viernes, 23 de mayo de 2014

Brécol cocido con sofrito de ajo

Igual os parece un poco raro que cuelgue esta receta más bien invernal hacia finales de mayo... pero es que en Galicia hemos retrocedido unos 4 o 5 meses climatológicamente y llueve, llueve, llueve, llueve un poco más y hace frío... así que os dejo esta receta que es mi forma favorita de comer brécol o brócoli. Para algo más novedoso y "primaveral" tenéis aquí unas hamburguesas de brécol super ricas, pero si vives en Galicia o donde vives vuelve a ser invierno apúntate esta receta, más fácil no puede ser y el resultado es delicioso. Es como prepara el brécol mi madre... y no quiero otro!! :)



Ingredientes (1 persona):

-1 ramillete bien majo de brécol (o dos pequeños... o más!!)
-2 patatas
-1 chorizo
-1 pastilla de caldo de pollo
-Sal
-Agua
-2 dientes de ajo
-1/2 vaso de aceite de oliva

Preparación:

Lo primero es preparar los ingredientes. Pelamos las patatas y las cortamos en cuadrados (trozos) medianos, que no sean muy pequeños para no correr el riesgo de que se deshagan si nos pasamos. Cortamos el brécol quitándole los tallos (si os gustan dejad los más cercanos al ramillete). Pelamos los dientes de ajo.

Tenemos dos formas de  hacerlo, si tenéis la ogya de lékué podéis hacerlo en ella, sino, en una olla como siempre.

Si lo hacemos de forma tradicional no tenemos más que poner una pota al fuego con agua abundante, echar una pizca de sal y la pastilla de caldo de pollo. Añadir justo después las patatas y el chorizo y dejar cocer hasta que a la patata le falten cinco minutos. De esto que está un pelín dura pero que sabes que ya no le falta casi nada. Entonces es momento de añadir el brécol, ponedlo encima de las patatas y dejar cocer unos 5 minutos, puede ser algo más si son trozos muy grandes. Cuando el brécol esté blandito escurrimos el agua de la pota.

En la ogya es lo mismo pero controlando los tiempos para hacerlo en la olla. O podéis hacerlo todo al vapor, sin añadir agua, así será mucho más rápido pero también tendrá un sabor diferente.

Una vez que tenemos todo cocido el último paso es igual para las dos formas. Ponemos aceite en una sartén, como medio vaso o algo menos, cuando esté caliente añadimos los dientes de ajo pelados y dejamos que se tuesten (que no se quemen), cuando estén echamos el sofrito en la pota donde tenemos el brécol, removemos con cuidado y servimos inmediatamente.

Espero que os guste!! :)

4 comentarios:

  1. Yolanda, en Asturias hemos vuelto a enero, hoy 7º y sin parar de llover, tu receta nos viene de maravilla. Me encanta tu guiso poco guisado, excelente receta, bsss

    ResponderEliminar
  2. Aquí en Madrid también hace muchísimo frío hoy así que no le pondría pegas a tomarme este platazo hoy, que sentará de maravilla para entrar en calor.

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Siempre es muy buena época si no hace demasiado calor para esta receta.
    Muy buena pinta..
    Besos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails