jueves, 4 de agosto de 2011

Empanada de atún de mi abuela

Hoy os traigo la empanada que hace mi abuela, la semana pasada decidí recurrir a ella para que me enseñara a hacer empanada, porque quién mejor que tu propia abuela para aprender estas cosas ;)

Y al final resultó ser muy fácil, tan sólo hay que cogerle el punto a la masa, que tiene que quedar flexible, suave, no pegajosa, lisa... pero todo es ponerse, así que espero que con los pasos que os voy a dar os salga a la primera, aunque para estas cosas no hay nada mejor que aprender con alguien que ya sabe y que te diga cómo tiene que ser la textura, pero vamos, que es fácil, y el sabor es delicioso, nada que ver con las empanadas que nos venden en las panaderías :)



Yo la hice de atún porque es la empanada que más me gusta, pero claro está que vosotros podéis hacerla de carne, pollo, zamburiñas... al gusto de cada uno ;) Así que sin más os voy a poner la receta y espero que os animéis a hacerla en casa :D

Ingredientes (1 empanada de tamaño bandeja de horno):

-500gr harina
-1 huevo
-1 pizca de sal
-1 vaso de aceite (aprox.)
-2 cebollas grandes
-2 latas de atún
-1 pimiento morrón de lata o pimientos de piquillo de lata
-1 cucharadita de pimentón dulce
-1 huevo para pintar

Preparación:


[si queréis ver un vídeo de la preparación de la masa pinchad aquí]

Empezamos preparando el relleno, para ello picamos las cebollas bien pequeñas, podemos hacerlo con la picadora, pero si es así debemos tener cuidado de no picarlas mucho o se nos harán puré.

Una vez tenemos la cebolla picada ponemos el vaso de aceite a calentar en una sartén a fuego medio, cuando esté caliente añadimos la cebolla y una pizca de sal, dejamos que se poche. Si vemos que el aceite no cubre la cebolla debemos echar más aceite.

Cuando la cebolla adquiera un tono dorado añadimos la cucharadita de pimentón, removemos bien para que todo coja el color del pimentón, pochamos un par de minutos más y sacamos del fuego.

Ahora separamos la cebolla del aceite con ayuda de un colador, aplastamos bien la cebolla con un tenedor para que suelte todo el aceite que ha chupado. Reservamos el aceite, que se enfríe un poco. Y la cebolla la pasamos a un bol, le añadimos el atún desmenuzado y sin el jugo de la lata y removemos bien, probamos el relleno y rectificamos de sal si fuese necesario.

Ahora ya podemos pasar a hacer la masa. Para ello ponemos medio kilo de harina en nuestra superficie de trabajo, hacemos un hueco en el centro y ahí ponemos el huevo y la sal, vamos mezclando con las manos y recogiendo harina de los bordes, cuando ya se ha juntado el huevo con parte de la harina vamos añadiendo el aceite que hemos reservado, lo añadimos poco a poco y vamos integrando la harina, poco a poco, de los bordes hacia el centro.

Cuando ya hemos integrado toda la harina amasamos bien, posiblemente ya hayamos utilizado todo el aceite, debemos conservar el recipiente donde lo teníamos y ahí echaremos agua, se mezclará con los jugos del aceite y tendrá más sabor que si ponemos agua normal.

Seguimos amasando, la masa posiblemente esté seca, no sea elástica y se resquebraje algo. Por ello debemos aplastarla un poco con las manos, hacer como un hoyo en medio y añadir parte del agua (o aceite si nos queda) y seguimos amasando, al echar el agua veremos que la masa se vuelve pegajosa, se pega a las manos y la mesa, eso es buena señal, hay que seguir amasando y cuanto más amasemos la masa dejará de ser pegajosa. Llegados a este punto comprobamos si la masa es elástica y no se resquebraja, si no fuera así, repetimos lo de estirarla, hacer un pequeño hoyo y añadir agua, amasamos y se volverá pegajosa y seguimos amasando hasta que deje de ser pegajosa.

Yo tuve que añadir 3 veces agua, por eso digo que nos os preocupéis si no os sale a la primera, eso es normal, y no os agobiéis cuando empiece a ponerse pegajosa porque si seguimos amasando se vuelve a poner bien, es mágico, yo cuando vi cómo lo hacía mi abuela no me lo creía :)

Una vez que tenemos la masa la dejamos reposar 5 minutos tapado con papel de cocina (el tiempo de recoger un poco los cacharros y fregar). Pasado el tiempo separamos la masa en dos mitades iguales, a cada mitad le quitamos un cachito pequeño que es lo que usaremos para hacer la decoración.

Ahora cogemos una de las mitades y la estiramos bien, ponemos un poco de harina en la mesa de trabajo, con forma rectangular y de un grosor de 2 milímetros o así, cuando empiece a transparentar la masa es que ya está del grosor que necesitamos (claro que la podemos hacer más o menos gruesa según nuestro gusto).

Una vez que ya tenemos una parte estirada la pasaremos a la bandeja de horno que habremos preparado con papel antiadherente, la colocamos bien y estiramos bien todos los bordes, que sobresalgan algo de la bandeja, no importa.

Ponemos el relleno por toda la superficie de la masa sin llegar a los bordes, ponemos el pimiento morrón sin su jugo cortado en cachos o tiras (o los pimientos del piquillo) y reservamos.

Estiramos la otra mitad de la masa y la colocamos encima del relleno, estiramos bien los bordes para juntarlos con la masa de la masa y luego los enrrollamos los bordes haciendo la típica forma, con cuidado de dejarlos bien unidos para que no se despegue. Hacemos un hueco en el centro de la empanada que será lo que permitirá que salga el vapor durante la cocción. Luego, con el resto de la masa hacemos las decoraciones que más nos gusten.

Ahora solo queda pintarla con huevo batido y llevarla al horno a 180º durante 30 o 40 minutos, hasta que se vea bien dorada. Dejamos enfriar y degustamos (se puede comer caliente o templada, pero fría tiene mucho más sabor).



20 comentarios:

  1. A mi también me gusta más la de atún, y este tiene una pintaaaaaaaa pero claro hecha por una gallega y receta de la abuela, no puede salir mal!!! Genial Yoly
    Besines

    ResponderEliminar
  2. Yo soy incondicional de las empanadas de atún, aunque el otro día, mi amiga Susi me la hizo de pollo, y estaba también tremenda.
    Cada tierra tiene lo suyo, y en Galicia tenemos unas empanadas que son inmejorables.
    Esta tuya de tu abuela, te ha quedado impresionante, ahora mismo me pillaba un cachiño.
    Besotes a ti, y a tu abuela.

    ResponderEliminar
  3. Ahinoa, gracias! :)

    Bertha, muchas gracias mujer!!! jeje Y es que como la de atún ninguna :P

    Pandora, pues dile a Susi que me envíe una a ver si es verdad que está tan buena, jejej ;) Y las verdad es que en Galicia las empanadas son como dices tú: inmejorables, adoro salir por las mañanas a la calle y oler a empanada de las panaderías, pero eso, como las hechas en casa nada :D

    Besitos!

    ResponderEliminar
  4. Que rica empanada!! Y la foto del corte lo dice todo mmmmmmmmmmmmm seguro q esta deliciosa!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la empanada de tu abuela. Es curioso cada uno tiene su forma, hai mil masas de empanada, esta me gusta porque es finita. Probaré, seguro.
    Bicos

    ResponderEliminar
  6. Perdón por el hai, esto de mezclar gallego y castellano...

    ResponderEliminar
  7. Si es que las empanadas de la abuela!!, como esas ninguna ¿verdad?.
    Tiene una pinta buenisima, y a estas horas ya me comia un trocin.

    biquiños guapa

    ResponderEliminar
  8. La cocina de mi abuelo, muchas gracias :D

    Aire, en el corte se ve que con el relleno me quedé un poco justa, porque esta vez hice dos empanadas pero estaba riquísima igualmente ;)

    Mª José, pues sí, recetas de empanadas hay tantas como abuelas, jejje, así hay más donde elegir al gusto de cada uno. Y nada por el hai... a mí me pasa cuando escribo en gallego, que hay palabras que ya no sé si son con b o con v, jeje ;)

    Merchi, vamos, si la pruebas no comes un cacho... te comes dos!! Así fue que la primera que hice no pasó de la noche! jaja

    Besitos!

    ResponderEliminar
  9. Me acabo de guardar la receta de tu abuela, me parece una maravilla, como no tengo abuelas que me enseñen a cocinar con tu permiso tomo prestada la receta de la tuya.
    Besitosssss

    ResponderEliminar
  10. Es una maravilla y además 100% casera que hoy en día es un lujo en todos los aspectos.
    Además es uno de mis platos preferidos.
    Bsitos

    ResponderEliminar
  11. Si es que las abuelas son las mejores!! La empanada tiene una pinta super buena. Yo quiero un trocito....

    besotes guapa!!

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la empanada! además si dices que es receta de tu abuela entonces éxito asegurado!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Si es de tu abuela, tiene que estar tremenda!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Estas son las mejores recetas, las que rescatamos de la familia, guardálas como oro en paño. Además tiene una pinta divina, con ese doradito tan genial. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. como me gustan las empanadas y esta tiene que estar buenisima!!:)

    ResponderEliminar
  16. Me encantan las empanadas!! Pero nunca me salen bien las masas, para el cumple de mi hija no me quise arriesgar y compre la masa hecha y solo faltaba hornearlas. Me guardo esta receta y la probaré!
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. He dado con tu blog otra vez, al dejar un comentario en el de otro blog amigo y me ha vuelto a encantar tu blog y su contenido.
    vendré mas veces.
    Ha sido una suerte haberte conocido
    un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Umm, te ha quedado preciosísima y además hecha con las manos en la masa, como debe ser. Pienso probarla, no te creas. Yo las empanadas las cato todas. Muchas gracias por la receta. Me la apunto. Bss

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails