jueves, 3 de noviembre de 2011

Ravioli de pavo y queso

O como aprovechar unos restos de fiambre :) Sí, así es, me sobraron un par de lonchas de pavo, un par de lonchas de queso, y de ahí surgieron estos deliciosos ravioli de pavo y queso que seguro que harán las delicias de los niños, y de mayores!


Cada vez me gusta más la pasta fresca casera, de hecho, ya no compro la pasta fresca nunca, la hago yo misma, y por eso la como menos, porque no tengo tanto tiempo para hacerla como me gustaría, pero los fines de semana saco un hueco y ahí que me pongo, todavía estoy pensando qué haré este fin de semana, jijiji

Bueno, a lo que iba, animo a todo el mundo a hacer pasta fresca en casa, lleva su tiempo, sobre todo si nunca la has hecho, luego con la práctica ya se coge el ritmo ;) Y si os gusta mucho hacerla en casa aconsejo comprar un formador de ravioli como éste, es del estilo del que tengo yo, y ahorra bastante tiempo, a parte de que quedan todos perfectos y preciosos :) Suongo que la máquina para estirar pasta también ahorrará tiempo, pero no la tengo así que no puedo aconsejaros ;)

Ingredientes (2 personas):

-100gr harina
-1 pizca de sal
-1 huevo
-1 cucharada de aceite de oliva
-Lonchas de pavo y queso

Preparación:

Ponemos la harina en un bol, la mezclamos con la sal, hacemos un hueco en el centro y añadimos ahí el huevo y el aceite, removemos con las manos hasta conseguir una masa no pegajosa, lisa y uniforme. Si se resquebraja la masa añadimos agua, poco a poco y seguimos amasando. Si está muy líquida o pegajosa añadimos harina y seguimos amasando. Cuando tengamos la masa la envolvemos en papel film y la dejamos reposar en el frigo media hora.

Ahora preparamos el relleno, aunque en este caso no hay mucho que preparar ;) Cortamos en cuadraditos pequeños las lonchas de pavo y queso, las mezclamos en un bol y reservamos.

Pasado el tiempo dividimos la masa en dos para que nos resulte más fácil trabajarla, espolvoreamos nuestra mesa de trabajo con harina, también el rodillo y vamos estirando la masa, espolvorearemos más harina mientras la vayamos estirando porque la irá absorbiendo y se hará pegajosa a medida que la estiremos.

Debemos estirarla hasta conseguir que quede muy muy fina, que transparente las letras de un periódico. Una vez estirada, colocamos la mitad sobre el molde de ravioli (sin cortar, más o menos a ojo, teniendo en cuenta que la otra mitad debe cubrir el molde también), presionamos donde están los huecos para hacer la forma, rellenamos con el pavo y el queso y cubrimos con la otra mitad, debemos cubrir todos los bordes, todos los huecos con esta mitad. Presionamos un poco con las manos y con ayuda del rodillo ejercemos presión por todo el molde, así se cortarán los ravioli, los sacamos y los dejamos secar sobre un trapo limpio. Procedemos de la misma forma con la otra mitad de la masa.

Para cocerlos ponemos agua a hervir, cuando hierva añadimos la sal, removemos y añadimos los ravioli, en unos 3 o 5 minutos estarán más que hechos, los escurrimos y reservamos mientras preparamos la salsa.

Salsa:

-Tomate frito
-Orégano
-Albahaca (mejor fresca)
-Aceite de oliva
-Sal

Ponemos en una olla el aceite hasta que se caliente, añadimos el tomate frito y dejamos que reduzca un poco, Añadimos ahora la sal, el orégano y la alabahaca picadita. Añadimos los ravioli, damos un par de vueltas y servimos.

Otra presentación es poner los ravioli en una bandeja para horno, cubrir con queso y hornear 10 minutos o así a 180º hasta que el queso se funda y quede crujiente. Así están deliciosos! :D

12 comentarios:

  1. se ven buenísimos y es que como lo hecho en casa, no hay nada!

    ResponderEliminar
  2. mama mia me encanta la pasta , el queso y todo de la bella italia

    ResponderEliminar
  3. Que rico!!! adoro la pasta casera es inigualable.
    Te han quedado perfectos.
    BESITOs

    ResponderEliminar
  4. que bueno,pasta caserita! nunca se me ha ocurrido,pero tiene que estar tremenda.
    un saludo.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Pues sí que tienen pinta de deliciosos... y mucho!

    ResponderEliminar
  6. Tienes razón, la pasta fresca casera es una delicia y además a mi me gusta mucho prepararla, es relajante y luego sabe mejor :) Aunque es verdad que se necesita dedicarle un poquito de tiempo, pero merece la pena. Tengo que conseguir un molde de ravioli para hacer pasta rellena tan rica como la tuya, qué bien aprovechados esos restos de fiambre!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Es cierto, la pasta casera no se puede comparar a ninguna de las compradas, por muy frescas que sean. Mi madre -y yo- tiene la máquina y es genial. Yo la tengo aún guardada, pero está en pendientes ponerme a ello.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Yolanda, yo tengo muchas ganas de preparar pasta fresca en casa. A ver si me pongo y la hago para preparar esta receta tan rica. Un beso.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Tengo unas ganas locas de hacer mi propia pasta, pero nunca veo el momento de ponerme con ella. Una receta más que genial y rica.

    Muchas gracias por participar en el sorteo. Muchísima suerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Madre mia que ricos!!!
    La foto es pura tentación...

    ResponderEliminar
  11. que pinta! aun no me he animado con la pasta fresca, a ver si puedo pronto! un beso

    ResponderEliminar
  12. Mmmm ya he hecho pasta fresca en varias ocasiones pero los raviolis no, así que estoy hay que probarlo!!! mil gracias por la idea :-)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails