lunes, 13 de junio de 2016

A Horta do Obradoiro (restaurante)

Buenos días!! Hoy quiero hablaros de mi experiencia probando un nuevo restaurante (nuevo para mí... que llevaba casi un año buscando la ocasión para ir... jeje). Estoy pensando en inaugurar una nueva sección, sobre restaurantes o sitios en los que comer... principalmente en Compostela, que es donde resido actualmente ;) ¿Qué os parece? Yo creo que me resultaría útil, porque muchas veces me preguntan amigos y familiares dónde comer o cenar en mi ciudad y tengo que ponerme a pensar en qué restaurante gustará más y, a veces, me acuerdo a posteriori de un sitio o de tal comida que podría resultarles de interés. Así que tener una sección en el blog donde recopile esto puede ser muy útil :D


Mi experiencia en A Horta do Obradoiro


El caso es que hoy os hablo de A Horta do Obradoiro (rúa has hortas, 16). Un sitio al que llevaba un montón de tiempo queriendo ir y que, a pesar de las altas expectativas que llevaba, no decepcionó en absoluto. En su web podéis conocer al equipo, dos chefs que parecen requetemajos y, al menos uno lo es seguro, que lo he conocido a ir a comer y me ha encantado que me preguntara tras la comida si me había gustado todo, además de comentarme que estaban colaborando en la cena solidaria contra el cáncer que se celebra anualmente en Compostela (un punto más a su favor :D). Aunque en general el trato de todo el personal fue impecable, atentos, educados y con una sonrisa en la cara; algo que valoro muchísimo y para mí resulta imprescindible cuando como fuera, puesto que no sólo voy a comer... quiero una experiencia gastronómica. Y eso pasa por el trato, el entorno y todos los detalles que guardan relación con la comida.

Tan sólo un detalle que debéis tener en cuenta si queréis probar este restaurante: RESERVAD. Yo intenté ir un domingo a comer, llamé el jueves o viernes para reservar y ya no había sitio!! El camarero me dijo que para comer un domingo es bueno reservar el martes... Por semana no hace falta tanta antelación, pero siempre puede coincidir con algún evento/congreso/reunión/CualquierCosaDeLasQueSeCelebranEnCompostela y quedaros sin sitio, así que reservad, reservad y reservad :)

A parte de eso, que tampoco es que sea malo en mi opinión, el resto es fabuloso. El jardín me parece precioso y me quedo con ganas de probarlo, aunque casi mejor para cenar, que a medio día con el sol y calor que hizo días atrás era para morirse (sobre todo los que somos de tensión baja... jeje). Y por dentro es precioso, una casa de piedra tradicional reformada, con toques modernos y otros más vintage que hacen de éste un lugar único. Me encantaron los mantelitos de ganchilllo plastificados (estoy por pedirle a mi abuela que me haga unos) y las flores frescas en cada mesa, con un centro pequeñito que no molestaba pero que resulta muy agradable encontrártelo.


Qué comer en A horta do Obradoiro


Para comer pedimos croquetas para compartir, que estaban buenas pero ligeramente ácidas. No sabía si es que estaban hechas con nata fresca o algo de yogurt, así que preguntamos a los camareros, el chef dijo que estaban probando nuevas marcas de leche fresca para la cocina y que, probablemente, la marca con la que hicieron nuestras croquetas tenía un sabor más fuerte y por eso quedaba ese regustillo como a limón. Pero vamos, esto es por gustos, tampoco me resultaba desagradable, estaban muy buenas de hecho y con una textura perfecta (melosas por dentro y crujientes por fuera). Además, el hecho de que preguntasen y nos diesen la explicación al instante me pareció estupendo por su parte. De las croquetas no hice foto, pero sí del entrante que nos pusieron mientras esperábamos por la comida. Una crema deeeeeeeliciosa, super untuosa y con un sabor espectacular :D



Como plato principal me decanté por la Pescada en tempura con guacamole e tomatiño picante. Si habéis leído mi post anterior veréis que últimamente me da mucho por la mezcla pescado+guacamole :P El caso es que estaba perfecto: el pescado en su punto, la tempura ideal, super crujiente y sin resultar aceitosa; y el guacamole muy natural, con sus trocitos de aguacate pequeñitos y muy muy bueno. La combinación es realmente exitosa y la cantidad me pareció más que suficiente.



Cómo no... el postre no podía faltar, aunque os aseguro que ya no tenía hambre. Al ver llegar mis Filloas caramelizadas rellenas de crema pensé que me moría!! Tres filloas!!! Con su más que suficiente relleno de crema!! Tres!!! Vamos, que genial eh! Ya se sabe, somos gallegos: vale más que sobre que no que falte :P Absolutamente deliciosas, y eso que yo no soy super fan de la crema pastelera ni los postres hechos con ella (lo sabréis si seguís mi blog por las pocas veces que aparece), el toque del caramelo crujiente me pareció super original y muy acertado el combinarlo con fresas, aunque yo pondría algunas más, ayudan a refrescar el paladar entre filloa y filloa ;)



Como veis, experiencia gastronómica recomendada 100%. Volveré seguro a probar más platos y espero que esta breve reseña os ayude a elegir este lugar para probar nuevos platos en Compostela :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails