lunes, 25 de junio de 2012

Helado de doughnuts

Sí, sí, lo habéis oído bien, helado de doughnuts. Y bien rico que está :P Además todo caserito, fruto de un antojo de ayer, no sé porqué quería hacer este helado, no lo vi en ningún sitio, creo que no había hablado de doughnuts en meses... y aún así, ayer se me antojó, así que sin receta y sin doughnuts me puse a trabajar...


Primero hice los doughnuts, porque toda buena bloguera gastronómica que se precie lo hace todo en casa (ja...ja... :P), pero sí, los hice, según esta receta porque me encanta cómo quedan y parece más trabajo del que es, os lo aseguro ;) Y luego a pensar en el helado... tenía una idea para hacerlo... pero de todas formas navegué por internet... oye, todos llevaban yemas de huevo, y yo... no quería yemas, así que me inventé la receta :P




Y la verdad es que el helado queda riquísimo, cremoso, sin hielo, una gozada. Lo único... no sabe tanto a doughnuts como me esperaba, y eso que al principio le eché 4, probé la mezcla y no tenía mucho sabor, así que le eché dos más... y ahí ya estaba para comerla a cucharadas de lo rico que sabía, pero al congelarlo pues pues perdió algo de su sabor a doughnuts, ahora sabe como a... no sé...a bollería rica rica, jejeje Espero que lo probéis y así me contáis vuestra experiencia ;)

Ingredientes:

-200ml nata
-1 cucharada sopera de leche en polvo
-2 cucharadas de azúcar

-4 claras
-2 cucharadas de azúcar invertido

-300ml leche
-6 doughnuts

Preparación:

Empezamos preparando la crema de doughnuts, para ello ponemos la leche en un jarra y la calentamos en el microondas (o al fuego) hasta que esté caliente (no hace falta que hierva). Cogemos los doughnuts y los troceamos, los echamos en la leche y con una batidora trituramos todo hasta que quede una crema, sin trozos. Lo dejamos enfriar en la nevera

Ahora montamos la nata, la ponemos en un bol y le añadimos el azúcar y la leche, batimos hasta que quede bien firme.

Y por último montamos las claras, yo he usado pasteurizadas. Las montamos a punto de nieve y cuando estén bien montadas le añadimos el azúcar invertido, removemos con una lengua de gato.

Añadimos a las claras la nata montada, removemos con la lengua de gato hasta integrarlo todo por completo. Y le añadimos la crema de doughnuts (que ya debe estar fría, si no, esperamos un rato con todo en la nevera). Mezclamos siempre con la lengua de gato, cuando la mezcla sea homogénea la pasamos a la heladera unos 45 minutos, hasta que esté cremoso y luego unas 4 horas al congelador.

Os aseguro que es sorprendente su sabor, así que espero que os animéis a probarlo. Y ni qué decir tiene que los doughnuts pueden ser comprados :P

viernes, 22 de junio de 2012

Focaccia di cipolla (la focaccia de cebolla definitiva)

Buenos días! Hoy os traigo una receta que hice hace unas semanas y con la que quedé la mar de contenta, los que me seguís desde hace tiempo sabéis que buscaba una focaccia perfecta, sobre todo la de cebolla que es mi preferida... pues bien, ya está aquí!! Absolutamente deliciosa, esponjosita, con su cebollita por encima... ñammmmmm :D




Y todo esto gracias a María, la niña pimiento, que puso esta receta en su blog y en cuanto la vi la guardé para prepararla, sabía que no me defraudaría y es una auténtica pasada. Eso sí... amasado Bertinet así que haremos brazos y abdominales sí o sí, parece más difícil de lo que es, y al final hasta resulta entretenido y divertido (o es que soy yo que me he vuelto una friki del pan... jeje), os dejo el link del vídeo del amasado Bertinet que puso hace poco Uno de Dos en Directo al Paladar, está perfectamente explicado, seguro que lo conseguís a la primera ;)




Ingredientes:

-500gr harina de fuerza
-10gr sal
-12'5gr levadura fresca
-375ml agua
-Aceite de oliva
-1 cebolla

Preparación:

Disolvemos la levadura en agua. Reservamos.

En un bol ponemos la harina tamizada, hacemos un volcán y añadimos el agua, en una esquinita echamos la sal.

Y empezamos a juntar todos los ingredientes, yo he usado una rasqueta, no tenía hasta hace poco y os aseguro que vale la pena, al menos a mí me resulta muy cómoda y las podemos encontrar por menos de dos euros.

Cuando todos los ingredientes estén bien mezclados pasamos la masa a la mesa de trabajo, sin enharinar, como veis en el vídeo (es imprescindible ver el vídeo, si no conoces la técnica, antes de hacer la receta). Y empezamos con el amasado Bertinet, nos llevará unos 20 o 25 minutos obtener la masa que buscamos, debe quedar poco o nada pegajosa, se tiene que poder hacer la prueba de la trasparencia y tiene que queda lisita. Y no echéis harina, os aseguro que no usé ni un gramo de harina más, y al principio parece que será imposible que eso se convierta en una masa normal, pero sí, amasando y amasando se consigue ;)

Cuando consigamos la masa la dejamos reposar en un bol tapado con un trapo durante 1 hora o hasta que doble su volumen.

Pasado el tiempo desgasificamos levemente la masa aplastándola con los dedos, la tapamos con el trapo y la dejamos reposar 20 minutos.

Mientras tanto vamos picando la cebolla en aros (o como más nos guste).

Pasado el tiempo ponemos la masa en la bandeja de horno previamente engrasada, o como yo, con papel de horno encima de la bandeja. Estiramos la masa con los dedos mojados en aceite, haciendo hoyos con ellos, cuando la hayamos estirado por toda la bandeja podemos echar más aceite por encima si queremos, y luego añadimos la cebolla. Dejamos reposar de nuevo 45 minutos.

Horneamos a 200º (horno precalentado) y con vapor (un vasito de agua dentro del horno, que no estalle) durante 25 minutos aproximadamente. Cuando esté hecha la sacamos del horno y la dejamos enfriar sobre una rejilla.

¡Es una auténtica delicia!

martes, 19 de junio de 2012

Sirope de chocolate o salsa de chocolate

Este sirope se merece una entrada para él solito porque está de muerte, absolutamente delicioso :D
A mí los siropes comerciales o salsas de chocolate comerciales no me suelen gustar, me parecen demasiado dulces, pegajosas y el sabor a chocolate deja mucho que desear...




Así que en cuanto vi esta salsa en el blog de Biscayenne dejé guardada la entrada en mis marcadores para hacerla, y sí, también la he utilizado como relleno de magdalenas (porque adoro las magdalenas rellenas de chocolate que venden en los supermercados), pero también queda deliciosa acompañando helados, para crêpes, tortitas... y todo lo que os imaginéis ;)

Ingredientes:

-230gr azúcar
-90gr cacao puro en polvo
-260ml agua
-Una pizca de sal
-2 cucharaditas de maicena

Preparación:

Ponemos 30ml de agua en un vaso, le añadimos la maicena, revolvemos hasta diluirla y reservamos a un lado.

En un cazo ponemos el azúcar, el cacao y la sal. Le añadimos el resto del agua y llevamos al fuego, removemos y calentamos hasta que hierva. Lo dejamos reducir unos 3 minutos, removiendo de vez en cuando.

Separamos del fuego, añadimos la maicena, removemos y llevamos al fuego de nuevo hasta que hierva, removiendo constantemente, y dejamos que hierva un par de minutos, veremos que va espesando, no os preocupéis si os parece líquida porque luego al enfriar espesa un montón.

Cuando esté lista la apartamos del fuego, la echamos en un bote de cristal y dejamos enfriar, cuando esté fría lo tapamos y guardamos en el frigorífico. Podemos usarlo así tal cual o calentar la cantidad necesaria que vayamos a usar para echarla encima de unas tortitas, de un helado... el límite está en vuestra imaginación ;)

Se conserva bien guardado en la nevera durante bastante tiempo.

sábado, 16 de junio de 2012

Cómo hacer la masa de empanada (video)

Hace tiempo publiqué una receta de empanada de atún, la receta de empanada que me enseñó mi abuela y que es mi empanada favorita. Como os dije en la receta, la masa no es complicada de hacer, pero si no tienes a alguien al lado que te diga cómo tiene que quedar la masa es difícil conseguirla a la primera. Una amiga me comentó que su hermana intentó hacerla y que no le salió... pues bien, hoy os traigo un vídeo con el formado de la masa, ya que no puedo estar en vuestras casas, por lo menos ayudar lo máximo posible para que os salga la empanada.



Si queréis los pasos por escritos los tenéis aquí. En el vídeo se ve el amasado de la masa desde el principio, hay cortes porque si no se haría un vídeo eterno, pero lo fundamental está en el vídeo. Fijaos al final, cómo queda la masa, suave, elástica, no se resquebraja, es muy elástica y al manejarla con las manos es como plastilina. Ese es el punto. Espero que con este vídeo os animéis a hacer la empanada y espero que os salga de maravilla :)



miércoles, 13 de junio de 2012

Helado de cerezas

Por fin amanecemos con sol! Empezaba a pensar que vivíamos un segundo invierno... pero bueno, tampoco saltemos de alegría que no creo que el buen tiempo nos dure mucho. Pero mientras dure... yo lo celebraré con este rico helado de cerezas que guardo en mi congelador :D


Receta totalmente improvisada al ver una caja de dos kilos de cerezas sobre la encimera de la cocina, os lo aseguro, pero está taaaaaaaan rico, y es taaaaaaaan fácil, que os lo recomiendo a todos. Tiene un intenso sabor a cereza, algo que me encanta porque en otros helados que he hecho se me camuflaba el sabor de las frutas por la nata, pero en este no, queda fantástico.




Además, con el azúcar invertido aunque el helado se congele por completo, cuando lo sacamos y hacemos bolas no hay esos cristales de hielo que se suelen formar en este tipo de helados, así que sí, recomiendo hacer el azúcar invertido porque no lleva nada de tiempo, es fácil, barato y el resultado vale mucho la pena :)




Ingredientes:

-300gr cerezas deshuesadas
-4 cucharaditas de azúcar invertido
-200ml nata montada
-370ml yogurt griego azucarado

Preparación:

Trituramos las cerezas con la batidora, podéis dejarlas completamente trituradas, como una sopa, o podéis semi triturarlas para que os queden trocitos de cereza en medio del helado, yo lo hice así.

Montamos la nata. Una vez que esté bien firme le añadimos las cerezas con ayuda de una lengua de gato para incorporarlas sin bajar la nata, añadimos los yogures que habremos batido previamente para que sea más fácil incorporarlos. Mezclamos bien y cuando esté unforme la mezcla la llevamos a la heladera unos 40 minutos o hasta que el helado esté cremoso.

Podemos servirlo directamente de la heladera o enfriarlo una hora o dos en el congelador para sacar bolas de helado. Yo lo conservo en un tupper en el congelador, para comerlo recomiendo sacarlo media hora o una hora antes de comerlo para que resulte más cremoso y más fácil hacer las bolas.




Con este helado participo en el concurso de Sugg-r, de Rosilet, que si no la conocéis ya estáis tardando en pasaros por su blog porque es una maravilla y ella es un encanto :)

Azúcar invertido

Su uso es especial para los helados, evita que se formen cristales de hielo en el helado, si añadimos este azúcar a nuestras preparaciones de helado nos evitaremos el indeseado hielo, consiguiendo así un helado más cremoso.

Ingredientes:

-150ml agua
-350gr azúcar
-1 sobre blanco
-1 sobre morado (los gasificantes de mercadona)

Preparación:

Ponemos en un cazo el azúcar, le añadimos el agua y removemos. Calentamos y seguimos removiendo. Cuando empiece a humear y esté prácticamente hirviendo con burbujitas le añadimos el sobre blanco, apartamos del fuego y removemos bien.

Seguimos removiendo fuera del fuego, pasados 2 minutos (cuando la mezcla ya haya templado un poco) le añadimos el sobre morado y removemos, se formará una espuma blanca, eso es bueno, es lo que debe suceder, seguimos removiendo un poco y luego dejamos que se enfríe.

Cuando estaba templadito lo pasé a un tarro de cristal, lo podemos conservar bien cerrado en la nevera durante 10 meses.

Fuente: Cogollos de Agua

domingo, 10 de junio de 2012

Pastel de chocolate y vodka de lima

Muy buenos días! Iba a poner una receta de helado... pero me he asomado a la ventana y estamos de temporal (o algo parecido), porque el viento que hace no deja de mover los árboles como queriendo arrancarlos de la tierra y además llueve, y frío... pero vamos, lo normal últimamente... 10 de junio y este tiempo... genial... ays! En fin, al mal tiempo buena cara, no? Pues a mí la buena cara sólo se me pone con chocolate, jojojo



Este pastel es delicioso, no sólo por el sabor, si no porque resulta la mar de fresquito y nada empalagoso, es una auténtica maravilla, es genial para poder disfrutar en verano de un gran pastel de chocolate sin morir empalagada por el chocolate bajo un calor de 30º, así que apuntaos la receta para este verano que seguro que repetís unas cuantas veces ;)




La inspiración me vino de la tarta de cocacola y chocolate que hice por mi cumple, a partir de esa hice esta que os traigo hoy. Y utilizando esa botellita de vodka de lima que os enseñé con estos cupcakes, el sabor es delicioso :D Recordad que si no encontráis este preparado que uso yo siempre podéis usar otro que haya en el mercado, sólo tenéis que fijaros en que tiene que tener gas (no tanto como una cocacola, pero tiene gas), y sin más os dejo con la receta ;)




Ingredientes (molde de 15cm):

-125gr harina
-1/2 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato
-1'5 cucharadas de cacao
-125gr margarina
-125ml vodka de lima
-100ml leche
-1 huevo
-80gr azúcar*

-100gr chocolate de postres
-100ml nata de postres
-1 cucharadita de margarina
-2 cucharadas de vodka lima

*No es una tarta dulce, el azúcar le da su punto justo y para mí queda genial, pero si vosotros sois de los que preferís las cosas bien dulces entonces aumentad la cantidad, desde 120gr a 200gr incluso, porque tened en cuenta que la cobertura es chocolate negro y tampoco lleva azúcar.


Preparación:

Derretimos la margarina, añadimos la leche y el vodka a la margarina y removemos bien. Añadimos el huevo y batimos hasta integrarlo.

Ahora añadimos la harina, la levadura, el bicarbonato, el cacao y el azúcar y batimos hasta que no queden grumos y todo se haya integrado por completo.

Engrasamos nuestro molde y echamos la masa. Llevamos al horno precalentado a 170º durante 45 minutos aproximadamente. Estará listo cuando al clavarle un pincho de cocina éste salga sin restos de masa (una cosa es que salga con migas de la masa, pero migas, que la masa ya está hecha, pero si sale con la masa líquida pegada es que le falta cocción). Cuando esté listo lo dejamos en el molde.

Preparamos la cobertura poniendo a hervir la nata en un cazo, cuando hierva la retiramos del fuego y le añadimos el chocolate troceado y la margarina, removemos hasta deshacerlo todo. Le añadimos el vodka, removemos un poco.

Ahora cogemos la tarta y le despegamos los bordes, es una tarta que encoje un poco al hornearla así que lo más probable es que ya esté despegada de los bordes, de todas formas la ayudamos a despegarse por completo con ayuda de un cuchillo o una paletina. Todo esto sin abrir el molde (si es de los desmontables, como el mío), porque la tarta no se sacará del molde en ningún momento, sólo a la hora de servir.

Bien, con la tarta dentro de su molde y los bordes despegados es el momento de añadir la cobertura, la echamos directamente del cazo sobre la tarta, cubriendo toda la superficie y laterales de la tarta. Una vez hemos echado todo dejamos a temperatura ambiente para que enfríe, y cuando ya esté fría la llevamos a la nevera unas cuantas horas, mejor de un día para otro.

Para servirla tendremos que despegar los laterales de nuevo con cuidado de no llevarnos la cobertura de chocolate, abrimos el molde desmontable y la servimos sobre una fuente. ¡Lista para comer!

miércoles, 6 de junio de 2012

Ensalada de piña, queso fresco y nueces

Pues ya está aquí el #diadelaensalada en Twitter, parecía tan lejos cuando lo propusimos... y ya está aquí! Y es que el tiempo se me está pasando rapidísimo, los días vuelvan y las semanas desaparecen, dentro de nada estaremos ya tumbados en la arena y disfrutando del sol (eso espero!). Así que para esos días de calor os traigo esta ensalada, deliciosa donde las haya, sana, fresquita y además sencilla. Pero si no os gusta no tenéis más que buscar en twitter más ensaladas, a estas horas creo que ya iban 18 :D


Preparar la ensalada no nos lleva más de 3 minutos, además, podemos dejar la lechuga cortada del día anterior, así como el queso y la piña, de tal modo que cuando queramos preparar la ensalada no tendremos más que mezclarlo todo en un bol y añadirle el aliño, sencillo, rápido, fácil y hasta para llevar de tupper ;)




Ingredientes (cantidad según personas):

-Lechuga iceberg
-Piña en almíbar
-Nueces
-Queso fresco
-Vinagre de módena

Preparación:

Cortamos la lechuga iceberg en trozos (la forma de cortarla a gusto de cada uno, yo hago cuadraditos más o menos). La ponemos en el bol.

Cortamos el queso fresco en cuadraditos, de tamaño medio, ni muy grandes ni muy pequeños. Lo añadimos al bol.

Ahora cortamos las rodajas de piña escurridas del almíbar. Cortamos en trozitos y se lo añadimos al bol.

Por último echamos un puñado de nueces al bol y un chorro de vinagre de módena (si os gusta el vinagre mucho entonces echad un buen chorro, si no, un chorrito más ligero). Ya sólo quedaría mezclar y estaría lista para comer :)

Espero que os haya gustado mi propuesta para el #diadelaensalada y espero que busquéis las demás propuestas, yo me voy ahora mismo a verlas! :D

lunes, 4 de junio de 2012

Sandwich especial

Buenos días! Cómo me gusta amanecer con buen tiempo, con el sol dando en la cara, con tanta luz... ayyy :) Casi parece verano, así que ya que casi parece verano vamos a preparar una receta que vale para verano, aunque también para invierno. Pero este sandwich para una cena de verano con una buena cervecita es lo más, os lo digo yo! ;)


No es más que un sandwich mixto al que le hemos añadido un huevo y que hemos cocinado al horno, no tiene mucha ciencia así que la receta es breve brevísima, si es que se le puede llamar receta, pero creo que vale la pena mostrároslo.




El pan, el que queráis, pan de molde comprado o bien hecho por vosotros, el que os muestro en la fotos está hecho con este pan de integral con salvado de trigo que le queda genial, aunque tenéis muchos otros panes aquí. Y si no apetece hacer pan, pues el comprado que también vale. Y sin más os dejo con la receta, voy a terminar de desayunar y a estudiar un ratín ;)

Ingredientes (1 persona):

-2 rebanadas de pan (de molde, normal, hecho por vosotros...)
-1 loncha de jamón cocido
-2 lonchas de queso (de vuestra preferencia)
-1 huevo
-Mantequilla

Preparación:

Ponemos el horno a calentar a 180º.

Cogemos una rebanada de pan y untamos una cara con mantequilla. Ponemos la loncha sobre una bandeja apta para horno, con la mantequilla hacia arriba, colocamos encima una loncha de queso, una de jamón y otra de queso.

Cogemos la otra rebanada de pan, con un cortador de galletas circular cortamos el centro, untamos con mantequilla una cara. La cara untada  con mantequilla la ponemos sobre el sandwich y la tapa, sin mantequilla, la ponemos también en la bandeja apta para horno pero al lado, no sobre el sandwich.

Ahora separamos la yema de la clara. Batimos la clara a la que añadiremos unos granitos de sal, y la ponemos en el agujero del pan que hemos hecho, sobre el sandwich. Llevamos al horno hasta que la clara cuaje o esté casi casi cuajada.

Cuando la clara esté lista colocamos sobre ella la yema, llevamos al horno un par de minutos más para que la yema se cuaje un poco por la superficie, pero lo justo, porque así al partir el sandwich la yema se romperá y saldrá todo el huevo líquido, ñam ñam :)

Servimos y ¡a disfrutar!

viernes, 1 de junio de 2012

Pan de molde integral con salvado de trigo

Y volvemos con otra receta panarra!! La verdad es que últimamente me apetece lo que más hacer masas de pan, pan de molde, pan normal, bollitos para hamburguesa... pero siempre innovando y probando cosas nuevas. O probando cosas que en mis comienzos no me habían dado buen resultado como eran los panes hechos íntegramente con leche... se me quedaban compactos, con una miga fea y no muy ricos. Peeero ya he mejorado, supongo que la práctica ayuda mucho, así que si sois principiantes en el mundo del pan no desesperéis! Es un mundo fascinante lleno de posibilidades, y la satisfacción de hacer pan uno mismo no se compra con nada ;)




El que os traigo hoy es un pan con una miga esponjosa y suave, muy tierna. Muy integral por la harina y por el salvado de trigo, así aportamos más fibra a nuestra dieta :) Y tiene un ligero toque de sabor como a miel o algo así, no sé por qué, si será el salvado o qué, pero es algo que lo convierte en un pan muy especial, y sirve tanto para salado como para dulce, riquíiiiisimo en tostadas con nutella, como las que os traigo en las fotos ;) Y sin más os dejo con la receta, he estado un poco vaga durante la semana así que el finde me toca trabajar duro!

Ingredientes:

-60gr agua
-20gr azúcar
-20gr levadura fresca

-340gr agua
-50gr mantequilla
-300gr harina normal
-300gr harina integral
-150gr salvado de trigo
-6'5gr de sal


Preparación:

Ponemos los tres primeros ingredientes en un bol y removemos hasta que la levadura se haya disuelto. Dejamos reposar.

En un bol ponemos las harinas junto con la sal y mezclamos. Añadimos la mantequilla ablandada y en trocitos y mezclamos hasta incorporarla.

Hacemos un hueco en el centro y añadimos la primera mezcla y un poco de agua, vamos amasando a la vez que seguimos añadiendo agua, puede que no la uséis toda o puede que necesitéis algo más de agua. Amasamos hasta tener una masa homogénea y lisa.

Cuando tengamos la masa lista la ponemos en un bol y la dejamos reposar tapada con un trapo hasta que doble su volumen. Yo como siempre, con el horno caliente a menos de 30 grados y apagado, meto la masa dentro y la dejo crecer ahí.

Cuando haya crecido la desgasificamos amasando un poco. Estiramos en la mesa de trabajo con un rodillo hasta formar un rectángulo. Doblamos los bordes laterales hacia el centro, cogemos la masa y la rodamos por la mesa formando un cilindro, la ponemos en nuestro molde previamente engrasado con aceite y la dejamos reposar de nuevo 45 minutos o 1 hora, hasta que haya crecido otra vez el doble de su tamaño.

Una vez haya crecido lo llevamos al horno precalentado a 180º durante 40-50 minutos. Si a mitad de cocción se os dora mucho la parte superior podéis cubrir el pan con papel de aluminio y seguir con el horneado de esta forma.

Una vez listo, lo desmoldamos, le damos la vuelta y tocamos con los nudillos como si llamásemos a una puerta, si suena a hueco es que el pan está listo, si no, habrá que seguir con el horneado.

Lo dejamos enfriar dentro de una bolsa de plástico y listo para comer, o si queréis, congelar, como he hecho yo, en las fotos veis unas rebanadas envueltas en papel film, esas son las que van a ser congeladas.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails