lunes, 28 de septiembre de 2015

Bizcochitos de fresa y nueces

Buenos días!! Vamos a ponerle un poco de sabor al lunes con estos bizcochos de fresa y nueces!! Os aseguro que son una delicia, super suaves, con muuuucho sabor y muy sanos, vamos, que son bizcochos fitness porque no llevan azúcar, poca grasa y están hechos con harina de avena. Son ideales para comer solos y también para mojarlos en un buen café. Si os sentís golosos, acompañados de un poco de crema de queso tienen que estar de muerte lenta, yo me contento con tomarlos así, tal cual, cucharada a cucharada... que me parecen una auténtica delicia. Yo el sabor a fresa lo consigo con la harina de avena aromatizada, pero podéis poner aroma en pasta o líquido, e incluso poner otro aroma que os guste más (caramelo, toffee, naranja...). Se hacen super rápido, sobre todo en formato pequeño porque el horneado lleva menos tiempo, así que no tenéis excusa para no hacerlos :D




Ingredientes (3 raciones, 3 bizcochos como el del molde):

-150gr harina de avena sabor fresas con nata*
-4 claras (o 2 huevos enteros)
-10gr de stevia (o 80-100gr de azúcar)
-2 cucharadas de queso fresco batido (o queso de untar, mascarpone, ricotta...)
-2 cucharas de aceite de oliva
-2 cucharaditas de levadura
-50ml leche (yo usé de avena, pero poned la que uséis normalmente)
-50gr de nueces (reservando algunas enteras para decorar)

*Si no tenéis podéis usar harina de avena normal (o triturar los copos directamente) y añadir una cucharadita de aroma o pasta de fresa. También podéis usar harina de espelta o trigo.

Preparación:

En un bol mezclamos la harina de avena, la stevia, la levadura y las nueces picadas. Reservamos.

En otro bol batimos las claras con el queso y el aceite. Echamos la mezcla de harina que hicimos anteriormente y batimos con una varilla de mano hasta que se mezcle todo bien y no queden grumos. Quedará una masa bastante espesa.

Ahora añadimos la leche, volvemos a batir y veréis que ya queda una masa más líquida, pero aún con cuerpo. Debe quedar homogénea y sin grumos.

Echamos la masa en los moldes y encima ponemos algunas nueces enteras para decorar. También quedaría ideal añadirle algo de chocolate blanco si sois muy golosos, porque pega de maravilla, o incluso algo de toffee o dulce de leche (ñaaaaammmmmm).

Llevamos los moldes al horno precalentado a 180º durante 20 minutos (si lo hacéis todo en un molde más grande os llevará más tiempo). Cuando al pinchar con una brocheta ésta salga sin restos de masa líquida es que están hechos. Los dejamos entibiar y si queréis que os queden jugosos por dentro varios días podéis guardarlos en un tupper aún estando tibios o en una bolsa y cerrando bien. Así la humedad quedará dentro del bizcocho y se aguantarán frescos más tiempo ;)

2 comentarios:

  1. Una delicia.. si es que apetece darle un bocao, qué rico
    un beesote

    ResponderEliminar
  2. Wow, no sabía que había harina de avena con sabor a fresas!. Deben estar buenísimos! :). Besos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails