martes, 5 de enero de 2016

Pandoro relleno de crema de chocolate y avellanas

Si el pandoro tradicional está bueno... el que os traigo hoy relleno de chocolate es inmejorable!! Una golosada máxima!! La receta se basa en la del pandoro tradicional, con ligeras modificaciones, principalmente en la cantidad de azúcar. He reducido el dulzor ya que la crema de avellanas y chocolate lleva azúcar, así queda menos empalagoso y muuuuuy bueno. La miga es suave, esponjosa y firme a la vez, como debe ser un pandoro. El aroma a vainilla es una pasada, os recomiendo usar vainilla natural, nada de aromas... No hay color!! Y la crema de chocolate y avellanas... usad una buena, que os guste... así será inmejorable :D Este año no celebro los reyes en mi casa, así que no habrá roscón, en su lugar tendré este maravilloso pandoro relleno de chocolate. Te animas a prepararlo? :)



Ingredientes y preparación:

-15gr levadura fresca
-60gr agua templada
-50gr harina panadera
-1 cucharada de azúcar
-1 yema

Deshacer la levadura en el agua, añadir el resto de ingredientes y batir hasta que quede una crema lisa y homogénea. Lo cubrimos con papel film y dejamos reposar durante 1 hora.

1ª masa

-200gr harina panadera
-3gr levadura fresca
-30gr mantequilla
-2 cucharaditas de agua
-1 huevo M

A la masa anterior le añadimos la levadura disuelta en el agua, la harina y el huevo. Mezclamos bien y batimos para juntarlo todo. Ahora añadimos la mantequilla en pomada (podéis dejarla a temperatura ambiente desde la noche anterior o bien calentarla unos segundos en el microondas). Amasamos hasta que se mezcle completamente, nos quedará una masa pegajosa, pero es normal. Cubrimos el bol con papel film y dejamos reposar 45 minutos en un lugar cálido o tanto tiempo como sea necesario para que duplique su volumen.

2ª masa

-200gr harina panadera
-80gr azúcar
-2 huevos M
-1 cucharadita de sal
-1 vaina de vainilla


-100gr de mantequilla en punto pomada para el hojaldrado
-1/2 bote de crema de chocolate y avellanas

Añadimos la harina, el azúcar, los huevos y la sal a la masa anterior. Mezclamos bien y amasamos ligeramente.

Abrimos la vaina de vainilla a la mitad y con ayuda de un cuchillo sacamos las semillas, las unimos a la masa y amasamos. Debe quedar una masa suave, homogénea y algo pegajosa. Cubrir con papel film y dejar reposar una hora y media.

Pasado el tiempo llevar la masa a la nevera durante 30 minutos.

Cuando la masa esté fría es hora de trabajarla, enharinamos la superficie de trabajo y ponemos la masa sobre ella, es necesario que, si la masa os quedó bastante pegajosa, añadáis bastante harina ahora para que no se pegue a la mesa.

Estiramos la masa hasta formar un cuadrado de dos dedos de grosor. Ponemos la mantequilla  bien blandita en el medio del cuadrado, plegamos las cuatro esquinas sobre el centro del cuadrado, de tal forma que la mantequilla quede encerrada como si fuese un paquete. Estiramos ligeramente con el rodillo la masa hasta formar un rectángulo, no ejerzáis demasiada presión o se saldrá la mantequilla. Ese rectángulo lo plegamos en tres, el lado derecho hacia el centro y el izquierdo sobre éste. Lo llevamos a la nevera 15 minutos. Este estirado y plegado lo repetiremos 3 veces más, con reposos de 15 minutos entre cada uno.

Mientras hacemos los hojaldrados, cogemos la crema de chocolate y avellanas, la calentamos ligeramente en el microondas, la ponemos en una manga pastelera y sobre un papel de horno hacemos tiras de crema. Unas cuatro o cinco, las que nos dé con la mitad del bote o la cantidad de relleno que queráis poner. Entonces las llevamos a la nevera hasta que endurezcan.

Cuando vayamos a hacer el último hojaldrado, en medio incluimos el relleno de chocolate, bien repartido, teniendo cuidado de sellar bien los bordes para intentar que el relleno no se salga (ya veis que a mí en alguna parte aún se me escapó). Entonces hacemos una bola con la masa, boleándola sobre la mesa, y la ponemos en un molde para pandoro untado con una generosa capa de mantequilla para facilitar el desmoldado. Cuando metáis la masa en el molde, la parte lisa y redonda de la bola que hemos hecho debe ir hacia abajo, que será la parte superior de nuestro pandoro una vez desmoldado.

Si habéis empezado a hacer la receta por la mañana, puede que aún os queden horas suficientes para hornearlo antes de iros a dormir. Si lo habéis empezado después de comer, el levado se prolongará varias horas y tendríais que hornearlo de madrugada. Por eso, ahora lo dejaremos un par de horas levedando, hasta que llegue a algo más de la mitad del molde. A continuación lo llevaremos a la nevera hasta la mañana siguiente.

Veréis cómo en la nevera ha seguido creciendo, al levantaros al día siguiente no tenéis más que quitarlo de la nevera y dejarlo que coja temperatura durante una hora, luego lo horneamos a 170º durante 30-45 minutos. Hasta que al pincharlo con una brocheta ésta salga limpia y sin restos de masa. Lo desmoldamos sobre una rejilla con cuidado y lo dejamos enfriar por completo.

Os aseguro que este pandoro no decepcionará a nadie ;)

3 comentarios:

  1. Pero qué pandoro! Madre mía tiene que estar riquísimo con ese relleno!!!! lo tengo que probar
    Besos y feliz año!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Madre que bueno! menuda miga tentadora hija mía! pues no sé si sabrás que nunca he hecho ni pandoro ni panettone y no entiendo porqué ya que me rechinchinflan tanto el uno como el otro. Raro...raro...raro....
    Me anoto la receta ya mismo! Muchas gracias por ella.

    Besitos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails