domingo, 4 de enero de 2015

French silk pie (pastel de seda francés)

Buenos días!! Aún nos quedan algunos días festivos, algunos días de vacaciones o algunos días para seguir cebándonos con cositas ricas, así que no voy a desaprovechar la oportunidad de enseñaros este delicioso pastel. Estas Navidades lo he preparado en dos ocasiones, Nochebuena y Fin de año, ambas con los mismo ingredientes pero con diferentes preparaciones. Yo os voy a enseñar la receta de fin de año, porque queda mejor para presentar y a todo el mundo le gustó mucho, a mí, sin embargo, me gustó todavía más la otra, así que seguiré practicando hasta que quede como yo quiero para traérosla al blog ;)



Ya hemos empezado el año, ahora toca cumplir todos los propósitos... yo empiezo practicando más deporte, de hecho, saldré a correr en un ratín si se despierta mi hermano y consigo sacarlo de la cama, si no, iré sola, que tampoco se está mal :) Y después a intentar comer sanote y preparar el roscón de reyes de mañana!! Qué ganas de meter las manos en la masa, jejeje. Espero que los reyes os traigan muchas cosas, y si no es así, que por lo menos os dejen muchas sonrisas en vuestras casas :D



Ingredientes:

-180gr harina
-30gr salvado de avena
-80gr margarina
-1 cucharada de azúcar
-1 huevo M
-1 cucharada de agua o 2 si veis que la masa queda un pelín seca

-180gr margarina
-250gr azúcar
-250gr chocolate negro (yo 55% cacao)
-3 huevos M

-400ml nata
-Azúcar al gusto (yo 4 cucharadas)
-Bastón de caramelo o lo que nos guste para decorar

Preparación:

Empezamos por la masa quebrada, ponemos en un bol la harina, el salvado y el azúcar. Removemos y echamos la margarina un poco blanda, mezclamos con las manos hasta que nos quede textura arenosa. Cuando la tengamos añadimos el huevo y amasamos, debe quedar una masa homogénea y que no se rompe, si es así añadimos un par de cucharadas de agua para que deje de romperse y listo. Hacemos una bola, envolvemos en papel film y a la nevera 15 minutitos.

Mientras troceamos el chocolate y lo derretimos, reservamos.

En una batidora eléctrica con pie echamos al bol la margarina y el azúcar, comenzamos a batir, primero a velocidad baja y luego vamos subiendo, tenemos que conseguir que el azúcar casi se disuelva, procurar que se note lo menos posible.

Mientras eso bate ya se habrá enfriado la masa quebrada, así que la sacamos de la nevera, la estiramos entre dos papeles de horno antiadherentes, con un diámetro un poco mayor que el del molde. Colocamos la masa en el molde y le vamos dando la forma, para los bordes podéis ver cómo los hice aquí, es un vídeo de Instagram. Cuando la tengamos la pinchamos con un tenedor, hay que pinchar bien hasta el fondo para que no se formen burbujas de aire. La llevamos al horno precalentado a 180º durante 15-20 minutos, hasta que veamos que empieza a dorarse, entonces la quitamos y la dejamos enfriar sobre una rejilla (desmoldar con mucho cuidado, si tenéis miedo de que rompa dejadla en el molde, no pasa nada).

Seguimos con la crema, cuando el azúcar ya no se note o no se note mucho añadimos el chocolate que ya estará frío, sin parar de batir, hasta que se mezcle por completo. Entonces añadimos los huevos de uno en uno, y no añadimos el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado en la masa. Cuando hayamos añadido todos los huevos debemos comprobar que no se note el azúcar, si todavía se nota seguid batiendo (os puede tardar 15 minutos o más tranquilamente, dependiendo de la batidora, la mía es viejita y tardó bastante). Cuando ya no se note el azúcar tendremos terminada la crema. Reservamos a temperatura ambiente (en un sitio donde no haga calor).

Para terminar montamos la nata con el azúcar hasta que esté bien firme. Reservamos.

Para montar la tarta solo tenemos que esperar a que la masa quebrada esté fría, entonces cubrimos con la crema de chocolate, alisamos un poco la superficie, y cubrimos con la nata, podéis dejarla lisa, hacer picos o dejarla rollo rústico como yo. Terminamos metiéndola en la nevera al menos 4 horas. Podéis meterla sólo con el chocolate y la nata ponérsela en el último momento, así no corréis el peligro de que se baje. Lo mismo con la decoración, ponedla en el último minuto porque si es de caramelo, al contacto con la nata, pierde el color ;)

Espero que os guste y os atreváis a hacerla, no tiene mucha complicación :)

5 comentarios:

  1. Que rico te ha quedado, tiene muy buena pinta la verdad! :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Qué pintaza! Me guardo la receta porque estoy detrás de hacer este tipo de tarta mucho tiempo, y la tuya con esa cremita de nata por encima me ha conquistado.

    1 besazo y feliz día de Reyes!

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta y con avena!! tengo que probarlo! un besito

    ResponderEliminar
  4. Que rico!!!
    Pero la operación refajo, como que no, verdad? jajaja
    Un saludo

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails