lunes, 29 de septiembre de 2014

Brioche al aroma de jazmín relleno de crema y chocolate

Buenos días!!! Vuelvo al blog y con más ganas que nunca! Y todo gracias a Susana, de la tienda Tu té y tú, que hace unos meses se puso en contacto conmigo para colaborar con ella probando sus tés y me tiré de cabeza diciéndole que sí! Y aquí estamos, después de decidir qué tés probar, qué recetas hacer, investigar, probar, mejorar, catar... brioche!! Con un aroma de jazmín gracias a los tés de Susana impresionante, pero sutil, que no empalaga, con ese relleno que hará las delicias de todos, sobre todo mojándolo al desayuno en el café (modo golosa total!!). Este es el primero de varios post que tengo preparados con sus tés, son todos maravillosos, tiene una variedad increíble y de unos sabores que yo no había visto antes, aunque tampoco soy muy entendida en tés, jeje. La página web me encanta, se nota que está hecha con muchas ganas y mucho amor, y además el pedido llega rapidísimo. Susana es un encanto, así que si tenéis cualquier duda contactad con ella, estoy segura de que os atenderá con gran gusto. Otra de las ventajas que le veo es que puedes pedir muestras de los tés, algo genial si no estás seguro de que te va a gustar ese aroma, pero vamos, que ya os digo yo que son una maravilla... y si no... esperad a ver esta receta y las demás que os tengo preparadas!!



Ingredientes (2 brioche):

-500gr harina de fuerza
-2 huevos M
-50gr mantequilla
-250ml leche
-80gr azúcar
-1/4 cucharadita de sal
-12gr levadura fresca
-10gr té de jazmín
-Pepitas de chocolate al gusto
-Crema pastelera
-Glaseado (azúcar+agua+miel)

Preparación:

Lo primero de todo es pulverizar el té con un molinillo de café, hasta dejarlo hecho polvo. Cuando lo tengamos, calentamos la leche e infusionamos el té en ella.

Mientras, en un bol, echamos la harina, la sal, el azúcar, la levadura desmenuzada y mezclamos todo. Añadimos los huevos y la leche (ya templada) con el té (incluso los posos, hará que tenga más sabor la masa), poco a poco, porque no todas las harinas absorven la misma cantidad de líquido, no debe quedar muy pegajosa. Amasamos hasta que se mezcle todo. Entonces añadimos la mantequilla (blanda) en trozos y amasamos, la masa se volverá pegajosa, es normal, seguid amasando, cuando se incorpore la mantequilla dejará de estar pringosa, entonces hacemos una bola con la masa, la dejamos en el bol, cubrimos con film y que repose 2 horas, debe doblar su volumen.

Pasado el tiempo desgasificamos la masa y la estiramos hasta que tenga un dedo de grosor, debemos conseguir un rectángulo de unos 35-40 centímetros de largo por 20-25 de ancho. Echamos por encima la crema pastelera (la podéis hacer mientras reposa la masa, así ya estará fría cuando la queramos usar), debemos cubrir toda la superficie pero sin llegar a los bordes. Por encima añadimos pepitas de chocolate, la cantidad al gusto, yo echo bastantes, jeje. Y comenzamos a enrollar, pellizcamos la parte del final para que se una la masa y los bordes. Nos quedará un rulo bastante largo que debemos cortar en lonchas de tres dedos de grosor más o menos.

Untamos dos moldes alargados de cake con aceite o mantequilla, o como yo, le ponemos papel antiadherente en el fondo y lateral para poder sacar el brioche con facilidad. Ponemos las lonchas con el corte hacia arriba, de tal forma que veamos las pepitas de chocolate. En cada molde nos deberían caber cuatro lonchas. Dejamos reposar otra hora, hora y media, debe doblar el volumen.

Cuando la masa ya casi esté levada encendemos el horno a 180º. Metemos los brioches y los dejamos 30-40 minutos, crecerán y se dorarán, si veis que después de 20 minutos se doran mucho podéis cubrirlos con papel de aluminio hasta terminar de hornearlos.

Cuando estén listos los dejamos en el molde. Preparamos un glaseado (totalmente opcional) poniendo en una cacerola un par de cucharadas de agua, un par de cucharadas de azúcar y una cucharada de miel, lo ponemos a fuego fuerte dos o tres minutos removiendo, hasta que espese un poco. Con una brocha pintamos los brioches (importante que lo hagamos cuando aún están calientes, mejor si están recién sacados del horno) y dejamos que enfríen por completo antes de desmoldarlos.

Se mantienen tiernos tres días, así que tenemos desayuno para un par de jornadas :D Ya veréis el aroma del té de jazmín, os sorprenderá!!! :)

3 comentarios:

  1. hummmm...debe de saber bien, oler bien,...y se ve impresionante!!! ;P Besoss y que tengas muy buena semana

    ResponderEliminar
  2. Madre mía del amor hermoso!
    Cuando quedamos para que me prepares un brioche como este? jejeje
    Un besazo guapa!
    All in One

    ResponderEliminar
  3. qué delicia de brioche. Este para desayunar o merendar, ummmm

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails