lunes, 9 de diciembre de 2013

Cupcakes de avellanas y chocolate

Vuelvo... han pasado tantas cosas desde la última vez... y eso que no hace "mucho" tiempo... proyectos, quedadas bloggers, trabajos, visitas... Y nada de cocina... hasta hoy! Bueno, ayer... que es cuando hice estos cupcakes, porque la Navidad está aquí y ya no lo puedo retrasar más... así que me puse manos a la obra con una receta que me rondaba la cabeza hace tiempo, justo cuando compré la crema de avellanas que usé para esta receta, en cuanto la vi supe que haría unos cupcakes... y no me equivoqué porque han quedado deliciosos, esta mañana, mientras leéis esto, estarán los catadores oficiales de mi "curro" dando su veredicto, seguro que les gustan :) Son bien fáciles, y en apenas una hora tendréis una docena de cupcakes listo para disfrutar en Navidad y en compañía, que es como más se disfrutan ;) Lo peor... la decoración... hazte con una buena manga pastelera... la mía ha muerto mientras decoraba el último de estos cupcakes (D.E.P).



Ingredientes (12 cupcakes):

-50gr margarina
-120gr azúcar
-1 huevo
-60gr de crema de avellanas para untar
-150gr harina
-50ml leche
-1/2 cucharadita de levadura
-1/2 cucharadita de bicarbonato

-200gr chocolate negro
-200ml nata
-2 cucharadas de crema de avellanas para untar

Preparación:

La crema de avellanas yo la encontré en carrefour, aunque supongo que habrá en más sitios y otras marcas, es avellana molida hasta hacerla crema, con algo de aceite para que coja una textura untable, así que podríais hacerla en casa también ;)

En un bol ponemos la margarina y el azúcar, batimos hasta que quede cremoso. Añadimos el huevo y batimos. Añadimos la levadura, el bicarbonato y la mitad de la harina. Batimos. Añadimos la leche, batimos, el resto de la harina y volvemos a batir. Terminamos añadiendo la crema de avellanas y batiendo hasta que quede una crema homogénea.

Repartimos en doce papelitos, dentro del molde correspondiente, llenamos hasta la mitad las cápsulas y metemos al horno a 180º durante 14 minutos. Pasado el tiempo desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la cobertura, ponemos la nata a hervir, separamos del fuego y añadimos el chocolate y la crema de avellanas, esperamos dos minutos y después removemos hasta que quede una crema homogénea.

Cuando los cupcakes estén fríos y la cobertura tenga ya algo de consistencia la echamos en la manga pastelera y decoramos. No dejéis que se endurezca mucho o no podréis usar la manga... y si la usáis le pasará lo que a la mía... :(

Terminamos decorando con unas bolitas como si fuese un árbol de navidad y listo :)

sábado, 16 de noviembre de 2013

Pato con manzana, membrillo y san simón; y castaña dulce #santiagoetapas

Buenas tardes! Hoy entrada rapidita que me voy de magosto!! ;) Pero no quería irme sin antes enseñaros las tapas de este fin de semana, hoy tocaron dos, como siempre salado y dulce, en dos locales que no conocía y que me han gustado mucho, así que seguid leyendo que las tapas de hoy no tienen desperdicio :D

En primer lugar me dirigí a la Bodeguilla de Santa Marta (ahora ya conozco los tres locales que tienen) a probar el montadito de pato y manzana con cremoso de San Simón y membrillo. El local me gustó mucho, super moderno, las ventanas sorprenden porque desde fuera están recubiertas de madera pero dentro traspasa mucha luz y no te quita toda la visión, está todo pintado de blanco dando mucha luminosidad, la camarera que me atendió fue super amable y en general todo el ambiente era acogedor. Los tres locales son muy distintos entre sí, y casi se podría decir que van de lo más "enxebre" a lo más moderno, cada uno acorde al barrio en el que está situado, me parece una gran estrategia digna de aplaudir :D En cuanto a la tapa... una delicia! Eso sí, ojo! que es fría! Porque cuando lees el título te esperas que sea algo calentito... pero no, es totalmente fría, quizás incluso demasiado... porque la crema entiendo que tenga que estar refrigerada... pero la carne yo la calentaría un poco, por lo menos hasta ponerla a temperatura ambiente, de lo contrario, el contraste en el paladar desmerece un poco esta tapa de gran calidad. Los sabores son muy ricos, combinan a la perfección y el resultado es una tapa exquisita, fresca, no empalagosa y que merece la pena probarla al menos una vez en la vida ;) Como en la otra Bodeguilla, antes de ponerme la tapa, mientras esperaba, me sirvieron cacahuetes, aceitunas, dos croquetas de marisco y unas lentejitas :D



Por otra parte tenemos el postre, en esta ocasión no conocía el restaurante ni de nombre. Singulario, un local en el ensanche de Santiago que sorprende, super moderno pero acogedor, con plantitas (artificiales...) en las paredes, cuadros con hojas secas dentro (super chulos!) y al fondo una cristalera enorme con cesped artificial, cajitas y un montón de palés en la pared con más plantas, era una monada!! Vamos que el ambiente para mí de 10 y los camareros muy majos y atentos también, podéis ver su página de Facebook aquí. En cuanto a la tapa, la llaman castaña dulce y es un helado de castaña con crujiente de castaña, más bien el crujiente es como una galleta con sabor a castaña. El helado es una locura, si vais a probar esta tapa os recomiendo primero probar el helado sin nada de crujiente, de esta forma podréis apreciar con mayor profundidad el sabor del helado... ese primer bocado me provocó una reminiscencia... volví a mi infancia cuando iba a coger castañas de pequeña y por el camino me comía alguna castaña cruda, con todo ese sabor potente de las castaña y ligeramente amargo de la piel... pues a ese sabor me transportó el helado... después lo saboreas por completo y es un helado de castaña suave, cremoso, fresco, nada empalagoso, totalmente adictivo; de estos que te comes la tarrina de un litro y te quedas tan feliz :P Y el crujiente le queda de maravilla, por lo menos yo adoro los helados con crujiente (bien sea de chocolate, de galleta, etc.) así que en este caso para mí fue una tapa perfecta ;)


domingo, 10 de noviembre de 2013

Ciervo, bollo de pan relleno y chocolaterapia #santiagoetapas

Buenas tardes! Seguimos con la ruta de tapas del Santiago(é)tapas, hoy tocan tres tapas maravillosa, como las de ayer. Dos saladas y una dulce para rematar la jornada taperil. Si os perdisteis la primera entrega podéis leerla aquí. Y si no, seguid leyendo que lo de hoy está para chuparse los dedos :D

Empezamos con el ciervo con cremoso de castañas y frutos rojos, una combinación que quería probar porque no las tenía todas conmigo de que fuese a salir bien... pero sí, la combinación resulta deliciosa. La carne de ciervo es exquisita (no la había probado nunca!) y estaba en su punto, se deshacía en la boca... una auténtica delicia! La crema de castañas muy muy buena la verdad y combinaba de maravilla con la carne de caza, para rematar, la salsita de frutos rojos quedaba genial porque aportaba ese puntillo ácido que alegraba el plato y hacía que no fuese pesado en la boca, lo suavizaba. Así que ha sido una tapa divina :D El local... qué decir... yo suelo ser bastante asidua a la Bodeguilla de San Lázaro, a la de San Roque no había ido nunca porque siempre está a rebentar, hoy no iba a ser menos, tapa en la barra me tuve que tomar, pero eso en el piso de abajo, lo que es bar, arriba si no me equivoco tienen mesas de comedor. La atención muy buena, muy majos y atentos. Se respira muy buen rollo entre los camareros y la gente que suele ir es conocida con lo que fomenta un ambiente hogareño entrañable, es la típica taberna adorable que te hace sentir como en casa :) Además, mientras esperaba la tapa me pusieron aceitunas, cacahuetes, empanada, chorizo y queso, ñam ñam.



Con el ciervo en el estómago me dirigí a O afiador, local que se encuentra en la rúa de San Pedro y del que no guardaba muy buen recuerdo... sólo había ido una vez, en el anterior Santiago(é)tapas y la atención no había sido muy allá y la tapa tampoco... Este año cambio radical! El camarero super atento, me explicaba la tapa (pero yo ya iba preparada!! jeje) y fue muy amable, mantuvo una posición de camarero refinado con muy buenos modales pero sin resultar pedante :) Cuando me sirvió la tapa me aconsejó que rompiese el huevo para que quedara todo el relleno más jugoso... cuánta razón! Mil gracias por el consejo, ñam ñam requeteñam :D El local no es de los que más me gusta pero tiene su aquél, está en la planta baja (bajo el nivel del suelo) pero entra bastante luz y no resulta una cueva oscura. La tapa... ohhhh la tapaaaaaaa! Yo creo que de todas las que probé la que más me gustó... y os lo dice una que no le gustan las setas!!! Este es un detalle importante, porque si os fijáis en lo que lleva este bollo de San Pedro, entre sus ingredientes nos encontramos las setas, trufa y el huevo. Para mí que no me gustan las setas resultó una tapa absolutamente deliciosa, donde ningún sabor predominaba y la mezcla resultaba una melodía digna del mejor compositor del mundo ^^ Para acompañar este "pedazo bollo" unas patatuelas fritas... pero con pimentón picante!! Ojo al dato, que esto me lo apunto yo para poner a mis invitados, menudo sabor con el pimentón, de mil ñams por lo menos, y combinaba genial con los sabores del bollo. Vamos, que una tapa de 10, recomendable al 100% :D



Y para terminar la comida... el postre! Como buena amante del chocolate que soy, este año no podía dejar pasar este certamen sin probar la Chocolaterapia, un postre de chocolate, chocolate y más chocolate, tanto que hasta rezumas chocolate por los poros cuando sales de allí. Eh! Pero no en mal plan! Es que está riquísimo!! Por algo han ganado tantos premios en los sucesivos concursos de tapas ;) Diferentes texturas, diferentes chocolates, mezcla con frutos secos y un conjunto que se deshace en la boca y te llena de dulzura. Vamos... que no hay pegas... la única es que me resulta un poco pesado... sí, está delicioso, es sublime, roza la perfección y el cielo... pero es muy contundente o al menos eso me pareció a mí. De todas formas... si lo compartes entre dos resulta perfecto y si te quedas con ganas siempre puedes pedirte otro :P En cuanto al local (A Tafona do peregrino)... una auténtica gozada, fusión viejo-moderno, piedra-vanguardia, una auténtica pasada!! :D El camarero un poco sosaino, al menos conmigo... no así la chica que me cobró que es una de las cocineras y estaba alucinada con lo mucho que les pedían la Chocolaterapia, una chica majísima y encantadora :)



Pues esto es todo, ya sabéis mi opinión, ahora sólo os queda probar las tapas y ver si coincidís conmigo o no ;)

sábado, 9 de noviembre de 2013

Langostinos con parmesano, crêpe gallega y caipirinha #santiagoetapas

Hoy comienza la primera de una serie de entradas dedicadas al #santiagoetapas, para quien no lo conozca es el VI concurso de tapas que se celebra en Santiago de Compostela, este año entre el 7 y el 24 de noviembre. En esta ocasión 66 bares/restaurantes participan con sus tapas (a dos eurillos de nada) en el concurso para hacerse con el primer puesto y coronarse como la mejor tapa. Hoy os presento las tres tapas que he probado, hace escaso tiempo de hecho, así como mis impresiones, el local, el trato... Tres bocados deliciosos que os animo a probar.

El primero de ellos son los "langostinos panko con crema de parmesano" (ver ingredientes y elaboración). La verdad es que resulta un bocado delicioso, los langostinos están en su punto, la crema de parmesano resulta muy rica y sutil, no toma excesivo protagonismo. El primer langostino que tomé fue el más rico de los tres que vienen en la tapa, esto es debido a que presentan los langostinos dentro de la crema de parmesano, lo que hace que el rebozado que es crujiente en un primer momento, se vaya ablandando por acción de la salsa. Lo ideal sería que los sirvieran en un platito y a parte la salsa en un cuenco para ir mojando mientras los degustamos. Salvo ese pequeño fallo (desde mi punto de vista, claro) la tapa era deliciosa :)


Esta tapa se sirve en el Central. La atención fue buena, ni se excedieron en sonrisas ni buenas palabras, ni fueron bordes ni secos. Una atención normal. El servicio fue rápido y mientras esperaba a que prepararan mi tapa me pusieron algo para picar, en este caso unos chipirones fritos. El local me gustó, no es muy grande por lo que resulta muy acogedor, yo me quedé en la zona de la entrada, la decoración es agradable, no excesiva y bastante de mi gusto además. Seguro que volveré en alguna ocasión :)

Para seguir, me fui a probar la tapa de un restaurante al que suelo ir y que me gusta mucho, se trata de Cre-cottê, una crêperie en pleno casco viejo de Santiago, situada en el segundo piso del edificio central de la plaza da Quintana, un local muy acogedor (ahora con una decoración más modernita pero igual de precioso), con una atención inmejorable (el dueño me trató con mucho cariño y muchiiiiisima atención :D) y la comida suele ser muy rica. En este caso la tapa, bocadito de crêpe gallega, me sorprendió mucho, iba sin saber de qué se trataba y el dueño me explicó de qué estaba hecha, para mi sorpresa era una crêpe de chicharrones con queso de tetilla y para coronarla una mermelada de tomate que estaba de toma pan y moja :D El queso se fundía en la boca, con la sensación taaaaaaan agradable que eso produce, el sabor del chicharrón no era excesivo, y el contraste dulce de la mermelada era un pecado mortal... de esos que te llevan al infierno de lo ricos que están :P Vamos, que lo recomiendo! Quizá habría rellenado un poco menos el crêpe de chicharrones y habría puesto un pelín más de queso, pero vamos, que porque amo el queso por encima de casi todas las cosas, jejeje :P Tapa que hay que probar sí o sí, además, el dueño me recomendó que volviera para probar su tapa dulce porque estaba seguro de que me gustaría... sí... volveré! :)



Y para terminar con algo dulce la comida de hoy me dispuse a probar la Caipirinha de kiwi del Kunsthalle, que pese a lo difícil que resulta pronunciarlo es un restaurante de lo más chulo, con una decoración moderna tipo "do it yourself" aprovechando palés y todo, con obras de arte y muuuucha luz, algo que adoro en los restaurantes. La atención muy buena, la verdad, era la primera vez que iba y el camarero no pudo ser más encantador y majo (incluso invitó a un café a una clienta habitual que hacía tiempo que no se pasaba por allí :D). La tapa... muuuuuuy rica. No es muy fuerte ni muy dulce, todo en su justa medida, así que más cercana a la perfección no podía estar. Eso sí... me tocó un kiwi bastante verde... con lo desagradable que resulta para la boca y el paladar... pero quitando esos trocitos de kiwi el resto estaba de vicio, la crema insuperable, con muuucho sabor a kiwi y el fondo muy rico con los trocitos de kiwi y la crema gelatinosa, los peta zeta tampoco los noté mucho... pero el sabor general era muy rico y sobre todo fresco, que aunque llueva se agradece. Así que si vais de tapas esta es una buena opción para terminar la ruta ;)


Y hasta aquí por hoy, mañana más y esperemos que mejor ;)


lunes, 4 de noviembre de 2013

Baguettes de cebolla

Buenos panarras días! Aquí vuelvo con otra receta, a ver si soy capaz de mantener el ritmo de una publicación por semana :) Y para variar un poco, cambio dulce por salado, hoy pan, un pan que se me antojó este puente, pan con cebolla, y mejor en baguettes para poder picotear. No sabéis lo bueno que está untado con un poco de paté de mejillones, o con un buen trocito de queso curado... y ni os cuento acompañado de jamón serrano... mmmmm... se me hace la boca agua!! Hice tres baguettes como las que veis, finitas para hacer tostadas pequeñas, podéis hacer una sola grande y más ancha o las que queráis. El procedimiento sencillísimo, sin amasado! Eso sí, aconsejo hacerlas con masa madre, al igual que cualquier otro pan, quedan riquísimos, aguantan mejor y tienen más personalidad. Si no, pues proceded con levadura, la cuestión es disfrutar del pan :)



Ingredientes:

-150gr masa madre
-300gr harina de fuerza (yo puse 240 de harina de fuerza y 60 de integral para aportar nutrientes)
-150ml agua
-2 cucharadas de aceite de freír la cebolla
-1 cebolla grande
-6gr sal

Preparación:

Empezamos pelando y cortando la cebolla en trozos más bien pequeños. Cuando la tengamos ponemos una sartén al fuego con abundante aceite y cuando esté caliente añadimos la cebolla. Removemos constantemente cuidado de que no se queme, cuando esté bien doradita la sacamos, escurrimos el aceite. Reservamos ambas cosas.

Seguimos con la masa, en un bol ponemos la harina (o harinas), la masa madre, el agua, la sal y añadimos dos cucharadas del aceite de freír la cebolla. Removemos un poco con una cuchara para mezclarlo todo, sin esmerarnos muchos.

A continuación le añadimos la cebolla frita y amasamos con las manos (que la cebolla no esté muy caliente u os quemaréis). Debemos amasar hasta que nos quede una masa homogénea y ligeramente pegajosa. La dejamos en el bol cubierta con un trapo a reposar toda la noche (o hasta que doble el volumen).

Si en vuestra casa hace calor entonces dejadla levar un par de horas y luego pasarla a la nevera toda la noche, de lo contrario sobrefermetará.

A la mañana siguiente enharinamos la superficie de trabajo y nuestras manos. Ponemos la masa sobre la mesa y dividimos en tres porciones. Estiramos una un poco con las manos, hacemos dos pliegues hacia dentro en el lateral izquierdo y derecho. Y otros dos pliegues con los laterales superior e inferior. siempre hacia el centro, como haciendo un paquete. Luego hacemos que rueden sobre la superficie enharinada y estiramos con las manos para dar la forma alargada de las baguettes. Hacemos lo mismo con las otras dos y las ponemos en un molde para baguettes.

Dejamos que fermenten una o dos horas. Pasado el tiempo horneamos a 200º (horno ya caliente) durante 20 minutos aproximadamente. Los 10 primeros minutos pondremos vapor para que queden más crujientes. Ponerle vapor no es más que poner una bandeja metálica en la parte baja del horno y añadir agua justo cuando metemos el pan, así se evaporará formando vapor.

lunes, 28 de octubre de 2013

Brownie de chocolate y cocacola cherry

¡Buenos días! Al fin vuelvo a publicar, y si es así es gracias a mis dos fans number one que insisten en que publique (guiño, guiño), sobre todo uno que hace poco estuvo de cumple y al que le prometí dedicarle la entrada, así que Álex, esta va por ti :)

Pues aquí tenéis un brownie impresionante de rico, de dulce, de chocolatoso, de grgrgrgrgr babasssssss, porque es así tal cual. Surge de mi empeño en utilizar la cherry coke en algún postre, por supuesto con chocolate, que ya todos sabemos lo bien que casan estos dos ingredientes. Y es que no fue hasta hace poco que pude probar por vez primera en mi vida esta coca cola con sabor a cereza, he de decir que me decepcionó un poco al principio, pero luego le coges el gustillo... y como que resulta medio adictiva, jeje. Así que aprovechando el detalle de una compañera de curro que me trajo una para probarla aquí os dejo este super brownie que se comerán mañana en el trabajo :D



Ingredientes:

-3 huevos M
-70gr mantequilla
-250gr chocolate negro 52%
-80gr harina
-150gr azúcar
-1 pizca de sal
-225ml cocacola cherry
-Nueces (para mí no hay brownie que se precie sin ellas)

Preparación:

Mas sencillo n'est pas posible! Derretimos la mantequilla en un cazo, cuando se disuelva añadimos el chocolate y removemos hasta que se funda, podemos ponerlo a fuego mínimo si vemos que se endurece y no se da derretido. Apartamos del fuego y reservamos.

En un bol batimos los huevos con el azúcar, yo todo a mano, nada de robot. Cuando espumen un poco añadimos la sal y el chocolate derretido y batimos todo para integrarlo. Es hora de añadir la harina y sacar brazo para batir de nuevo e incorporarla por completo.

Por último añadimos la coca cola y batimos para incorporarla a la masa y que resulte homogénea. Aquí añadimos las nueces si las queremos echar.

Sólo nos queda preparar el molde con un poco de aceite y harina, echar la masa en él (podemos añadir algunas nueces más por encima) y llevar al horno precalentado a 190º durante 25-30 minutos. Cada horno es un mundo y dependiendo del molde necesitaréis más o menos.

Cuando esté hecho será el momento de empezar a disfrutarlo, o si lo preferís, esperad a que enfríe. Tal cual es delicioso, pero si estás golos@ siempre lo puedes acompañar de salsa de chocolate, helado, cobertura de chocolate... sé creativo! :)

Fuente: Directo al paladar, Liliana... si es que las recetas de esta mujer son todas maravillosas!! Incluso si las modificas hasta la saciedad como es el caso! :P

lunes, 9 de septiembre de 2013

Crostata de moras con masa quebrada de avena


Buenos días! Volvemos con otra receta, voy a paso lento pero a paso seguro, no quiero agobiarme de nuevo con mil historias así que vamos retomando las costumbres poco a poco. Hoy os traigo una rica crostata de moras, que veo muchas moras por Instagram y seguro que estáis deseosos de hacer alguna cosa más con ellas además de mermelada ;) Además, se hace en un periquete y queda muy rica, más rica cuanto más comes, os advierto! Yo la acompañé con un poco de nata montada y considero que es un acompañante perfecto para este postre :P



Ingredientes:

-200gr harina de avena
-40gr azúcar
-80gr mantequilla con sal
-1 huevo

-250gr moras
-4 cucharadas de azúcar
-1/2 cucharadita de jengibre

-Nata montada para acompañar (o yogurt, crema de queso, etc.)

Preparación:

Comenzamos preparando la masa quebrada, para ello ponemos la harina de avena, el azúcar y la mantequilla en un bol, desmenuzamos con los dedos la mantequilla hasta conseguir una textura arenosa. Añadimos el huevo y formamos una bola. La cubrimos con film y la llevamos a la nevera 1 hora.

Pasado el tiempo esstiramos la mitad de la masa (cuidado que es delicada), cubrimos el molde, añadimos las moras mezcladas previamente con el azúcar y el jengibre. 

Estiramos el resto de la masa y la ponemos en el molde formando un enrejado. Llevamos al horno a 180º (precalentado) 25 minutos. Cuando esté tibia la servimos con un poco de nata montada o lo que más nos guste.

jueves, 22 de agosto de 2013

Bollos rellenos de crema

Buenos días! Después de mucho tiempo vuelvo por aquí... y espero que esta vez sea para quedarme! El trabajo, los estudios, el calor y la pereza me han separado de la cocina, pero este fin de semana volví... primero porque tuve un encargo de cupcakes (qué ilusión me ha hecho :D) y segundo porque me emocioné con el pan gracias a Iban Yarza (si no lo conocéis no sabéis lo que os estáis perdiendo), ya os hablaré más de él y de sus estupendas recetas e indicaciones sobre la elaboración de pan y masa madre ;)



Pero hoy vamos con estos bollos, derivados del pan ya que no deja de ser una masa de pan enriquecida con leche y mantequilla. Estos bollos son una delicia, saben como unos que tomaba cuando era pequeña y me los compraban mis padres. Son suaves, muy aromáticos, la crema combina a la perfección y como más me gusta comerlos es mojados en una buena taza de colacao o café (ahora que soy mayor :P). Lo mejor es comerlos en el día sin tener que pasar por la nevera (o al menos no más de una hora o dos en ella) porque todavía están suaves y tiernos. Podemos comerlos pasados unos días pero al estar en la nevera (obligatorio por la crema) el panecillo se endurece un poco, aún así, el sabor sigue siendo espectacular así que os recomiendo probarlos :)

Ingredientes (8 bollos):

-90gr harina de fuerza
-50ml agua
-10gr masa madre

-280gr harina de fuerza
-20gr harina integral (prescindible totalmente, podéis poner toda la harina de fuerza)
-180 o 200ml leche (según admita la harina), yo la he puesto desnatada
-80gr azúcar
-60gr mantequilla con sal
-5gr levadura fresca

Preparación:

El día anterior preparamos el prefermento. Mezclamos la harina, el agua y la masa madre (o en su defecto un gramito de levadura). Formamos una bola (seca) y la ponemos en un bol cubierta con film y a la nevera mínimo 8 horas, mejor si son 24.

Al día siguiente ponemos las harinas (o solo de fuerza), el azúcar, la levadura y el prefermento cortado en trocitos en un bol. Añadimos la leche y amasamos. Tiene que quedar una masa ligeramente pegajosa. Cuando la tengamos la pasamos a la mesa y amasamos 15 minutos con reposos en medio (reposos de 5 a 15 minutos, dependiendo de lo impacientes que seáis). Después la dejamos reposar en el bol diez minutos o 15.

Entonces añadimos la mantequilla a temperatura ambiente y amasamos. La masa se romperá y se volverá muy pegajosa, es correcto. Amasamos 10 o 15 minutos hasta que se integre toda la mantequilla y la masa esté menos pegajosa. La dejamos reposar 5 o 10 minutos. Volvemos a amasar, veremos cómo está más lisa y menos pegajosa. La dejamos reposar 45 minutos. Pasado el tiempo la sacamos del bol y amasamos de nuevo ligeramente, la pasamos otra vez al bol y a reposar media hora.

Ahora desgasificamos ligeramente la masa (veremos cómo la masa está suave y lisa), la dividimos en 8 porciones iguales, boleamos cada porción y la aplastamos, entonces llevamos dos extremos hacia el centro y sellamos, los hacemos rodar por la mesa, así les daremos forma alargada y de bollito. Los ponemos sobre la bandeja de horno con papel de hornear y los dejamos reposar 20 minutos a temperatura cálida.

Horneamos a 180º sin precalentar durante 15 minutos, pasado el tiempo apagamos el horno y dejamos los bollitos dentro 10 minutos mas. Así quedarán hechos, ligeramente doraditos, pero muy muy blanditos.

Cuando estén fríos abrimos por la mitad sin llegar a partir los bollos, los rellenamos con crema pastelera (receta infalible y sencillísima de Su, Webos Fritos, aquí) y espolvoreamos con azúcar glas. Comer tal cual o guardar en la nevera.

lunes, 3 de junio de 2013

Crema de coco y chocolate

Buenos días! Ando medio desaparecida, mucho trabajo y poco tiempo, y además este clima tan raro que nos ha tocado me desmotiva mucho, así que me cuesta ponerme a las cosas que tengo que hacer. Pero allá vamos, hoy hace sol y hay que aprovecharlo y para ello os traigo esta receta, si os gusta el coco es para vosotros ya que su sabor es intenso y en combinación con el chocolate es una locura, es una crema para untar, tipo Nutella, pero de coco, aguanta perfectamente en la nevera un par de semanas y con unas tostadas al desayuno es deliciosa, aunque también podría servir como relleno de una tarta, de unos bollos... lo que se os ocurra! Y, además, no se tarda nada en hacerla!



Ingredientes:

-150gr chocolate negro
-150gr chocolate con leche*
-300ml leche de soja**
-100ml agua
-100gr coco rallado

*Si queréis hacerla sin lactosa tenéis que tener cuidado con los chocolates.

**Podéis usar leche de vaca pero os durará menos tiempo, no se conserva tan bien como la de soja. También podéis utilizar leche de almendras, sin lactosa...

Preparación:

Ponemos en un cazo la leche, cuando esté caliente añadimos el coco, veréis que prácticamente absorbe toda la leche, añadimos el chocolate en trozos y el agua y dejamos que se derrita moviendo constantemente. Cuando el chocolate esté fundida y tengamos una crema homogénea la metemos en tarros, dejamos enfriar con los tarros destapados y cuando esté completamente fría tapamos los tarros y llevamos la crema a la nevera.

lunes, 20 de mayo de 2013

Pan de centeno

Buenos días! Vamos con receta de pan, las bajas temperaturas siguen acompañándonos así que todavía no es hora de dejar de lado al horno, aprovechemos estas tardes de frío y/o lluvia para hornear un rico pan como el que os traigo, de centeno, una locura de rico. La semana pasada horneé otro pan de centeno, pero el resultado no terminó de convencerme, cuando vi este en Ma Petite Boulangerie supe que tenía que probarlo, no me ha defraudado nada!!! Es muyyyy rico y además fácil de hacer, sólo un problema, si no estáis acostumbrados a las masas pegajosas este no es vuestro pan, la masa es pegajosa en todo momento, recomiendo manipularlo con rasqueta todo el tiempo, no metáis las manos en él!



Ingredientes:

-225gr harina de centeno
-450ml agua
-1 cucharadita de miel

-6gr levadura fresca
-30ml agua templada
-12gr sal
-350gr harina de fuerza

Preparación:

Empezamos mezclando los tres primeros ingredientes, removemos con una cuchara de madera hasta que esté todo bien mezclado, entonces lo dejamos reposar a temperatura ambiente 12 horas (yo lo tuve desde la tarde hasta la mañana siguiente).

Pasado el tiempo, disolvemos la levadura en los 30ml de agua, añadimos esto al bol de la premezcla, añadimos la mitad de la harian de fuerza y la sal y removemos. Añadimos el resto de la harina y mezclamos, yo, como os dije, siempre con rasqueta, es una masa muy pegajosa y así tiene que ser para que el resultado sea bueno. Cuando tengamos la masa homogénea la pasamos a un bol aceitado y la dejamos reposar 2 horas en un lugar cálido (menor a 30º) y sin corrientes.

Pasado el tiempo espolvoreamos la mesa de trabajo con harina de centeno, echamos la masa en la mesa y espolvoreamos más harina de centeno por encima, plegamos la masa unas cuantas veces con ayuda de la rasqueta para desgasificarla un poco, le damos forma y la dejamos reposar. En este paso recomiendo ayudaros de la harina de centeno, no os cortéis, eso sí, no amaséis la masa con la harina, no nos interesa añadir harina a la masa, sólo la utilizamos para poder manejar la masa y darle la forma deseada.

Dejamos reposar la masa una hora.

Pasado el tiempo la horneamos a 220º uno 30 minutos, todo depende de la forma que le deis al pan, yo no tengo banneton, por eso se me desparrama y queda una hogaza plana y alargada, así el tiempo de cocción es inferior, pero si lo hacéis en un banneton o en un bol la hogaza quedará más alta y necesitará más tiempo para cocerse.

Cuando el pan esté listo (al darle la vuelta y golpear con los nudillos suena a hueco) lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

jueves, 16 de mayo de 2013

Natillas exprés

Buenos días! Hoy receta fugaz y sencilla, ultra fácil, y hasta cierto punto casera. Estas natillas se hacen con un sobre de preparado para natillas, los que se encuentran en todos los supermercados, pero le añadimos el cacao y en mi caso la leche de soja, ésta le da un gusto muy particular y exquisito, me gustan más las natillas con leche de soja que con leche de vaca y además son más ligeras, os recomiendo probarlas. Eso sí, no sería un postre apto para intolerantes a la lactosa ya que en el sobre de preparado para natillas se advierte que pueden contener trazas de leche, así que al loro con eso ;)



Ingredientes (6 vasitos):

-1 sobre de preparado para natillas
-750ml leche de soja
-8 cucharadas de azúcar
-4 cucharadas de cacao puro en polvo

Preparación:

Separamos 250ml de leche y disolvemos el sobre de natillas en ella.

Ponemos a calentar el resto de la leche en un cazo, con el azúcar y el cacao, removiendo constantemente hasta que hierva. Cuando rompa a hervir echamos el resto de la leche con las natillas sin parar de remover, seguimos así hasta que hierva otra vez, entonces cocinamos durante 3 minutos más y separamos del fuego, echamos en los vasitos y dejamos enfriar. Una vez frías las pasamos a la nevera.

lunes, 13 de mayo de 2013

Mikados o palitos crujientes de galleta y chocolate

Muy buenos días! Hoy os traigo estos ricos dulces, unos mikados que, para ser sinceros, los comerciales no me gustan nada, o al menos eso creo recordar... porque hace siglos que no los pruebo! Pero cuando vi estos en el blog de Gallecookies no pude resistirme, sabía que me gustarían y me recuerdan a estas otras galletas que publiqué las últimas Navidades, pero más fáciles de hacer e igual de ricas ¡o más! No tienen ninguna dificultad, el resultado es espléndido e incluso pueden resultar un gran recurso para entretener a los peques de la casa y que nos ayuden a hacerlas. La decoración a vuestro gusto, yo algunos los bañé con chocolate y otros mucho no, así solos también están deliciosos, la única pega es que al hacerlos tan finitos se rompen fácilmente, así que cuidado al manipularlos ;)



Ingredientes (para muuuuchos palitos):

-250gr harina
-40gr mantequilla a temperatura ambiente
-40gr azúcar
-100ml agua
-1 pizca de sal
-Chocolate para cubrir

Preparación:

Ponemos la mantequilla bien blandita en un bol, añadimos el azúcar y batimos hasta que esté cremoso, vale con una varilla de mano o bien con batidora de varillas, pero es tan poca cantidad que no vale la pena manchar la máquina ;)

Añadimos un poco de harina y batimos de nuevo, añadimos el agua y la incorporamos por completo batiendo. Añadimos entonces el resto de la harina y la sal y amasamos con la manos hasta obtener una masa lisa y no pegajosa, se maneja muy bien.

Cuando tengamos nuestra masa lista y  bien homogénea la estiramos sobre la mesa de trabajo, en forma de rectángulo de las medidas que más os gusten en función del largo que queráis que tengan vuestros palitos. Cortamos las porciones y las vamos colocando sobre la bandeja de horno con papel antiadherente, no crecen, así que no os preocupéis si las ponéis bastante juntas.

Las llevamos al horno a 180º (precalentado) y las dejamos unos 10 minutos, controlando bien para que no se tuesten demasiado, lo ideal es que cojan color dorado pero sin llegar a tostarse.

Cuando estén hechas las dejamos enfriar sobre una rejilla (cuidado que se rompen!) y una vez frías pasamos a cubrirlas con chocolate negro derretido y, si queréis, unos sprinkles de colores :)

viernes, 10 de mayo de 2013

Muffins de soja

Buenos días! Días de fiesta por Santiago de Compostela, con noches largas llenas de gritos, cantos, botellas que rompen y vasos que caen... mientras algunos pocos intentamos dormir para resultar productivos al día siguiente.... ays!!! Empezamos! Va! Unos muffins de soja, de esto que te salen geniales sin esperarlo porque lo único que querías era no desaprovechar unos yogures que andaban bailando por la nevera, y sin quererlo me salieron unos muffins sin lactosa :) Además de eso, el sabor del yogurt les confiere un toque especial, diferente, fresco pero muy muy muy rico, os animo a probarlos :)



Ingredientes:

-2 yogures de soja con frutos secos
-2 cucharadas de aceite
-1 huevo
-100gr harina normal
-100gr harina integral
-20gr salvado de avena
-1 cucharadita de levadura
-100gr azúcar
-Pepitas de chocolate al gusto

Preparación:

Ponemos los yogures, el aceite y el huevo en un bol y batimos bien.

Mezclamos en un bol el resto de ingredientes excepto el chocolate, añadimos la mezcla líquida y removemos con una lengua de gato o una cuchara 15 veces, no más.

Añadimos las pepitas de chocolate si queremos y removemos un poco para incorporarlas.

Ponemos la masa en nuestros moldes y horneamos a horno precalentado a 180º durante 20-30 minutos. Cuando estén listos desmoldamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

lunes, 6 de mayo de 2013

Tortitas con semillas de amapola

Buenos días! Empezamos la semana con un nutritivo y delicioso desayuno, porque ya sabéis que ésta es la comida más importante del día, así que vamos a dedicarle un poco de tiempo y cariño, nada de esfuerzo, porque estas tortitas son muy fáciles de hacer y si tenéis una plancha grande son rapidísimas, porque podéis hacer 4 o 5 a la vez, así que no os llevará más de 10 minutos hacerlas, el tiempo justo de preparar el café y el zumo. Y a los que no tenéis plancha, como yo, tampoco nos llevará tanto hacerlas de una en una, os lo aseguro. Esta vez las he preparado con semillas de amapola que son una fuente de vitaminas importante y no solo eso, además dan un toque crujiente a las tortitas que es totalmente irresistible! Así que venga, poneos el delantal y al lío :)



Ingredientes (8 tortitas):

-150gr harina
-20gr salvado de avena
-2 cucharadas de semillas de amapola
-2 cucharadas de azúcar
-2 cucharaditas de levadura
-1 huevo
-150ml leche de soja
-1/2 cucharadita de aroma de vainilla

Preparación:

Ponemos la harina, el salvado, el azúcar, la levadura y las semillas de amapola en un bol. Mezclamos.

En otro bol batimos el huevo con la vainilla y la leche de soja. Incorporamos esta mezcla al otro bol poco a poco y batiendo para incorporar toda la harina. Batimos bien hasta formar una masa uniforme y sin grumos. Es una masa espesa, no os asustéis, así las tortitas quedarán más gordas.

Ponemos la plancha a calentar, echamos aceite de oliva (vale mantequilla, margarina, aceite de girasol, manteca...) y cuando la plancha esté caliente añadimos un par de cucharadas de masa, dejamos que se cocine a fuego medio-bajo hasta que el borde se vea redondito y cocido y salga alguna burbuja por la superficie de la tortita. Damos la vuelta y dejamos cocinar un par de minutos más por el otro lado, siempre a fuego medio-bajo para que la tortita se haga por dentro y no se queme por fuera.

Hacemos lo mismo con el resto de la masa hasta tener todas las tortitas. Para servirlas hay infinidad de combinaciones: chocolate, nutella, nata, mermeladas, miel, sirope... la que más os guste :)

jueves, 2 de mayo de 2013

Pastel de café, chocolate y nueces

Muy buenos días! Después de este mini finde de un día volvemos al trabajo. Y para aumentar esos ánimos nada mejor que una tarta o pastel como el que os traigo hoy, sencillísimo de hacer y con un resultado espectacular. Para los amantes del café y los que no, para los amantes del chocolate y los que no. Para todos, porque su sabor es único, gracias, en parte, a los aromas del Lidl que son una maravilla :) En esta ocasión la he preparado de un solo piso de bizcocho y cobertura, pero se puede duplicar la cantidad y hacer una tarta de dos pisos, eso lo dejo según vuestras necesidades o gustos ;)



Ingredientes (8 personas aprox.):

-2 cucharadas de café (mejor recién hecho y enfriado)
-40gr nueces picadas groseramente
-125gr mantequilla
-125gr azúcar
-2 huevos
-110gr harina
-1 cucharadita de levadura
-1/4 cucharadita aroma butter-vanille Lidl

-100gr chocolate negro
-100ml nata
-2 cucharadas de café

Preparación:

Empezamos por el bizcocho. Podéis hacerlo a mano, pero es preferible hacerlo a máquina, así que coged vuestra batidora de varillas y vamos a ello :)

Ponemos a calentar el horno a 180º.

Ponemos en el bol la mantequilla blanda y el azúcar y batimos hasta que quede una crema, nos puede llevar unos diez minutos más o menos.

Cuando la textura sea cremosa añadimos los huevos de uno en uno, batiendo entre cada adición hasta incorporarlo por completo.

Añadimos a continuación la levadura, el café y el aroma y batimos muy bien.

Por último añadimos la harina, en dos veces, incorporándola poco a poco sin parar de batir. Y finalmente las nueces, ahora ya no batimos, con una lengua de gato las repartimos con cuidado por toda la masa.

Preparamos nuestro molde con mantequilla y harina y echamos la masa en él. Llevamos al horno durante 25-35 minutos, hasta que al pinchar en el centro salga limpio el palillo. Desmoldamos con cuidado y ponemos a enfriar sobre una rejilla.

Para la cobertura no tenemos más que llevar la nata a ebullición, apartamos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Removemos hasta deshacerlo, entonces añadimos el café y removemos un poco. La cobertura podéis prepararla mientras el bizcocho está en el horno y dejar que se vaya enfriando.

Cuando el bizcocho esté frío y la cobertura un poco espesa la echamos por encima, siempre desde el centro y que vaya deslizándose por toda la superficie del bizcocho hasta caer por los laterales. Por el tipo de decoración es necesario fijarse muy bien en el punto de espesor de la crema, cuanto más la dejemos enfriar más espesa estará así que debemos estar pendientes de ella para usarla en el momento justo.

Terminamos decorando con unas nueces más y lista para comer :)

Si la lleváis al frigo es recomendable sacarla 15 minutos antes de comerla.

lunes, 29 de abril de 2013

Crema de chocolate y avellanas sin lactosa

Buenos días! Hoy os traigo una actualización de receta, es la de crema de chocolate y avellanas inmejorable, esta vez sin lactosa, con leche de soja, quería probar cómo quedaba el experimento y ha resultado magnífico. La leche de soja le aporta un sabor especial, que no resalta mucho pero que está ahí, como ya os he comentado otras veces cada leche de soja sabe diferente así que usad aquella que más os guste a vosotros para aseguraros que el resultado es óptimo. Además, también he mejorado la forma de prepararla, ahora mucho más simple y sencillo así que ya no tenéis escusa para no prepararla, además, también podéis hacer la versión sin azúcar, que no es más que cambiando el azúcar por edulcorante y utilizando chocolates sin azúcar :)



Ingredientes (800ml aprox.):

-150gr chocolate negro
-150gr chocolate con leche
-300ml leche de soja
-3 cucharadas de azúcar
-200gr avellanas tostadas

Preparación:

Ponemos en un cazo la leche y los chocolates troceados, llevamos a fuego lento removiendo constantemente hasta que se fundan.

Añadimos entonces el azúcar y removemos un poco hasta que se funda. Añadimos las avellanas, removemos y apagamos el fuego. Entonces enchufamos la batidora y la metemos en el cazo hasta triturar todas las avellanas por completo y que nos quede una pasta suave. Cuando la tengamos sólo nos queda meterla en botes y la dejamos enfriar, sin cubrir. Cuando esté fría cerramos los botes y la guardamos en la nevera.

Pero hoy no quiero despedirme sin antes enseñaros algo, más bien a alguien. Si pincháis aquí descubriréis a Ana de A freír espárragos, una chica estupenda, majísima, que si no recordáis mal ha sido mi AIG y que es un auténtico encaaaaaaanto! Pero más allá de cómo es como persona, hoy quería hablaros de su blog, su nuevo blog o nueva etapa. Ahora tiene dominio propio y se ha planteado el blog como un recetario para todos, desde principiantes a grandes chefs, con trucos, paso a paso muy eficaces, recetas clásicas y también innovadoras, un diseño de blog preciosísimo y muuuuuchas ganas de aprender, enseñar y ayudar a los demás. Sólo espero que después de estas pocas palabras os decidáis a pinchar en el enlace, eso sí, os advierto: una vez que veáis su blog no podréis dejar de seguirlo!!! :D

viernes, 26 de abril de 2013

Cupcakes de chocolate sin lactosa

Buenos días! Hoy entrada deliciosa y apta para intolerantes a la lactosa, con leche de soja, la cual aporta un sabor particular y bien rico a estos cupcakes, así como una cobertura sin lactosa muy especial y sobre todo muuuy fácil de hacer, para que nadie tenga razones para no hacerlos ;) La base es deliciosa, aunque bien es cierto que el bizcocho es algo más seco que cuando lo preparamos con leche de vaca o con mantequilla, aún así... es absolutamente suave, delicioso y chocolatoso! Así que os recomiendo probarlos y así opináis :)



Ingredientes (20 cupcakes):

-110gr margarina
-2 huevos M
-250gr harina
-180ml leche de soja
-180gr azúcar
-20gr cacao puro en polvo
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato

-150gr chocolate negro
-20gr margarina
-60gr miel

Preparación:

Empezamos por el bizcocho, para ello batimos la margarina con el azúcar hasta que nos quede una pasta suave y cremosa. Añadimos los huevos uno a uno y batiendo entre cada adición. A continuación añadimos la levadura, el bicarbonato y el cacao y batimos para incorporarlo. Todo el proceso lo hago con una varilla de mano, pero podéis hacerlo con batidora de varillas eléctrica.

Añadimos la mitad de la harina y batimos, mitad de la leche y batimos, repetimos el proceso. Cuando tengamos la masa lisa y homogénea la repartimos en nuestros moldes para cupcakes y horneamos a 180º durante 15-20 minutos. Cuando estén hechos los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la cobertura derretimos los tres ingredientes juntos al microondas (con cuidado de que no se queme, a tiempos pequeños) o bien al baño maría. Cuando esté todo fundido lo mezclamos bien y dejamos templar (ojo! no enfriar, que endurece mucho! sólo templar).

Cuando la cobertura esté más templada y por tanto algo más cuajada, cubrimos los cupcakes con ayuda de una espátula, decoramos y dejamos que la cobertura endurezca por completo. No queda dura como el chocolate pero sí que endurece, no os preocupéis, queda super rica así :)

martes, 23 de abril de 2013

Muffins de plátano y Nutella

Buenos días! Aquí estamos de nuevo con un bocado perfecto para el desayuno o la merienda, para comer en casa o llevar al parque ahora que hace buen tiempo, para los peques y los no tan peques ;) Su sabor es increíble, con la combinación del plátano con la Nutella. La textura es compacta pero que se deshace, perfecta para llevar porque sabes que no se aplastará, pero al comerlo no resultará una piedra. Y para mojar en un vaso de leche es toda una delicia. Además, bastante sano ya que no lleva muchas grasas, lleva fruta y hombre... la Nutella no es lo más sano del mundo, pero si quisiésemos llevar una dieta super sana ya no prepararíamos estas cosas, así que, a la cocina y a disfrutar :)



Ingredientes (6-8 muffins):

-1 yogurt natural azucarado
-1 plátano
-2 cucharadas de aceite de oliva
-100gr harina normal
-100gr harina integral
-1 cucharadita de levadura
-80gr azúcar
-1 huevo
-Nutella

Preparación:

Ponemos las harinas con la levadura y la sal en un bol y removemos bien.

En otro bol batimos el huevo con el azúcar, añadimos el yogurt y batimos de nuevo, añadimos el aceite de oliva y el plátano chafado con un tenedor y batimos.

Agregamos los líquidos sobre los sólidos y removemos bien hasta tener una masa homogénea, en un máximo de 15 movimientos aproximadamente.

Ponemos la masa en los moldes, llenados hasta un poco más de la mitad, no os paséis. Encima de cada masa ponemos una cucharadita de Nutella y con un palillo hacemos como una espiral por toda la superficie.

Horneamos en horno precalentado a 180º durante 20 o 30 minutos, depende del tamaño de los muffins, estos eran muy grandes.

jueves, 18 de abril de 2013

Zebra pound cake

Vamos a empezar el día con esta receta de bizcocho. Parece que empieza a hacer buen tiempo, pero todavía no hace un calor excesivo así que encender el horno no resulta una idea descabellada, jeje. Además, para los desayunos o meriendas resulta una delicia porque es jugoso, compacto, se deshace en la boca y con un dibujo de lo más original que triunfará ante niños y mayores. Los ingredientes sencillos, de los que solemos tener por casa, así que no hay complicaciones. Para más inri tenéis dos versiones con y sin lactosa, podéis utilizar margarina para hacer esta receta (como hice yo), o utilizar mantequilla si no tenéis problemas de intolerancia a la lactosa.



Ingredientes:

-4 huevos M
-200gr azúcar
-250gr margarina blanda
-200gr harina normal
-100gr harina integral
-1 cuchardita de vainilla
-2 cucharaditas de levadura
-2 cucharadas de cacao puro en polvo

Preparación:

Para esta receta os recomiendo especialmente realizar la mise en place, es decir, colocar todos los ingredientes pesados y medidos antes de empezar a hacerla, recordad separar dos cucharadas de la harina normal para incorporar más tarde a la mezcla y que cuando separemos la masa en dos boles la consistencia sea la misma para ambas.

Batimos el azúcar y la margarina hasta que consigamos una pasta cremosa. Añadimos los huevos de uno en uno y batiendo entre cada adición.

Añadimos la levadura y la vainilla y batimos de nuevo. Añadimos toda la harina (normal e integral, excepto las dos cucharadas que separamos) y batimos bien hasta integrarla, es mejor ir añadiéndola poco a poco.

Repartimos la masa en dos boles, a uno le añadimos las dos cucharadas de harina y a otro el cacao. Batimos ambas masas hasta que queden uniformes.

Untamos con margarina el molde de cake, lo espolvoreamos con harina para que no se pegue el bizcocho. Ahora vamos añadiendo un par de cucharadas de masa amarilla y encima otro par de masa marrón, siempre en el centro del molde para que se vaya creando el dibujo. Podéis poner cada masa en una jarra o en una manga pastelera para que os resulte más cómodo.

Cuando ya tengamos toda la masa en el molde lo llevamos al horno precalentado a 180º durante 45 minutos aproximadamente, cuando pasen 25-30 minutos podéis comprobar si se dora mucho la superficie, en cuyo caso podéis cubrirlo con papel de aluminio hasta terminar la cocción.

Cuando el bizcocho esté listo (al pinchar con un cake tester éste salga sin restos de masa) lo desmoldamos con cuidado y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

lunes, 15 de abril de 2013

Tortitas de soja

¿Qué tal si empezamos la semana con un buen desayuno? Yo creo que bien, ¿no? Y mejor todavía si está suuuuuuper rico :) Creo que estas son las tortitas definitivas, al menos para mi gusto. Son gorditas y super esponjosas, con un ligero sabor a vainilla que todavía se acentúa más por la leche de soja (sí... depende mucho de las marcas, algunas, con los aromas que le echan a la leche de soja, recuerdan ligeramente al sabor de la vainilla), suaves, nada pesadas y además no llevan muchas calorías. Veis que hago una parte de harina normal y otra de integral, más algo de salvado de avena, esto es para incorporar fibra a mi dieta y no aportar sólo las calorías vacías de la harina de trigo refinada, además, la textura que le aporta la harina integral es estupenda y el sabor también :) Otra ventaja de estas tortitas es que las pueden comer los intolerantes a la lactosa y aquellas personas que por cuestiones varias no pueden tomar leche de vaca, así que ganamos todos :D Y qué deciros... ya sabéis que yo siempre con mermelada de kiwi, café y zumito de naranja, pero las posibilidades de acompañamiento son infinitas, así que sacad partido a vuestra imaginación y a meterse en la cocina!



Ingredientes (8 tortitas aprox.):

-80gr harina normal
-70gr harina integral
-2 cucharadas de azúcar
-2 cucharaditas de levadura
-1 huevo
-150ml leche de soja
-1/2 cucharadita de aroma de vainilla
-20gr salvado de avena

Preparación:

Mezclamos en un bol las harinas, el salvado, el azúcar y la levadura. En otro bol batimos el huevo, la vainilla y la leche de soja hasta que esté todo bien mezclado. Vamos incorporando poco a poco el líquido al sólido batiendo bien con una varilla de mano hasta que quede una masa homogénea y espesa. 

El hecho de que quede espesa es lo que va a hacer que la tortita quede tan gorda, si añadiésemos mayor cantidad de líquidos la masa al ponerla en la plancha tiende a extenderse por ella, al ser tan gorda o espesa no tiene tanto movimiento y quedan unas tortitas más gordas.

Y pasamos a hacerlas. Ponemos la plancha a calentar. Tenemos que engrasarla, podemos utilizar mantequilla, margarina o aceite, yo utilizo aceite de oliva que aunque a mucha gente le extrañe no da sabor a las tortitas.

Una vez tenemos la plancha engrasada y caliente echamos una o dos cucharadas de masa, dejamos que se haga a fuego medio (si lo ponéis muy alto se quemará y no se hará por dentro), cuando los bordes estén ya un poco hecho y salga alguna burbuja por la superficie le damos la vuelta con una espátula. Dejamos que se haga por el otro lado. Tened en cuenta que al ser tan gorditas les lleva su tiempo hacerse por dentro.

Al contrario que en otras tortitas en estas no se ven mucho las burbujas (si no hiciste tortitas nunca has de saber que con otras recetas al poner la masa al fuego comienzan a salir burbujas por la superficie y es lo que te indica cuándo debes dar la vuelta), por eso es necesario fijarse en los bordes y cuando comiencen a estar cocidos dar la vuelta a la tortita. 

Cocinamos todas las tortitas hasta terminar la masa, según las vamos haciendo las ponemos en un plato una sobre otra para que guarden mejor el calor. ¡Y listas para comer!

jueves, 11 de abril de 2013

Galletas espiral de coco y chocolate

Son las galletas en espiral definitivas. ¿Por qué? ¡Porque salen perfectas! Desde la primera hasta la última (quitando los bordes, claro) salen todas redondas, espirales, maravillosas... pero bueno, no sólo se come con la vista (¿o si?) así que de sabor también están riquísimas. La receta, por supuesto, no es mía (¡más quisiera!) es de El Pastelito Valiente, la vi hace meses, concretamente en noviembre, y desde entonces la tenía guardada en marcadores y siempre en mi cabeza, asomando de vez en cuando, esperando a tener más tiempo y menos pereza. Y hace pocas semanas las hice, qué gran idea, porque ver tanta perfección hecha realidad me hizo muy feliz, el único defecto... la masa que debía saber a coco no sabe casi nada a coco, pero todo tiene arreglo, o bien añadir más coco o unas gotitas de aroma de coco :)



Ingredientes (25 galletas aprox.):

-250gr mantequilla
-100gr azúcar
-1 pizca de sal
-500gr harina
-1 huevo
-2 cucharadas de coco rayado
-25gr cacao puro en polvo

Preparación:

Batimos el azúcar, la sal y la mantequilla hasta que esté cremoso.

Añadimos el huevo y batimos de nuevo.

Añadimos la harina tamizada poco a poco, la vamos integrando, y al final amasamos con las manos hasta tener una masa homogénea y no pegajosa.

Separamos en dos la masa. A una le añadimos el coco y a otra el chocolate, amasamos bien hasta incorporarlo por completo. Si no tenéis práctica puede que os resulte complicado incorporar el cacao, pero con un poco de paciencia sale, así que no os preocupéis, amasad, amasad, amasad hasta que quede una masa bonita y uniforme.

Extendemos las dos masas, procurando que tengan el mismo tamaño. Colocamos una sobre otra y las enrollamos. Para esto también se necesita un poco de práctica, hay que enrollarlas bien y que no queden espacios para que el centro no quede con un hueco. Una vez tenemos formado el rollo lo envolvemos con papel film y lo dejamos enfriar en la nevera toda la noche.

Al día siguiente lo desenvolvemos y cortamos las galletas, ya os digo, me salieron 25, aunque algunas quizá eran un poco gordas, yo creo que bien pueden salir 3 galletas.

Una vez cortadas las ponemos sobre la bandeja de horno con papel antiadherente y las horneamos a 180º (precalentado) durante 10-12 minutos (o 15 si son gorditas), en cuanto empiecen a dorarse los bordes las quitamos, si os gustan las galletas crujientes entonces podéis dejar que se doren más. Una vez hechas las dejamos enfriar sobre una rejilla y listo :)

lunes, 8 de abril de 2013

Torrijas al horno

Buenos días! Os pongo la última de las recetas preparadas en Semana Santa, unas torrijas bien ricas, hechas al horno y con muuuucho anís! La verdad es que hasta hace bien poco no sabía que las torrijas eran típicas de Semana Santa, pues en mi casa se comían todo el invierno. Tampoco había visto nunca lo de hacerlas con un pan preparado exclusivamente para hacer torrijas, siempre que las hacemos aprovechamos el pan de días anteriores. Y tampoco las había visto nunca con tantos sabores distintos, en mi casa siempre siempre siempre con anís (que me encanta!), así que hoy os dejo la receta de torrijas que se prepara en mi casa, espero que os guste y os animéis a probarla :)



Ingredientes:

-Restos de pan de los días anteriores (o un pan hecho/comprado para la ocasión)
-Huevos
-Anís
-Leche
-Manteca de vaca
-Azúcar

Preparación:

Los ingredientes varían en función de la cantidad del pan del que dispongamos, para estas torrijas he utilizado una barra de pan, 3 huevos, un tercio de botella de anís y unos 250ml leche. Pero vamos, que esto es orientativo, así que nos os desesperéis con cantidades que son muy fáciles de hacer y no tienen complicaciones ;)

Empezamos cortando el pan en rebanadas de un dedo de grosor aproximadamente.

Ponemos los huevos en un bol y los batimos bien.

Ponemos la leche en un cazo y la llevamos a hervir, separamos del fuego y añadimos el anís, removemos bien. Yo suelo echar medio vaso de la mezcla de anís y leche en los huevos, lo mezclamos bien y empezamos a preparar las torrijas.

Pasamos el pan por la leche hasta que quede blandito (pero cuidado que no se os rompa), a continuación lo pasamos por el huevo batido, finalmente lo ponemos sobre una bandeja de horno. Ahora sólo nos queda poner un trocito de manteca sobre cada rebanada de pan y espolvorear azúcar por encima. Repetimos estos con todas las rebanadas de pan.

Cuando tengamos todas listas las llevamos al horno a 180º (precalentado) y las horneamos unos 20-30 minutos (en función de lo tostadas que os gusten), las dejamos enfriar y listas para comer :)

viernes, 5 de abril de 2013

Hot cross buns

Buenos días! Os escribo esta entrada mientras espero a que vengan los fontaneros. De nuevo fontaneros en mi casa, esto parece la pesadilla de nunca acabar... Pero habrá que ponerle nueva cara al mal tiempo y a los malos sucesos, y para ello os dejo estos bollos que preparé hace justamente una semana, porque son unos bollos típicos de Semana Santa, se preparan el Viernes Santo en Reino Unido para desayunar y son una auténtica delicia. Al principio no me convencían por las especias... la canela no es mi fuerte, las pasas en los panes no me entusiasman... pero vamos... que estos son para repetir, os lo prometo, una auténtica delicia, como más me gustan: abiertos a la mitad, untados de margarina y mojaditos en café... ñam ñam, se me hace la boca agua! :) La receta, por supuesto, adaptada de la de Liliana, un ángel repostero :D



Ingredientes (10 bollos):

-250gr harina de fuerza
-100ml leche
-1 huevo
-25gr mantequilla a temperatura ambiente
-50gr azúcar
-10gr levadura fresca
-1 pizca de sal
-Canela y nuez moscada
-Esencia de limón
-Ciruelas pasas sin hueso y cortadas en trocitos

-1 huevo batido
-100gr harina
-125ml agua

Preparación:

Ponemos la harina en un bol, mezclamos con la sal, el azúcar, la canela y la nuez moscada (estas dos al gusto del consumidor).

Hacemos un volcán y en el centro ponemos el huevo, la mantequilla, la levadura desmenuzada, la esencia de limón y la leche. Amasamos. Quizá necesitéis algo más de harina, para mí con 20gr más fue suficiente. Añadimos las ciruelas pasas y amasamos un minuto más. Dejamos levar la masa en el bol tapada con un trapo.

Pasado el tiempo (debe doblar su volumen, yo la hice a mediodía y la dejé toda la tarde) desgasificamos y cortamos diez porciones, las boleamos y las ponemos sobre la bandeja de horno con papel antiadherente y los dejamos doblar el volumen. Yo los dejé toda la noche a temperatura ambiente (bastante frío...) pero no es lo más aconsejable porque si la temperatura es agradable las masas subirán más de lo debido, así que con 45 minutos o una hora a una temperatura cálida sería más que suficiente.

Cuando ya hayan crecido los pintamos con huevo batido, preparamos la masa de la cruz con 100gr de harina y 125ml agua. Mezclamos hasta tener una pasta homogénea, la metemos en una bolsa o manga pastelera, cortamos la esquinita y hacemos las cruces sobre los bollos.

Horneamos a 180º (precalentado) durante 20 minutos. Enfriamos en una rejilla y listos para comer :)

domingo, 31 de marzo de 2013

Mona de pascua

Como no podía ser de otra forma hoy toca enseñaros la mona de pascua, pero no las típicas que se ven por ahí con limón, naranja... no, la mona de pascua que se come de donde soy originaria. Es una mona hecha con manteca, el sabor predominante, por tanto, es la manteca. Que yo sepa no lleva ningún otro aromatizante. Es una mona con miga prieta pero que se deshace en la boca, con costra crujiente, redonda, no una rosca, y con uno o más huevos cocidos en medio en función del tamaño. En esta ocasión teñí los huevos porque quedan más vistosos, pero la mona que se vende aquí no lleva huevos teñidos, simplemente cocidos. Es típico que los padrinos o madrinas se la regalen a sus ahijados para que éstos vayan a bendecirla el domingo de Pascua a la iglesia y después degustarla toda la familia junta tras la comida. La verdad es que no puedo decir mucho más de ella, ni de donde viene esta tradición justo en esta zona, ni mucho más acerca de sus ingredientes porque lo desconozco. La receta, de hecho, es totalmente inventada... y hasta que corté la mona no sabía si sería comestible, pero sí, es comestible! Y muy rica, con esa miga que se deshace en la boca :) Aún se puede perfeccionar más, pero de momento os dejo esta, y el año que viene ya se verá ;)



Ingredientes (2 monas pequeñas):

-100ml leche
-100gr manteca de vaca
-350gr harina de fuerza
-12gr levadura fresca
-80gr azúcar
-1 huevo
-1 pizca de sal

-Huevo para pintar
-Azúcar con agua para espolvorear
-Manteca para el hueco
-Huevos cocidos

Preparación:

Hay que hacerla con antelación. Para tenerla lista esta mañana la empecé a hacer ayer a mediodía, los tiempos de levado se pueden acortar, pero yo prefiero hacerlo así.

En un bol mezclamos la harina con el azúcar y la sal. Hacemos un hueco y echamos el huevo, la manteca derretida (no caliente, templada) y la leche. Añadimos la levadura desmigada y comenzamos a amasar. Nos tiene que quedar una masa grasa por la manteca, pero no pegajosa, podéis añadir 10 o 20 gramos más de harina al final del amasado si todavía está algo pegajosa. Cuando tengamos la masa formada la ponemos en un bol y la cubrimos con un trapo, la dejamos reposar 3 horas en un lugar cálido y sin corrientes.

Pasado el tiempo desgasificamos, amasamos de nuevo un poco, formamos una bola, la llevamos al bol cubierta con el trapo y a reposar otras tres horas.

A continuación, desgasificamos de nuevo la masa. Dividimos en dos partes, formamos una bola con cada parte, aplastamos ligeramente el centro (donde irá el huevo) y las ponemos sobre una bandeja de horno con papel antiadherente. Deben doblar el volumen (yo las dejé 8-9 horas, toda la noche, a temperatura ambiente en un lugar sin corrientes).

Cuando hayan crecido (no os asustéis si quedan con arrugas y un poco fofas, no es una masa típica de pan, queda un poco "deforme") pintamos las monas con huevo batido, mezclamos un poco de azúcar con un par de gotas de agua y se lo ponemos por encima. Ponemos dos trocitos de manteca en el hueco donde irá el huevo, y por último ponemos cada huevo en su mona. Cuando el horno esté caliente (180º) metemos las monas y las horneamos 20 minutos. Si a mitad de cocción las monas ya están doradas las cubrimos con papel de aluminio y terminamos de hornear así. Una vez listas las dejamos enfriar sobre una rejilla y cuando estén frías ya se podrán comer :)

jueves, 28 de marzo de 2013

Doughnuts de chocolate al horno

Buenos días! Vamos con otra recetilla, ya en plena Semana Santa y con todo el mundo en casa, así podemos disfrutar más de la cocina y nuestra familia y amigos de nuestros postres :) Para ello os dejo estos doughnuts, al horno lo que los hace más sanos, pero no esperéis que sepan como los comerciales, no es eso lo que buscaba con estos doughnuts. Son esponjosos, con un ligero sabor a chocolate y no muy dulces, el poco dulzor de la masa se compensa luego con el doble glaseado (uno normal y otro de chocolate). Pero si sois muy golosos podéis aumentar la cantidad de azúcar en la masa ;) Salen unos 8-9 doughnuts con sus agujeros (y algún agujero más para aprovechar la masa), me parecen unas cantidades ideales para un momento de capricho o de invitados, así no sobrarán, nos los comeremos todos!!!



Ingredientes:

-140gr harina de fuerza
-50gr harina integral
-50gr harina normal
-20gr salvado de avena
-60gr azúcar
-50ml leche
-1 huevo
-1 cucharada de margarina derretida
-12gr levadura fresca
-1 cucharada de cacao puro en polvo

Preparación:

En un bol mezclamos la harina de fuerza, la harina integral, la harina nomal, el salvado de avena, el cacao y el azúcar.

Hacemos un hueco en medio formando un volcán y echamos la margarina, el huevo, la levadura fresca desmigada y la leche (en este orden). Amasamos hasta tener una masa homogénea y ligeramente pegajosa. Cuando tengamos una masa uniforme formamos una bola y la dejamos reposar un mínimo de hora y media, hasta que doble su volumen, en un lugar cálido.

Pasado el tiempo cogemos nuestra masa, amasamos un par de veces y la estiramos con ayuda de un rodillo. Cortamos nuestros doughnuts (volvemos a amasar y cortar si es necesario) y los vamos poniendo en una bandeja de horno con papel antiadherente.

Ahora tenemos que dejar que doble el volumen de nuevo, unos 30 o 45 minutos, dependiendo del calor que haga en el sitio donde los dejemos a levar.

Cuando ya hayan crecido los suficiente los llevamos al horno (sin precalentar) a 180º durante 15 o 20 minutos, se tienen que dorar ligeramente para que no queden muy duros.

Los ponemos en una rejilla a enfriar, preparamos un glaseado de agua y azúcar a partes iguales, calentamos el agua en el micro, echamos el azúcar y removemos hasta que se disuelva. Entonces tenemos dos opciones: sumergir los doughnuts en el glaseado (cuidado, no debemos sumergirlos más que uno o dos segundos porque si no chuparán el glaseado y no quedarán esponjosos en el interior) o bien utilizar un pincel de silicona e ir impregnándolos de glaseado.

Cuando estén ya cubiertos derretimos chocolate negro y sumergimos la parte superior de los doughnuts en él. Decoramos con coco o fideos de colores y dejamos que se endurezca el chocolate, y ya tendremos listos nuestros doughuts :)

lunes, 25 de marzo de 2013

Cupcakes de fresas y coco

Nuevamente cupcakes, nuevamente coco, nuevamente fresas... pero esta vez todo combinado! Y la combinación no podía resultar más exquisita. Fresas naturales, aprovechando que ya empezamos a tenerlas en los supermercados, que introducidas en el bizcocho aportan un plus de sabor y frescor al cupcake. Los trocitos de fresa hacen que quieras comer uno tras otro sin parar porque no resultan empalagosos. La leche de coco aporta una textura maravillosa al bizcocho a la par que un sabor particular, y los trozos de coco rallado más de lo mismo. La cobertura de gelatina siempre queda bien, y con estos cupcakes todavía más, resulta fresca, dulce y ligeramente ácida. No resulta nada empalagosa, y el coco rallado por encima no da sabor, pero sí una presencia agradable y bonita. Vamos, que no quedó ni uno! Así que corre a la cocina a prepararlos porque son de los mejores cupcakes que han salido de mis manos :)



Ingredientes (aprox. 20 cupcakes):

-2 huevos
-110gr margarina
-250gr harina
-200ml leche de coco
-180gr azúcar
-15gr coco rallado
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato
-Fresas cortadas en cubitos pequeños

-200ml nata de postre
-1/2 sobre de gelatina de fresa
-Coco rallado para espolvorear

Preparación:

Comenzamos por la base de los cupcakes. En un bol batimos la margarina blanda con el azúcar hasta que esté cremoso. Añadimos entonces los huevos, de uno en uno y batiendo entre cada adición. Añadimos la levadura y el bicarbonato y batimos para integrarlos.

Ahora añadimos la harina y la leche de coco alterándolas y batiendo cada vez (harina, batir, leche, batir, harina, batir...).

Finalmente añadimos las fresas a cubitos y el coco rallado, incorporamos ambos ingredientes con una lengua de gato.

Ponemos los papeles para cupcakes en el molde. Añadimos la masa, llenamos las cápsulas hasta la mitad si tenéis molde para cupcakes (hasta las 3/4 partes si los horneáis en flaneras desechables). Llevamos al horno precalentado a 180º durante 15 minutos.

Cuando estén listos (lo sabemos si al pinchar con un palillo sale limpio) los ponemos a enfriar sobre una rejilla.

Para hacer la cobertura ponemos la nata en un bol, añadimos la mitad del sobre de gelatina y comenzamos a montarla con una batidora eléctrica hasta que esté bien fuerte.

Cuando los cupcakes estén fríos los decoramos con la cobertura con la ayuda de una manga pastelera, espolvoreamos el coco rallado por encima y... a comeeeeer :D

jueves, 21 de marzo de 2013

Tortitas con avena integrales

Buenos y, de nuevo, lluviosos días! Hoy os invito a desayunar para calentar el alma y el paladar, y porqué no, para empezar el día de la mejor manera posible, con buen humor y el estómago lleno :) Y lleno de tortitas, que aún produce más felicidad si cabe, o por lo menos a mí, jeje. Si hay algo que me gusta del fin de semana es el tiempo que tengo para meterme en la cocina y preparar todo lo que la imaginación me regala, este fin de semana, entre otras cosas, he preparado estas tortitas que han sido mi desayuno del domingo. Ya veis que últimamente intento incluir más fibra en mi dieta, hace poco leí en un blog (no recuerdo cuál...) que la harina de trigo normal que utilizamos para cocinar sólo aporta calorías vacías, como el alcohol, y ningún nutriente. Así que me dispuse a cambiar esto, ¿porqué no emplear una parte de harina integral? O incorporar salvado, el de avena me encanta. Así que a ello me dispuse, y estas tortitas son el resultado. Tortitas grandes, como a mí me gustan, bien hinchadas por la levadura, con ese sabor característico de la harina integral y un toque semicrujiente de los copos de avena, y cómo no, acompañadas de mermelada de kiwi, para mí imprescindible :) Son unas tortitas contundentes, no nos engañemos, pero merece la pena probarlas, ¡os lo aseguro!



Ingredientes (8 tortitas aprox.):

-150ml leche
-100gr harina integral
-50gr harina normal
-20gr salvado de avena
-1 huevo
-2 cucharadas de azúcar
-2 cucharaditas de levadura
-1 cucharadita de aroma de vainilla
-Copos de avena

Preparación:

Batimos el huevo con el azúcar, añadimos la levadura, el aroma y el salvado y batimos de nuevo.

Añadimos la harina de trigo normal y batimos, añadimos la mitad de la leche y batimos hasta incorporarla, añadimos la mitad de la harina y batimos, y seguimos con la leche restante y luego lo que queda de harina.

Cuando tengamos la masa lista ponemos la plancha a calentar, ya caliente tenemos tres opciones para hacer nuestras tortitas: margarina, mantequilla o aceite de oliva. Estas grasas se utilizan simplemente para que la tortita no se pegue a la plancha, así que podéis escoger la que prefiráis, normalmente utilizo margarina o aceite, en este caso aceite de oliva (no, no saben después a aceite las tortitas, os lo juro!!).

Así que con la plancha caliente y untada de nuestra grasa, en mi caso aceite, ponemos un par de cucharadas de masa (no os paséis que ella se extiende solita). El fuego no debe estar al máximo, debe estar a una temperatura media. Cuando empiece a burbujear añadimos los copos de avena, los espolvoreamos por encima de la tortita, y después, con ayuda de una buena paleta le damos la vuelta a la tortita. Dejamos que se haga por el otro lado uno o dos minutos y listo. Procedemos de la misma forma con el resto.

Para degustarlas, infinitas posibilidades, a mí me gusta servirme una torre como la que veis, untada con una buena capa de mermelada de kiwi y acompañada de un zumito de naranja recién exprimido y café con leche, pocas veces estoy tan cerca del cielo como con este desayuno ;)

lunes, 18 de marzo de 2013

Muffins de chocolate y coco integrales

Buenos días! Empecemos la semana con estos deliciosos muffins, integrales para aportar fibra al organismo. Con chocolate para mejorar nuestro estado de ánimo. Y con coco ¡para darle un toque exótico! Quedan unos muffins muy ricos, con intenso sabor a chocolate y un ligero aroma a coco, así que los no amantes del coco podéis probarlos ya que no se nota en exceso. La harina integral crea una textura maravillosa, son unos muffins compactos pero aireados, muy jugosos, mejor si los guardamos en una lata y de un día para otro. Junto con un vaso de leche bien fresquita son una gran merienda o desayuno, para niños, mayores y "más mayores" :)



Ingredientes (10 muffins):

-2 cucharadas de aceite de oliva
-150gr harina normal
-100gr harina integral
-3 cucharadas de cacao
-100gr azúcar
-50gr azúcar moreno
-30gr coco rallado
-1/2 cucharadita de levadura
-1/2 cucharadita de bicarbonato
-200ml leche de coco
-2 huevos
-Pepitas de chocolate

Preparación:

Ponemos en un bol las harinas, los azúcares, el coco rallado, la levadura, el bicarbonato y el cacao. Removemos bien para mezclarlos.

En otro bol batimos los huevos, añadimos el aceite y la leche de coco y batimos. Echamos los líquidos sobre los sólidos. Con una lengua de gato mezclamos los ingredientes en un máximo de 15 movimientos.

Repartimos la masa en nuestros moldes, echamos pepitas de chocolate por encima y llevamos al horno precalentado a 180º durante 20 minutos aproximadamente.

Enfriamos en una rejilla y a disfrutar :)

viernes, 15 de marzo de 2013

Cupcakes de fresa y chocolate blanco (con nesquik)


Buenos días! Seguimos con fresa, pero esta vez sin llevar fresas de verdad (ooohhhh!!). Tranquilos, aunque no lleven fruta... siguen estando buenísimos!!! Os diré una cosa, si tuviésemos que dar nombre a estos cupcakes se llamarían Cupcakes Frigopie, ¿por qué? Pues porque tengo una amiga que en cuanto probó la cobertura dijo que sabía a Frigopie, que era tal cual esos helados, y no hubo quien desmontase su teoría. El caso es que están muuuy ricos, todo el mundo dio buena cuenta de ellos. Eso sí, no apto para los poco dulces... a mí me gusta el dulce, y estaban muy buenos... pero son muuuuy dulces!! Para los niños me parecen geniales, seguro que su sabor triunfa, y para los mayores... creedme que también triunfarán! :)



Ingredientes (12 cupcakes):

-2 huevos
-100gr azúcar
-125gr margarina
-100gr harina
-30gr nesquik fresa
-1 cucharadita de levadura
-1/2 cucharadita de bicarbonato

-180gr chocolate blanco de cobertura
-40gr nesquik fresa
-200ml nata para postres

Preparación:

Batimos la margrina (blanda) junto con el azúcar hasta que esté cremoso. Añadimos los huevos de uno en uno y batimos entre cada adición. Añadimos la levadura, el bicarbonato y el nesquik y batimos bien para incorporarlos. Por último, añadimos la harina y batimos nuevamente.

Echamos la masa en los moldes y llevamos al horno precalentado a 180º durante aproximadamente 15 minutos. Cuando estén listos los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la cobertura ponemos la nata a hervir en un cazo, cuando hierva la apartamos del fuego, añadimos el chocolate troceado y removemos hasta su disolución. Añadimos entonces el nesquik y dejamos enfriar. Lo pasamos a un bol amplio y lo llevamos a la nevera una hora o más, pasado el tiempo lo batimos con una batidora eléctrica hasta que esté cremoso (queda casi como nata montada). Lo ponemos en una manga pastelera y lo dejamos en el frigorífico 20 minutos o hasta que la crema cuaje un poco más.

Decoramos los cupcakes y listos para comer :)

lunes, 11 de marzo de 2013

Rotolo alle fragole (rollo de fresas con nata)

No sabía si publicarla hoy o no... porque llueve, y quizá este postre lo veo más para el buen tiempo. Lo hice este fin de semana aprovechando un rayo de sol que nos visitó. Sólo tengo que decir que es delicioso, el bizcocho sin duda me encanta, es adaptado del libro "Torte e cupcake" de Marina Neri, todos los bizcochos de este libro son impresionantes. El que os traigo hoy, en concreto, es de los que a mí me gusta, compacto pero que se deshace en la boca, suave al tacto... delicioso! Y además con el aroma de mantequilla-vainilla del Lidl, los recomiendo al 100%, éste en concreto es delicioso, y ya el relleno... qué decir, a pocas personas conozco que no les gusten las fresas con nata! Así que no os entretengo más y os dejo con la receta, probazla porque vale la pena, os lo aseguro! :)



Ingredientes:

-150gr harina
-1 cucharadita de levadura
-3 huevos
-100gr azúcar
-30gr margarina fundida
-1/2 cucharadita aroma butter-vanille

-300-400gr fresas
-200ml nata
-2 cucharadas de azúcar
-2 cucharadas de leche en polvo

Preparación:

Comenzamos por el bizcocho, en un bol montamos los huevos con el azúcar con la batidora eléctrica hasta que blanqueen y tripliquen el volumen. Entonces añadimos la levadura y la mitad de la harina, la integramos con una lengua de gato con movimientos envolventes, y añadimos el resto de la harina con movimientos envolventes.

Ahora añadimos la margarina fundida y el aroma (si no tenéis ese aroma podéis añadir otro que os guste). Con movimientos envolventes mezclamos bien la masa hasta que quede homogénea. Entonces echamos la masa sobre la bandeja de horno cubierta con papel antiadherente y llevamos al horno precalentado a 200º durante 8 minutos aproximadamente.

Cuando el bizcocho esté listo lo sacamos del horno, lo ponemos boca abajo sobre un trapo húmedo, quitamos el papel de horno y lo enrollamos. Reservamos.

Preparamos el relleno, para ello, ponemos la nata, el azúcar y la leche en polvo en un bol, y montamos la nata hasta que esté bien firme. Reservamos.

Cortamos las fresas en dados más bien pequeños para que no sea difícil enrollar el bizcocho. Reservamos.

Cuando el bizcocho esté frío lo desenrollamos, le untamos la nata por toda la superficie, dejando un trocito sin cubrir del final, donde terminaremos de enrollar, para que no se salga el relleno. Encima colocamos las fresas, y comenzamos a enrollar ayudándonos del trapo. Lo pasamos a la fuente donde vayamos a servir, cortamos los extremos (opcional) para que quede el corte más bonito. Y espolvoreamos con azúcar glass para darle un último toque de dulzor y una presencia más bonita.

Se puede comer ya, pero después de un par de horas en la nevera está todavía más bueno :)


Receta del bizcocho adaptada de: Torte e Cupcake. Marina Neri

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails