lunes, 13 de junio de 2011

Cupcakes de chocolate blanco con frosting de frambuesa

Bueno, bueno, buenoooooooooo, bueno... Lo que os traigo hoy os recomiendo probarlo sí o sí. Creo que son de los mejores cupcakes que he hecho hasta el momento, junto con los de zanahoria son mis favoritos. Y sí, chocolate blanco, que no me gusta especialmente, pero hay que reconocer que en el bizcocho junto con un toque de vainilla queda delicioso ;)

Y cómo surgieron estos cupcakes? Bien, ganas de hacer cupcakes, junto con abrir la despensa y ver una tableta de chocolate blanco, y a todo ello hay que sumarle que tenía ganas de probar una cobertura de nata montada con gelatina. Y ahí está todo, sólo necesité coger mi libro de Cupcakes from the primrose bakery para orientarme y a partir de ahí modificar una receta hasta convertirla en estos cupcakes :D


Son muy fáciles de hacer, sobre todo la cobertura, y desde luego ésta me ha sorprendido muy gratamente, queda absolutamente deliciosa, vamos, que es posible que esta semana los repita ;) Además que esta cobertura da mucho juego porque cambiando el sabor de la gelatina ya tenemos infinitas combinaciones, yo ya la he probado con gelatina de limón, pero me quedo con la de frambuesa :P

Ingredientes (16 cupcakes):

-115gr chocolate blanco
-85gr margarina
-175gr azúcar
-2 huevos
-185gr harina
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato
-Una pizca de sal
-250ml leche
-1 cucharadita de aroma de vainilla

-400ml nata
-Azúcar al gusto
-1/2 paquete de gelatina de frambuesa

Preparación:

Derretimos el chocolate con cuidado de que no se nos queme, o bien al baño maría o en el microondas. Reservamos.

Batimos la margarina con el azúcar hasta que quede como una crema, añadimos los huevos y volvemos a batir. Añadimos el chocolate que hemos fundido y volvemos a batir.

Ahora añadimos la vainilla, levadura y bicarbonato, batimos bien para que se mezclen.

Ponemos por un lado la harina y por otro la leche y vamos añadiendo a la masa un poco de harina, batimos, un poco de leche, batimos y así sucesivamente hasta terminar con toda la leche y la harina.

Cuando tengamos la masa lista llenamos nuestros moldes hasta las 3/4 partes y llevamos al horno a 180º durante 15 minutos.

Cuando estén listos los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la cobertura ponemos la nata para montar en un bol, añadimos la cantidad de azúcar que queramos (yo debo echar unas 3 cucharadas) y añadimos el medio sobre de gelatina de frambuesa. Cogemos nuestra batidora eléctrica y batimos hasta montar la nata, se montará muy bien y quedará muy firme, con un tono rosado y no toda la gelatina se deshará, normalmente tienen unos granitos con más color y éstos no se deshacen, pero que no os importe porque le dan gracia al frosting y además quedan deliciosos :D

Cuando tengamos el frosting hecho lo metemos en la nevera a enfriar (15 minutos o más o menos). Luego lo pasamos a una manga pastelera sin boquilla o a una bolsa de congelación a la que le cortaremos la punta. Y pasamos a decorar nuestros cupcakes, terminamos con unas bolitas de colores y a disfrutar de semejante manjar :D


20 comentarios:

  1. si dices que está tan rico me lo apunto para probarlo.
    besazos guapa!

    ResponderEliminar
  2. Me ha resultado curioso lo de la gelatina. Habrá que probarlo. Desde luego te han quedado genial. Bss

    ResponderEliminar
  3. A mí el chocolate blanco me priva, pero no se me había ocurrido nunca lo de la gelatina con nata! De qué marca la compras? porque de frambuesa creo que no he visto nunca en mi super...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Laurilla, espero que lo pruebes porque de verdad que está riquísimo :D

    A qué huele mi cocina, a mí también me pareció curioso :)

    Biscayenne, yo la compro en el Gadis (sólo en Galicia) pero de la marca Royal creo que también la hay de frambuesa ;)

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  5. me encantan!!!!voto por que los hagas otra vez y me mandes algunoo!que deliciaaaa!!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué me encantan tus cupcakes! No solo porque son preciosos sino porque tienen que estar riquísimos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Irene, lo tendré en cuenta :P

    Silvia, muchísimas gracias!! Anímate y pruebalos porque seguro que te gustan :D

    Besitos!

    ResponderEliminar
  8. ultimamente no puedo pensar en otra cosa que no sea cupcakes! voy a clases para aprender a hacerlos, compro moldes de todos los colores, menos mal que no me los como todos yo jeje, Por supuesto estos me los guardo también!

    http://lasrecetitas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  9. Que delicia de cupackes!! choco blanco y frambuesa!! me encantan como las has decorado!!
    Un beso enormee

    ResponderEliminar
  10. Mirasens, es que los cupcakes son deliciosos, fáciles de hacer y aún encima una monada... es imposible resistirse :D

    Ingrid, muchas muchas gracias!!! :D

    Besitos!

    ResponderEliminar
  11. Una exquisitez, rico, bonito y bien presentado, no se puede pedir más, te felicito, lo has bordado.

    Me quedo mirando tu cocina, te felicito por el blog.

    un besito

    ResponderEliminar
  12. Pues no se hable más, si tú dices que hay que probarlo si o si, yo lo pruebo porque soy muy obediente! La verdad que son tan bonitos que no hay otra cosa que apetezca más que comerse 2 o 3 de estos!
    Son preciosos!!!
    Me anoto la receta.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  13. ¡Guau, qué delicia! Siempre que leo 'cupcakes' en mi barra lateral voy corriendo a verlos. A mi me encanta cualquier chocolate: negro, blanco, con leche... verde, naranja, jajaja Y la verdad es que el blanco en los bizcochos y galletas queda delicioso. Y el frosting te ha quedado genial, muy estable!! Y la decoración con la boquilla genial!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias Isabel, me alegro de que te gusten los cupcakes y sobre todo mi blog :D

    Cris, yo te aconsejo probarlo, jejje ;) Espero que los prepares y me cuentes qué tal :)

    Magdalena, muchísimas gracias!!! Madre qué de piropos! jeje ;) A mí también me pasa lo mismo cuando veo entradas sobre cupcakes, son las primeras que miro!! :P

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  15. Te han quedado fantastico!!a mi el choco blanco me gusta mas en postres que en tableta.
    Me quedo con tu receta.bss esther

    ResponderEliminar
  16. fantastici super golosi bravissima... simmy

    ResponderEliminar
  17. Wow estan hermosos y cone stas fotos se antoja comerse una docena!!
    un beso
    becky

    http://mamaehijacocinando.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. Muy bonitas, pero no son cupcakes...
    un cupcake no lleva leche en la masa, sino buttermilk en todo caso, y desde luego sería un crimen llamar cupcake a una masa de margarina!!! por diossss!!

    ResponderEliminar
  19. Anónimo, entonces debes corregir también a un montón de blogs de cocina, libros de cocina, libros exclusivos sobre cupcakes, cocineros, etc...

    Y de todas formas, estos son mi versión de cupcakes, con margarina y con leche, y están deliciosos, si no te gustan no tienes porqué hacerlos ni mucho menos verlos.

    Un beso y gracias por la visita ;)

    ResponderEliminar
  20. Soy anónimo... pero no el de ahí arriba!
    más bien, me dirijo a mi homólogo "anónimo de arriba" (si él no se identifica, yo tampoco - no me parece serio).
    Los argumentos... brillan por su ausencia: por esa regla de tres deberíamos decir que la cocacola sin cafeína o sin azúcar no es cocacola, o la leche sin lactosa no es leche... acabaríamos en un bucle sin sentido, más propio de una reflexión filosófica que gastronómica.
    Un cupcake puede tener diferentes variantes, para ello puedes consultar cientos de blogs, no solo de aficionados sino de resposteros profesionales. si no fuese así, la repostería (o cualquier otro tipo de arte culinario) sería como las matemáticas, completamente exactas... sin embargo, hay que dejar espacio a la creatividad. Se creativo y no un tradicionalista, libérate un poco!
    Un besito de cupcake (con margarina), jijiji.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails