lunes, 8 de abril de 2013

Torrijas al horno

Buenos días! Os pongo la última de las recetas preparadas en Semana Santa, unas torrijas bien ricas, hechas al horno y con muuuucho anís! La verdad es que hasta hace bien poco no sabía que las torrijas eran típicas de Semana Santa, pues en mi casa se comían todo el invierno. Tampoco había visto nunca lo de hacerlas con un pan preparado exclusivamente para hacer torrijas, siempre que las hacemos aprovechamos el pan de días anteriores. Y tampoco las había visto nunca con tantos sabores distintos, en mi casa siempre siempre siempre con anís (que me encanta!), así que hoy os dejo la receta de torrijas que se prepara en mi casa, espero que os guste y os animéis a probarla :)



Ingredientes:

-Restos de pan de los días anteriores (o un pan hecho/comprado para la ocasión)
-Huevos
-Anís
-Leche
-Manteca de vaca
-Azúcar

Preparación:

Los ingredientes varían en función de la cantidad del pan del que dispongamos, para estas torrijas he utilizado una barra de pan, 3 huevos, un tercio de botella de anís y unos 250ml leche. Pero vamos, que esto es orientativo, así que nos os desesperéis con cantidades que son muy fáciles de hacer y no tienen complicaciones ;)

Empezamos cortando el pan en rebanadas de un dedo de grosor aproximadamente.

Ponemos los huevos en un bol y los batimos bien.

Ponemos la leche en un cazo y la llevamos a hervir, separamos del fuego y añadimos el anís, removemos bien. Yo suelo echar medio vaso de la mezcla de anís y leche en los huevos, lo mezclamos bien y empezamos a preparar las torrijas.

Pasamos el pan por la leche hasta que quede blandito (pero cuidado que no se os rompa), a continuación lo pasamos por el huevo batido, finalmente lo ponemos sobre una bandeja de horno. Ahora sólo nos queda poner un trocito de manteca sobre cada rebanada de pan y espolvorear azúcar por encima. Repetimos estos con todas las rebanadas de pan.

Cuando tengamos todas listas las llevamos al horno a 180º (precalentado) y las horneamos unos 20-30 minutos (en función de lo tostadas que os gusten), las dejamos enfriar y listas para comer :)

9 comentarios:

  1. me encanta tu versión aunque me da miedo tanto anís, jajaja

    Me encanta porque es en el horno y le quitamos toda la grasa del aceite, no dudes de que pienso probarla ;)

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
  2. Curiosa forma de hacer la receta, siempre las hemos frito.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Qué buenas ehh y con ese puntito de anís muy ricas jajaja

    besos

    ResponderEliminar
  4. Una propuesta ideal que se le quitan un montón de calorías de golpe y la verdad es que se ven estupendas.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  5. Nosotras en casa las hacemos un poco diferentes.
    Pasamos por leche y anís, sin hervir ni nada, luego por huevo, las freímos en aceite caliente, y las pasamos por azúcar y canela :)
    A mi familia le encantan!

    ResponderEliminar
  6. Yo no tengo tradición de torrijas, aquí las he probado pero no es típico hacerlas, esta versión horno y con anís me ha gustado, sobretodo porqué no hay que freír ya que eso lo hago muy poco. Una excelente receta, guapa.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. mmmmm... qué buena pinta! y engordan mucho menos que fritas. Y la foto preciosa, aunque sería más simpática con una botella de "Anís del mono", jajajaja.
    Por cierto, ya has pasado el medio millón de visitas... no vas a hacer una entrada especial??? Por ej.: recetas más vistas.
    Un besito. AMV

    ResponderEliminar
  8. No las he probado nunca con anis, pero como soy fan absoluta de las torrijas estoy segura que me gustará...

    Tengo una duda, ¿en lugar de manteca de vaca puede ser de cerdo?

    Se ven jugosas y deliciosas Yolanda!!

    Besotessssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que puedes usar manteca de cerdo! Yo uso la de vaca porque me gusta algo más y es la que siempre tengo en casa ;)

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails