domingo, 31 de julio de 2011

Paté de mejillones

Es domingo y la mayoría de vosotros os habéis ido ya de vacaciones, esto se ve muy vacío, pero aquí sigo yo, para los que os quedáis, con una receta facilita pero resultona, que nos quitará de más de un apuro y que agradará a todos a los que se lo ofrezcamos, incluso a los que no les gusten los mejillones (como es mi caso) este paté les gustará, os lo aseguro ;)



Dos ingredientes, se podrían incorporar más, de hecho amigas mías lo hacen con algún que otro ingrediente más, pero yo os traigo el básico, el que he comido toda la vida en cumpleaños o en fiestas y del que disfruto mucho comiéndolo con unas tostadas. Así que os dejo esta breve receta que espero que os ayude en más de una ocasión ;)

Ingredientes:

-1 lata de mejillones
-100 o 125gr de queso de untar

Preparación:

Quitamos los mejillones de la lata y los ponemos en un plato, sin jugo. Los aplastamos con un tenedor hasta conseguir una masa, sin trocitos (también podéis utilizar batidora pero yo siempre lo hago así porque me gusta más la textura y a penas lleva tiempo hacerlo con el tenedor).

Una vez tenemos los mejillones hechos papa añadimos el queso y vamos removiendo bien hasta mezclarlos por completo. Si la mezcla nos parece muy espesa o no nos gusta la textura entonces añadimos un poco del jugo de los mejillones, el que hemos dejado en la lata, removemos de nuevo y vemos si la textura nos gusta, si es así lo servimos y acompañamos de tostadas. Buen provecho! :D

viernes, 29 de julio de 2011

Tortitas con arándanos (pancakes with bluberries)

Empecemos bien el fin de semana con un desayuno delicioso y nutritivo. A estas alturas ya sabéis lo que me encantan las tortitas, y lo que me encantan en todas sus versiones, así que hoy os traigo esta versión. Unas tortitas gordotas, con aire, suaves y esponjosas, de sabor sutil y con arándanos para dar un toque de frescura y algunas vitaminas para soportar el fin de semana ;)



Está claro que podemos cambiar los arándanos por cualquier otra fruta, pero es que los arándanos nunca los había probado y el otro día en un supermercado los vi, y no dejé escapar la ocasión para comprarme unos cuantos, y desde luego sabía como quería probarlos: en tortitas y en helado, el segundo ya os lo enseñaré ;)


Esta receta de tortitas es nueva, es diferente a las anteriores que tengo publicadas, me salió sin proponerlo, sin mirar recetas, y para mí es la mejor de todas las recetas de tortitas que he hecho, creo que para mí son de las tortitas más perfectas, así que ya sabéis, solas, con arándanos, con otra fruta, con sirope, con miel... como queráis, pero probadlas ;)

Ingredientes (10 tortitas):

-100gr harina
-150ml leche
-1 huevo
-2 cucharadas de azúcar*
-1/2 sobre de levadura
-Arándanos


*Mejor si es azúcar vainillado, en esta ocasión no tenía y le puse normal, aunque también puede ser azúcar moreno, de lavanda... todo depende del toque que queráis darle a vuestras tortitas :)

Preparación:

Batimos el huevo con el azúcar, añadimos la levadura y batimos de nuevo. Añadimos la harina y batimos bien para integrarla, nos ayudamos con un poco de leche, un chorrito para ligar la masa, cuando tengamos una masa homogénea añadimos el resto de la leche y volvemos a batir hasta integrarla, cuando la masa sea homogénea ya podemos pasar a hacer las tortitas.

La masa la podemos dejar hecha por la noche, guardada en la nevera, y por la mañana hacer las tortitas, o si la hacemos por la mañana y nos sobra masa podemos guardarla para el siguiente día y preparar más tortitas de desayuno. Cuando queramos utilizarla no hay que sacarla antes de la nevera, la sacamos y directamente empezamos a hacer las tortitas.

Ahora pasamos a hacerlas, lo primero es tener una plancha o una sartén antiadherente, es muy importante porque si no se os pegarán y no hay manera. También hay que tener dos paletas de mandera finitas o metálicas, aunque si son metálicas tenemos que ser cuidadosos para no rallar la superficie de la plancha o sartén, a pesar de esto yo prefiero las metálicas.

Calentamos la sartén o la plancha, ponemos un trocito de mantequilla/margarina o untamos ligeramente con aceite. Cuando esté caliente (siempre a fuego medio, nunca alto) ponemos unas cuantas cucharadas o un cucharón de masa en el centro de la sartén, ella sola se expande y alcance un diámetro concreto, a más cantidad de masa que echéis más grande saldrá la tortita, ahora echamos 3 o 4 arándanos y dejamos que la tortita empiece a hacerse.

Cuando la tortita comience a burbujear, cuando tenga bastantes burbujitas entonces es momento de darle la vuelta, cogemos las espátulas, las pasamos por debajo de la tortita y le damos la vuelta. Si al darle la vuelta la tortita está demasiado dorada (es decir, quemada) es que el fuego estaba demasiado alto. Dejamos la tortita por el otro lado un minuto o minuto y medio y ya estará lista, la ponemos en un plato y procedemos de la misma forma con el resto de la masa, y vamos apilando las tortitas en una torre para que se mantenga el calor entre ellas.

Ahora ya solo queda servirlas acompañadas de un poco de miel, sirope, salsa de frutas... lo que más os guste y yo en este caso con un buen vaso de leche para empezar bien el día :D

miércoles, 27 de julio de 2011

Helado de pera caramelizada

Seguimos aprovechando el excedente de peras en casa para hacer ricos postres, y hoy, por fin, os traigo uno sin horno, un helado, con heladera y con fruta. Los del sur ya podéis leer esta entrada y pensar en probarla sin temer a calcinaros en la cocina por encender el horno, jeje, los del norte, sin embargo, nos daría igual que fuera con o sin horno, aunque parece que mejora algo el tiempo, a ver si es verdad.



Bueno, helado de peras, cremoso, con ese toque de las frutas en el medio, como tropezones pequeños y el toque acaramelado de las peras. Sencillo de hacer, quizá lleve algo más de tiempo que otros helados pero tampoco es excesivo. La base es cremosa, de sabor a nata, deliciosa (sí, me encanta el helado de nata!!).

En casa ya lo he hecho varias veces y si sigue habiendo peras no descarto hacerlo de nuevo, es muy fresco, dulce pero no en exceso y con un sabor especial, os recomiendo probarlo, incluso si no os gustan las peras ya que no sabe mucho a ellas, así que venga, vamos con la receta :)

Ingredientes:

-2 claras de huevo
-200gr de peras cortadas en cuadraditos pequeños
-100gr azúcar
-200ml nata

Preparación:

Lo primero es pelar las peras y cortarlas en cuadraditos, yo uso la variedad que veis en la foto, así, verdes que es cuando más me gustan. Tienen mucha agua y son muy frescas y su sabor a pera no es muy fuerte ;)

Una vez que tenemos las peras cortadas las ponemos en una cacerola, sartén amplia u olla y le agregamos el azúcar. Ponemos a fuego alto durante 5 minutos, removiendo costantemente para que no se nos queme, luego bajamos a fuego medio durante 10 o 15 minutos, hasta que veamos que la pera ha cogido un tono amarronado y está más blanda. Cuando estén listas separamos a un plato las peras y reservamos el caramelo que han dejado.

Ahora batimos las claras a punto de nieve, cuando estén montadas pero no firmes del todo vamos añadiendo el caramelo que teníamos reservado, muy poco a poco, en forma de hilo y sin dejar de batir.

Montamos la nata en otro bol hasta tenerla bien firme y se la añadimos a las claras montadas con movimientos envolventes procurando no bajarlas. Añadimos ahora las peras en cachitos (también podéis triturarlas con la batidora si no queréis tropezones en el helado) y removemos bien.

Ponemos la mezcla en la heladera siguiendo sus instrucciones y cuando esté cremoso lo pasamos a un recipiente, lo llevamos al congelador unas horas y listo para comer. Si no tenéis heladera lo que tenéis que hacer es ponerlo en un recipiente, llevarlo al congelador y sacar cada hora, remover para romper los cristales y volver a meter en el congelador, y así repetirlo unas 4 o 5 veces para que quede cremoso.

Espero que os haya gustado este helado, en casa arrasó a pesar de la ausencia de sol, jeje

lunes, 25 de julio de 2011

Trenza de nueces y pera

Hoy celebro el día de Galicia, el día del Apóstol Santiago con esta maravillosa trenza de nueces y pera que no os podéis perder. Sí, horno, pero qué queréis, ahora mismo me asomo por la ventana y no logro ver ni el edificio de enfrente de la niebla que hay, y por supuesto, todo ello acompañado de lluvia, así que nada mejor que amasar y encender el horno para pasar estos días :)


Esta vez me decanté por hacer una trenza, la masa es como un pan de leche, de miga superesponjosa, tierna, suave, vamos, digna de todo desayuno gallego, jeje, y la acompañé con nueces que siempre quedan bien y con peras, ya que tengo un exceso de esta fruta en casa y hay que darle salida ;)

La forma de trenza ya veis que no quedó muy allá, esto fue porque se me fue el santo al cielo y en vez de dejarla levar con la forma de trenza hecha durante 30 minutos la dejé más de una hora, cuando me di cuenta ya era una trenza gigante y al hornearla pues salió así, de todas formas no quería dejar de enseñárosla porque de sabor es deliciosa :D

Ingredientes:

-150gr harina normal
-150gr harina de fuerza
-5gr levadura fresca
-80gr azúcar
-1 cucharada de margarina
-1 pizca de sal
-150ml leche
-Nueces

-Peras
-Ázúcar

Preparación:

Lo primero que hago es pelar las peras y cortarlas en cuadraditos, las coloco en un bol y le añado un par de cucharadas de azúcar, remuevo bien y las dejo reposar mientras hago el resto.

Ahora vamos con la masa, ponemos en un bol las harinas, el azúcar y la sal, removemos bien, ahora añadimos la margarina en trocitos, un poco blanda, y con los dedos la vamos mezclando con la harina, al final nos deben quedar grumos, o debe quedar como arenosa la harina, con tropezones.

Cuando lo tenemos hacemos un hueco en el medio y añadimos la leche, en la que previamente habremos disuelto la levadura, amasamos poco a poco y luego, cuando la masa ya no sea pegajosa y se vuelva manejable la colocamos sobre la mesa de trabajo y amasamos unos minutos más añadiendo las nueces con cuidado de que nos queden en el interior de la masa, formamos una bola y la dejamos reposar en un bol tapado con un trapo hasta que doble su volumen, que nos puede llevar un par de horas (podemos acelerar el proceso levando la masa dentro del horno precalentado a menos de 50º y ya apagado).

Cuando la masa haya crecido es el paso de desgasificarla, para ello amasamos un poco clavando bien los dedos, luego la estiramos en un rectángulo, el grosor debe ser de un centímetro. La ponemos sobre papel de horno o antiadherente.



Marcamos el centro de la masa con un cuchillo (es opcional, nos sirve de guía), y ahora, en los extremos vamos haciendo cortes que sí deben atravesar la masa, debemos fijarnos en hacer el mismo número de cortes o de tiras en ambos lados (yo me equivoqué y dejé un lado con dos tiras más...). Las tiras deben tener un centímetro o dos de grosor, no más.

Una vez tenemos la masa cortada y preparada en el centro que hemos marcado ponemos las peras a las que le habremos quitado todo el jugo que han soltado, este jugo lo podemos utilizar para un helado (lo publicaré en unos días :P). Colocamos las peras en trocitos con cuidado.



Ahora vamos formando la trenza, doblamos los dos extremos hacia el interior, primero las esquinas como veis en la foto y las superponemos con el extremo central, hacemos lo mismo en ambos lados, y luego empezamos por uno de los extremos y vamos juntando hacia el centro las tiras de los lados, primero una de la derecha, luego la de la izquierda, otra de la derecha, etc, hasta acabar con todas las tiras.

Colocamos la trenza en la placa de horno y la dejamos reposar entre 30 y 45 mintuos, hasta que haya cogido volumen pero no en exceso. Luego al horneamos a 180º durante 30 minutos aproximadamente.

jueves, 21 de julio de 2011

Trufas de chocolate y crema de orujo

Hoy os traigo postre fácil y sin horno, de chocolate cómo no y con ese toque de crema de orujo que tanto me gusta, si no la habéis probado nunca os recomiendo probarla, seguro que os gusta ;)


Estas trufas quedan muy blanditas, como a mí me gustan, pero si a vosotros os gustan más duras o más fáciles de manejar a la hora de hacer las bolitas tan sólo tendréis que reducir la cantidad de nata, quizás con 20 o 30ml de nata menos ya os quede una textura más manejable.

El sabor del chocolate es intenso pero la crema de orujo le da ese frescor tan característico y tan rico, así que aquí os las dejo y espero que las probéis ;)

Ingredientes:

-150gr chocolate negro
-70ml nata
-4 cucharadas de crema de orujo
-Cacao en polvo

Preparación:

Calentamos la nata, cuando hierva añadimos el chocolate troceado y removemos bien hasta que se funda.

Apartamos del fuego y añadimos la crema de orujo, removemos bien y ponemos la crema en un tupper. Llevamos al congelador durante toda la noche.

Una vez la masa está ya bien fría ponemos en otro tupper cacao en polvo, vamos cogiendo masa y hacemos bolitas con las manos, se nos pegarán un poco pero no os preocupéis, poco a poco. Y las vamos poniendo en el tupper con cacao, separadas, y cuando las tengamos todas espolvoreamos por encima con cacao, deben quedar completamente recubiertas.

Reservamos en ese tupper con cacao hasta la hora de servir. Cuando las queramos servir tan sólo tendremos que quitar el cacao restante y ponerlas en papelillos para trufas. Listas para comer!

lunes, 18 de julio de 2011

Tarta de chocolate blanco y frambuesa

Hoy os traigo la que para mí es la tarta más bonita que he hecho, y una de las más ricas sin duda alguna :D Es una modificación o perfeccionamiento de los cupcakes de chocolate blanco con frambuesa, y el resultado ha sido exquisito, mucho mejor para el verano que los cupcakes porque la base del bizcocho queda más húmeda, así que ya sabéis, si tenéis algún cumple o festejo este verano apuntaos esta tarta ;)



Es la primera vez que incluyo mermelada en un bizcocho, bueno, la primera primera no, pero la vez que mejor me ha quedado sí, jeje, y esto es lo que hace que el bizcocho quede húmedo, mucho mejor para la época de calor, además de darle un toque de sabor y de color a la masa :)


Con esta tarta he de deciros que participo en el concurso que organiza Tito en su blog por su primer cumpleblog, así que si no conocéis su blog ya tardáis en pasaros y desde luego en apuntaros al concurso ;)

Sin más os dejo con la receta, que es facilita para no cansarnos mucho y que como veis queda genial y de sabor también, pero como eso no lo podéis valorar a través de la pantalla... tendréis que probar a hacerla en casa!! :P

Ingredientes (molde 15cm):

-75gr chocolate blanco
-85gr margarina
-190gr azúcar
-2 huevos
-200gr harina
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato
-1 pizca de sal
-250ml leche
-1 cucharada colmada de mermelada de frambuesa*

*Aconsejo la mermelada de La vieja fábrica, es deliciosa, con otras no sé cómo quedará (y que conste que no me pagan ni me mandan mermeladas a casa, que yo estaría encantada de recibir, jeje)

-Mermelada de frambuesa (cantidad necesaria)
-400ml nata
-1/2 sobre de gelatina de frambuesa
-4 cucharadas de azúcar

Preparación:

Derretimos el chocolate y lo reservamos.

Batimos la margarina con el azúcar hasta que quede cremoso, añadimos los huevos y volvemos a batir hasta integrarlos bien. Añadimos el chocolate y batimos de nuevo. Yo lo hago siempre con varilla metálica, de las de mano, no sé cómo quedará hecho a máquina, aunque supongo que bien también ;)

Añadimos ahora al levadura, el bicarbonato y la mermelada de frambuesa, batimos bien.

Y ahora ponemos por un lado la harina y por otro la leche, y vamos añadiendo una parte de harina, batimos, una parte de leche, batimos, y así sucesivamente, terminando siempre con la leche.

Llevamos la masa a nuestro molde ya enharinado y lo metemos al horno a 180º durante 30 o 40 minutos, la cantidad de masa da para un molde más grande, como de 18 o incluso de 20cm, to quité algo de masa e hice unas cuantas magdalenas, así que si no tenéis un molde de 15 y tenéis uno de 18 os vale igualmente ;)

Una vez esté listo el bizcocho lo desmoldamos con cuidado y lo dejamos enfriar boca abajo en una rejilla.

Ahora preparamos el relleno y cobertura, para ello ponemos la nata en un bol, le añadimos el azúcar y la gelatina y batimos con batidora eléctrica hasta montar bien firme la nata. Cuando esté bien montada la pasamos al frigorífico durante 15 minutos, aunque puede ser más tiempo.

Cuando el bizcocho esté frío lo cortamos en dos partes horizontalmente. Colocamos la primera en el plato en que vayamos a servir, cubrimos la superficie con una capa de mermelada de frambuesa, más bien generosa.

Ahora ponemos unas cuantas cucharadas del relleno de gelatina de frambuesa y nata en una manga pastelera y cubrimos el disco al que le hemos puesto mermelada, sin llegar a los bordes. Tapamos con el otro disco de bizcocho y con el resto de nata que hemos dejado en el bol empezamos a cubrir la superficie y los bordes, con cuidado de cubrir bien y que no se vea el bizcocho.

Cuando tengamos toda la superficie y laterales cubiertos pasamos a decorar con la manga pastelera, y por último colocamos unas frambuesas de gominola o lo que más nos guste como decoración final.

Lista para comer! Espero que os guste y espero que la preparéis en casa ;)

viernes, 15 de julio de 2011

Tarta de manzana y avellanas

Sí, yo sigo encendiendo el horno, pero qué queréis, si aquí sigue sin salir el sol! Y aunque saliera, reconozco que me cuesta mucho dejar el horno, porque ahora en verano tengo más tiempo para preparar cualquier receta, y me apetece muchísimo preparar tartas, bollos, panes... con más calma que durante el curso, así que desde ya os aviso que mi horno seguirá encendido durante las vacaciones, jeje ;)



De todas formas, esta tarta al final queda muy muy fresquita, se conserva en la nevera perfectamente, tiene una textura jugosa y muy delicada al paladar, y será una delicia para los amantes de las tartas de manzana porque desde luego predomina su sabor, aunque se acompaña de la sutileza del aroma de las avellanas, vamos, que tenéis que probarla :)

Para hacer esta tarta me basé en la receta de Bocados de Cielo, aunque con unas cuantas variantes, vamos, que el resultado al final parece otra tarta distinta, pero su origen lo tenéis en su blog y si no lo conocéis os aconsejo visitarlo porque tiene unas recetas deliciosas :D

Ingredientes:

-3 huevos
-3 manzanas grandes
-6 cucharadas de azúcar
-6 cucharadas de harina
-2 yogures de avellana (de 200ml)

Preparación:

Pelamos dos manzanas peladas y cortadas en cachos en el vaso de la batidora, añadimos los huevos y trituramos todo bien.

Añadimos ahora el azúcar, la harina y los yogures y volvemos a triturar.

Cogemos el molde y lo forramos con papel de horno antiadherente, echamos la mezcla.

Ahora pelamos la otra manzana y la cortamos en gajos finitos, las vamos colocando por encima de la masa y horneamos a 175º (precalentado) durante 30 minutos.

Cuando esté lista la dejamos enfriar y luego la llevamos a la nevera, con unas horas de frío queda muy fresquita y deliciosa :D

miércoles, 13 de julio de 2011

Clafoutis de cerezas

Buenos días! Seguimos con mal tiempo por estos lares, a ver si mejora de una vez que todavía no he podido ir a la playa y estamos ya a 13 de Julio, a este paso no la pillo ni de broma! :( Pero bueno, al menos al no hacer calor todavía se puede encender el horno, y eso es lo que he hecho para preparar este clafoutis :)



Los que me seguís sabéis que me llevé una grata sorpresa la primera vez que hice clafoutis porque pensaba que no me gustaría, pero vamos, el clafoutis de nectarinas me lo comí enterito (¡qué rico!), así que decidí probar con el tradicional, de cerezas y dándole un toque más light añadiendo leche sola en ligar de leche y nata. El resultado ha sido delicioso, de sabor suave, nada empalagoso, una delicia :D

De todas formas vosotros lo podéis hacer con mitad nata y mitad leche, pero así os digo que queda muy fresquito y suave, deliciosos para acompañar con un vaso de leche por las mañanas o a media tarde. Y las combinaciones son infinitas porque lo podemos preparar con la fruta que más nos apetezca, estoy pensando en hacer uno de peras que tengo muchas en casa, alguna otra sugerencia para cocinar las peras?

Ingredientes:

-4 puñados de cerezas (al gusto)
-100gr azúcar
-80gr harina de repostería
-3 huevos
-300ml leche
-1 pizca de sal

Preparación:

Cortamos las cerezas por la mitad, las deshuesamos y las vamos colocando en un bol. Cuando las tengamos todas en el bol añadimos la mitad del azúcar, removemos bien y dejamos reposar un par de horas.

Pasado el tiempo, batimos los huevos con el azúcar restante, añadimos la sal y batimos, añadimos la harina tamizada y removemos bien para que no queden grumos.

Ahora añadimos la leche poco a poco, vamos batiendo para que se integre bien.

Enharinamos nuestro molde elegido, ponemos las cerezas con el corte hacia abajo y las colocamos por toda la superficie del molde. Ahora vamos echando nuestra masa poco a poco por encima, no de golpe, para procurar que las cerezas se muevan lo más mínimo, aunque algo se moverán y empezarán a flotar, no os preocupéis, es normal ;)

Cuando lo tengamos lo llevamos al horno a 180º (precalentado) durante 30 o 40 minutos. Para saber si está hecho podemos pinchar con un palo de brocheta y si sale limpio es que está cuajado. Yo a mitad de cocción lo suelo tapar con papel de aluminio, pero no tiene porqué, depende de cada horno.

Procurad no llenar hasta el borde el molde porque crece mucho. A parte de esto este postre no tiene ninguna complicación :D

lunes, 11 de julio de 2011

Pan Doris Grant

He vuelto! Y a ver si esta es la definitiva y ya me quedo, jeje, que ando liadísima, casi más que cuando no estaba de vacaciones, esto no es normal! jaja. Espero que vaya todo bien por vuestras casas y que el sol haga más acto de presencia, porque por aquí... no aparece ni de broma!



Así que para suplir la ausencia del sol qué mejor que cocinar un pan, y si la receta nos la da Food and Cook el éxito está más que asegurado, así que os traigo un pan de Doris Grant delicioso, rústico, que se ha convertido en mi pan favorito, con eso os lo digo todo. Y que espero que lo probéis.

Os aseguro que con unas lonchas de buen chorizo está de muerte, pero también para unas tostadas al deasyuno, este pan lo he repetido unas cuantas veces... y las que me quedan!! Además, no lleva ni trabajo ni tiempo ya que sólo se amasa una vez y sólo leva una vez, más sencillo imposible :D

Ingredientes:

-250gr harina de fuerza
-250gr harina integral
-1 cucharadita de sal
-10gr levadura fresca
-1 cucharadita de miel
-300ml agua (yo algo menos)

Preparación:

Tamizamos las harinas y las ponemos en un bol, añadimos la sal y mezclamos todo. Hacemos un hueco en el centro y añadimos la levadura disuelta en el agua, es mejor no añadir toda el agua, dejad 50ml más o menos, y también añadimos la miel.

Vamos mezclando toda la masa con una espátula y añadimos el resto del agua si vemos que la necesita. Cuando la masa ya no resulte tan pegajosa seguimos amasando con las manos ayudándonos de un poco de harina.

Cubrimos la bandeja de horno con papel antiadherente o lámina de silicona, ponemos nuestra masa con forma de bola en el centro de la bandeja, la untamos de aceite por encima y la cubrimos con papel film.

La dejamos reposar 1 hora o hasta que doble su volumen, a mí me llevó unas 2 horas y media, no hacía calor en esta ocasión.

Cuando haya crecido quitamos el papel film con cuidado, hacemos cortes en la superficie del pan, y si queremos podemos pincelar con leche, yo no lo hice.

Horneamos a 180º (precalentado) durante 30 o 40 minutos, depende del horno, a mí me llegó con 30. Para saber si el pan está hecho sólo hay que darle la vuelta y darle unos golpecillos con los nudillos (como si petásemos en una puerta) si suena a hueco es que el pan está hecho.

Lo dejamos enfriar sobre una rejilla y ya podemos degustarlo :D

lunes, 4 de julio de 2011

Coulant de chocolate

Sí, ya sé que hace calor y que no hay ganas de encender el horno, pero son 8 minutos, podremos soportarlo ;) Además, aunque se coma caliente... se come acompañado de una buena bola de helado, así que no hay problema, sofocaremos el calor :)



Llevo unos días desaparecida, ya os dije que andaría liada, pero aquí estoy de nuevo, a ver si ahora vuelvo con mi ritmo de publicación normal, de todas formas muchas gracias a todos los que me seguís visitando, se agradece mucho ver que aunque no actualices la gente sigue pasando por tu blog y te dedica su tiempo :D

Bueno, y ahora ya paso con el coulant, la receta no podía ser de otra persona, es de Akane de Albahaca y Canela. Si no conocéis su blog ya estáis tardando en pinchar en el enlace, tiene unas recetas riquísimas, sobre todo postres que es lo que a mí más me gusta, y cuando me decidí a hacer el coulant sabía que había visto uno publicado en su blog así que me fui directamente a su receta y la modifiqué para adaptarla a lo que estaba buscando.

El resultado ha sido todo un éxito. Igualito que uno al que me aficioné a comer en un restaurante italiano, me gustaba tanto que por eso me animé a intentar hacerlo en casa, y me ha salido, y a la primera, y delicioso!! Pero todo ello gracias a la receta de Akane, mil gracias guapa!!

Ingredientes:

-25gr margarina
-175gr chocolate negro
-2 huevos
-1 pizca de sal
-25gr harina

Preparación:

Precalentamos el horno a 180º.

Engrasamos los moldes que vayamos a utilizar. Yo he usado los desechables de aluminio que se suelen usar para flanes, los he engrasado con margarina (vale también aceite) y se han desmoldado sin problema. A mí me han salido 6 coulant.

Derretimos el chocolate, con cuidado de que no se nos queme y lo templamos un poco dando vueltas con una cucharilla. Reservamos.

Batimos la margarina blanda con el azúcar, con la batidora eléctrica y a mucha potencia. Ahora añadimos los huevos, seguimos batiendo primero a baja potencia y luego subimos al máximo. Añadimos el chocolate y batimos, a baja potencia, luego subimos un poco hasta que se mezcle el chocolate por completo.

Ahora añadimos la pizca de sal y la harina tamizada, batimos o bien con la batidora eléctrica a la mínima velocidad o con un batidor de mano.

Cuando la mezcla esté homogénea la repartimos en moldes, y los metemos al horno 7 u 8 minutos en mi horno, pero cada uno conoce su horno, podéis ir haciendo los coulant de uno en uno, mirad el primero, si se os resquebraja es que le falta tiempo, y le podéis poner un par de minutos más de horno. Por ejemplo a Akane le lleva unos 10 o 12 minutos. Así que esto es cuestión de probar. Es lo más complicado de los coulant, el resto es muy fácil así que animaros.

Una vez que el coulant esté hecho le damos la vuelta al molde y con un golpecito. Acompañamos de una bola de helado o como he hecho yo en esta ocasión, con unos trozos de melón.

Te lo dedico a ti, este será nuestro postre para siempre. Espero que podamos comerlo en muchas ocasiones más, en muchas otras cenas o comidas, aquí o en otro país, donde sea, pero con tu compañía ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails