lunes, 6 de febrero de 2017

Bizcocho de espinacas y avena con chocolate blanco

Buenos días!! Seguro que muchos de vosotros empezasteis a ver corazoncitos por todas partes las últimas semanas... mi blog no iba a ser menos!! Aquí traigo una receta para este san Valentín, que ya sabéis lo mucho que me gusta "celebrarlo" o hacer dulces con corazoncitos, tonos rosas... :D Hoy os traigo una alternativa sana para celebrar ese día (o cualquier otro), se trata de un bizcocho de avena al que he incluido espinacas, así queda de un tono verde precioso a la vez que aporta jugosidad y una textura particular al bizcocho. Combinando con chocolate blanco se convierte en una auténtica delicia para acompañar un té o tomar al desayuno. No me digáis que no es un bizcocho ideal para empezar el día de los enamorados ;) Lo mejor es que es facilísimo de hacer!! En 5 minutos tenemos la masa lista y luego es dejarlo en el horno hasta que esté cocido, así que venga, mira si tienes todos los ingredientes en la nevera y manos a la masa :D



Cómo hacer un bizcocho de espinacas y avena para San Valentín


Ingredientes (1 bizcocho pequeño):

-125gr queso fresco batido
-4 claras de huevo
-50gr espinacas frescas
-2 cucharaditas de levadura
-120gr harina de avena*
-20gr stevia en granos
-1 cucharadita de aroma de vainilla

-Chocolate blanco sin azúcar para decorar

*Si utilizáis algún tipo de harina de avena con sabor omitid tanto la stevia como la vainilla, pues estas harinas ya tienen sabor y son dulces.

-Preparación:

En el vaso de la batidora ponemos las claras, el queso, la vainilla y las espinacas y batimos hasta que quede homogéneo y las espinacas totalmente trituradas.

En otro bol ponemos la avena, la stevia y la levadura y mezclamos. Ahora añadimos a este bol la mezcla líquida y con una varilla de mano vamos poco a poco integrando todo, hasta que nos quede una masa líquida, ligeramente espesa y sin grumos.

Ponemos la masa en el molde (yo utilicé uno desechable que compré en Tiger) y lo metemos al horno precalentado a 180º durante 25-30 minutos. Estará listo cuando al pinchar con una brocheta ésta salga sin restos de masa líquida.

Cuando esté listo lo dejamos enfriar completamente, entonces fundimos un poco de chocolate blanco, lo metemos en una manga pastelera con boquilla fina y hacemos hilos de chocolate por todo el bizcocho. Para terminar cogemos un par de onzas de chocolate blanco y con ayuda de un cuchillo vamos raspando el borde, de tal forma que nos salgan láminas finas de chocolate para poner a modo de decoración.



Espero que os guste y os animéis a probarlo! :)

2 comentarios:

  1. Uhmmm vaya pinta, que combinación tan interesante!! Bss

    Tere http://www.tererecetas.com

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails