martes, 13 de marzo de 2012

Galletas de remolacha en espiral

Sí, sí, como lo leéis, galletas de remolacha, y sin colorantes! Y toooodo natural! Y fueron un regalo que por lo que parece gustó mucho mucho, para una amiga que es ovovegetariana (o algo así, yo de estas cosas no entiendo mucho, pero lo que llevaban las galletas lo podía comer, jeje), y la verdad es que sólo verlas ya llama mucho la atención :)


Pero cuando las comes aún te llama más la atención porque... son de remolacha... pero saben a sandía! No me preguntéis cómo/porqué/ porque no encuentro explicación, pero el caso es que saben a sandía o al menos el sabor recuerda a sandía y queda crujientes y muy ricas la verdad, mojadas en colacao es como más me gustan :)




No podéis esperar que salgan unas galletas como las de mantequilla o hiperjugosas o sabrosas porque no llevan grasas animales ni aromas artificiales ni nada, pero os aseguro que son unas galletas diferentes a todas las que habéis comido y que quedan muy ricas, pero sobre todo diferentes (saben a sandía! jaja).

Y la forma... bueno, cosa mía, me gustaron tanto las galletas en espiral que decidí repetirlo pero con otra receta, con la que os traigo hoy, y cada vez me quedan mejor, eso sí, yo sigo aplanando cada galleta después de cortarla en rodajas porque me gusta más, pero eso ya es cosa de cada uno ;)

Ingredientes:

-100gr margarina
-100gr azúcar
-1 pizca de sal
-60gr puré de remolacha
-250gr harina para la masa rosa
-100gr harina para la masa amarilla

Preparación:

Batimos la margarina hasta que esté cremosa, añadimos el azúcar y la sal y batimos hasta incorporarlos.

Separamos en dos boles más o menos la misma cantidad.

A un bol le añadimos el puré de remolacha, batimos bien hasta incorporarlo. Ahora le vamos añadiendo poco a poco los 250gr harina y amasando hasta que nos quede una masa lisa, uniforme y no pegajosa. Cuando la tengamos la envolvemos en papel film y la llevamos a la nevera.

Cogemos el otro bol, le añadimos los 100gr de harina y amasamos hasta tener una masa lisa, homogénea y no pegajosa. Envolvemos en film y a la nevera, ambas masas deben reposar mínimo una hora.

Pasado el tiempo estiramos ambas masas formando un rectángulo del mismo tamaño, el rosa deberá tener un par de centímetros más de ancho.

Veréis que la masa rosa al estirarla parece como chicle, esa es la textura normal, es por la cantidad de remolacha que lleva, pero no os preocupéis, luego queda bien al hornear.

Cuando las tengamos, ponemos la masa rosa, encima la amarilla ajustando bien los bordes, nos debe quedar un poco más ancha la rosa. Ahora vamos enrollando, siempre por el lado más largo donde las masas quedan juntas, nunca enrolléis por el lado corto porque os quedarán unas galletas gigantes.

Enrollamos haciendo presión para que ambas masas se junten bien. Cuando tengamos el rollo formado tendremos la masa rosa sobre sí misma, por eso dejamos un poco más largo el lado rosa, para que toda la espiral quede cerrada por la masa rosa (a mí me parece más bonito).

Envolvemos el rulo en film y a la nevera mínimo media hora.

Pasado el tiempo cortamos las galletas y ya podemos hornearlas, yo las aplano un poco después de cortarlas porque me gusta más como quedan.

Las llevamos al horno precalentado a 180º durante 15 minutos, cuando los bordes empiecen a dorarse ya estarán listas. Las dejamos enfriar en una rejilla y listo :)

38 comentarios:

  1. Me parecen súper originales!! Y lo del sabor a sandía muy curioso,hay que probarlas!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Copio la receta!!! Y el modelo de galletas...

    ResponderEliminar
  3. qué ricas y originales! a mi me encanta probar sabores nuevos y si encima son tan decorativas... ¿¡qué mas se puede pedir?! ;)

    besos!

    ResponderEliminar
  4. Geniales, me encantan. Una preguntita. Cuando dices puré de remolacha. Cueces la remolacha y la trituras? O es un bote comprado? Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compro la remolacha envasada al vacío, la escurro bien un par de horas o así para que suelte todo el líquido que tiene y luego la trituro con la batidora :)

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Preciosas, y qué magnífica idea para colorear masas con la remolacha!! :)
    un beso, feliz día,

    ResponderEliminar
  7. Mmmmm, qué interesante .. con remolacha! me encanta, habrá que probarla, desde luego quedan preciosas :)

    Un besito y feliz día!

    ResponderEliminar
  8. me has dejado alucinada, que guayyyyyyyyyys, si son preciosas. yo no soy ovoeso jaja pero me las como igual ehh :) . la remolacha como la compras de esa cocina q viene al vacio o como? un besoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compro la que viene envasada al vacío, le escurro bien el líquido que sueltan, un par de horas o así, y luego la trituro con la batidora ;)

      Eliminar
  9. Te han quedado preciosas y además con un sabor tan original, tienen que ser un puntazo de galletas.

    ResponderEliminar
  10. qué preciosidad, no pueden ser más bonitas. Me parecen irresistibles
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Pero qué maravilla!!! jamás en mi vida he comprado remolacha, voy a probarlas!!

    ResponderEliminar
  12. Qué chulada de galletas ¡me han encantado!! Anoto la receta, me apetece mucho probar a hacerlas.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  13. Me encantan!!!! sin colorantes, y que bonitas!!.
    No me dio tiempo a pasar por tu blog, te has adelantado al pasar por el mio pero no se si te distes cuenta de que tienes un premio en mi entrada. besossss

    ResponderEliminar
  14. Oh!estas galletas me recuerdan a esas imagines de ilusiones ópticas, que al final te acaban mareando. ...y no sabes si están quietas, se mueven, giran a la derecha, a la izquierda, o qué!!
    Lo que mas me gusta a parte del color rosa, es que están hechas con colorantes naturales! yo procuro no utilizar colorantes artificiales pq no me terminan de convencer, no me fío.
    Ah! ya sabes que estas galletas las he hecho pero de mantequilla y chocolate y yo tb una vez cortadas las aplasto un poco porque también me gustan mas como quedan así!
    Voy a ver si sigo mirando tu fila de galletas, que parece que se mueven hacia la derecha....S-)

    Besos de pimiento

    ResponderEliminar
  15. Me encantan!!! de remolacha que original y sin colorante mucho más naturales. Tengo que probarlas ya que me has dejado con la curiosidad de que saben a sandía, nunca he probado ningunas galletas con ese ingrediente. Además de superchulas por lo diferentes que son, te han quedado muy monas. Un besazo.

    ResponderEliminar
  16. Acabo de descubrir tu cocina y estoy encantada!! me anoto las galletas que son súper originales, no me extraña que le gustasen!! y el que sepan a sandía ya es lo más! jajaja me quedo en tu cocina.

    besos

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias por vuestros comentario!! Ya veo que os han gustado mucho las galletas, ahora tendréis que probar a ver si a vosotros os saben también a sandía o no! jejeje
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  18. Unas galletas estupendas, y eso de usar "colorante natural" mucho mejor, me encanta!!!
    Besines

    ResponderEliminar
  19. quedan preciosas, y son muy sanas, me las apunto!

    ResponderEliminar
  20. Cuando vi las fotos hace ya un tiempo me encantaron, pero ahora...sabiendo que son de remolacha...qué delicia!! :D
    Me apunto la receta.
    Un besote guapa!

    ResponderEliminar
  21. Da pena comerse estas galletitas tan chulisimas
    me gustan

    un saludo

    ResponderEliminar
  22. Una maravilla!! Visualmente son perfectas y su sabor supongo que llama su atención, verdad??

    ResponderEliminar
  23. Sí que tienen que saber muy rico, además se ven preciosas, la remolacha se usa mucho para hacer bizcochos de chocolate, saben también muy rico.

    ResponderEliminar
  24. chulisimas y super llamativas!
    saludos.

    ResponderEliminar
  25. Ai que llaman la atencion y te han quedado preciosas. Un beso
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  26. Pues sí, tendremos que averiguar si a nosotros también nos saben a sandía, jejeje. Se ven geniales.

    ResponderEliminar
  27. oooh galletitas de remolacha, nunca lo hubiera pensado! son fantásticas :)

    ResponderEliminar
  28. Muy novedosas con remolacha..... nunca las había visto, claro que con chocolate sí....
    Las tendré que preparar en el invierno para recordar el sabor tan rico a sandía.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  29. Que pinta tan buena tienen y que sanas, ya había visto lo de usar la remolacha para colorear las galletas pero no de esta manera, me parece genial!
    BESITOs

    ResponderEliminar
  30. ¡¡Me encantan los colorantes naturales!! :D Genial idea la de la remolacha, yo he usado arándanos, matcha, fresa... me encanta el color natural. Tomo nota de un tinte más ;)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  31. que curiosas,yo las he echo,pero las teñí con colorante morado te dejo para que las veas.a ver que te parecen pero vamos que voy aprobar las tuyas y mas si me dices que tiene un sabor semejante a la sandia,que ricas,ñam,ñam.
    http://cosillasdeto.blogspot.com.es/2012/12/patrocinadoresgalletas.html#comment-form

    ResponderEliminar
  32. Acabo de hacerlas!! riquisimas!!! yo las hice con manteca pq la margarina no me gusta, ufff sin palabras no me supieron a sandia, pero si parecia el sabor de los mantecados...mm!! no duran nada!! Gracias por tus recetas, lo que sea para que mi hija coma verduras. Saludos desde Argentina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Erica! Cuánto me alegro de que os gustaran! Tengo que probar yo a prepararlas con manteca que seguro que están todavía más ricas :D
      Un beso!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails