martes, 29 de noviembre de 2011

Tarta de remolacha con frosting de queso

Buenos días! Hoy os traigo una rica tarta, sí sí, rica rica riquísima, que aunque lleve remolacha os aseguro que sabe genial, y yo era la primera que pensaba que sabría fatal, pero para nada, una auténtica delicia que os recomiendo probar :)

Hace poco me llegó un correo al mail y era de Huercasa que me animaba a preparar recetas con remolacha para un concurso que tienen en marcha, y justo coincidió que tenía hacer esta tarta en mente, así que ya me puse manos a la obra y éste es el resultado. Si os gusta la tarta podéis votarme en la web (ya podéis votarme!!) del concurso ^^



La remolacha tiene multitud de efectos beneficiosos para nuestra salud que hasta ahora yo desconocía por completo, pero resulta que es una maravilla. La única pega... que huele a ultratumba, jajajaja, huele como a tierra, es cierto, pero luego en sabor es genial, en esta tarta deja un sabor particular, característico pero que no sabrías decir qué es. Y también la he preparado en pasta fresca y resulta deliciosa además de preciosa con todo ese color! :D

Venga, os dejo con la receta y espero que os animéis a hacerla ;)

Ingredientes (molde 13cm):

-50gr margarina
-150gr azúcar
-1 huevo
-100gr puré de remolacha*
-125gr harina
-1/2 cucharadita de levadura
-1/2 cucharadita de bicarbonato
-1/4 cucharadita de jengibre

-250gr queso de untar
-200ml nata para montar
-Azúcar glass al gusto (unos 150gr o más)

*El puré de remolacha lo hacéis cociendo la remolacha, o como yo, con remolacha cocida envasada, la batís con la batidora y la escurrís bien, que pierda todo el líquido que suelte. Con lo que queda elaboramos la tarta.

Preparación:

Batimos la margarina y el azúcar hasta que quede cremoso, añadimos el huevo y batimos de nuevo. Añadimos ahora el jengibre, la levadura y el bicarbonato. Batimos bien.

Ahora añadimos la harina y el puré de remolacha alternándolos y batiendo entre cada adición (harina, batir, remolacha, batir, harina, batir, remolacha, batir...). Añadimos un chorrito de leche si la masa está muy espesa.

Enharinamos nuestro molde y echamos la masa. Llevamos al horno precalentado a 180º durante 20 o 30 minutos. Si a los 15 minutos vemos que el bizcocho comienza a dorarse en exceso lo cubrimos con papel de aliminio y seguimos la cocción. Cuando esté listo lo sacamos, desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para preparar el frosting batimos el queso con el azúcar hasta que esté cremoso. Montamos la nata bien firme y se la incorporamos con un legua de gato al queso, la incorporamos poco a poco, como en tres o cuatro veces. Una vez lista podemos dejar que endurezca un rato en la nevera o pasar a decorar nuestra tarta.

Para montar la tarta cortamos el bizcocho en dos, ponemos un disco sobre la base de nuestro expositor o bandeja y le ponemos una capa de frosting generosa, cubrimos con el otro disco y cubrimos toda la tarta con el resto del frosting. Decoramos a nuestro gusto y ¡a disfrutar!





Os pongo la lista de participantes al sorteo, los que no aparecéis es o porque no dijisteis expresamente en el comentario que queríais participar o porque no os llevasteis el logo a vuestro blog. El concurso termina mañana, aún podéis apuntaros.

1-Jetsa
2-Pan frito o rebanas
3-Elen
4-Verónica
5-Beatriz García

domingo, 27 de noviembre de 2011

Bundt cake marmolado de mandarina y chocolate

Buenos días! Ya domingo, y mañana empezamos de nuevo, así que para coger fuerzas para toda la semana os traigo un bundt cake muy especial, fácil y rico rico. Con este bundt cake además participo en el Concurso de recetas con mandarinas y naranjas Costa que lleva a cabo Gastronomía & Cía :D

La receta es una adaptación de ésta de Food and Cook, ya sabéis que sus recetas siempre son una maravilla, así que para preparar este bundt me fui directamente a su blog, y no me equivocaba porque con una textura genial y una presencia fabulosa :)



El polvo de mandarina lo vi hacer en numerosos blogs y no saqué la receta de uno de ellos, lo vi hacer en tantos que más o menos memoricé el proceso y luego lo adapté a cómo yo quería hacerlo, pero vamos, que si buscáis por la red lo encontraréis sin problema ;)

Ingredientes:

-410gr harina
-225gr margarina
-300gr azúcar
-4 huevos
-240ml leche
-75gr chocolate negro
-2 cucharadas de polvo de mandarina*
-1 cucharadita y media de levadura


*Con un cuchillo afilado o un pelador sacamos la monda a dos mandarinas, sin llegar mucho a la parte blanca. Cuando tengamos toda la piel de las mandarinas la disponemos sobre un plato al que habremos puesto papel de cocina, ponemos las pieles encima todas boca abajo y las llevamos al micro a máxima potencia 30s. Las sacamos les damos la vuelta y las ponemos otros 15s, damos otra vuelta y 15s, otra vuelta y 15s. Y así sucesivamente hasta que veamos que se quedan duras. Entonces las dejamos enfriar y las molemos con un molinillo.

Preparación:

Batimos la margarina con una batidora eléctrica hasta que quede muy blandita. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo, más o menos 6 minutos.

Luego vamos añadiendo los huevos uno a uno sin dejar de batir, no incorporaremos uno hasta que el anterior esté incorporado.

Añadimos la levadura y batimos muy bien (ya veis que mi marmolado no quedó perfecto... tuve un olvido con la levadura... ya me entendéis...)

Añadimos la harina y la leche alternándolas (harina, batiendo, leche, batiendo, etc). Una vez incorporados ambos ingredientes separamos la masa en dos partes.

A una le incorporamos el chocolate derretido y templado, batiendo constantemente. A la otra el polvo de mandarina y batimos bien hasta incorporarlo a la mezcla.

Engrasamos bien el molde (yo con aceite) y vamos echando una capa de masa blanca, otra marrón, otra blanca, otra marrón, hasta acabar con las masas, como unas 4 capas (dos de cada color). Removemos un poco con un cuchillo y llevamos al horno a 175º durante 55 o 60 minutos. Una vez hecho lo dejamos enfriar fuera del horno 10 minutos. Luego ya podemos desmoldarlo y dejarlo enfriar sobre una rejilla.

Decoramos con azúcar glass y listo para deborar :)

viernes, 25 de noviembre de 2011

Cupcakes choco-bombón

A un paso del fin de semana os traigo estos cupcakes para celebrarlo por todo lo alto. Son extrachocolatosos, y además extranutellosos, vamos, que sólo los recomiendo a los amantes del chocolate y la nutella, el resto... absténganse! :P


Y con esta receta participo en el séptimo reto de Velocidad Cuchara, que tratándose de chocolate no podía no participar, aunque como habréis visto, últimamente el chocolate en mi cocina escasea, pero con esta receta he vuelto y ¡con más chocolate que nunca!



Además, estos cupcakes creo que son muy apropiados para las fechas que vienen, ya veis que con poca decoración como estas bolitas de azúcar se convierten en un postre precioso a la vez que sencillo, y con tanto chocolate me recuerda a algún postre navideño, típico después de una gran comida o una gran cena, y como es tamaño cupcakes te lo comes sin problemas, no es como una porción de tarta, si es que todo son ventajas ;)

Ingredientes (4 cupcakes):

-50gr margarina
-1 huevo
-80gr azúcar
-90gr harina
-1/2 cucharadita de levadura
-1/2 cucharadita de bicarbonato
-1 cucharada de cacao en polvo
-1 chorrito de leche
-4 bombones

-3 cucharadas de nutella muy abundantes
-1 cucharadita de cacao en polvo

Preparación:

Batimos la margarina y el azúcar, cuando la mezcla esté cremosa añadimos el huevo y volvemos a batir, añadimos la levadura, bicarbonato y cacao y batimos de nuevo.

Ahora añadimos toda la harina, batimos bien para incorporarla y que no queden grumos, añadimos un chorrito de leche pequeño para aligerar la masa y batimos de nuevo. Ponemos la masa en nuestros moldes hasta llenar la mitad, colocamos un bombón (que no llegue al suelo) y cubrimos con un poquito de masa, lo justo para taparlo.

Llevamos al horno precalentado a 180º durante 15 minutos aproximadamente. Ya veis que a mí los bombones se me derritieron y se fueron un poco al fondo del cupcakes, de todas formas esa capa queda deeeeeeeeeliciosa, pero podéis congelar los bombones previamente y así no se derretirán tan fácilmente y os quedarán en el centro del cupcake ;)

Una vez que estén listos los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la cobertura no tenemos más que mezcla la nutella con el cacao en un bol y con una cuchara removemos, removemos mucho y muy bien durante al menos 5 minutos, al principio parecerá que se queda una pasta dura pero conforme removamos más y más irá cogiendo consistencia cremosa. Cuando la tengamos la reservamos en el bol o en una manga pastelera.

Por último decoramos los cupcakes con la nutella y ya están listos para comer :)


Para los que os apuntasteis al sorteo (aún está abierto), es requisito indispensable poner el logo de mi blog en vuestro blog, algunos no lo habéis hecho, si no lo hacéis no os podré incluir en la lista ;)

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Tiramisù de frutos rojos

A estas alturas creo que es de sobra conocida mi debilidad por este postre italiano: tiramisù. Así que aquí os traigo otra versión, claro que podéis ver uno más tradicional aquí o uno light aquí, e incluso como cupcakes aquí. Pero esta vez no es que me lo haya propuesto yo, no, esta vez ha sido él, el gato, el gran Manu Catman :D

Todo comenzó en una larga noche de... no, espera, jeje... empezó hace un mes o algo más. Un grupo de bloggers comenzamos a hablar por twitter y en una de esas conversaciones Manu nos lanzó un reto: un tiramisù para cada uno. Cada uno una versión, un sabor y todos publicados el mismo día: HOY.



Pero ahí no acaba la cosa, entre ese grupillo había una personilla que no tenía blog, pero a raíz de este reto que nos propusimos se dispuso a crear su propio blog y compartir todas sus experiencias culinarias con nosotros, ella es Silvia :)



Cada uno de nosotros publicaría hoy su tiramisù con media hora de diferencia, así que hasta ahora habréis visto el de Manu, el de Silvia y el de Nancy. Ahora es mi turno, y el siguiente será para Patricia y por último Raquel :D

Ingredientes:

-Savoiardi (bizcochos de soletilla)

-500gr mascarpone
-6 huevos
-6 cucharadas de azúcar

-125gr frutos rojos (yo frambuesas y algunas grosellas)
-100 o 120ml agua
-2 cucharadas de azúcar

Preparación:

Primero vamos a preparar el puré de frutos rojos, yo he usado frambuesas y grosellas que es lo que tenía disponible, pero podéis usar lo que más os guste (moras, solamente frambuesas, con fresas, etc).

Ponemos los frutos rojos bien limpios en el vaso de la batidora, el azúcar, añadimos 100ml de agua y batimos todo muy bien, si el puré queda todavía muy espeso le añadimos algo más de agua, pero con cuidado, no debe quedarnos líquido, debe quedar con la consistencia de la nata de cocinar más o menos.

Una vez que tenemos el puré listo podemos hacer dos cosas, dejarlo así, o, como he hecho yo, colarlo para quitarle las pepitas y restos de pieles. Para ello lo colamos con ayuda de un colador y lo vamos echando en una fuente o plato hondo. Reservamos.

Preparamos ahora la crema de mascarpone. Separamos en un bol las yemas y en otro las claras. Montamos las claras a punto de nieve y las reservamos.

Batimos las yemas con el azúcar (una cucharada por huevo), cuando el azúcar esté bien mezclado y parezca ya disuelto pasamos a echar en este bol el mascarpone y batimos de nuevo hasta conseguir una mezcla cremosa. Por último añadimos las claras, poco a poco, y con ayuda de una lengua de gato con movimientos envolventes incorporamos las claras a la mezcla, con cuidado para que no se baje la mezcla.

Ahora pasamos al montaje. Cogemos nuestra fuente para servir y la colocamos cómodamente para trabajar. Ahora vamos pasando los savoiardi por el puré de frutas, que queden bien embadurnados, y los colocamos por el fondo de la fuente, hay que procurar cubrir todo el fondo.

Una vez está el fondo cubierto ponemos una capa de crema de mascarpone, la nivelamos y hacemos otra capa de savoiardi empapados en puré de frutas, y luego otra capa de mascarpone que sería la última, aunque yo en esta ocasión hice otra capa más de savoiardi y otra de mascarpone.

Decoramos con unas frambuesas o lo que prefiramos y llevamos a la nevera unas cuantas horas para que coja consistencia, aunque lo ideal es hacerlo de un día para otro. Es delicioso, os lo aseguro! :D



lunes, 21 de noviembre de 2011

Cocadas y ¡sorteo!

Lunes de nuevo, y para empezar la semana os traigo unas ricas cocadas, algo que yo pensaba que no me iba a gustar y que sin embargo me encantó. Busqué la receta en internet y probé, pero no me gustó la que probé, me parecía excesivamente dulce y además en el horno se esparramaban, así que improvisé y obtuve el resultado que quería :)


No son excesivamente dulces, tienen el punto justo en mi opinión, no pierden la forma en el horno y quedan crujientes por fuera pero tiernas por dentro, una auténtica delicia. Además, se aguanta bien hasta una semana (más no lo sé porque se acabaron, jiji)

Y los ingredientes no podía ser más sencillos: coco, azúcar y huevo. Preparación: 5 minutos, horno, otros tantos... Así que no hay excusas para no prepararlas, ya os estáis manchando las manos, venga! :)

Ingredientes (25 cocadas aprox.):

-150gr coco rallado
-100gr azúcar
-1 huevo M

Preparación:

Batimos el huevo con el azúcar con una batidora de mano, una varilla metálica. Cuando esté bien mezclado añadimos el coco y con una cuchara lo vamos integrando para que se empape del huevo.

Ponemos encima de la bandeja de horno papel antiadherente y ponemos el horno a calentar a 200º.

Cogemos porciones de masa con las manos y vamos haciendo bolitas del tamaño de una nuez o un poco más grandes (no mucho más), le damos bien la forma de bola y la colocamos sobre el papel antiadherente, proseguimos de la misma forma con el resto de la masa.

Cuando tengamos todas las bolitas hechas las llevamos al horno durante 5 o 10 minutos, cuando empiecen a dorarse por encima y cojan ese tono tostado las retiramos, así quedarán tiernas por dentro :)




En cuanto al sorteo, no os esperéis un gran regalo, más bien es una propuesta con encanto. Una amiga me trajo el otro día un vaso con una masa de bizcocho. Resulta que es para preparar la tarta de la suerte del siglo XV, esta tarta viene de las madres carmelitas de Sevilla y se requieren 10 días para elaborarla, además, se debe hacer de forma tradicional. Y una vez se esté en el proceso se deben repartir 3 vasos para dárselo a tres personas a las que queramos darles esta tarta de la suerte. Y eso es lo que pienso hacer yo :)

Sortearé 3 vasos de esta tarta de la suerte, y todo el que quiera participar debe dejarme un comentario en esta entrada diciendo expresamente que quiere participar, además, debe ser seguidor del blog, y por último debe poner el logo del sorteo en su blog :) Tenéis hasta el día 30 a las 12 de la noche para participar ;) (sorteo sólo para residente en España)

Espero que os animéis, de vez en cuando recuperar tradiciones como éstas me parece bonito, sobre todo acercándose ya la Navidad :D

sábado, 19 de noviembre de 2011

Mi AIG 2011 ha llegado... y menudo AIG! :D

Pues aquí estamos, sábado 19 de noviembre... y casi parece Navidad... y es que ayer por fin abrí los regalos de mi AIG y quién es... pues es Myriam... que todavía no sabéis quién es?? Tiene un blog llamado Mi cocina Naranja... ahora sí? Si ya sabía yo... jeje Y si no la conocéis ya estáis tardando en pasaros por su blog porque tiene recetas maravillosas! Yo no la conocía, ni ella a mí, pero ya somos fans la una de la otra, menuda cocina que tiene! Pero no sólo eso... si no que es un cielo de persona, me escribió una carta preciosa (que se me olvidó fotografiar :S) donde se presentaba y que decía que había comprado todos los regalitos pensando en mí... y no es mentira!! Se ha mirado mi blog de arriba a abajo porque ha dado de pleno con TODOS los regalos. Y también me dice que ya puedo contar con una amiga en Aranjuez, pues que sepas Myriam que en Galicia tienes otra para lo que necesites :)








Y paso con los regalitos, aquí ya veis una foto con todos empaqueditos preciosos en su cajita, luego fui abriendo y van por orden, me encontré con unos cortadores geniales, de conejo (lo adoro!!), corazón, osito y abeto!! :D Luego unas pajitas preciosas que andaba detrás de ellas siglos!! Ahí casi lloro... os lo juro... y luego unas cucharitas de madera preciosas, tengo unas parecidas pero así dejo unas en casa de mis padres y otras en mi casa, es perfecto! :D



Y seguí abriendo regalos, porque sí... había más!! Agua de rosas... agua de rosas!!! Con lo que quería conseguirla para preparar cupcakes y galletas!! :D Y luego... antes de desenvolver el siguiente ya me imaginaba lo que era... mi pensamiento: como sea el cortador de cupcake le pongo un altar... bien, ya me dirás dónde quieres que te lo ponga! jaja Seguimos con una lata preciosa de cupcakes, y es que ya sabéis que las latas me encantan y si son de cupcakes... más! Pero no venía vacía no... Traía unas cápsulas para cupcakes y trufas preciosas :D



Y seguimos, seguimos! Unas servilletas de papá noel preciosas que estrenaré ya estas Navidades, unos biberones pasteleros con los que tendré que empezar a practicar para decorar las galletas de cupcakes que tengo que hacer :D y el manual del chocolate!! Es una auténtica pasada!! Ya os contaré más de él cuando lo use... pero menudos regalos!!! Ahí los podéis ver todos juntos :D

Myriam, infinitas gracias, te lo has currado muchísimo y me ha encantado todo :D A Joana también hay que darle las gracias por haber llevado todo este trabajo a sus espaldas, te mereces el cielo!! :) Y para terminar, si queréis ver a quién regalé yo y qué regalé podéis verlo aquí ;)

jueves, 17 de noviembre de 2011

Panpizza de tomate y jamón serrano

Hoy toca recetita salada, y que es ideal para unos tentempiés o para un cena. Además es fácil y muy rápido de hacer, así que ya no hay escusas para no prepararlo. Además, basta con tener pan del día anterior, o fresco, pero yo he aprovechado "pan de ayer" para presentarme al concurso con el mismo nombre que organiza Paula de Con las Zarpas en la masa :)


Panpizza, pan y pizza, clarísimo no? jeje Es como hacer una pizza pero sobre una barra de pan, especialmente de chapata, aunque valdría cualquier otro, pero la chapata al ser más plana o recta se aguanta mejor en el horno y en el plato. Los ingredientes evidentemente podemos cambiarlos a nuestro antojo, pero este panpizza que os presento hoy es de mis favoritos sin duda alguna, así que os animo a probarlo.

Lo primordial para que salga bien son unos buenos ingredientes, sobre todo un muy buen jamón, uno que sepáis que os guste, y también unos buenos tomates. Si tenemos esos dos buenos ingredientes el resto saldrá de maravilla, así que pongámonos "zarpas a la masa" ;)

Ingredientes:

-1 trozo de chapata
-1 tomate
-6 lonchas de jamón serrano
-4 cucharadas de tomate frito
-Queso rallado al gusto
-Orégano y/o albahaca

Preparación:

Empezamos cortando el pan como si fuera para hacer un bocadillo, separamos ambas partes y quitamos algo de la miga si ésta es excesiva.

Ahora untamos ambas rebanadas de pan con tomate frito, que queden bien bañadas pero no empapadas. Y ponemos por encima el orégano y/o albahaca, a mí me gusta poner en cantidad.

Ponemos ahora el jamón serrano, cortaremos las lonchas en trozos no muy grandes y los iremos repartiendo sobre las rebanadas, pondremos unas 3 lonchas por rebanada.

Continuamos poniendo el queso rallado por encima, un queso que os guste y que sepáis que funda bien en el horno. Y por encima del queso coronamos con el tomate, mucho mejor cuanto más finas cortéis las lonchas, es mejor poner un tomate no excesivamente maduro, para que así esté durito y podamos hacer lonchas bien finas.

Llevamos al horno a 180º (precalentado) durante unos 10 o 20 minutos. Hasta que el queso esté fundido y el tomate asado. Sacamos del horno y servimos :)

martes, 15 de noviembre de 2011

Bundt cake con mermelada de moras

Como no podía ser de otra forma, hoy, en el Nationl Bundt Cake Day, me dispongo a presentaros una receta de bundt cake :)

Éste que os traigo queda delicioso, aunque no es propiamente un bundt cake pues yo he adaptado la receta del maravilloso blog de Ingrid (My lovely food), y al adaptarla he quitado muchas de las propiedades que hacen que un bizcocho sea un bundt y no un bizcocho cualquiera, pero de todas formas recuerda mucho a un bundt y el sabor es delicioso :D



Ni qué decir tiene que la mermelada podéis cambiársela a vuestro gusto, pero yo teniendo esta mermelada casera de moras pues tenía que usarla para este bundt sí o sí :D




Si no habéis probado nunca un bundt cake, os recomiendo que aprovechéis esta oportunidad para meteros en ese mundillo, son una delicia, nada pesados a pesar de sus ingredientes, suaves al paladar, aromáticos, y además preciosos! Yo estoy deseando probar más versiones de los bunt cake y ya os las iré enseñando poco a poco ;)




Ingredientes:

-350gr harina
-1 y 1/2 cucharaditas de levadura
-1 pizca de sal
-230gr margarina blanda
-300gr azúcar
-3 huevos
-120ml leche
-Mermelada de moras

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos nuestro molde de bundt con aceite.

Ahora en un bol tamizamos la harina junto con la levadura y la sal, y mezclamos bien.

Batimos en otro bol la margarina hasta que quede blanda, entonces le añadimos el azúcar y seguimos batiendo hasta que se integre por completo (5 minutos), todo ello con batidora eléctrica (no he probado a mano).
Añadimos los huevos de uno en uno sin dejar de batir, y no añadir el segundo hasta que el primero esté bien integrado.

Agregamos la harina y la leche alternándolas, sin dejar de batir, hasta terminar ambos ingredientes.

Ponemos las 3/4 partes de la masa en el molde, hacemos una capa de mermelada y cubrimos con el resto de la masa. De todas formas ya veis que a mí se me bajó la mermelada al fondo...

Metemos el molde en el horno durante 1 hora aproximadamente, hasta que al pincharlo el pincho salga limpio.

Dejamos enfriar 10 minutos justos, y pasado ese tiempo desmoldamos el bundt y lo ponemos a enfriar en una rejilla.

Espero que os guste :D

domingo, 13 de noviembre de 2011

Hombrecitos de pan de jengibre

Tenía muchas ganas de probar las galletas de jengibre, y cuando conseguí el cortador del hombrecito de jengibre no me lo pensé dos veces. Ya veis que me gusta mucho este personaje de las películas de Shrek ;)


La textura de las galletas es muy lograda, cuando las comes es como comer pan crujiente que se desmiga en la boca, una maravilla. Y el sabor... a jengibre. Yo he descubierto que el jengibre es muy fuerte para mí, jeje, pero las galletas están muy ricas, así que animo a todos a hacerlas.

Os aviso de que la masa crece en el horno, no a lo ancho, pero sí a lo alto, así que no hagáis unas galletas ya gorditas de por sí porque luego engordarán más en el horno. Y la decoración, pues ya veis, un poco de chocolate y unos sprinkles de colores. Fácil fácil, es que lo de la glasa lo veo muy complicado para mí... pero a quien se atreva seguro que queda muchísimo mejor decoradas con glasa :D

Ingredientes:

-50gr margarina
-60gr azúcar moreno
-1 huevo
-260gr harina
-2 cucharadas de miel
-1/2 cucharadita de bicarbonato
-1/2 cucharada de jengibre (al gusto mejor)

Preparación:

Batimos la margarina con el azúcar hasta que quede una pasta suave. Entonces añadimos el huevo y volvemos a batir.

Añadimos la miel, el bicarbonato y el jengibre. Removemos bien para incorporarlo todo.

Y ahora vamos añadiendo la harina poco a poco ayudándonos de una cuchara o similar para incorporar la harina hasta que la masa vaya quedando menos pegajosa, entonces empezaremos a trabajar con las manos y a amasar la masa mientras agregamos la harina restante. Nos tiene que quedar una masa lisa, homogénea y no pegajosa. Cuando la tengamos hacemos una bola, la envolvemos en papel film y la llevamos al frigo una hora.

Pasado el tiempo la sacamos, amasamos un poco con las manos y estiramos la masa ayudándonos de un poco de harina para que no se pegue a la mesa ni al rodillo. Cortamos las galletas con nuestro cortador y las vamos colocando en la bandeja para hornear.

Llevamos al horno a 180º durante 12 minutos o hasta que veamos que se van dorando. Dejamos enfriar sobre una rejilla y pasamos a decorarlas si nos apetece ;)

viernes, 11 de noviembre de 2011

Bizcochitos de frambuesa

Viernes, empezamos el fin de semana, y para ello nada mejor que unos bizcochitos de frambuesa, así reponemos fuerzas para todo lo que nos propone el "finde" :) A mí me harán falta, porque el mío estará cargado de recetitas nuevas, toca fin de semana de relajación en la cocina :P


Pero no me enrollo, vamos a lo que importa, a los bizcochitos de frambuesa. Hace un par de semanas hice unos muffins de frambuesa y salieron exquisitos, pero eran tan sumamente esponjosos que se aplastaban entre ellos cuando los metía en un bote hermético y eran tan jugosos que se pegaban un poco a las paredes del papelito.

Así que en un intento por mejorar eso salieron estos bizcochitos, que no son muffins, pero también resultan deliciosos, y es que las frambuesas en un bizcocho aportan una jugosidad increíble y un toque ácido delicioso que contrarresta con el dulzor del resto. Una auténtica delicia que recomiendo a todos, para desayuno, cena, merienda, o como hago yo, como tentempié a media mañana los días que vuelvo tarde a casa ;)

(Por cierto, ¿¿habéis visto los papelitos?? Son una monadaaaaaa, me los regaló Rosilet, puedes verlo aquí :D)

Ingredientes (8 bizcochitos):

-1 huevo
-100gr azúcar
-1/2 cucharadita de levadura
-1/2 cucharadita de bicarbonato
-125gr harina
-50gr margarina
-1/2 cucharadita de vainilla
-65ml leche
-60gr frambuesas frescas

Preparación:

Batimos la margarina con el azúcar hasta que quede cremoso, añadimos el huevo y volvemos a batir. Añadimos la levadura, el bicarbonato y la vainilla y batimos bien.

Incorporamos ahora la harina y la leche intercaladas y batiendo entre cada adición (harina, batir, leche, batir, etc).

Ponemos la masa en nuestros moldes con los papelitos y llenamos las 3/4 partes. Por último ponemos 2 0 3 frambuesas en cada molde, sin empujarlas al fondo, dejándolas en la superficie.

Metemos en el horno precalentado a 180º durante 15 minutos. Cuando estén listos los dejamos enfriar sobre una rejilla y ya está :)

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Crostata integral con masa quebrada sin huevo ni mantequilla

Sí, como lo leéis, una masa quebrada sin huevo y sin mantequilla, y os aseguro que no tiene nada que envidiar a la original porque está realmente buena y queda muy crujiente, vamos, que es genial para reducir algunas calorías en nuestros platos ;)

La idea se me ocurrió sin más, pensaba en las galletas sin huevo y me dije: si hay galletas sin huevo, la masa quebrada también se podrá hacer sin huevo! Pero es que también quería cambiar la mantequilla o margarina, y me dije: en otras recetas se pueden cambiar por aceite, porqué en esta no se iba a poder? Pues no es que no se pueda, si no que se puede y además queda genial, sigue siendo una masa muy fácil de hacer y que os recomiendo sin duda alguna :D



Pero es que además es integral, así que nos aporta fibra que es tan buena para nuestro organismo. Así que con esta masa todo son ventajas. Y por si fuera poco ya la he probado con harina normal ajustando un poco las cantidades y queda muy buena también, ya sólo me queda probar la dulce :D

Pero aquí no acaba la cosa, para hacer todavía más sano este plato me dispuse a preparar el relleno en mi estuche al vapor de lékue y es una maravilla, no manchas nada, nada nada nada, el estuche y una cuchara, se hace en 10 minutos y queda muuuuy rico. Así que a los que tengáis el estuche os recomiendo probarlo porque de verdad merece la pena y para esos días que llegas tarde a casa es genial para prepararte la comida en un plis plas :D Para las que no lo tengáis no os preocupéis, la forma tradicional de preparar el relleno la tenéis aquí ;)

Ingredientes (2 personas):

-200gr harina integral
-50ml aceite de oliva
-Una pizca de sal
-40ml de agua

-1/4 pimiento rojo
-1/4 pimiento verde
-1 cebolla francesa
-1 zanahoria
-3 o 4 champiñones
-Atún al gusto
-100ml tomate frito
-100ml nata de cocina
-Orégano al gusto
-Sal
-Vino blanco
-Aceite (opcional)

Preparación:

Empezamos preparando la masa. Para ello ponemos la harina en un bol junto con la sal, removemos y hacemos un volcán en el centro, ahí añadimos el aceite. Con una mano removemos bien toda la harina con el aceite, hasta que nos queden grumos de harina, como si fuera una arena gorda, el efecto que queremos conseguir es el mismo que cuando preparamos la masa quebrada con mantequilla. Cuando hayamos conseguido el punto añadimos agua poco a poco (cada harina admite distinta cantidad de agua) y vamos amasando, nos tiene que quedar una masa homogénea, no pegajosa y un poco elástica, si queda muy dura debemos añadir más agua. Una vez lista la masa hacemos una bola con ella, la envolvemos en papel film y la dejamos en la nevera, aunque aviso que con esta masa podemos pasar directamente a estirarla, no necesita el enfriado en la nevera ;)

Para el relleno ponemos los pimientos, la cebolla, los champiñones y la zanahoria bien picaditos dentro del estuche, ahora le añadimos la sal, y podemos añadir un poco de aceite de oliva (es opcional). Removemos bien para que la sal llegue a todos los alimentos, cerramos el estuche y ponemos en el microondas a máxima potencia durante 5 minutos.

Pasado el tiempo abrimos el estuche con cuidado (el vapor quema!!), removemos con una cuchara y quitamos el agua que puede que se haya formado porque la han desprendido los alimentos, ponemos un chorrito de vino blanco, removemos bien y llevamos al microondas 2 minutos.

Abrimos de nuevo con cuidado, añadimos e tomate y la nata, el orégano y removemos bien bien. Llevamos al microondas por 4 minutos más. Sacamos de nuevo, añadimos el atún desmigado, removemos y llevamos al microondas por 1 minuto.

Ahora el relleno ya está listo, lo reservamos. Y pasamos a estirar la masa menos una porción para la decoración, no muy gorda, pero tampoco tan fina que se nos rompa, aunque esto es a gusto de cada uno. La estiramos y cubrimos con ella nuestro molde (no es necesario engrasarlo, al menos en los de metal no es necesario). Ajustamos la masa al molde y cortamos el sobrante.

Ponemos el relleno sobre la masa, llegando bien a todas partes pero sin llegar hasta arriba del molde, hay que dejar un espacio.

Con la porción de masa que hemos guardado y el sobrante (si lo hay) estiramos de nuevo y pasamos a hacer la decoración, lo normal es hacer unas tiras y cruzarlas (por eso se llama crostata) pero en este caso usé un cortador de galletas para hacer formas y que quedara más divertida.

Doblamos los bordes de la masa hacia el interior del relleno y ponemos la decoración por encima del relleno. Llevamos al horno precalentado a 180º durante 15 o 20 minutos, hasta que esté dorada. Recomiendo hacerlo en rejilla y en la parte baja del horno para que la base quede bien crujiente. Una vez lista sacamos del horno y a disfrutar :D

lunes, 7 de noviembre de 2011

Cupcakes de crema de orujo

Buenos días! Comenzamos una semana más, otro lunes, y cada día parece que cuesta un poquito más levantarse... así que pongámosle remedio... y cómo hacerlos? Pues sí, con cupcakes! Si es que... estos pastelitos lo arreglan casi todo! jijiji

Esta vez de crema de orujo, los que me seguís de hace tiempo ya sabéis que es mi licor favorito y que lo he utilizado en otras ocasiones como en este bizcocho o en las trufas o en la tarta de queso, y siempre da buen resultado :) En esta ocasión en los cupcakes también quedó muy bien pero tuve que hacer un ligero apaño.



Resulta que en el bizcocho no se nota mucho el sabor a crema de orujo, así que recomendaría aumentar la cantidad de crema que se le añade a la masa, de todas formas yo para solucionarlo lo que hice fue calar la parte superior de los cupcakes una vez que estaban hechos y fríos, y así quedó super rico, con sabor a crema de orujo y muy jugosos :D

La cobertura es de nutella, le aporta un sabor suave a chocolate y avellanas que creo que combina muy bien con la crema de orujo, ya sabéis que yo soy de nutella, y en este caso recomiendo ésta y no nocilla, el sabor a avellanas sólo lo conseguimos con la nutella ;) Y sin más os dejo la receta, espero que os animéis a probarla!

Ingredientes:

-110gr margarina
-180gr azúcar
-2 huevos
-250gr harina
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato
-110ml leche
-2 cucharadas de crema de orujo

-Crema de orujo para bañar el bizcocho (opcional)

-200ml nata
-2 cucharadas de nutella

Preparación:

Batimos la margarina blanda en un bol junto con el azúcar hasta que quede una pasta cremosa, añadimos los huevos y seguimos batiendo.

A continuación añadimos la levadura, el bicarbonato y la crema de orujo y batimos de nuevo.

Por último nos queda añadir la harina y la leche alternadas y batiendo entre cada adición (harina, batir, leche, batir, etc).

Ponemos la mezcla en nuestros moldes y llevamos al horno precalentado a 180º durante 15 minutos.

Una vez hechos los sacamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la cobertura ponemos la nata bien fría en un bol, añadimos las 2 cucharadas de Nutella y batimos con la batidora eléctrica hasta montar la nata, que quede lo más firme posible, aunque nunca nos va a quedar tan firme como cuando la montamos sola. Una vez montada la mezcla la metemos en la manga pastelera y la llevamos al frigorífico una media hora, mientras enfrían los cupcakes.

Y finalmente sólo queda ponerle la cobertura a los cupcakes y decorar como más nos guste. A disfrutar! :D

sábado, 5 de noviembre de 2011

Tarta de nubes y frutos rojos

Bueno, pues ya estamos a sábado de nuevo, así que os traigo una tartita que no dejará indiferente a nadie y con la que sorprenderéis a vuestros invitados, seguro ;)


Nubes, es su ingrediente principal, y yo lo he acompañado de un zumo de frutos rojos. La combinación es muy rica y la tarta queda muy bien. Sin embargo no es de mis favoritas, la textura es muy agradable al paladar y no es muy dulce a pesar de llevar las nubes, pero no me termina de convencer.

Os pongo la receta porque sí que gustó en la cena a la que la llevé, y a mí me gustó, pero no es una tarta que repetiría, supongo que es porque este estilo de tartas no es mi favorito, me pasó lo mismo con la tarta de mojito, estaba muy rica, pero no es mi estilo de tarta. De todas formas os animo a probarla, aunque sólo sea para seguir experimentando con las nubes :D

Ingredientes:

-154gr galletas oreo
-1 cucharada de margarina

-200ml nata
-250gr nubes
-50ml leche
-250ml zumo de frutos rojos*

*El sabor del zumo podéis cambiarlo a vuestro antojo, en la receta original es de naranja natural.

Preparación:

Hacemos la base de galletas, para ello trituramos las galletas oreo con el relleno, o bien con la picadora o bien metiéndolas en una bolsa de plástico y aplastándolas con el rodillo. Una vez las tengamos bien molidas las ponemos en un bol, añadimos la margarina y removemos bien hasta que quede una masa homogénea. Cubrimos la base de nuestro molde (yo usé un aro de 22, si queréis que quede más alta usad uno de 16 o 18, lo puse sobre el plato en que serviría la tarta) y reservamos.

Ahora derretimos las nuebes con la leche en un cazo en el fuego, removiendo constantemente para que no se peguen, cuando estén derretidas separamos del fuego y añadimos el zumo. Removemos un poco mientras dejamos que temple.

Montamos la nata hasta que esté bien firme, y luego le añadimos la mezcla de nubes poco a poco y removiendo con una lengua de gato para no bajar la nata. Cuando tengamos una masa lisa y uniforme la echamos en el molde, sobre la base de galletas, y dejamos que cuaje al menos dos horas, yo la tuve toda la noche. Una vez haya cuajado, con un cuchillo repasamos todos los bordes del aro para que se despegue la tarta y luego abrimos el aro y lo quitamos, decoramos la tarta y ya la tenemos lista para servir :)

Para esta tarta aconsejo utilizar unas buenas nubes, que sepáis que son sabrosas, de lo contrario la tarta perderá mucho en sabor y calidad. También me disculpo por las fotos, era ya de noche...


Receta adaptada de: Sugarmur

jueves, 3 de noviembre de 2011

Ravioli de pavo y queso

O como aprovechar unos restos de fiambre :) Sí, así es, me sobraron un par de lonchas de pavo, un par de lonchas de queso, y de ahí surgieron estos deliciosos ravioli de pavo y queso que seguro que harán las delicias de los niños, y de mayores!


Cada vez me gusta más la pasta fresca casera, de hecho, ya no compro la pasta fresca nunca, la hago yo misma, y por eso la como menos, porque no tengo tanto tiempo para hacerla como me gustaría, pero los fines de semana saco un hueco y ahí que me pongo, todavía estoy pensando qué haré este fin de semana, jijiji

Bueno, a lo que iba, animo a todo el mundo a hacer pasta fresca en casa, lleva su tiempo, sobre todo si nunca la has hecho, luego con la práctica ya se coge el ritmo ;) Y si os gusta mucho hacerla en casa aconsejo comprar un formador de ravioli como éste, es del estilo del que tengo yo, y ahorra bastante tiempo, a parte de que quedan todos perfectos y preciosos :) Suongo que la máquina para estirar pasta también ahorrará tiempo, pero no la tengo así que no puedo aconsejaros ;)

Ingredientes (2 personas):

-100gr harina
-1 pizca de sal
-1 huevo
-1 cucharada de aceite de oliva
-Lonchas de pavo y queso

Preparación:

Ponemos la harina en un bol, la mezclamos con la sal, hacemos un hueco en el centro y añadimos ahí el huevo y el aceite, removemos con las manos hasta conseguir una masa no pegajosa, lisa y uniforme. Si se resquebraja la masa añadimos agua, poco a poco y seguimos amasando. Si está muy líquida o pegajosa añadimos harina y seguimos amasando. Cuando tengamos la masa la envolvemos en papel film y la dejamos reposar en el frigo media hora.

Ahora preparamos el relleno, aunque en este caso no hay mucho que preparar ;) Cortamos en cuadraditos pequeños las lonchas de pavo y queso, las mezclamos en un bol y reservamos.

Pasado el tiempo dividimos la masa en dos para que nos resulte más fácil trabajarla, espolvoreamos nuestra mesa de trabajo con harina, también el rodillo y vamos estirando la masa, espolvorearemos más harina mientras la vayamos estirando porque la irá absorbiendo y se hará pegajosa a medida que la estiremos.

Debemos estirarla hasta conseguir que quede muy muy fina, que transparente las letras de un periódico. Una vez estirada, colocamos la mitad sobre el molde de ravioli (sin cortar, más o menos a ojo, teniendo en cuenta que la otra mitad debe cubrir el molde también), presionamos donde están los huecos para hacer la forma, rellenamos con el pavo y el queso y cubrimos con la otra mitad, debemos cubrir todos los bordes, todos los huecos con esta mitad. Presionamos un poco con las manos y con ayuda del rodillo ejercemos presión por todo el molde, así se cortarán los ravioli, los sacamos y los dejamos secar sobre un trapo limpio. Procedemos de la misma forma con la otra mitad de la masa.

Para cocerlos ponemos agua a hervir, cuando hierva añadimos la sal, removemos y añadimos los ravioli, en unos 3 o 5 minutos estarán más que hechos, los escurrimos y reservamos mientras preparamos la salsa.

Salsa:

-Tomate frito
-Orégano
-Albahaca (mejor fresca)
-Aceite de oliva
-Sal

Ponemos en una olla el aceite hasta que se caliente, añadimos el tomate frito y dejamos que reduzca un poco, Añadimos ahora la sal, el orégano y la alabahaca picadita. Añadimos los ravioli, damos un par de vueltas y servimos.

Otra presentación es poner los ravioli en una bandeja para horno, cubrir con queso y hornear 10 minutos o así a 180º hasta que el queso se funda y quede crujiente. Así están deliciosos! :D

martes, 1 de noviembre de 2011

Cupcakes de chocolate al kirsch

Feliz día a todos! Aunque la mayoría de vosotros a estas horas aún estéis durmiendo, jeje, pero a mí me toca madrugar que tenga muchas cosas que hacer por delante. Así que os felicito con esta torre de cupcakes de chocolate con un toque de kirsch que hice hace un par de meses para el cumple de una amiga :)


La cobertura es una ganache de chocolate, la dejé endurecer para cubrir los cupcakes y luego poner una bolita redonde en medio, pero podéis dejarla más blanda y usar una manga pastelera para decorar, eso como vosotros prefiráis ;)

Los cupcakes quedaron muy ricos, el toque de kirsch no se nota mucho así que podéis aumentar la cantidad de echéis, y si hay niños pues omitidlo y cambiadlo por esencia de cereza o cualquier otra ;) Espero que os gusten y que disfrutéis de este día :)

Ingredientes:

-100gr chocolate negro
-85gr margarina
-175gr azúcar
-2 huevos
-185gr harina
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato
-1 pizca de sal
-230ml leche
-3 cucharadas de kirsch

-200ml nata
-200gr chocolate negro
-2 cucharadas de kirsch

Preparación:

Primero hacemos la ganache, para ello calentamos la nata y cuando vaya a hervir la sacamos del fuego, añadimos entonces el chocolate en trozos y removemos sin parar hasta que se funda. Una vez fundido añadimos el kirsch, removemos bien y dejamos que enfríe.

Ahora vamos con los cupcakes. Derretimos el chocolate y reservamos.

Batimos la margarina blanda con el azúcar hasta que quede cremoso, añadimos los huevos y batimos de nuevo. Ahora añadimos el chocolate y batimos de nuevo hasta incorporarlo.

Añadimos la sal, la levadura, el bicarbonato y el kirsch y batimos.

Por último añadimos la harina y la leche alternándolos y batiendo entre cada adición (harina, batir, leche, batir, harina, batir...).

Ponemos la mezcla en los moldes y horneamos a 180º durante 15 minutos. Una vez hechos dejamos enfriar sobre una rejilla y finalmente decoramos como más nos guste.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails