lunes, 9 de mayo de 2016

Ensaladilla rusa crujiente

Buenos días!! Vuelvo después de un tiempo de ausencia, pero han sido semanas de mucho trabajo y viajes por lo que no he podido pasarme por aquí ni para ojear vuestros platos... de ahí que tenga pendientes unos cuantos miles de post para leer, jejeje. Pero con calma, porque el trabajo sigue ahí y las demás obligaciones también, así que aunque no me pasee mucho por aquí será por razones de peso. Hoy os traigo una receta que todos sabéis hacer, la ensaladilla rusa. Probablemente sea de mis platos favoritos. Pero os la traigo con un toque diferente, todo aprendido de mi tía, que es una crack en cuestiones de innovación y estilo, tanto en moda como al parecer en cocina ;) Una ensaladilla menos calórica, porque no va llena de mayonesa, tan solo ligeramente cubierta por ella, y acompañada de semillas y maíz frito que da un toque super crujiente y delicioso. Si os gusta este plato os animo a prepararlo, porque además de sencillo queda super bueno. Y ahora que parece que el verano se va acercando (aunque en Galicia volvamos a ver la lluvia a diario...) y las temperaturas agradecen platos más fresquitos resulta ideal :D



Ingredientes (3-4 personas):

-2 patatas
-2 puñados de judías frescas
-2 zanahorias grandes
-2 latas pequeñas de atún
-2 puñados de guisantes frescos
-2 huevos
-1 lata de pimiento morrón
-Aceite de oliva
-Sal
-Semillas (las que queráis, yo usé lino y sésamo blanco y negro)
-Maíz frito
-Mayonesa (yo siempre Hellmann's)

Preparación:

Ponemos los huevos a cocer en una olla, hasta que estén duros. Unos 10 minutos desde que hierve el agua.

Pelamos las patatas y las zanahorias y las cortamos en cubitos, la zanahoria más pequeña que la patata.

Lavamos las judías y las cortamos en trozos, del mismo tamaño que la patata aproximadamente.

Desgranamos los guisantes y llevamos todo a cocer. En este caso lo vamos a hacer al vapor, procurando que las judías, guisantes y zanahorias queden al dente. La patata debe quedar cocida, pero ojo con pasarse que se deshará y no servirá.

Yo utilizo el estuche de vapor de Lekue o la ogya de Lekue, dependiendo de la cantidad. Y voy cociendo por tandas, así controlo el punto de cocción de cada ingrediente, además, mientras se cuece uno voy pelando y cortando el siguiente, sin perder tiempo.

Cuando tengamos todo cocido lo ponemos en un bol grande, añadimos el atún, un poco de sal y un chorro generoso de aceite de oliva, de buena calidad porque se va a notar mucho su sabor y os aseguro que la diferencia entre utilizar un buen aceite o uno convencional es abismal.

Pelamos los huevos, los cortamos en trozos y los añadimos al bol. Cortamos el pimiento morrón en trozos y lo añadimos también. Removemos bien y dejamos que enfríe.

Para servirlo a mí me gusta hacerlo en cada plato, aunque podemos hacer lo mismo en una fuente o bandeja grande.

Ponemos unas 6-8 cucharadas de la ensaladilla en el plato, lo estiramos por toda la superficie del plato. Le ponemos unas 2 cucharaditas de mayonesa y la esparcimos sobre las verduritas, para que se reparta la mayonesa por toda la superficie. Para terminar espolvoreamos unas semillas y añadimos maíz frito que habremos picado previamente, lo ideal es que no picarlo mucho, para que queden algunos trozos grandes y crujientes.

Y ya está lista para comer, espero que os guste esta versión de la ensaladilla rusa, a mí me encanta :D

Este plato también se puede preparar para llevar, lo único que debemos hacer es poner las semillas y el maíz en un tarrito de cristal a parte y añadíselo en el último momento, para mantener el efecto crujiente ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails