lunes, 18 de diciembre de 2017

Brioche navideño de mantequilla, ajo y perejil

Buenos días!! Seguimos con las recetas navideñas y vamos a poner el toque salado con este brioche, esta vez elegí un relleno de mantequilla, ajo y perejil que queda deeeeelicioso! Ideal para untar con más mantequilla, algo de queso de untar o labne, o incluso paté! Y si no queréis untarle nada, así solo está delicioso ;) Lo mejor es que es muuuy fácil de hacer, se hace bastante rápido y el resultado es muy mono, con poco esfuerzo tendremos un brioche para el aperitivo super llamativo y que dejará a todos los comensales con la boca abierta, os lo aseguro!


Es muy esponjoso, pero el relleno de mantequilla que en el horno termina por salir hacia fuera hace que la capa superior del brioche quede crujiente, lo que le da un punto crunchy muy apetecible. Yo decidí darle forma de árbol, pero claro está que podéis darle la forma que queráis (estrella, corona redonda...) o hacerlo en un molde de plump cake, de tarta normal... las posibilidades son infinitas así que corre a ponerte manos a la masa ;)


Cómo hacer un brioche o pan relleno de mantequilla, ajo y perejil


Ingredientes (1 brioche pequeño):

-300gr de harina de fuerza
-1 huevo M
-20gr mantequilla
-150ml leche (añadirla poco a poco)
-1/4 cucharadita de sal
-6gr levadura fresca

-60gr mantequilla
-4 ajos frescos
-Perejil

Preparación:

En un bol grande mezclamos la harina, la sal y la levadura desmenuzada. Tenemos que conseguir que todo se mezcle de manera homogénea y la levadura prácticamente se deshaga.

Ahora añadimos el huevo y la leche poco a poco (no hay que añadirla toda porque en función de la harina algunas absorben más líquidos que otras). Amasamos hasta tener una masa homogénea y bastante suave. Tened en cuenta que cuanto más pegajosa sea la masa, es decir, más líquidos lleve, más esponjoso será el resultado final, así que si tenéis maña podéis añadir más leche.

Cuando tengamos la masa lista, añadimos la mantequilla cortada en trocitos pequeños (que debe estar a temperatura ambiente para que se deshaga fácilmente). Amasamos hasta conseguir integrar la mantequilla por completo, al principio la masa se volverá más pegajosa, pero en cuanto se absorba la mantequilla volverá a quedar suave, aunque ligeramente pegajosa.

Hacemos una bola con la masa y la metemos en un bol, cubierta con papel transparente, y la dejamos reposar hasta que doble su volumen. Tardará entre una hora y media y 2 horas si las tenemos en un lugar cálido.

Mientras preparamos el relleno, rallamos los ajos con un rallador en trocitos bien bien finos, añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y hojas de perejil fresco al gusto. Cuando tengamos todos los ingredientes mezclamos bien para que quede una pasta y la reservamos.

Pasado el tiempo, desgasificamos la masa y la dividimos en 11 porciones del mismo peso (aproximadamente). Aplastamos un cacho y colocamos en medio un poco de la mezcla de ajo y perejil.

Sobre la bandeja del horno con papel de hornear ponemos las bolas formando un árbol de Navidad. Las pintamos con leche y dejamos reposar otra hora u hora y media, hasta que doble el volumen, en mi caso añadí semillas de sésamo y amapola para decorar. En ese momento llevamos al horno a 180º durante 20-25 minutos. Yo no lo precaliento, para que vaya adquiriendo temperatura poco a poco la masa y quede suave y nada crujiente por la superficie.


Cuando esté listo lo ponemos a enfriar sobre una rejilla. Cuando esté casi frío añadimos unas hojas de perejil fresco para decorar y cuando esté completamente frío estará listo para catarlo ;)

2 comentarios:

  1. maravillosa receta y precioso desde luego, me lo apunto como receta posible alguno de estos días de Navidad

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails