lunes, 30 de enero de 2017

Nuggets de pollo al horno

Buenos días!! Seguimos con las recetas saludables y saladas... aunque probablemente cambie de tercio con mi próximo post y os traiga un bizcocho que tengo en mente desde hace tiempo :P Hoy sin embargo os dejo el acompañante perfecto a la salsa alioli que os enseñaba en mi último post. Los nuggets de pollo me pirran... me encantan!! Pero como ya he dicho en diversas ocasiones, cuando trato de llevar una dieta más saludable, procuro eliminar los fritos, además de que es muy engorroso en la cocina... por eso hace tiempo que los hago horneados, y no me había dado cuenta hasta ahora que no tenía la receta en el blog!! Así que vengo para ponerle remedio!! Son super fáciles de hacer, al ir horneados te lleva algo más de tiempo que hacerlos fritos, pero al fin y al cabo no tienes que hacer nada, solo meterlos en el horno y dejar que pase el tiempo hasta que se doren. Puedes ponerle las especias que más te gusten, añadirle el queso o no, hacerlo con un huevo entero o solo con claras... yo os doy la receta base y vosotros lo ajustáis a vuestro gusto, pero no os quedéis sin probarlos!! :D



Cómo hacer nuggets de pollo al horno, sin aceite


Ingredientes:

-1 pechuga de pollo
-1 huevo o 2 claras
-Sal
-Pimienta
-Ajo en polvo
-20-40gr queso (yo suelo echar 40gr del queso que tenga en ese momento: de oveja, de cabra, mezcla... lo trituro con la picadora y listo)

-6-8 tostadas de pan tostado integral
-15gr almendras

Preparación:

Yo empiezo preparando el rebozado, podéis utilizar lo que queráis, lo clásico es el pan rallado, pero yo no suelo usarlo así que rebozo el pollo en lo que tenga en casa: pan wasa, pan tostado, tostadas de maíz... Generalmente lo que más me gusta es el pan tostado, el que compramos ya tostado y empaquetado, integral mejor y con algunos frutos secos, que pueden ser almendras, pistachos, nueces... pero con almendras es delicioso. Lo único que tenemos que hacer es meter el pan y los frutos secos en la picadora y triturar hasta que quede hecho polvo, mejor si quedan algunos trocitos más grandes, para que tenga textura. Reservamos.

Para la masa, ponemos en la picadora el queso, si es que no lo compráis picado ya, y lo trituramos hasta que quede como polvo. Lo ponemos en un bol y reservamos.

En la misma picadora ponemos el pollo limpio (sin grasa) cortado en trozos, picamos hasta que quede bien fino, podéis hacerlo en varias veces, no echar todo el pollo de una vez, para que os resulte más fácil picarlo. Aquí va a depender de lo buena que sea vuestra picadora, de la potencia que tenga, cuanto mejor sea más fácil os resultará.

Ponemos el pollo en el bol del queso, añadimos la sal, la pimienta, el ajo (al gusto, yo pongo media cucharadita) y el huevo o las claras. Mezclamos hasta tener una masa homogénea.

Ahora ya sólo queda formarlos, con las manos cogemos porciones de masa, le damos forma de bola más o menos y la pasamos al plato con el rebozado, aplanamos un poco y cubrimos con el rebozado, ponemos los nuggets sobre la bandeja de horno cubierta con papel antiadherente y repetimos la operación hasta terminar con toda la masa de nuggets. En esta ocasión los hice bien finos para que tardaran menos en el horno, pero lo ideal es hacerlos más gorditos, para que queden como los que venden por ahí.

Los llevamos al horno precalentando a 200º durante 30-45 minutos, hasta que los veáis doraditos. Ojo con pasarse con el tiempo porque os quedarían duros como piedras, jejeje. Cuando estén listos los servís acompañados de salsas y una ensalada... deliciosos!! :D

2 comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails