viernes, 30 de septiembre de 2011

Tarta de crema de queso y grosellas

Viernes ya, comienzo del fin de semana para muchos, y para empezarlo bien qué mejor que una tarta como esta, para despedir el verano tardío que estamos teniendo y comenzar el otoño. Esta tarta es similar a la de fresas, cambiando la fruta y la masa base, a mí me gusta mucho cómo queda con los corn flakes, pero hay a gente que le resulta demasiado crujiente, por eso hice otra base para esta tarta.

Podéis usar la masa quebrada que más os guste, yo tengo unas cuantas diferentes publicadas en el blog y todas me gustan mucho. Ya os dije que la de la tarta de fresas me gustó mucho, pero otra masa quebrada normal le quedaría igual de bien ;)



La crema de queso sabéis que me encanta, no queda excesivamente dulce y el contraste con las grosellas es maravilloso. Además, esta fruta es tan bonita que simplemente colocándolas sobre la crema dan una elegancia a la tarta que no necesita más decoración. Adoro las decoraciones sencillas como ésta :)

Ingredientes:

-250gr harina
-1 pizca de sal
-2 cucharadas de azúcar
-90gr margarina (o mantequilla)
-1 huevo

-Grosellas
-250gr queso de untar
-200ml nata
-Azúcar glass al gusto

Preparación:

Ponemos la harina con la sal y el azúcar en un bol. Añadimos la margarina a trozos y con las manos desmenuzamos la margarina con la harina, nos tiene que quedar una mezcla granulosa, como arena mojada.

Añadimos el huevo y amasamos hasta que nos quede una masa compacta y no pegajosa, puede que necesitemos un par de cucharadas de agua. Una vez que tengamos la masa lista la dejamos media hora en la nevera envuelta con papel film.

Pasado el tiempo la sacamos de la nevera la estiramos hasta alcanzar el grosor que más nos guste, que no sea muy gorda. Engrasamos el molde con aceite o margarina y ponemos la masa sobre él, ajustamos al molde y cortamos la masa sobrante. Pinchamos toda la masa con un tenedor para que no suba y además la hornearemos con peso, con garbanzos encima. La llevamos al horno a 180º (precalentado) durante 15 o 20 minutos, hasta que esté dorada y crujiente. La dejaremos enfriar sobre una rejilla.

Mientras preparamos el relleno. Batimos el queso con el azúcar, yo añadí unos 150gr, pero eso es a gusto de cada uno. Montamos la nata bien firme y se la incorporamos al queso con cuidado de no bajarla. Removemos bien y echamos sobre la masa ya fría.

Ahora sólo queda colocar las grosellas como más nos guste y llevar a la mesa para disfrutarla :)



martes, 27 de septiembre de 2011

Magdalenas de ganache de chocolate (microondas)

Hoy traigo receta rapidita, para microondas, para hacernos un desayuno improvisado en un periquete y además rico, y si es con sobras pues mejor, no? Para hacer estas magdalenas he usado parte de la cobertura de chocolate que utilicé en la tarta de lacasitos, así que si la habéis hecho y os sobró y la congelasteis ya podéis sacarla y usarla en estas deliciosas magdalenas :)


Si no os sobró siempre podéis hacerla a propósito para hacer estas magdalenas, no sería más que derretir al fuego nata y chocolate a partes iguales junto con un par de cucharadas de mantequilla o margarina y una de miel. O simplemente usar una ganache de chocolate que os haya sobrado de otra cosa, o cualquier otra crema de chocolate que os guste.

La elaboración es bien sencilla, y quedan muy sabrosas y esponjosas. Es importante controlar el tiempo de cocción, ya que si nos pasamos quedarán duras y no servirán para comer. Yo las ponía de 3 en 3 unos 2 minutos, pero a lo mejor a vosotros os lleva menos tiempo, así que es mejor ir probando de minuto en minuto hasta dar con el tiempo exacto y así las próximas veces ya sabremos cuánto tiempo debemos ponerlas ;)

Ingredientes (10-12 magdalenas):

-100ml aceite
-100gr azúcar
-100gr harina
-2 huevos
-1/2 sobre de levadura

Preparación:

Batimos los huevos con el azúcar, añadimos el aceite poco a poco y seguimos batiendo.

Ahora añadimos la ganache, que deberá estar líquida, para ello podemos ponerla unos segundos al microondas y removerla con una cuchara. La añadimos a la masa de magdalenas y batimos.

Añadimos la levadura y batimos bien para que no queden grumos. Añadimos la harina y batimos de nuevo. Yo lo hago con una varilla de mano, porque es muy fácil incorporar los ingredientes y me gusta más que con un robot de cocina.

Ponemos la mezcla en los papeles de magdalena y éstos dentro de unas cápsulas de papel de aluminio aptas para microondas, las llenamos un poquito más de la mitad y las vamos poniendo de 3 en 3 en el microondas a máxima potencia, primero 1 minutos, sacaremos y miraremos cómo están, y le vamos añadiendo 30 segundos o 1 minuto en función de lo que les falte para hacerse. A mí me fue suficiente con 2 o 3 minutos.

Espero que os gusten y os solucionen más de un desayuno o aprovechamiento de ganache ;)

domingo, 25 de septiembre de 2011

Tarta marinera (limón y queso)

Domingo ya, iba a poneros una receta de algún desayuno rico, pero mirando las fotos he recordado que todavía no había publicado esta tarta que preparé en verano para el cumpleaños de una amiga mía a la que le encanta el color azul, así que su tarta tendría que llevar azul.

La acompañé de unas gominolas en tonos azules y con motivos del mar, como estos tiburones o las tortugas que son tan monas. Además, al ser verano quería que la tarta resultase fresquita, no empalagosa, y lo conseguí. Los bizcochos son de limón, la receta adaptada de mi libro de la Primrose Bakery que tanto uso le he dado ya (creo que es el libro que más he usado de todos los que tengo!), y el frosting es el de queso que hago siempre, pero esta vez con alguna modificación para que resultase más compacto :)



Esta vez hice dos bizcochos, horneados en dos moldes de aluminio desechables de 20 centímetros creo, así ya no tenía que cortar un bizcocho en dos y quedaba más bonita la tarta. Con la cantidad de frosting que os indico es más que probable que os sobre, podéis echar bien de relleno entre los bizcochos y aumentar la cobertura, o dejar que os sobre y preparar unos cupcakes ;)



El resultado más que satisfactorio porque el sabor era delicioso y no era nada empalagoso :D Por fuera quedó bastante bonita y por dentro... mirad qué azul!!! Para ello usé colorante azul, pero los que yo tengo son los de la marca vahiné que son líquidos y tuve que echar bastante colorante, pero el resultado mereció la pena, a la cumpleañera le encantó, no olvidaré la cara que puso al ver el corte :D

Ingredientes:

-225gr margarina
-200gr azúcar
-235gr harina
-1 cucharadita y media de levadura
-4 huevos
-4 cucharadas de leche
-Ralladura de 1 limón
-Colorante azul (opcional)

Preparación:

Batimos la margarina con el azúcar hasta que quede cremoso, añadimos los huevos de uno en uno y batimos entre cada adición.

Añadimos la levadura y la ralladura de limón y batimos hasta incorporarlas bien.

Ahora añadimos la harina y la leche alternándolas y batiendo entre cada adición (añadimos harina, batimos, añadimos leche, batimos, añadimos harina, batimos...) hasta acabar con ambos ingredientes.

Añadimos ahora el colorante necesario hasta conseguir el color que queramos.

Cogemos nuestros moldes y los enharinamos. Echamos la mitad de la mezcla en uno y la otra mitad en otro, hay que procurar que los dos moldes lleven la misma cantidad para que la tarta no quede descompensada.

Metemos al horno precalentado y horneamos a 180º durante 25 minutos, aproximadamente. Cuando estén listos los dejamos reposar 5 minutos en los moldes y luego desmoldamos con cuidado y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Ingredientes frosting:

-400ml nata
-500gr queso de untar
-300gr azúcar glass
-2 cucharadas de leche en polvo

Preparación:

Batimos el queso con el azúcar hasta que quede cremoso.

Ponemos la nata en un bol, añadimos las dos cucharadas de leche en polvo y batimos hasta montarla bien firme. Luego la añadimos al queso con movimientos envolventes ayudándonos de una lengua de gato.

Cuando lo tengamos listo lo llevamos al frigorífico a que enfríe y endurezca para manejarlo mejor.

Montaje:

Ponemos un bizcocho sobre la bandeja de presentación que hayamos elegido.

Sacamos el frosting de la nevera y lo removemos un poco.

Ponemos unas cuantas cuacharadas de frosting sobre el bizcocho, cubriendo su superficie pero sin llegar a los bordes, ponemos bastante cantidad, y luego ponemos el otro bizcocho encima.

Ahora vamos con ayuda de una espátula para tarta o si no tenéis, como es mi caso, con una lengua de gato rígida, o un cuchillo jamonero si os resulta más fácil, extendemos el frosting por los laterales y por la superficie, primero haremos una capa pequeña, lo justo para cubrirlo y lo repetiremos hasta conseguir una capa consistente.

Vamos poniendo cucharadas de frosting en el lateral que repartiremos con nuestra espátula mientras damos vueltas al plato para que quede lo más liso posible.

Cuando terminemos de cubrirla si ya la vamos a degustar entonces colocamos las gominolas o lo que hayamos elegido, si todavía no la vamos a comer es mejor guardarla en la nevera y decorarla un poco antes de comerla.

Espero que os guste! Feliz domingo :)

jueves, 22 de septiembre de 2011

Regalitos Cupcakelosophy y AIG 2011

Hoy no toca receta, pero es que tenía pendientes un par de cosas. La primera era enseñaros los regalitos que me tocaron en el concurso del cheescake perfecto de Davinia en julio, me llegaron hace unas semanas y todavía no había tenido tiempo de poneros las fotos, pero aquí los tenéis, una auténtica preciosidad empezando por este botecito dándome las gracias y lleno de unas galletas deliciosas... Davinia, quiero la recetaaaaa! :D


Además de las galletitas que ella me preparó me regaló el pdf impreso con todas las recetas participantes al concurso, lo tenéis en su blog si lo queréis, además os aconsejo daros una vuelta por su cocina si todavía no la conocías porque hace unas cosas deliciosas ;)

También me regaló unas cápsulas para cupcakes monísimas, ya sabéis que las cápsulas de cupcakes me encantan, casi se podría decir que las colecciono, jaja, y unos cortadores ondulados de diferentes tamaños que vienen genial para hacer galletas con muchos tamaños o con huecos en el centro :D

Me regaló un molde para cubitos de hielo con varilla para revolver los cócteles, super práctico y ya estoy deseando darle uso, 2 vainas de vainillas que ya me había quedado sin ellas y que vienen genial para los postres o para preparar azúcar vainillado. Un cortador de sandwich en forma de corazón (adoro los corazones, jiji) y el último... un bloc de notas para la nevera con forma de vacaaaaa me encantó!! Además, justo esos días andaba buscando un bloc para la nevera porque la pizarra que tengo ya está un poco en las últimas y cuando lo vi en la caja del regalo me entusiasmó :D Muchas gracias por todos los regalos Davinia, me han encantado!! :D


Y ahora vamos con el AIG, Amigo Invisible Gastronómico. Este año es mi primera participación ya que el año pasado me quedé fuera por el plazo... pero este año ya estoy aquí, apuntada y lista para empezar a comprar los regalitos, ya he estado echando un vistazo a las tiendas y estoy deseando saber quién me toca para prepararlo todo con mucho cariño e ilusión :D



Este año lo organiza Joana de Mis recetas bordadas, y el logo ha sido diseñado por Carol de Design with love, una auténtica monada :) Si tú también quieres participar sigue el link que te acabo de poner hacia el blog de Joana y apúntate, tienes de plazo hasta el 30 de septiembre ;)

En cuanto a las pistas sobre lo que me gusta para mi futuro AIG (guiño guiño, jajaja), pues si me conoces o echas un vistazo a mi blog verás que cualquier cosita me hace ilusión, especialmente las relacionadas con la repostería :) Adoro los cupcakes, ya sean en cupcakes (ñammmm), en un delantal, en un paño de cocina, en un mantel, en forma de caja de galletas y por supuesto las cápsulas de cupcakes, las adoro!!! En cuanto a moldes tengo los típicos, de crostata o pie, de plum cake, redondos normales, uno de bundt sencillito y poco más, cortadores de galletas también tengo los normales, puedes echar un vistazo por mi blog ;) Libros tengo unos cuantos, aunque aumentar la biblioteca siempre es bueno :D Las cosas de decoración (tipo cake stand, cupcake stand, mantelitos, servilletas... vamos todas estas cosas que usamos para que luzcan nuestras foto) también me chiflan ;)

Y en cuanto a comida, pues me gusta prácticamente todo, menos las alcachofas, los espárragos y alguna cosita así, jeje, el resto me gusta y me encantará recibir algo echo por ti mismo, lo valoro muchísimo :D Las esencias o aromas me cuesta mucho encontralos, no tengo ni de fresa, ni de rosas, moras, violetas... así que si encuentras alguno me encantará :D Y no sé qué más decir, cualquier cosa relacionada con tu lugar de procedencia, un sitio que hayas visitado, o algo difícil de encontrar también me encantará así que no temas en arriesgarte o no te comas mucho la cabeza, me gustará de todas formas :D

miércoles, 21 de septiembre de 2011

La crema de chocolate y avellanas inmejorable (y sin azúcar o no)

Continúo con mi último post, en él os presentaba unos bollicaos caseros muy ricos, pero eran todavía más ricos porque estaban rellenos de esta crema de chocolate y avellanas también casera. Los rellenos que podéis poner a esos bollitos son infinitos, pero os aseguro que si probáis con esta crema no querréis otros. Igualmente que si probáis esta crema no querréis más una comprada.

La crema tiene un claro sabor a avellanas, aviso, no es Nocilla, de parecerse lo haría en todo caso a la Nutella (de la que soy fiel fan), pero con un sabor a avellanas mucho más intenso y desde luego con menos calorías, que para eso la preparamos en casa ;)



La textura es fina, más que la de marcas comerciales, podemos añadir menos leche y nos quedará más espesa, o añadir más y nos quedará más líquida, pero en mi opinión en esta ocasión he conseguido la textura perfecta, al menos para mí es la perfecta. Ya sólo queda que la probéis y me deis vuestra opinión :D

Ingredientes:

-200gr avellanas
-150gr chocolate negro
-150gr chocolate con leche
-300 ml leche
-5 cucharadas de edulcorante o azúcar (al gusto)

*Si queremos hacer una crema de chocolate y avellanas sin azúcar usaremos edulcorante y unos chocolates sin azúcar.

Preparación:

Picamos las avellanas con un robot de cocina lo máximo que podamos, hasta reducirlas a polvo o trocitos muy pequeños.

En un cazo ponemos la leche y los chocolates cortados en trozos. Llevamos al fuego hasta que se derritan, con cuidado de que no se queme. Añadimos las avellanas y removemos bien y añadimos el edulcorante (o azúcar), removemos bien para que se disuelva y probamos de sabor, rectificamos el dulzor si fuese necesario.

Apartamos del fuego y echamos la crema en botes, dejamos enfriar sin tapar, luego los tapamos y conservamos la crema en el frigorífico. Con estas cantidades salen tres botes como el de la foto, unos 800ml aproximadamente de crema. Se deben consumir en una o dos semanas. Podéis hacer la mitad de cantidad o hacer toda la cantidad y congelar una parte de la crema, así luego sólo habrá que dejarla descongelar en la nevera de un día para otro y ya la tendremos lista para usar ;)

lunes, 19 de septiembre de 2011

Bollicaos caseros

Buen lunes para todos, comienzo de semana, los mayores al trabajo y los niños a cole. Así que para empezar bien la semana no hay nada mejor que desayunar estos bollitos de leche rellenos de crema de chocolate y avellana, o por acortarlo, bollicaos caseros.

Quedan super suaves y esponjosos, como los comprados, con un sabor muy rico. La crema de chocolate y avellanas podemos poner la que queramos, una casera mejor, como hice yo, aquí tenéis una, pero pronto os colgaré otra nueva que he perfeccionado y que resulta deliciosa :D



Hay que tener cuidado con el relleno, a mí se me escapó en el horno, así que a la hora de darle forma debemos ser cuidadosos y sellar bien los bollicaos para luego no quedarnos sin el delicioso relleno. La preparación no es nada liosa, lo que más trabajo lleva es rellenarlos. Se congelan de maravilla y con 1 minuto al microondas ya los tenemos como recién hechos. Espero que los probéis!

Ingredientes:

-300gr harina de fuerza
-200gr harina normal
-1 cucharadita de sal
- 2 cucharadas de azúcar
-2 cucharadas de aceite
-150ml leche
-175ml agua
-15gr levadura fresca

-Crema de chocolate y avellanas, mermelada, crema pastelera...

Preparación:

Diluimos la levadura en la leche y reservamos.

En un bol ponemos las harinas, la sal y el azúcar. Removemos bien y hacemos un volcán, en el centro añadimos el aceite y la leche, vamos removiendo poco a poco, incorporando la harina de los bordes y vamos añadiendo agua poco a poco, puede que no la usemos toda. Vamos amasando hasta conseguir una masa no pegajosa y fina.

La dejamos levar 2 horas o hasta que doble su volumen en un bol limpio y tapada con un trapo. Podemos acelerar el proceso poniendo la masa en el horno caliente pero apagado, con un temperatura inferior a 50º.

Pasado el tiempo desgasificamos la masa, cortamos 12 o 16 porciones, depende del tamaño que queráis los bollicaos, los que yo os enseño salieron de 12 porciones y son bastante grandes. Estiramos cada porción de forma rectangular, ponemos crema de chocolate y avellanas en el centro, haciendo la forma de un gusano, pero sin llegar a los extremos. Vamos enrollando la porción de masa, desde donde está la crema de chocolate hasta el final, y pellizcamos la masa al final para que no se despegue, doblamos los laterales hacia la parte de abajo para sellarlos y vamos colocando los bollicaos en una bandeja de horno con papel antiadherente.

Dejamos reposar los bollitos 45 minutos o hasta que hayan crecido lo suficiente, no llegan a doblar el volumen pero crecen bastante. Ponemos el horno a 180º y lo precalentamos si queremos que los bollicaos salgan dorados, si no queremos que se tueste la superficie entonces los metemos en el horno sin precalentarlo. Los horneamos durante 12 o 15 minutos, depende del tamaño. Una vez hecho los dejamos enfriar sobre una rejilla y ya estarán listos para comer :D

viernes, 16 de septiembre de 2011

Tartaletas de mousse de yogurt e higos (sin azúcar)

Vamos a empezar el fin de semana con un postre con la fruta estrella de la temporada, el higo. Me encantan los higos, pero nunca los había comido de otra forma que no fuese directamente recogidos del árbol, así, sin más, partiéndolos por la mitad, comiendo la pulpa y desechando la monda. Y qué ricos están! :D

Pero el otro día fui a dar un paseo y a recoger higos de una higuera bastante grande que es pública y que no mucha gente conoce. Pero aún no estaban muy maduros, así que poca recolecta pude hacer, de todas formas fue suficiente para hacer esta mousse que os traigo hoy, con doble presentación: con tartaletas para quien le guste el contraste con lo crujiente y en copas para quien quiera saborear una mousse.


Esta vez la masa para las tartaletas es una masa quebrada pero sin huevo, con miel e integral, para acompañar a los ingredientes de la mousse que no son otros que yogurt, higos y miel, el trío por excelencia, y un poco de nata para darle aire a la mousse. Pero claro está que podéis utilizar la masa que más os guste.

La cantidad de higos no la especifico, yo echaba los higos e iba probando de sabor hasta que encontré el punto que me gustaba, así que esto es al gusto y también depende de la madurez de los higos, cuanto más maduros más sabor aportan.

Ingredientes (8 tartaletas y dos copas):

-150gr harina integral
-1 pizca de sal
-1 cucharadita de miel
-2 cucharadas de aceite
-Agua (cantidad necesaria)

-250ml yogurt griego desnatado edulcorado
-2 cucharadas de miel
-200ml nata para montar
-Higos (cantidad al gusto)

Preparación:

Ponemos la harina y la sal en un bol, removemos, hacemos un hueco y ponemos la miel y la sal, añadimos un poco de agua y vamos amasando, conforme amasamos si vemos que la masa es seca y quebradiza vamos añadiendo más agua, pero poco a poco para no pasarnos. Tenemos que conseguir una masa uniforme, lisa, no quebradiza y no pegajosa. Podemos llevar la masa al frigo, dejarla preparada de un día para otro o usarla ya mismo. Yo hice ésto último.

Estiramos la masa sobre una superficie enharinada con ayuda de un rodillo. Cortamos y colocamos en nuestros moldes untados con aceite. Llevamos al horno a 180º durante 10 o 15 minutos, hasta que la masa quede dorada y crujiente. Es importante que quede bien hecha, crujiente, si no se ablandará y no habrá contraste crujiente.

Para la mousse montamos la nata bien firme y la reservamos. Batimos el yogurt con la miel, añadimos la nata con cuidado de no bajarla y removemos bien. Y vamos añadiendo los higos, para ello los abrimos por la mitad y con una cucharilla vamos quitando la pulpa. Removemos bien para que los higos se integren y servimos en copas o en las tartaletas ya frías. Dejamos cuajar una hora, aunque se puede dejar toda la noche y comerlos al día siguiente, quedan deliciosas :)

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Tarta Gato (plátano y chocolate)

Sí, tarta, y sí, de gato... Y es que no podía ser de otra forma ya que esta tarta la creé expresamente para el concurso de Manu Catman por su cumpleblog. El tema era crear algo relacionado con gatos, y creo que con esta tarta queda muy presente el tema, jejeje. Igual... hasta le encontramos una compañera al Gato ;)


No tengo un molde específico, así que como hice para la tarta número 2, descargué de google una imagen de la silueta de un gato que me gustó, la imprimí al tamaño que más se ajustaba a lo que quería y el resto ya sólo fue hornear y decorar.



Yo hice una tarta en tamaño pequeño porque somos pocos en casa y no era plan hacer una tarta para 15, es para unas 5 o 6 raciones, si queréis algo más grande podéis duplicar las cantidades. La cobertura que usé fue la misma que para la tarta número 2, porque me gusta mucho y su combinación con el plátano es deliciosa, pero podéis poner cualquier otra cobertura que os guste ;)

Ingredientes:

-125gr margarina
-200gr azúcar
-2 huevos
-250gr harina
-2 cucharaditas de levadura
-1 plátano
-1 chorro de leche

-Cobertura (receta aquí, la mitad de cantidad es más que suficiente)

Preparación:

Batimos la margarina (ya blanda) con el azúcar hasta que quede cremoso, añadimos los huevos de uno en uno y batimos entre cada adición. Añadimos la levadura y batimos bien para integrarla.

Vamos añadiendo la harina poco a poco y removiendo bien para incorporarla. Pelamos nuestro plátano y lo aplastamos con ayuda de un tenedor, lo machacamos bien y lo incorporamos a la masa. Removemos bien. Y por último añadimos un chorro de leche para aflojar la masa, aunque hay que tener en cuenta que es una masa bastante espesa.

Echamos la masa en dos moldes rectangulares enharinados pequeños, de la medida que vayamos a hacer nuestro gato. Y llevamos al horno precalentado a 160º durante 25 minutos.

Cuando estén hechos dejamos 5 minutos en el molde, desmoldamos y dejamos enfriar en una rejilla.

La cobertura podemos prepararla ahora y esperar a que enfríe, o prepararla horas antes, el día anterior o tenerla congelada, como fue mi caso.

Montaje de la tarta:

Cogemos la bandeja donde vayamos a servir la tarta. Ponemos un poco de cobertura untada en el fondo.

Cogemos uno de los bizcochos y ponemos la plantilla del gato encima, recortamos siguiendo la forma. Ponemos el bizocho encima de la bandeja, movemos un poco para que la cobertura se pegue al bizcocho y cubrimos éste con más cobertura, por la superficie y los laterales.

Cogemos el otro bizcocho y le damos forma con la plantilla del gato, ponemos sobre el otro bizcocho y cubrimos con más cobertura. Metemos al frigo 5 minutos para que se endurezca y volvemos a dar otra capa de cobertura, ahora es momento de alisar los laterales y dar forma a la superficie, quitamos la cobertura sobrante de la bandeja y ya sólo nos queda decorar con lacasitos. Le hacemos un ojo al gato y el collar y listo para comer :)

Como observación, si no os gustan las cosas secas u os gustan las tartas húmedas entonces aconsejo calar los bizcochos antes de colocarlos con leche, almíbar, licor... lo que más os guste. Yo no lo hice y para mí estaba bien, pero es un bizcocho contundente, espeso, no es esponjoso, por eso si no os gustan así solos es mejor calarlos ;)

lunes, 12 de septiembre de 2011

Maceteros de galletas y gominolas

Bueno, pues hoy por fin os traigo los maceteros tan esperados, jeje. Las recetas son las galletas piruletas de colores y las nubes de colores. Así ya no tenéis que buscarlas ;)


El montaje es muy sencillo, tan sólo tenéis que buscar unos maceteros que os gusten, yo escogí estos cubos con fotos de gominolas en tonos rosa, luego puse esponja verde (de la que se pone en los maceteros para las flores secas) cubriendo toda la base, lo forré con papel pinocho rosa, e hice una base redonda que forré con el mismo papel y que coloqué encima de la que ya tenía hecha. Así conseguí dos pisos de altura, uno central y más alto y otro que lo bordea algo más bajo.

Luego sólo queda colocar a nuestro gusto lo que hayamos elegido, en este caso yo dispuse las galletas y las nubes. Estos maceteros son ideales para cumpleaños porque tienen mucho colorido y al estar envasada cada galleta y gominola por separado son ideales para que cada uno coja lo que le guste e incluso se lo lleve de recuerdo a casa. Pero si cambiamos los motivos o los colores también pueden servir para fiestas temáticas, bodas, despedidas... Espero que os gusten y os animéis a hacerlos :D



domingo, 11 de septiembre de 2011

Nubes de colores

Esta es la otra parte de los maceteros que os decía, iban combinadas las galletas en forma de piruleta con estas nubes de colores, y la verdad es que quedaron muy vistosos los dos maceteros que hice, en la próxima entrada ya os los enseño, no pongo todo junto para no saturar esto, jeje


La receta de nubes es más o menos como la que ya había hecho pero con algunos cambios. Por ejemplo, en vez de usar gelatina neutra en polvo utilicé gelatina neutra en láminas porque no encontraba la otra. Y también en lugar de dejar enfriar por completo la mezcla, la dejé reposar 30 o 45 minutos, que ya estaba prácticamente fría, pero líquida, y en ese momento es cuando empecé a montarla, y así sí que se monta la mezcla, parece que estás haciendo merengue :D

El único problema es que haciendo así las nubes sudaban muchísimo, las pusiera donde las pusiera, se encharcaban y empezaban a soltar líquido. No todas, por ejemplo, éstas empezaron a sudar, pero cuando las empaqueté como veis dejaron de hacerlo. Hice otra remesa de nubes en forma de cubo y las empaqueté en bolsas, pues esas sudaron tanto que dejaron algo de líquido en la bolsa. No sé si es por el calor o qué, si alguien lo sabe agradecería la respuesta ;)

Ingredientes:

-10gr de gelatina neutra (yo en láminas)
-1 sobre de gelatina de sabor (yo de fresa)
-200ml agua
-200gr azúcar
-Azúcar glass para espolvorear
-Colorantes (opcional)

Preparación:

Antes de nada quiero deciros que yo preparé el doble, primero hice una normal, y luego preparé otra a la que le añadí colorante amarillo convirtiendo la mezcla en naranja para conseguir nubes de dos colores diferentes.

Empezamos poniendo las láminas de gelatina dentro de un vaso de agua para que se ablanden.

Ponemos en un cazo el agua y el azúcar y lo llevamos al fuego hasta que hierva, bajamos un poco el fuego y añadimos la gelatina neutra escurrida, removemos bien hasta que se disuelva, luego añadimos la gelatina de sabor y removemos bien hasta que se disuelva y quede un líquido homogéneo. Retiramos del fuego, ponemos en un bol y dejamos reposar 30 o 45 minutos, dependiendo de la temperatura ambiente, debe estar frío al tacto pero todavía líquido.

Cuando la mezcla llegue a ese punto cogemos la batidora eléctrica y empezamos a montar la mezcla, nos llevará unos 10 o 15 minutos, se monta mucho, aumenta mucho de volumen y queda como una espuma.

Forramos el molde que hayamos elegido con papel antiadherente o con papel film y espolvoreamos con azúcar glass. Echamos dentro la espuma y dejamos reposar toda la noche.

Cuando haya reposado desmoldamos con cuidado, espolvoreamos azúcar glass por la superficie y con un cortador vamos haciendo formas, o las cortamos en cubos, como prefiramos. Pasamos cada nube por azúcar glass y reservamos.

Las nubes no se pueden dejar al aire porque el azúcar se reseca y forma una costra. Tampoco se pueden meter en cajas de plástico o tupper porque sudan, yo las puse en una lata de metal y también sudaron. La otra vez que las hiciera las metiera en uno de cristal y no sudaran, pero esta vez yo creo que no funcionaría, no sé si por el calor que hacía los días que las preparé (pleno verano).

A parte de ese pequeño inconveniente recomiendo hacerlas porque quedan deliciosas, con una textura perfecta, su punto justo de azúcar que podemos modificar como más nos guste o convenga. Vamos, que tenéis que probarlas ;)

Y si queréis añadir el colorante, sólo tenéis que añadírselo cuando ya estén las gelatinas integradas, apartáis del fuego, añadís el colorante y dejáis enfriar en un bol. Hay que tener en cuenta que cuando montamos la gelatina el color se vuelve más claro, así que si queréis un color muy fuerte tendréis que echar mucha cantidad de colorante, aunque yo recomiendo no pasarse porque los tonos pastel quedan muy bonitos ;)

viernes, 9 de septiembre de 2011

Galletas piruletas de colores

Estas galletas forman parte de unos "maceteros" que hice para un cumple, acompañando a la tarta número 2. Os pongo hoy la receta de las galletas y cómo las hice, y para que no se junte todo os pongo el próximo día cómo iban montados los maceteros, así no nos empachamos tanto, que estamos de vuelta al cole y hay mucho lío en casa ;)


Tenía pensado hacer estas galletas desde hace meses, cuando en Navidades hice los bastoncitos de colores en seguida pensé en hacer estas galletas, así que cuando empecé a preparar las cosas para el cumple me dispuse a buscar en internet a alguien que las hubiera hecho y encontré dos blogs que tienen dos formas de hacerlas, los dos son extranjeros, pero con el paso a paso de las fotos se entiende de maravilla.

Los blogs son Kuhinjica y Sugarbelle, aunque usé los dos, me basé más en el segundo. Algunas de las galletas las hice con 3 colores y otras con cuatro. Tan sólo es cuestión de practicar un poco hasta que salga bien la forma. La receta de las galletas es parecida a la de los bastoncitos de vainilla y chocolate, pero esta vez sin vainilla y aumentando un poco las cantidades. Espero que os gusten, ya me contaréis ;)

Ingredientes:

-150gr margarina
-75gr azúcar glass
-1 pizca de sal
-300gr harina
-Colorantes

Preparación:

Batimos la margarina hasta que quede cremosa, le vamos añadiendo el azúcar glass tamizado y batimos bien. Separamos la masa en tantos boles como colores queramos hacer y añadimos el colorante a cada masa hasta conseguir el tono que más nos guste, teniendo en cuenta que se aclarará cuando añadamos la harina.

Cuando tengamos el colorante añadido vamos con un bol, añadimos una cucharada de harina y la incorporamos, y añadimos otra y otra y otra... las que hagan falta hasta que nos quede una masa suave y no pegajosa, no debe quedar muy dura, no hay que pasarse con la harina.

Hacemos lo mismo con el resto de las masas y cuando las tengamos listas las metemos en la nevera media hora. Pasado ese tiempo podemos empezar a formar las galletas.

Cogemos tres trozos pequeños de masas de distintos colores. Hacemos un rulo gordo con cada uno como de 5 centímetros de longitud, y todos del mismo grosor aproximadamente. Ponemos dos rulos juntos, uno pegado al otro, y el último rulo encima de los otros dos, como haciendo una pirámide. Los apretamos un poco los tres y despacio y ejerciendo poca presión los vamos estirando sobre nuestra superficie de trabajo, lo estiramos hasta conseguir una tira larga y del mismo grosor a todo lo largo, a ser posible claro está.

Cuando tengamos nuestra tira cogemos un extremo y enrollamos hacia un lado y el otro extremo hacia el otro lado, eso es para conseguir que quede de rallitas de colores, como cuando hacemos los bastoncitos de navidad. Hay que tener cuidado de no enrollar demasiado o se nos partirá en dos el rollo. Luego ya sólo nos queda dejar fijo un extremo y enrollar el resto de la masa sobre él, así nos quedará formada la piruleta. Fijamos el extremo exterior con nuestro palo de chupachups si lo tenemos y si no con uno de brocheta como los míos y la ponemos en nuestra bandeja de horno que estará cubierta con papel antiadherente o similar.

Hacemos lo mismo con el resto de masa, y si lo queremos hacer de cuatro colores procedemos igual, pero poniendo dos rollitos gordos abajo y dos arriba en vez de en forma de pirámide.

Luego las llevamos al horno a 180º y precalentado y horneamos durante 12-15 o 20 minutos, dependiendo del tamaño de la galleta, hasta que veamos que los bordes cogen un ligero color. Las dejamos enfriar y ya quedan listas :D

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Tarta de queso y melocotón (microondas)

Bueno, pues seguimos la semana con otra tarta, pero esta vez de queso, con un toque de melocotón en almíbar y además al microondas, para tardar menos y para pasar menos calor en aquellos sitios donde el verano sigue bien presente ;)


Fácil de hacer, con ingredientes que solemos tener siempre en casa, la fécula de patata podemos cambiarla por maizena si es lo que tenemos en ese momento. Nos lleva 5 minutos prepararla, y un poco más hornearla en el micro. Además, si disponemos de un molde con una forma bonita ya tenemos la presentación conseguida :D

La receta la saqué de este blog polaco, ahora google nos ayuda con las traducciones así que los idiomas ya no son un límite a la hora de cocinar, podemos elaborar recetas de cualquier parte del mundo, es una maravilla! :D Yo hice mi adaptación de su receta para que me cogiera la masa en mi molde y porque sus cantidades eran demasiado para los comensales que éramos ese día a comer.

Ingredientes:

-500gr queso crema
-130gr azúcar
-80gr mantequilla
-3 huevos
-1 y 1/2 cucharaditas de fécula de patata
-170gr de melocotón en almíbar (3 mitades aprox.)

Preparación:

Escurrimos los melocotones y los cortamos en cuadraditos. Reservamos.

Batimos la mantequilla ya blanda con el azúcar hasta que se vuelva una crema. Añadimos los huevos de uno en uno y batimos entre cada adición.

Añadimos el queso poco a poco y batimos para que no queden grumos. Luego añadimos la fécula de patata y batimos bien para que se incorpore completamente a la mezcla.

Por último añadimos el melocotón y batimos muy poquito para repartirlo por toda la masa. Echamos la masa en nuestro molde apto para el microondas (si no es de silicona recomiendo engrasarlo) y llevamos al microondas a 600W durante 17 minutos. Yo lo hice a máxima potencia (creo que el de mis padres es de 800W) durante 13 minutos y medio. Podemos ir poniendo tiempo y sacarlo de vez en cuando para ver si está cocido, estará cocido cuando al pinchar con un palillo éste salga limpio.

Una vez cocido lo dejamos reposar a temperatura ambiente, cuando esté frío lo llevamos al frigorífico al menos un par de horas, aunque está mejor de un día para otro.


lunes, 5 de septiembre de 2011

Tarta de lacasitos Número 2

Y no es que sea la segunda tarta, es que es el número 2 lo que destaca en esta tarta, y evidentemente era para un cumpleaños de una niña de 2 añitos :) a la que además... le apasionan los lacasitos así que podéis imaginar que en cuanto pusimos la tarta sobre la mesa para soplar las velas se abalanzó sobre los lacasitos con ambas manos y comenzó a deborarlos, jejeje :D


La tarta no lleva mucho trabajo, es paciencia más que otra cosa. La idea la saqué de aquí, en cuanto vi esa tarta hace unos meses me guardé el link porque sabía que sería la que prepararía para este cumpleaños, aunque claro está, con mis cambios ;)


El bizcocho, una vez más, está sacado y adaptado de mi amado libro de la Primrose bakery, es esponjoso, delicioso, con un olor impresionante y un sabor chocolatoso... peeeeeeeeeeeero... se rompe, se rompe mucho, al menos el mío, para un bizcocho normal resulta perfecto, pero para hacer lo que yo he hecho... casi os recomendaría otra receta, se puede hacer, pero he de deciros que la base de mi tarta estaba rota en 4 cachos.... y el dos me costó un mundo que no se rompiera...

De todas formas si queréis intentarlo con este bizcocho yo os animo, porque es delicioso y muy muy esponjoso, de hecho, no rellené el bizcocho ni lo calé con almíbar, simplemente iba cubierto de una generosa capa de la crema de chocolate que hice y quedó espectacular. Os recomendaría dejar que enfriaran en el molde ambos bizcochos, dejarlos enfriar por completo, luego desmoldarlos con cuidado y darle forma al 2. Para recortarlo tan solo imprimí la figura de un dos al tamaño que yo quería, la recorté, la puse sobre el bizcocho y corté con un cuchillo, al ser tan esponjoso se corta de maravilla. Venga, os dejo la receta y a ver si os animáis ;)

Ingredientes:

-250gr chocolate fondant
-170gr margarina
-300gr azúcar
-3 huevos
-1'5 cucharaditas de bicarbonato
-1'5 cucharaditas de levadura
-1/2 cucharadita de sal
-500ml leche
-370gr harina

Preparación:

Derretimos el chocolate y lo dejamos templar.

Batimos la margarina con el azúcar hasta que queda una pasta cremosa, añadimos los huevos de uno en uno y batimos bien entre cada adición. Añadimos la levadura, el bicarbonato y la sal y batimos bien.

Añadimos el chocolate y batimos hasta que se incorpore y el color sea homogéneo.

Ahora añadimos la harina y la leche intercaladas y batiendo entre cada adición. Ponemos la masa en los moldes que hayamos elegido enharinados y llevamos al horno precalentado a 180º durante 30 minutos aproximadamente.

Ingredientes cobertura:

-400gr chocolate negro
-300gr margarina
-4 cucharadas de miel
-400ml nata

Preparación cobertura:

Derretimos todo en el microondas con cuidado de que no se queme, enfriamos hasta la textura que mejor nos venga para cubrir la tarta. Con estas cantidades os sobrará si sólo queréis cubrir la tarta como he hecho yo, podéis reducirlas a la mitad o a 2/3. La que os sobre la podéis congelar y luego para utilizarla tan sólo será llevarla unos segundos la microondas y ya estará lista para usar.

Para montar la tarta escogemos la bandeja que vayamos a utilizar. Ponemos un par de cucharadas de cobertura sobre el bizcocho rectangular, cubrimos la superficie ligeramente y la ponemos boca abajo sobre la bandeja. Eso hará que la cobertura se pegue a la bandeja y la tarta no se nos mueva, evitamos accidentes ;)

Ahora vamos poniendo cucharadas de cobertura sobre ese bizcocho hasta cubrirlo por completo, la cobertura debe estar líquida pero con algo de cuerpo y no debe estar caliente. Una vez hemos cubierto el bizcocho lo llevamos a la nevera durante 15 minutos o así.

Volvemos a cubrir el bizcocho, le damos otra capa generosa para que quede bien cubierto y llevamos al frigo esta vez 5 minutos.

Sacamos la tarta y ponemos nuestro 2 encima del bizcocho rectangular. Cubrimos con más cobertura, dejamos enfriar y damos otra capa, como en el primer bizcocho, una vez que damos la segunda capa hay que poner los lacasitos encima con la decoración que hayamos elegido.

Para hacer las líneas y saber si los lacasitos nos llegan yo lo que hice fue practicar el día anterior. Abrí mis bolsas de lacasitos y los seleccioné por colores, poniendo cada color en una bolsa de congelado, así para decorar la tarta me resultaría más sencillo.

Luego cogí la plantilla del número dos y la fui cubriendo con lacasitos, cuando me gustó el resultado le saqué una foto y esa fue mi plantilla cuando me dispuse a decorar la tarta con lacasitos, tan sólo tenía que copiar lo que había hecho el día anterior y como la plantilla tiene el mismo tamaño que el 2 de la tarta no hay posibilidad de error :)

Recomiendo poner los lacasitos, y por tanto darle una última capa a la tarta, poco antes de ir al cumple porque los lacasitos pierden el color al contacto con líquidos, en este caso, nuestra crema de chocolate.

Pues espero que os haya gustado esta tarta, ya veis que no es complicada, sólo hay que tener preparadas las cosas con antelación.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Tarta de chistorra, queso, tomate y albahaca

Un nombre muy largo, lo sé, pero me gusta así, se sabe todo lo que lleva la tarta al momento, no da lugar a dudas ;) Y sí, una tarta salada, la primera que hago y el resultado ha sido más que satisfactorio :)


Está claro que los ingredientes se pueden cambiar a nuestro antojo, en esta ocasión la hice con lo que quedaba en la nevera, aprovechar los restos de otras recetas, así surgió esta tarta que podemos hacer en el verano, como la he hecho yo, y también en invierno, con los mismos ingredientes o adptándolos a nuestra nevera invernal ;)

El caso es que es muy fácil de hacer, y lleva poco tiempo hacerla, merece la pena al menos probarla para saber si este tipo de tartas nos gustan. Y desde luego probar más, desde hace un par de años pruebo todo, todo a lo que antes decía que no sin más, ahora lo pruebo y he descubierto que hay cosas que sí me gustan, otras que puedo comer un poco camufladas, jeje, y otras que no puedo comer porque simplemente pues no me gustan, pero lo intenté ;)

Lo único que debo decir de esta tarta como pega es que el queso rallado lo cambiaría sin ninguna duda por un rulo de queso de cabra o algún otro queso así más fuerte y cortado en trozos en vez de el queso rallado, pero ya os dije que esta tarta la hice de "aprovechamientos" así que vosotros podéis hacer los cambios que os plazcan :D

Ingredientes:

-200gr harina
-90gr margarina
-1 huevo
-Sal

-2 tomates
-250gr queso rallado (mezcla de 4 quesos)
-1 chistorra
-6 hojas de albahaca fresca
-3 huevos
-300ml leche
-Sal

Preparación:

Lo primero es preparar la masa quebrada, ponemos la harina junto con la sal en un bol, removemos bien. Añadimos la margarina (o mantequilla) en cubitos pequeños al bol y amasamos con las manos, debe quedarnos una mezcla harinosa, hacemos un hueco en el centro y añadimos el huevo, amasamos, si vemos que la masa está seca y se resquebraja añadimos un poquitín de agua y amasamos de nuevo, si por el contrario la masa queda no pegajosa, no se deshace y queda homogénea entonces la tenemos lista.

La masa se recomienda meterla un rato al frigo para enfriarla, si vuestra cocina no es muy caliente podéis omitir este paso, o también podéis dejar la masa hecha el día anterior.

Estiramos la masa y forramos nuestro molde para tartas, primero lo engrasamos con aceite para que se despegue mejor la masa, luego lo forramos y cortamos los sobrantes. Reservamos.

Ahora cortamos la chistorra en rodajitas, y la repartimos por toda la base de la tarta. Cogemos el queso rallado y lo vamos colocando por toda la base.

Batimos los huevos con una pizca de sal, añadimos la leche poco a poco y seguimos batiendo. Añadimos esta mezcla a nuestra tarta, despacio, procurando no mover lo que ya hemos colocado.

Ahora cortamos el tomate en rodajas bien finas, y las colocamos en la tarta. Cortamos la albahaca en tiritas finas y las colocamos entre el tomate.

Ahora sólo queda llevarla al horno, a la parte baja, a 180º durante 30 minutos aproximadamente. Los bordes de la tarta, la masa, debe quedar dorada y la tarta si la pinchamos con un palillo debe estar el huevo cuajado.

Y a disfrutar! :D

jueves, 1 de septiembre de 2011

Galletas de lima

Y seguimos con la vuelta al cole, pero sin olvidar todavía el veranito, y para eso utilizamos la lima en estas galletas, que le da un toque genial y un frescor indescriptible. Las galletas son supercrujientes, este tipo de galletas me encantan acompañadas de un gran vaso de leche y nada más.


Se aguantan muy bien en una lata durante unos cuantos días, en mi casa duraron 3 creo, porque algunas de ellas las repartimos a los amigos porque salen muchas con estas cantidades :)

Espero que estéis llevando bien la vuelta al cole, yo no paso mucho por vuestras cocinas, pero en cuanto tenga tiempo me pongo al día con todas ellas que seguro que habéis preparado unas recetitas deliciosas :D Así que os dejo con la receta.

Ingredientes:

-130gr margarina
-1 clara
-160gr azúcar
-370gr harina
-Ralladura 1 lima
-Zumo 1/2 lima

Preparación:

Batimos la margarina con el azúcar y con la clara hasta que quede una crema. La margarina ha de estar blanda antes de comenzar a batir, para ello podemos sacarla un buen rato antes de la nevera.

Añadimos la ralladura de lima y removemos bien. Y pasamos a añadir la harina y el zumo de lima intercalados y removiendo bien entre cada adición. Amasamos con las manos hasta obtener una masa no pegajosa y manejable. Envolvemos en papel film y llevamos a la nevera 1 hora (esto es opcional, pero se trabaja mejor con la masa fría).

Estiramos la masa y cortamos las formas que queramos, las colocamos en una bandeja de horno con papel antiadherente y las horneamos a 180º (precalentado) durante 10 minutos, aunque el tiempo depende del tamaño de las galletas. Cuando los bordes empiecen a tomar color es hora de sacarlas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails