lunes, 8 de agosto de 2011

Pimientos italianos rellenos de tortilla

Habrá que poner una receta salada entre tanto dulce no? Pues aquí os la traigo, ya de mañanita y un lunes, para empezar con buen pié la semana :) Adoro los pimientos italianos, entre los pimientos es mi variedad favorita, y resulta que después de años de aborrecer la tortilla ahora vuelvo a comerla, y no solo eso, si no que la adoro convirtiéndose en uno de mis platos favoritos, eso sí, la que hago yo :P


Estos pimientos son fáciles de hacer, tan fácil como preparar una tortilla que al fin y al cabo es el trabajo que lleva porque luego tan sólo es poner los pimientos al fuego. Y para mi gusto quedan deliciosos, el pimiento bien hecho y la tortilla no se reseca en exceso ;) Aunque también se me ocurre que se podría hacer la tortilla con patatas de paquete (como aquí) con lo que el trabajo todavía sería mucho menos;)

Las cantidades os las pondré un poco a ojo, ya que depende del tamaño de las patatas, los huevos y los pimientos, pero bueno, cada uno ya sabe más o menos cuánto se come en su casa así que no creo que tengáis problema. Así que aquí os dejo cómo hago yo unos pimientos rellenos de tortilla :D

Ingredientes (para 3 pimientos aprox.):

-2 patatas medianas
-2 huevos
-1 pizca de sal
-1 chorrito de aceite
-1 chorrito de leche
-1 cebolla francesa
-3 pimientos italianos

Preparación:

Empezamos cortando el extremo grueso del pimiento, la cabeza, donde tiene todas las semillas, una vez abierto limpiamos bien por dentro para no dejar ninguna semilla. Reservamos.

Ahora pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en lonchas delgadas, cortamos la cebolla francesa en trocitos pequeños y la juntamos con las patatas. Las freímos o bien en freidora o en abundante aceite caliente en una sartén. Cuando empiecen a estar fritas pero todavía no estén crujientes las sacamos (esto va un poco al gusto de cada uno). Reservamos. Como os decía más arriba, nos podemos ahorrar este trabajo si hacemos la tortilla con patatas de paquete ;)

Batimos los huevos con la pizca de sal, un chorrito de aceite y un chorrito de leche. Añadimos las patatas y las vamos rompiendo con ayuda de un tenedor de madera, las deshacemos bien procurando que no queden cachos muy grandes de patata ya que si no no entrarían por la boca del pimiento. La mezcla debe quedar más bien espesa, ya que si queda muy líquida será difícil freír los pimientos con ese relleno.

Ahora ponemos una sartén al fuego, con un poco de aceite en el fondo, como un centímetro de aceite. Lo calentamos, y cuando ya esté caliente pasamos a hacer los pimientos, para ello, cogemos un pimiento, con ayuda de una cuchara rellenamos con la masa de tortilla, apretamos bien con la cuchara para que el relleno llegue a todo el pimiento y así como está lo ponemos boca abajo en la sartén, para que cuaje la tortilla por la boca del pimiento y luego no se salga. Lo dejamos así unos segundos, cuaja rápido al tener el aceite ya caliente.

Una vez haya cuajado esa parte, lo ponemos de forma normal en la sartén, sobre un costado y lo dejamos un poco, le vamos dando vuelta hasta que esté hecho por todos los lados y luego sacamos del fuego y servimos.

Ya veis que no tienen ninguna complicación, son ricos y además vistosos así que espero verlos en vuestras cocinas ;)

16 comentarios:

  1. MMM..buena pinta, si...me está dando hambre jajaja:)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta receta, tiene que estar riquísima. Tengo que hacerla algún día de éstos. Me gusta tu blog y me quedo como seguidora. Aquí te dejo el enlace del mío por si algún día quieres visitarme. Besos.
    http://hoycocinanuria.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Nuria, esta receta me encanta. No la he hecho muchas veces eh, pero ha sido un éxito cada vez que la he preparado. Vuelan los pimientos que no veas.

    bicos

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que yo soy una fanática de la tortilla de patatas, pero yo de la de mi madre, es el plato que mejor cocina y por eso yo no la hago nunca, le voy a proponer tus pimientos, seguro que quedan deliciosos!
    Besossss

    ResponderEliminar
  5. Ainnoa, me da hambre hasta a mí! jeje

    Nuria, espero que la pruebes porque está de miedo ;)

    Merchi, es que normal que sean un éxito, y aún encima con tus manos, vamos, eso tiene que saber a gloria :D

    Heva, espero que se lo propongas, ya me contarás si te gusta el resultado :D

    Besitos!

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno Yoly, una comida muy completita y a la par de estupenda, y si la acompañas con el helado de chocolate cremoso, creo que es de triunfo seguro.
    Besines

    ResponderEliminar
  7. Son geniales.
    Yo los he hecho alguna vez y la verdad es sorprenden mucho a la gente.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Uff a mi también me encantaron, fíjate q nos los comimos antes de sacarle la foto y no los puse en el blog así q me los acabas de recordar y me pondré manos a la obra.
    bssss

    ResponderEliminar
  9. Nada mejor! los hice varias veces y causan furor. =D
    Cariños

    ResponderEliminar
  10. Super-especial, muy, muy original, me encanta.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Una receta estupenda!! me encanta la tortilla y los pimientos, así que las dos cosas juntas tienen que saber a gloria ademas de jugosos.
    Un biquiño y encantada de visitar tu blog y de que entraras en mi cocina.

    ResponderEliminar
  12. ahhh que rico :) me encanto lo voy a probar a ver como me queda, hermoso blog.
    Si quieres pasa por mi cocina
    http://empezandoenlacocina.blogspot.com/
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. umm! que rico! estoy con el café y me comería un pimiento con tortilla para acompañarlo!
    Felices vacaciones!
    besitos

    ResponderEliminar
  14. me ha encantado esta idea!!!!! yo, que soy tan normal, pongo pimientos fritos encima de la tortilla, jjjjjjj, pero seguro que lo voy a probar!!!!!

    besis

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails