miércoles, 22 de febrero de 2012

Galletas de cupcakes (II)

El otro día os enseñaba estas galletas de cupcakes que hice para unas amigas, hoy os traigo la explicación para hacer las dos que eran como las del centro, con la masa de colores, ya que mucha gente me ha preguntado al ver esta foto qué era, cómo se hacía y demás, así que hoy resuelvo dudas al respecto ;)


Son fáciles de hacer, pero llevan su tiempo, así que ara hacerlas si que aconsejo organizarse muy muy bien, y, si se puede, hacer el trabajo en varios días, así no nos cansaremos tanto y estaremos más relajados para hacerlas; por ejemplo, hacer la masa una tarde-noche y dejarla reposar hasta el día siguiente en la nevera. A la mañana dar forma a la masa y cortar y hornear las galletas. Y a la tarde decorar o al día siguiente.

En las galletas de cupcakes I partí de los restos de masa de las galletas de corazón de listas, al cortarlas nos quedaban cachos de masa que no podíamos juntar ya que se mezclarían los colores y quedaría una masa de color feo, así que seguí el mismo procedimiento que os voy a explicar, pero ya con los cachos de colores juntos, menos trabajo que hacerlas desde el principio como os enseño hoy. Espero que os gusten y os animéis a prepararlas ;)

Ingredientes:

-Masa de galletas
-Colorantes
-Glasa

Preparación:

Empezamos haciendo la masa, la que más os guste, yo utilicé una vez más la receta de galletas de mantequilla sin huevo porque me encanta y triunfa siempre. Vamos a tener que dividir la masa en tres partes y a dos de ellas le echaremos colorante, aunque también podríamos haber echado colorante sólo a una, otra dejarla normal, y otra añadirle cacao para hacerla marrón. Eso a gusto de cada uno, al igual que los colores elegidos para teñir la masa, yo me decanté por rosa y verde, bastante primaveral que debía estar yo ese día, jeje

Una vez tenemos la masa (habiendo pasado ya su tiempo de reposo en la nevera) empezamos por estirar las 3 masas, hasta un grosor de un centímetro o algo menos. Entonces cogemos una de ellas y empezamos a cortar tiras de masa de un centímetro, no hace falta que sean iguales, con hacerlo a ojo es suficiente. Cuando tengamos toda esa masa hecha tiras hacemos lo mismo con las otras dos.

Ahora nos colocamos en nuestra superficie de trabajo, yo trabajo sobre una lámina de silicona, si no tienes, para que la masa no se pegue a la encimera no aconsejo echar harina, lo que aconsejo es usar un film transparente y trabajar sobre él.

Vamos poniendo un trozo de una tira de color blanco, al lado un trozo de verde, y un trozo de rosa, vamos formando un círculo procurando alternar las masas para que haya más contraste, cuando tenemos un pequeño círculo en el centro entonces seguimos rodeándolo, si en un extremo del círculo hay rosa, entonces le ponemos verde o color natural de la masa, la cuestión es ir poniendo los trozos unos al lado de los otros y procurar alternarlos, que es lo que dará gracia a las galletas. Y no hace falta pegarlos por completo, eso lo haremos en el siguiente paso, lo que debemos hacer es poner los cachitos lo más pegados que podamos e intentar que no queden muchos agujeros.

Una vez tenemos toda la masa repartida, ponemos otro film encima y pasamos el rodillo hasta dejar la masa del grosor que queramos que tengan nuestras galletas, a mí me gustan gorditas, eso a gusto de cada uno, yo las debo hacer de 4 milímetro aproximadamente. Al estirar la masa veremos que los colores se juntan, quedan perfectamente unidos y si había algún hueco pequeño éste desaparece, es lo que queremos conseguir, que quede una masa uniforme y multicolor.

Ahora ya tenemos la masa, cortamos las galletas, las ponemos en la bandeja de horno con papel antiadherente y horneamos.

Con los restos de masa volvemos a hacer el mismo proceso, en esta ocasión vamos juntando los restos y presionándolos para que quede una masa más gorda, ya que ahora el grosor de la masa que partimos es que el queremos al final, así que tenemos que hacerla más gorda, para eso juntamos los cachos, los abombamos un poco. Tenemos que conseguir de nuevo una masa de muchos colores con el mayor contraste posible.

Cuando la tengamos ponemos film encima y estiramos otra vez, estiraremos menos porque el grosor inicial de esta masa se parece más al que queremos conseguir para nuestras galletas. Una vez estirada, recortamos las galletas y al horno. Y repetimos el proceso tantas veces como restos de masa nos queden.

Cuando ya estén las galletas frías podemos pasar a decorarlas. Hacemos la glasa y la ponemos en la manga pastelera. Para decorar estas galletas siempre empiezo por lo que sería el frosting, hago la forma exterior y luego unas formas en el interior para dar volumen. Finalmente hago la base del cupcake, primero la línea exterior y por último las líneas interiores que simulan la forma de la cápsula del cupcake.

Espero que os hayan gustado y os animéis a hacerlas. Estas galletas junto con otras que espero enseñaros pronto las regalé en unos paquetitos cuando celebré con mis amigos nuestros cumpleaños :)

19 comentarios:

  1. son super originales con las masas de colores, me encantan.
    besos!

    ResponderEliminar
  2. Preciosas, y con los detalles en blanco finísimas!!

    ResponderEliminar
  3. Yolanda, qué absoluta preciosidad!
    Me encanta esa glasa de filigranas y los colores que has elegido para las galletas. Super original, de verdad, una monada ;-)

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Unas pastas de lo más delicado. Muy chulas,si señor.
    Bicos

    ResponderEliminar
  5. Quedan chulísimas las galletas. Todo lo que lleva colorcillos apetece mucho más!. Cuando domine un poco el tema galletil te copiaré este método para dar colorcito a las cookies.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Qué bonitas te hasn quedado!!! Y además seguro que riquísimas!! No sabes lo que me alegro que estés dando tan buen uso al cortador ;-)

    Mil besos

    ResponderEliminar
  7. Son una pasada, pero si que parecen un poco laboriosas. El detalle de la glasa te ha quedado genial, muy buen pulso. Me llevo unas cuantas, para ir abriendo boca, hasta que me decida a probarlas... ;)

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Muy ricas y preciosas las galletitas. me llevaba una, pero ya se que tienen duenias. jjajaja
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Laurilla, muchas gracias!! Es algo diferente :)

    Isabel, es que no me gustan las cosas recargadas, jeje ;)

    Helena, muchas gracias! Los colores ahora que las veo me parecen muy primaverales, jejeje

    Mª josé, muchas gracias!! :D

    Rebeca, espero que lo pruebes y así me cuentas ;)

    Laury, gracias!

    Myriam, vamos que si le doy uso!! Me encanta!!!! Uno de mis cortadores favoritos, casi un tesoro! :D

    Dos entre bambalinas, es cuestión de organizarse, no son las galletas más sencillas del mundo pero tampoco es una odisea ;)

    Walkiria, muchas gracias! ;)

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  10. Que bonitas te han quedado, super originales con los colorines. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan!! que originales!! Quedan preciosas!!!

    ResponderEliminar
  12. Te han quedado preciosas Yolanda!! Me encantan!jiji =)
    Besotes guapi

    ResponderEliminar
  13. Que bonitas, coloridas y elegantes te han quedado. Eres toda una artista, hija.

    bicos

    ResponderEliminar
  14. Muy bonitas !!, y muy bien explicado. Se te dan fenomenal estas cositas, menuda monada :)

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Marisa, gracias!!

    Crispicake, gracias :)

    Elena, gracias!!

    Dolores, gracias ;)

    Merchi, ayyyy gracias guapa!!

    Encar, me alegra saber que se entiende bien, a veces me da la impresión de que no me explico todo lo bien que quisiera ;)

    Besitos!

    ResponderEliminar
  16. Muy bonitas y coloridas!!! Me encantan y lo buenas que tienen que estar. Saludos

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails