lunes, 6 de octubre de 2014

Cupcakes de vainilla y cereza

Buenos días!! Os escribo después de otro fin de semana intenso pero precioso!! Aunque acabe agotada las semanas y ayer me haya pasado gran parte de la tarde durmiendo como un oso, me compensa muchísimo las cosas en las que ando metida (trabajo, otro trabajo, doctorado, blog, colaboraciones, running...) porque me hacen inmensamente feliz, sobre todo la parte gastronómica a la que últimamente estoy dando muuuuucha salida y con la que hacía tiempo que no disfrutaba tanto, hacía tiempo que no me sentía tan feliz, y no recuerdo haberme sentido tan bien (en forma y sana) en mi vida :D

Y siguiendo con los "no recuerdo"... no recordaba lo que era hacer cupcakes!!! Porque llevaba meses sin prepararlos!! Sinceramente... creo que desde las Navidades pasadas... aysssss... esto no puede ser! Tengo que dejarme de tanta tarta y volver a ellos porque me encanta hacerlos, no me preguntéis por qué... pero me relajan, no me tensan tanto como una tarta, y quedan taaaaan monos ^^ Y estos además deliciosos, aromáticos a más no poder y todo gracias a los super tés de Tu té y tú... ¿que no sabes qué es Tu té y tú? Entonces es que te has perdido esta entrada, es una tienda de tés online con una variedad impresionante (al menos para mí, que de tés conozco lo justo, jeje) y con una chica muy maja al frente (Susana, que estaba deseando ver esta entrada :P) que estará encantada de atenderos. Este té me parece espectacular, el aroma es increíble, es duuuulce y para bizcochos y repostería en general viene de maravilla porque aporta todo el aroma y sabor de la vainilla (que nos ahorramos en aroma) y además con un toque de cereza super chulo. Estos cupcakes saben a gloria bendita, y se hacen con muy poquito té, así podremos tomarnos el resto en infusiones acompañando estos dulces :D Animaos a prepararlos que son facilitos y quedan impresionantes!!



Ingredientes (8-10 cupcakes):

-60ml leche
-10gr té rojo con vainilla y cereza
-55gr margarina
-1 huevo M
-110gr azúcar
-120gr harina
-1 cucharadita de levadura

-50gr claras de huevo
-100gr azúcar
-200gr mantequilla
-5gr té rojo con vainilla y cereza

Preparación:

Lo primero de todo es pulverizar el té, yo lo hago con un molinillo eléctrico de café y queda bastante finito.

Calentamos la leche y añadimos el té, dejamos que infusione y se temple unos 15 minutos.

Batimos en un bol la margarina con el azúcar hasta que quede cremoso. Entonces añadimos el huevo y batimos de nuevo. Añadimos la levadura y batimos.

Ahora añadimos la harina y la leche (con el té, lo echamos todo) alternándolos y batiendo entre cada adición (harina, batir, leche, batir, harina, batir...). Cuando tengamos la masa lista (rechupeteamos un poco pero con cuidado... no es cuestión de comerse la masa cruda!!! :P) la echamos en las cápsulas (yo horneo siempre dentro de un molde para cupcakes porque así mantienen la forma perfecta) y llevamos al horno (precalentado) a 180º durante 15 minutos. Cuando estén listos los quitamos del molde y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

La cobertura es de Sugarmur, es lo que se llama un swiss meringue buttercream. Los que me conocéis sabéis que no soy nada fan de las buttercream, me empalagan y no me gustan... pero por diversos motivos que no vienen al caso tuve que buscarme nuevas coberturas, investigando llegué a esta y la verdad es que está bastante buena!!! Además, este finde he descubierto que se puede hacer también con margarina y queda perfecta igual, así que genial!!

Para hacerla ponemos las claras con el azúcar al vapor (recipiente con las claras y el azúcar sobre otro que va al fuego con agua, sin llegar a hervir, pero que el primero nunca NUNCA nunca debe tocar el agua), removemos constantemente con unas varillas, tenemos que dejarlas al vapor hasta que no notemos los granitos de azúcar. Entonces las pasamos al bol de la batidora (con varillas de globo para meter aire) y batimos hasta que el bol se enfríe. Cuando las claras estén frías habrán cogido volumen, es el momento de añadir la mantequilla (un poco blanda, pero no que se deshaga) en trocitos poco a poco, debe quedar una crema montada maravillosa que mantiene la forma de una manera espectacular. A esta crema le añadimos el té pulverizado y ya tenemos la cobertura lista.

Cuando los cupcakes estén fríos ponemos la cobertura en la manga pastelera y decoramos, terminamos coronando cada cupcake con una cereza y listo :D

2 comentarios:

  1. Pues para no recordarlo te han quedado estupendos y con tamaño mini, como a mí me gusta, siempre he pensado que así saben más ricos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te sientas tan plena, qué importante es sentirse así, feliz con una misma y con lo que se hace ;) Y tienes que hacer más cupcakes porque estos te han quedado de revista, es verdad lo que dices, parece que relajan más que hacer una tarta grande, jeje. Por cierto, ese buttercream te ha quedado genial, de chuparse los dedos. 1 beso wapa!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails