dátiles medjoul
-50gr leche desnatada

Trituramos todo hasta formar una crema densa, como si fuera dulce de leche de repostería. Este será nuestro relleno. No tiene más ciencia que esa, no hace falta calentar la leche ni hidratar los dátiles.

-100ml nata
-1/4 cucharadita de stevia en granos

Ponemos ambos ingredientes en un bol y montamos la nata hasta que esté bien firme. Podéis añadir estabilizante para nata o una cucharadita de leche en polvo, así la nata os aguantará firme más tiempo, aunque no es imprescindible.

Cuando las tartaletas estén frías pelamos un plátano grande, lo cortamos en rodajas y ponemos 2 o 3 rodajas en cada tartaleta. Cubrimos con una cucharada del dulce de dátiles. Por encima ponemos una cucharada de nata montada y decoramos con más plátano. Ya tenemos nuestro banoffee listo! Podéis poner un poco de chocolate negro en rallado por encima o incluso espolvorear algo de cacao, yo decidí dejarlo así para apreciar todos los sabores: nueces, dátiles, nata... realmente delicioso! Recordar que al llevar nata debemos mantenerlo en la nevera para que no se ponga malo ;)

lunes, 10 de septiembre de 2018

Brownie de avellanas sin azúcar (sin horno)

Hoy os traigo otra receta deliciosa! De nuevo se trata de un brownie para el que no necesitamos encender el horno, que todavía hace bastante calor en algunos lugares y este brownie nos quitará el antojo sin pasar penurias por las altas temperaturas ;) Además, es muy fácil de hacer, queda muuuuy rico y al comerlo fresquito de la nevera sienta fenomenal. Yo os traigo mi propuesta de brownie de avellana, en el que no he utilizado azúcar para endulzarlo, pero vosotros podéis partir de esta base para preparar un brownie a vuestro gusto, incluso podéis consultar esta otra receta si queréis hacer algo parecido a un brownie tradicional. Espero que os animéis a preparar este tipo de postres, porque aunque no sean brownies de verdad quedan deliciosos, son muy fáciles y rápidos de hacer y no decepcionarán a nadie ;)


Cómo hacer un brownie de avellanas sin horno


Ingredientes:

-45gr harina de coco
-30gr cacao puro en polvo
-35gr harina de avellanas
-80gr nueces (o cualquier otro fruto seco)
-30gr stevia en granos
-130gr leche evaporada

Preparación:

En el vaso de la batidora ponemos las nueces, la leche evaporada y la stevia y trituramos todo hasta tener una pasta homogénea. Podéis triturar todas las nueces o dejar unas pocas sin triturar para añadirlas después y que queden trozos crujientes por el medio.

Pasamos la mezcla a un bol y añadimos el resto de ingredientes: harina de coco, cacao y harina de avellanas. Con ayuda de una cuchara de madera, una lengua de gato o simplemente con las manos vamos amasando hasta tener una pasta homogénea. Veréis que queda manejable pero compacta, esa es la textura. En este momento podéis añadir las nueces en trozos (o avellanas si lo preferís) y amasar un poco más para que queden trozos por el medio.

Cogemos un molde (yo un tupper cuadrado) lo forramos con papel antiadherente y ponemos la masa en él, aplastamos con las manos (podéis untarlas con aceite de coco para que no se os pegue) hasta que quede la superficie totalmente plana, cubrimos (o cerramos el tupper) y lo llevamos al congelador 15-30 minutos.

Pasado el tiempo podemos comerlo tal cual o derretir un poco de chocolate y ponerlo por encima.Yo he derretido 50gr de chocolate con leche y se lo he puesto por encima, como está fría la masa solidificará rápido, así que inmediatamente después de añadir el chocolate lo he cortado en porciones para evitar que el chocolate se craquele.

Para conservarlo guardarlo en un tupper en la nevera.

lunes, 3 de septiembre de 2018

Gastronomía en Compostela: mercado la Galiciana

Bienvenido septiembre!! Aunque no os voy a engañar... preferiría seguir de vacaciones, tostándome al sol en la playa y dándome baños de agua salada... pero qué se le va a hacer! Toca volver al trabajo! Aunque esto siempre se lleva mejor con algún que otro descubrimiento gastronómico, que es de lo que vengo a hablaros hoy.


Mercado la Galiciana, Santiago de Compostela (Gómez Ulla, 1)


Si sois de Compostela o venís de vacaciones he de comunicaros la reciente apertura de un nuevo mercado en esta ciudad, se trata del mercado la Galiciana, un concepto totalmente nuevo e inexistente hasta ahora en Santiago, aunque no lo será para los que viváis en otras grandes ciudades, seguro que os recuerda a algún que otro mercado ;)



En la Galiciana encontraréis desde pequeñas tiendas donde comprar productos típicos gallegos (como si de un mercado se tratara) hasta pequeños puestos donde comer la mar de bine y, sobre todo, muy variado. Eso sí, todo 100% gallego, al menos eso es lo que promueven. En cuanto a las instalaciones, distribución y decoración me han enamorado totalmente... Todo un acierto el estilo elegido y el haber dejado la segunda planta como comedor con vistas a todo el mercado. También me ha gustado mucho la selección de puestos (si es que ha habido selección), en los que podemos encontrar desde paellas, tortillas o hamburguesas, hasta pizzas, sushi y unos bocadillos realmente deliciosos. Hecho de menos alguna opción de comida más saludable, cierto es que hay una alternativa para veganos, pero no la considero suficiente y, si os soy realmente sincera, de todo es lo que menos me llamaba la atención probar. Aunque también hay un puesto a la entrada con postres creo que la variedad es muy limitada, también me faltaría algo más en este sentido... pero igual es cosa mía... no es coincidencia que este blog se llame Magdalenas de Chocolate :P




Como vais a ver he probado unas cuantas cosas, las patatas gajo si os gustan os las recomiendo 100%. Muuuuuy crujientes y muy sabrosas. La salsa barbacoa no es de mis preferidas pero está bastante bien.


La pizza estaba realmente buena, una masa muy rica que me ha sorprendido por sus bordes, donde puedes apreciar el sabor a cereal de una manera que no muchas veces se consigue en numerosos restaurantes. Esta pizza era de jamón, calabacín y ricotta... sublime! La ricotta le daba un punto dulce y fresco que llama mucho la atención. La única pega es que a pesar de que calentaron la pizza no lo hicieron tiempo suficiente y estaba más bien templada.


Por último este increíble bocadillo de cerdo cocinado lentamente... estilo mexicano que picaba lo que no está escrito!! Pero tan sabroso que volvería a comerlo una y otra vez!


Como veis me ha gustado mucho, creo que hay una buena variedad pero sigo creyendo que falta alguna opción más saludable. Si os interesa saber los precios aquí os lo dejo, así os hacéis una idea del coste de una comida para 2 personas: 1 caña belga 2,7€, 1 agua 33cl 1,40€, patatas gajo 3,5€, pizza 7,5€, bocadillo "porco texano" 8,9€. En total suman 24€, es decir, unos 12€ por persona. Y vosotros ¿habéis ido? ¿qué os parece? ¿iréis?

lunes, 27 de agosto de 2018

Arepas andinas

Pues hoy os traigo otro descubrimiento que me ha sorprendido mucho y que no he dejado de preparar (hasta que he empezado la dieta... jejeje). Nunca había probado las arepas y las de maíz no me atraían demasiado... no me preguntéis por qué, pero tengo pendiente prepararlas porque estas que os traigo hoy me han encantado. El caso es que como no quería las de maíz me puse a leer y tratar de averiguar si existían otras arepas que no fuesen de maíz y sí, existen, y son las que os traigo hoy: arepas andinas, elaboradas a partir de harina de trigo. Me encantan porque quedan super buenas, crujientes por fuera y tiernas por dentro (al menos es el punto que me gusta a mí), ideales para combinar con cualquier tipo de relleno y que se hacen en 5 minutos, vamos, que no se le puede pedir más! Me encanta preparar la masa y dejarla en la nevera, así siempre tengo un poco de masa lista para una cena improvisada o para invitar a algunos amigos a tomar algo, siempre te saca de un apuro y quedan igual de buenas que hechas al momento ;)


Cómo hacer arepas andinas o arepas con harina de trigo


Ingredientes para mi versión de las arepas andinas (4 arepas grandes):

-250gr harina de trigo floja
-1 huevo
-1 cucharadita de levadura
-1/2 cucharadita de sal
-25gr aceite de oliva
-100gr leche desnatada

Preparación:

En un bol ponemos el huevo y el aceite, batimos, incorporamos la levadura, la sal y un poco de harina, batimos bien. Añadimos el resto de la leche y volvemos a batir. Ahora solo queda añadir el resto de la harina e ir mezclando la masa con las manos o con ayuda de una rasqueta si os resulta más cómodo. Debemos conseguir una masa manejable y nada pegajosa, pero no seca. Cuando la tengamos la dejamos reposar 5 minutos cubierta con un paño.

Pasado el tiempo dividimos la masa en 4 partes iguales (o tantas partes como arepas queráis conseguir), ponemos una sartén o plancha al fuego (fuego medio-alto) y embadurnamos con un poco de aceite. Cogemos una porción de masa y la aplastamos entre nuestras manos, vamos dándole forma redonda poco a poco, hasta conseguir un disco de un centímetro de grosor (las podéis hacer más finas o gruesas a vuestro gusto).

Cuando tengamos el disco formado lo ponemos en la plancha, dejamos que se dore por un lado y cuando coja color le damos la vuelta hasta que se dore por el otro lado, como mucho un par de minutos por cada lado deberían ser suficientes. Hacemos lo mismo con el resto de la masa.

Cuando las tengamos listas solo quedará cortarlas con un cuchillo por la mitad, abriéndolas para hacer nuestros "bocadillos" y listas para comer! Recomiendo comerlas así en calientes, no esperéis mucho a que se enfríen, recién hechas es como más ricas están :D

Si queréis guardar la masa para más tarde, para el día siguiente o incluso para dos días o tres (mucho más no aguanta la masa) justo después de hacerla y esperar esos 5 minutos la pasamos a un tupper que cierre herméticamente y la llevamos a la nevera hasta que vayamos a usarla, en ese momento la sacamos un poco antes para que atempere antes de empezar a trabajar con ella y listo.

lunes, 20 de agosto de 2018

Tarta de queso rápida en la sartén

Pues sí, seguimos con recetas rápidas y cocinadas en una sartén! Después de hacer la pizza y ver que quedaba bastante bien se me ocurrió que una tarta de queso también se podría hacer en una sartén... así que empecé a investigar, elaboré la receta y empecé a hacer pruebas. Aunque todas quedaron bien, esta fue sin duda la que más me gustó, porque queda bien cuajada, dulce pero no empalagosa, cremosa pero sin llegar a ser untuosa... vamos, que una textura que me encanta para tomar bien fresquita acompañada de la mermelada que más os guste! Lo mejor es que se hace en un periquete y lo único que tenemos que tener en cuenta es cocinarla a fuego bajo para que no se nos tueste demasiado por debajo, el resto... facilísimo! Así que allá vamos ;)


Cómo hacer una tarta de queso rápida en la sartén


Ingredientes:

-150gr queso de untar
-100gr azúcar
-3 huevos
-200ml leche evaporada
-1 cucharadita de vainilla
-1 cucharada de harina floja

Preparación:

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora, la harina en último lugar. Trituramos todo hasta tener una mezcla homogénea. También se puede hacer en un bol batiendo con una varilla de mano.

Ahora echamos la mezcla en una sartén (la mía es de 28 cm, por eso queda una tarta bajita) antiadherente untada con un poco de aceite de coco (o el que tengáis). Ponemos a fuego bajo y tapamos. Dejamos cocinar a fuego medio-bajo 15 minutos. Si utilizáis otro tamaño de sartén y elegís una más pequeña tened en cuenta que la tarta saldrá más gordita y, por lo tanto, necesitará más tiempo de cocción.

Cuando esté lista la dejamos enfriar, desmoldamos sobre un plato y cubrimos con mermelada a nuestro gusto, chocolate o sin nada! Espero que os guste y os animéis a ponerla en práctica :D



lunes, 13 de agosto de 2018

Pizza rápida en la sartén

Hola de nuevo! Hoy toca receta salada y super rápida, ya que en verano queremos aprovechar más el tiempo para ir a la playa, dar paseos, hacer deporte o simplemente descansar. A mí aunque me gusta mucho cocinar sí es cierto que en verano le dedico menos tiempo, o hago recetas con elaboraciones más sencillas y breves. Por eso hoy os traigo esta pizza... pizza en la sartén! Desde que la probé la he repetido bastantes veces y... no he vuelto a hacer pizza tradicional! Además, con las olas de calor que hemos pasado lo último que quería era encender el horno, por eso esta pizza son todo ventajas: rápida, sencilla, sabrosa y sin encender el horno. Qué más se puede pedir! Si a ti también te gusta mucho la pizza pero te da pereza prepararla en verano no te pierdas esta receta ;)


Cómo hacer una pizza rápida en la sartén


Ingredientes (1 o 2 personas):

-60gr harina de trigo floja
-60gr harina de centeno*
-65gr agua
-5gr levadura royal
-1 pizca de sal

*Podéis usar centeno, más harina de trigo, maíz o incluso con sémola de trigo, yo la he probado de distintas formas y siempre queda deliciosa :D

Preparación:

En un bol ponemos las harinas, la levadura y la sal, mezclamos bien y añadimos el agua poco a poco, vamos removiendo hasta tener una masa homogénea, no pegajosa y que no se desmenuza. Cuando la tengamos formamos una bola y aquí tenemos dos opciones, dejamos reposar 5 minutos mientras preparamos la encimera para estirarla o la podemos dejar reposar media hora, una hora... o incluso meterla en la nevera para prepararla al día siguiente, solo tendremos que sacarla un rato antes para poder cocinar la pizza.

En una encimera colocamos un poco de sémola de trigo (o harina) y vamos estirando nuestra bola de masa hasta formar un círculo y con un grosor de medio centímetro aproximadamente. El tamaño de la pizza variará en función del tamaño de vuestra sartén (la que veis en la imagen y es la que utilizo siempre es de 28cm). Cuando tengamos la masa estirada ponemos a calentar la sartén a fuego medio y ponemos la masa, dejamos que se cueza unos 5 minutos, hasta que veáis que se dora ligeramente, entonces le damos la vuelta y añadimos lo que queramos a la pizza, en este caso añadí un poco de tomate triturado, orégano, pavo, queso y una salchicha, vamos... pizza de aprovechamiento! Cuando hayamos puesto todos los toppings a nuestra pizza la tapamos con una tapa que cubra la sartén por completo y dejamos que se haga otros 5 minutos, se debe fundir el queso y la parte de abajo de la pizza debe dorarse también. Cuando ya esté hecha destapamos y dejamos un minuto más al fuego, pasado el tiempo ya podemos servirla.


Lo que me gusta de esta pizza, además de su rapidez, es que queda una masa super crujiente que te permite cortarla y comerla con las manos, sin temor a que se vaya cayendo la masa o se deshaga mientras la comes. Si sois más de masas blanditas esta pizza no es para vosotros, pero os recomiendo probarla al menos una vez porque os aseguro que está muy muy buena :D

lunes, 6 de agosto de 2018

Brownie sin horno (y sin huevo)

Buenos días!!! Retomo el blog después de una temporada de muuuuuucho trabajo! Al fin llegó la hora del merecido descanso y toca desconectar de todo el mundo laboral y conectar conmigo, mi familia, amigos, con la naturaleza y con la playa!! Creo que nunca he necesitado unas vacaciones y un descanso como este año... y no sabéis lo que me tardó en llegar el verano... menudo mes de julio!! Pero ya está, ya pasó, hemos sobrevivido y para celebrarlo nada mejor que un brownie de chocolate!! Eso sí, sin encender el horno, que ya nos llega con la ola de calor que estamos viviendo (ojo, no me quejo, que con lo que ha tardado en llegar el calor, por mí como si vienen 3 olas de calor, jejeje). Es un brownie muy fácil de hacer y que el resultado no os decepcionará para nada, claramente no queda igual que un brownie tradicional, pero os aseguro que tiene un aire, además, los ingredientes son super naturales y saludables, aunque es un brownie calórico siempre será más saludable que uno llego de mantequilla y azúcar hasta los topes! ;) Si os animáis a probarlo contadme en comentarios qué os ha parecido, yo ya he preparado varias versiones del mismo :P

Cómo hacer un brownie de chocolate sin horno


Ingredientes (1 brownie pequeño):

-45gr harina de coco
-40gr cacao puro en polvo
-15gr coco rallado
-80gr nueces (o cualquier otro fruto seco)
-120gr sirope (yo endulsana)
-115gr plátano

Preparación:

En el vaso de la batidora ponemos las nueces, el plátano y el sirope y trituramos todo hasta tener una pasta homogénea.

En un bol mezclamos la harina de coco, el cacao y el coco rallado con cuidado para que no queden grumos o pelotillas de cacao o de harina de coco. Añadimos entonces la mezcla que tenemos en el vaso de la batidora y con una cuchara mezclamos bien hasta tener una pasta homogénea.

Cogemos un molde (yo un tupper cuadrado) lo forramos con papel antiadherente y ponemos la masa en él, aplastamos con las manos (podéis untarlas con aceite de coco para que no se os pegue) hasta que quede la superficie totalmente plana, cubrimos (o cerramos el tupper) y lo llevamos al congelador 15-30 minutos.

Pasado el tiempo podemos comerlo tal cual o derretir un poco de chocolate y ponerlo por encima. Terminamos añadiendo más coco rallado, dejamos que se seque el chocolate y ya podemos cortar en porciones.

Para conservarlo guardarlo en un tupper en la nevera, además con este calor se agradece que esté fresquito. ;)

lunes, 18 de junio de 2018

Tortillas de trigo y maíz (para fajitas, burritos...)

Buenos días! En el último post os enseñaba esa pedazo de receta de pulled pork que está para chuparse los dedos y hoy os traigo las tortillas de maíz y trigo con las que lo acompañé. Si hubiese sabido que son tan fáciles de hacer las habría hecho mucho antes! Tantos años comprando tortillas de supermercado y en apenas 2 minutos tienes la masa lista y en 10 las tortillas listas si me apuras! Así que a partir de ahora una cosa menos que compro en el supermercado y que paso a hacer yo misma en casa. Además de para pulled pork las podemos utilizar para hacer fajitas tradicionales, para hacer burritos e incluso para quesadillas. De vosotros dependerá el uso que le deis a estas tortillas. También podéis cambiar las harinas a vuestro antojo y hacerlas todas de trigo, cambiar el maíz por centeno o probar harinas diferentes hasta hacer unas tortillas completamente ajustadas a vuestro gusto. Espero que os animéis a prepararlas y ya me contáis qué os han parecido :D


Cómo hacer tortillas de maíz y trigo caseras


Ingredientes (4 tortillas):

-50gr harina de trigo floja
-50gr harina de maíz (no precocida)
-50gr agua a temperatura ambiente o tibia
-5gr aceite de oliva
-1/2 cucharadita de levadura de repostería
-1/4 cucharadita de sal

Preparación:

En un bol ponemos las harinas, la sal y la levadura, removemos con una cuchara. Añadimos ahora el agua y removemos de nuevo hasta que se despegue toda la masa de las paredes. Terminamos de amasar con las manos hasta formar una bola. En este punto yo la meto en un tupper y si es para usar al momento la dejo reposar al menos 5 minutos, si no la voy a usar al momento la dejo reposar una hora a temperatura ambiente y luego la guardo en la nevera, cuando quiero utilizarla la saco de la nevera y sigo como os explico a continuación.

Dividimos la bola en cuatro partes iguales, a cada una le doy forma de bola, aplasto un poco con las manos y estiro con un rodillo hasta conseguir que me quede lo más fina posible. Para estirarla tenéis dos opciones, poner harina en la superficie de trabajo, por la tortilla y en el rodillo para que no se os pegue; o bien estirarlas sobre una lámina de silicona y un papel antiadherente o entre dos papeles antiadherentes. Yo lo hago de ambas formas indistintamente y queda bien con las dos.

Una vez que las tenemos estiradas ponemos una plancha o una sartén grande a calentar a fuego alto, cuando esté caliente ponemos la primera tortilla y bajamos un poco el fuego, la dejamos 30 segundos o 1 minuto y le damos la vuelta, la dejamos otros 30 segundos o 1 minuto y la pasamos a un trapo, cubrimos con ese trapo para que no se seque y quede dura. Hacemos el resto de tortillas y las vamos amontonando sobre la primera cubiertas con el trapo. Cuando las tengamos todas listas ya podemos comerlas.

lunes, 4 de junio de 2018

Pulled pork en crock pot (a mi manera)

Buenos días!!! Qué ganas tenía de publicaros esta receta... en serio, no os hacéis una idea! Es que ha quedado taaaaaan bueno, que ni yo me lo esperaba... más que nada porque entre los ingredientes para hacer este pulled pork está la salsa barbacoa y no es que yo sea muy fan de esta salsa, no me suele gustar. Al terminar de cocinar el cerdo olía la casa a salsa barbacoa que tiraba para atrás... yo pensaba que esto iba a ser intragable (para mí claro, que no me gusta la salsa) pero nada más lejos de la realidad! Es cierto que no lo comí en el mismo día, lo dejé reposar y al día siguiente volví a calentar el cerdo y lo desmigué... y madre mía!! Un sabor muy suave pero delicioso a la salsa y el resto de ingredientes que le añadí!!! Y ya no os digo si lo tomáis como lo presento yo hoy, con unas fajitas caseras (os pondré la receta la próxima semana) y con pimiento y cebolla al dente... delicioso!


Desde que tengo la crock pot estoy encantada y eso que no le saco todo el partido que debería, pero más que nada porque no tengo tiempo para pararme a pensar en qué receta hacer, probar, etc. Pero las veces que la he usado ha sido un éxito rotundo. Una receta que quería probar desde que la compré era el pulled pork y un amigo gastrónomo que se compró la crock pot en parte por mi culpa (:P) preparó esta receta antes que yo. Os hablo de David, de Cocina a mi manera, que me recomendó una receta que finalmente no seguí (jajajaja), busqué varias por Internet y al final creé mi propia versión, adaptándola a mis gustos y lo que tenía por casa, y de ahí salió esta receta que os traigo hoy y que espero de verdad que la probéis porque estoy segura de que os gustará :)

Cómo hacer pulled pork en olla de cocción lenta


Ingredientes:

-800gr cerdo (para estofar en mi caso, aunque lo ideal es costilla o paleta)
-2 dientes de ajo
-4 vainas de pimienta cayena
-1 cebolla
-2 cucharadas de pimentón dulce
-2 cucharadas de azúcar moreno
-1 pizca de sal
-1 pizca de pimienta
-1 pastilla de caldo de pollo (opcional)
-200ml salsa barbacoa
-100ml agua

Preparación:

Picamos los ajos, la cebolla y la cayena y lo añadimos a la crock pot.

Añadimos entonces el pimentón dulce, el azúcar, la sal, la pimienta y la pastilla de caldo de pollo desmenuzada.

Ahora añadimos la salsa barbacoa y el agua. Removemos todo con una cuchara de madera para que se mezcle bien y se forme la “salsa”.

Por último añadimos el cerdo y removemos de nuevo con la cuchara hasta que todo el cerdo se impregne de la salsa. Tapamos y cocinamos en baja 8 horas.

Cuando pase el tiempo el cerdo estará hecho y veréis que hay mucha salsa. Yo recomiendo no tirar la salsa, apartad la que os sobre en una tupper y dejad el cerdo con el resto de la salsa. Podéis servirlo tal cual o esperar a que enfríe, guardarlo en un tupper y conservarlo en la nevera sin problemas 4 o 5 días.

Para calentarlo yo lo que hago es poner una sartén a calentar con un nada de aceite. Mientras se calienta pongo la cantidad de cerdo que vaya a consumir en un bol, añado salsa suficiente como para impregnar todo el cerdo y con ayuda de un par de cucharas voy desmigando el cerdo. Entonces paso esto a la sartén y en un minuto dándole vueltas sin parar ya lo tenemos caliente y listo para servir.

Para las fajitas simplemente hice tortillas de trigo y maíz caseras y pasé por la plancha pimiento rojo, pimiento verde y cebolla, a fuego medio alto para que se doren rápido y queden al dente. Me encanta!

Espero que os animéis a probar esta receta :D


lunes, 28 de mayo de 2018

Bizcochos o muffins de chocolate y coco en 3 minutos

Buenos días!!! Parece que el chocolate es monotema últimamente en mi blog! Vaya antojazo que me ha entrado con él! Pero bueno, creo que la próxima receta no será chocolate... ni algo dulce! ;) Para despedirnos de esta racha chocolatera nada mejor que algo rico, fácil y rápido: unos muffins de chocolate o bizcochos hechos en el microondas en tan solo 3 minutos! Quedan de maravilla, nada secos, quien los ha probado no diría que estaban hechos en microondas, aunque claro está que la clave es dar con los tiempos por eso la primera vez que los hagáis os recomiendo ir mirando cada poco tiempo la cocción, luego en las siguientes ya estimáis el tiempo necesario para que quede cocido pero jugoso. Los ingredientes más fáciles no pueden ser, con estas cantidades salen unos 5 muffins, lo que os daría para un bizcochito pequeño como para 2 o 3 personas. Así que si necesitáis matar rápidamente ese antojo de chocolate esta es la mejor solución! ;)


 Cómo hacer muffins de chocolate en microondas


Ingredientes (5 muffins):

-20gr aceite coco
-85gr harina de trigo
-25gr cacao puro en polvo
-25gr harina de coco
-70gr azúcar
-80gr leche
-1/2 cucharadita de levadura
-2 huevos

Preparación:

Derretimos el aceite de coco en el microondas. Mientras en un bol batimos los huevos con el azúcar, añadimos la levadura y el cacao y batimos de nuevo. Añadimos el aceite de coco derretido y batimos de nuevo y por último añadimos la harina y removemos bien para integrarla.

Ahora añadimos la harina de trigo y de coco y removemos bien hasta que quede una masa homogénea, es bastante espesa pero se maneja bien.

Colocamos la masa en nuestros moldes (si son de papel buscad unos que sean bastante rígidos para que no se abran en el microondas) y lo ponemos durante 1 minuto y medio a máxima potencia. Como os decía es mejor controlar la primera vez poco a poco el tiempo que necesita. Al pincharlos debe salir el palillo sin restos de masa húmeda pero con algo de masa pegajosita pegada, eso es lo que hará que luego queden jugosos y se puedan guardar para 2 o 3 días, aunque lo mejor es comerlos el mismo día o a la mañana siguiente.

Cuando estén listos los sacamos del microondas y los enfriarmos sobre una rejilla. Si los hacéis en moldes cerámicos no hace falta desmoldarlos si no queréis.


Espero que os haya gustado la receta y os sirva para matar ese antojo que a veces nos viene ;)

miércoles, 23 de mayo de 2018

Galletas rápidas de coco y chocolate

Buenos días!!! La gripe/catarro/lo que sea que tengo me hace despertarme muy pronto con ataques de tos, así que aquí estoy yo, en vez de enfadarme por no poder dormir aprovecho el tiempo y actualizo el blog. Y nada mejor que chocolate para llevar estos momentos de enfermedad, especialmente si se combina con coco... me pirra esta mezcla!!! Lleva coco en tres de sus formas: aceite, ralladura y harina, pero no da un sabor excesivo así que si no sois muy fans del coco probadlas igual porque seguro que os gustan. El toque a chocolate es brutal y la cobertura en este caso la puse de chocolate con leche, algo dulzona por tanto, pero con chocolate negro también tienen que quedar deliciosas! Bueno... y si queréis unas galletas aún más rápidas pasad olímpicamente de ponerle chocolate por encima porque solas ya están muy buenas :D


Cómo hacer galletas rápidas de coco y chocolate


Ingredientes (12-15 galletas)

-4 cucharadas harina
-2 cucharadas harina de coco
-1 cucharada coco rallado
-1 cucharada cacao puro en polvo
-2 cucharadas azúcar
-1 huevo grande
-30gr aceite de coco

Las medidas están en cucharadas americanas, si lo hacéis con una cuchara de casa normal procurad no hacerlas muy colmadas o tendréis que aumentar los líquidos ;)

Preparación:

Batimos el huevo con el azúcar hasta que empiecen a formar espuma. Añadimos el aceite de coco derretido y batimos de nuevo.

Ahora añadimos la harina de coco, el coco rallado y el cacao y batimos hasta integrarlo todo.

Por último añadimos la harina de trigo y mezclamos hasta tener una masa homogénea y aceitosa, que no se pega en las manos.

Preparamos la bandeja de horno con papel antiadherente, cogemos cucharadas de masa y formamos una bola, la ponemos en la bandeja y aplastamos con los dedos.

Horneamos a 180 grados 14 minutos. Enfriamos sobre una rejilla y podemos comerlas así o cubrirlas con algo de chocolate derretido y coco. Espero que os gusten!!

lunes, 14 de mayo de 2018

Muffins de chocolate tipo Starbucks (sin azúcar)

Creo que a estas alturas ya es sabido por todos que me gustan mucho los muffins, especialmente los tipo Starbucks: grandes, con trozos de chocolate por el medio y muy jugosos. Si el azúcar no os importa aquí tenéis los muffins de chocolate de Starbucks y también los de vainilla. Ahora, si no podéis tomar azúcar, o no queréis, o simplemente buscáis algo diferente hoy os traigo una versión de estos muffins sin azúcar añadido, cambiando la mantequilla por otra grasa pero sin perder su sabor y su jugosidad. Al igual que todos los muffins que hago son muuuuy sencillos y muuuuy rápidos de hacer, es una receta nada complicada y con la que salen 5 muffins grandes, ideal para matar el antojo dulce pero no estar comiendo golosadas una semana, jejeje. Así que si os apetece probarlos acompañadme! :D


Cómo hacer muffins de chocolate jugosos tipo Starbucks sin azúcar


Ingredientes (5 muffins grandes):

-70gr aceite de coco
-50gr harina avena (yo utilizo una con sabor nutchock pero podéis usar harina de avena normal)
-50gr harina de trigo
-20gr stevia en granos
-2 huevos M
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharada de cacao puro en polvo*
-1/4 cucharadita de sal
-60gr leche

-Chocolate con leche al gusto

*2 si usáis harina de avena normal para potenciar aún más el sabor

Preparación:

Empezamos derritiendo el aceite de coco poniéndolo unos segundos en el microondas. Mientras mezclamos en un bol los huevos con la levadura, la sal, la stevia y el cacao, batimos bien hasta que se integra todo. Ahora añadimos la leche y el aceite de coco derretido, batimos de nuevo.

Ya solo queda añadir las harinas, removemos bien para que se integren por completo, pero recordad que son unos muffins y no es necesario mezclar mucho, lo justo para que se mezclen todos los ingredientes y ya.

Por último cortamos la tableta de chocolate con leche en cuadraditos más bien grandotes y añadimos la mitad a la masa, removemos y llenamos nuestras cápsulas para muffins unos 3/4 de capacidad, no más o se saldrán del molde. Yo siempre horneo con las cápsulas dentro de un molde de metal para que mantengan la forma y crezcan uniformes.

Por encima de los muffins colocamos el resto del chocolate que hemos troceado y llevamos al horno a 180º (precalentado) durante 18 minutos aproximadamente. Cuando pase el tiempo, al pinchar con una brocheta ésta debe salir sin restos de masa líquida, pero sí que debemos conseguir que esté aún un poco húmeda o jugosa, ese es el momento de sacarlos porque así se mantendrán jugosos cuando enfríen.

Los dejamos enfriar sobre una rejilla y cuando estén completamente fríos yo recomiendo guardarlos en un tupper para que se conserven ultrajugosos! Si no lo hacéis nunca así probadlo, ya veréis qué diferencia :)

lunes, 30 de abril de 2018

Brownie sin huevo

Buenos días! Volvemos con otra receta, en este caso una nueva versión de un brownie que hice hace algún tiempo. Se trata de un brownie de chocolate sin huevos y sin azúcar que está delicioso y... lleva alubias! Sí, los que no hayáis visto uno igual no lo descartéis, no diríais que lleva alubias. Este ingrediente hace que el brownie quede jugoso sin darle nada de sabor, mantiene su intenso aroma a chocolate y todo su sabor. Además, es muy fácil de hacer, la preparación nos llevará apenas 10 minutos y la cocción unos 20 minutos, así que en media hora podemos tener un brownie de chocolate saludable y apto para los que no pueden tomar huevo. Si cambiáis la leche por una alternativa sin lactosa o de bebida vegetal también será válido para intolerantes a la lactosa. Además, en este caso he utilizado harina de avena, pero podéis utilizar cualquier otra, así que podría ser una alternativa también para los celiacos ;)


Cómo hacer un brownie de chocolate sin huevo


Ingredientes:

-55gr harina de avena
-285gr alubias rojas (cocidas, de bote)
-20gr stevia en granos
-1/4 cucharadita de sal
-1 cucharadita de levadura
-30gr aceite de coco
-100ml leche
-2 cucharadas de cacao puro en polvo
-Chips de chocolate al gusto
-Nueces al gusto

Preparación:

En el vaso de la batidora ponemos las alubias ya escurridas y las trituramos hasta tener un puré. Ponemos este puré en un bol, añadimos el aceite de coco, la leche, la levadura, la stevia, la sal y el cacao y batimos bien hasta incorporarlo todo totalmente.

Ahora añadimos la harina de avena y batimos de nuevo hasta tener una pasta homogénea.

En este punto yo añado una parte del chocolate y de las nueces a la masa, remuevo bien y pongo la mas en el molde. He utilizado un molde de plump cake de silicona, una vez que tenemos la masa en el molde colocamos el resto del chocolate y las nueces por encima.

Llevamos al horno precalentado a 180º durante 20-25 minutos, hasta que al pinchar con una brocheta ésta salga sin restos de masa líquida. Sacamos del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar. Cuando esté frío lo desmoldamos y lo cortamos en trozos, ya está listo para comer! :)

lunes, 23 de abril de 2018

Pastel de plátano y coco sin azúcar

Volvemos con receta dulce, pero sin azúcar añadido! Esta vez de plátano y coco porque no sabéis lo muchísimo que me gusta esta mezcla, ya habréis visto este otro bizcocho de plátano y coco que está delicioso, así que traté de hacer una versión sin azúcar añadido de esa receta. Aunque el resultado no es igual al de aquel bizcocho he de decir que me ha encantado! Queda mucho más compacto pero suuuuuper rico e ideal para tomarse algo dulce cuando tenemos antojo, ya que te quita esas ganas de dulce con un simple trocito, no te empacha ni empalaga y además es muy nutritivo :)


Cómo hacer pastel de plátano y coco sin azúcar añadido


Ingredientes:

-3 plátanos bien maduros
-100gr dátiles medjoul
-2 huevos
-2 cucharaditas de levadura
-125gr yogurt natural
-30gr coco rallado
-80gr harina de avena
-70gr harina de trigo

Preparación:

Trituramos los dátiles junto con los plátanos.

Batimos los huevos y les añadimos la fruta, batimos bien, añadimos la levadura y volvemos a batir.

Ahora añadimos el yogurt y las harinas alternándolos y batiendo entre cada adición (harina, batir, yogurt, batir, harina, batir...).

Añadimos finalmente el coco y removemos bien para mezclarlos con la masa.

Ponemos la masa en nuestro molde ya preparado, bien enharinado o forrado con papel antiadherente.

Llevamos el bizcocho al horno a 180º (precalentado) durante 40-50 minutos. Si pasados 30 minutos vemos que el bizcocho comienza a dorarse mucho entonces lo cubrimos con un poco de papel de aluminio y seguimos con la cocción.

Cuando esté hecho lo dejamos en el molde 5 minutos y luego pasamos a desmoldarlo con cuidado y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

lunes, 9 de abril de 2018

Huevos con guisantes y patatas en crock pot

Buenos días!! Si me seguís por Instagram sabréis que hace unos meses me compré una crock pot, una olla de cocción lenta, y que estoy encantadísima con ella!! Ya he probado varias recetas (el pollo al horno que hago siempre, estos huevos que os traigo hoy, alitas de pollo a la barbacoa, guiso de carne...) y todavía no hay una sola receta que no me haya gustado cocinada en esta olla!! Para mí la crock pot tiene muchas ventajas: es muy cómodo cocinar en ella, no tienes más que poner los ingredientes y dejar que se hagan; como tarda bastante en cocinar los alimentos puedes ponerla a cocinar antes de ir a trabajar y al volver tienes la comida lista; la carne queda super tierna, la más tierna que haya probado nunca; las patatas y las verduras quedan con una textura increíble, cocidas pero no blandurrias como cuando se te pasan las patatas... no sé explicarlo... el caso es que para mí son todo ventajas!! Por no hablar del consumo eléctrico, que es ínfimo!

Así que hoy os traigo esta receta, unos huevos con guisantes, patatas y verduritas varias que ya había publicado hace mil años para hacer al horno, si no tienes crock pot puedes ver la receta aquí, y que ahora me he animado a hacerla en crock pot, ya que es uno de mis platos favoritos pero no lo hago casi nunca por la pereza de encender el horno, estar pendiente de los huevos, etc. Queda con un sabor increíble, una textura impresionante y muuuucho más sano que aquella receta original. Solo espero que os animéis a probarlos y si tenéis crock pot dejadme recetas por favor!! Que quiero seguir probando más y más :D


Cómo hacer huevos con patatas y guisantes en crock pot


Ingredientes (2 personas):

-4 huevos
-2 o 3 patatas tirando a pequeñas
-1 lata grande de guisantes
-1 cebolla pequeña
-2 zanahorias grandes
-100ml tomate natural triturado (o tomate frio o lo que os guste más)
-Sal
-Pimienta

Preparación:

Pelamos las patatas, la cebolla y las zanahorias. Cortamos en cubitos pequeños tanto la cebolla como las zanahorias, las ponemos en la crock pot. Cortamos las patatas en rodajas, como si fueran para tortilla pero un poco más gorditas, las añadimos a la crock pot.

Ahora ponemos los guisantes en la olla, previamente escurridos y lavados, y añadimos la sal y la pimienta. Ponemos también el tomate y removemos muy bien con una cuchara hasta que quede todo bien mezclado.

Ponemos la tapa, encendemos la crock pot en potencia alta y dejamos que se cocine 5 horas. Pasado el tiempo ponemos los huevos encima de toda la mezcla, tapamos y dejamos cocinar media hora más, hasta que veáis que la clara está prácticamente cuajada. Servimos inmediatamente y a disfrutar!!

Si no queréis esperar a que se hagan los huevos en la crock pot también podéis hacerlos a parte, el otro día los hice a la plancha por ejemplo, también podéis hacerlos poché si os gustan así. La cuestión es encontrar lo que sea más cómodo para vosotros! :)



lunes, 26 de marzo de 2018

Bizcocho extrajugoso sin azúcar ni grasas añadidas

Buenos días! Aparezco por aquí de nuevo y sigo con mi antojo de muffins, bizcochos y cosas con bien de chocolate y bien de jugosidad "pal" cuerpo!! Peeeeero una tiene que cuidarse que ya se va haciendo mayor (guiño guño) así que toca customizar un poco los dulces para hacerlo algo más sanos y naturales, así que fuera azúcares y fuera grasas añadidas. Hoy toca sustituir el azúcar industrial por dátiles y la mantequilla por aguacate y plátano... quita esa cara de asco, que te estoy viendo... si pruebas a hacer este bizcocho te aseguro que te sorprenderá tanto el sabor como la textura!! Es de estos super jugosos, que se deshacen en la boca, con sus trozos de chocolate por el medio... mmmmm... delicioso! Y lo mejor es que se prepara muy rápido y se mancha poco, así que venga, manos a la masa que ya tardas en probar esta delicia ;)


Cómo hacer un bizcocho de chocolate sin azúcar ni grasa


Ingredientes (2 bizcochos como el de la foto):

-90gr harina avena*
-90gr harina trigo
-80gr dátiles medjoul
-60gr aguacate
-80gr plátano
-3 huevos M
-150gr leche evaporada
-2 cucharaditas de levadura

-Chocolate al gusto**

*Yo utilicé una harina de avena que ya viene con cacao, si no es tu caso añade una o dos cucharadas de cacao puro en polvo a la masa.
**El chocolate que más te guste, en mi caso utilicé un chocolate con leche si azúcar añadido porque me apetecía algo más dulzón, pero con chocolate negro amargo también tiene que quedar estupendo ;)

Preparación:

En el vaso de la batidora ponemos los dátiles sin el hueso, la leche evaporada, el aguacate y el plátano. Trituramos todo muy bien hasta que nos quede una papilla sin grumos, con todo bien triturado.

En el bol ponemos los huevos, añadimos la levadura y batimos bien. Ahora añadimos la mezcla anterior triturada y batimos de nuevo, por último incorporamos la harina de avena, batimos, la harina de trigo, batimos de nuevo y listo! Si añadís cacao sería el último paso, batiríamos de nuevo y masa terminada.

En mi caso utilicé dos moldes desechables, los llenamos 3/4 partes y añadimos por encima los trozos de chocolate. En mi caso corté la tableta en trozos bastante gordos, ya que me gusta que queden porciones grandes, algunos los incorporé en medio de la masa y el resto los puse por encima.

Llevamos al horno precalentado a 180º unos 20-25 minutos, hasta que al pinchar con un palillo salga limpio, con algún resto de masa jugoso mejor, porque así terminará de hacerse con el calor que tenga la propia masa y quedará muuuuy jugoso.


Mi truco para que todavía quede más jugoso es, una vez fríos, guardar los bizcochos en un tupper hermético. Veréis qué diferencia! :D

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails