miércoles, 10 de noviembre de 2010

Galletas de ganache de chocolate blanco


Estas galletas surgieron de haber realizado la Tarta Guinness, sabéis que mi receta llevaba por cobertura una ganache de chocolate blanco, pues bien, era demasiada cantidad... así que me sobró bastante ganache y como así, a cucharadas no me va... decidí guardarla en un botecito en la nevera... un par de días después recordé que estaba ahí y lo mejor que se me ocurrió para aprovecharla fueron estas improvisadas pero exquisitas galletas, ya son de mis favoritas así que os recomiendo probarlas :D También las he hecho con chocolate negro así que ya os pondré la receta ;)



Ingredientes:

-Ganache de chocolate blanco
-Harina

Preparación:

La preparación de la ganache la tenéis aquí así que me la salto ;)

Sacamos la ganache de la nevera y la ponemos en un bol donde podamos trabajar cómodamente. Le vamos añadiendo harina poco a poco y con ayuda de una cuchara (yo tengo una especial como de cerámica para las masas) vamos removiendo e integrando bien la harina, seguimos así hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos.

Conseguir el punto lleva tiempo, vais a necesitar bastante harina así que no os asustéis, cuando más o menos podáis manejarla con las manos la amasáis con las mismas y seguís echando harina si fuese necesario.

La enrolláis en papel film bien bien envuelta y la metemos en la nevera entre media hora y las horas que queráis, se puede guardar hasta un día o dos bien tapada. Yo la dejé poco más de una hora (mientras iba a clase).

A continuación, lo primero es poner a calentar el horno a unos 180º. Sacamos la masa de la nevera y la extendemos, para eso os recomiendo extenderla entre dos papeles film, a mí es como mejor me sale, así no se os pega la masa a ninguna parte ;)

Una vez la tenéis estirada con unos cortadores vais haciendo formas, esta vez estrené mis cortadores del Ikea por fin :D

Las colocáis en la bandeja de horno con papel antiadherente y las horneáis a 180º durante 12 o 15 minutos dependiendo del horno, más o menos debéis hornearlas hasta que estén doraditas. Si véis la foto yo saqué unas primero (las blanquitas) y otras las dejé dorarse más, pues bien, estaban infinitamente más buenas las que estaban doradas así que dejadlas hasta que se doren ;)

Yo lo hice así porque estaba probando el horno de mi nueva casa... y sí, puedo decir que por fin he pillado el truco... calienta lo doble de lo que marca... sí... lo he comprobado, cuando lo pongo a los supuestos 90º me salen las galletas y los pasteles como cuando los hago en casa de mis padres a 180º... y si lo pongo a los supuestos 180º sale todo carbonizado en segundos.... en fin.. por lo menos ya sé manejarlo :D Así que podré seguir haciendo galletitas tan ricas como estas :D

14 comentarios:

  1. por fin!!! he intentado dejarte un comentario 3 veces y no había manera. Deliciosas las galletas.
    bs!

    ResponderEliminar
  2. Eva! Muchas gracias por tu empeño en dejarme un comentario :)
    Me alegro de que te gusten las galletas :D
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. Niña, que me ha pasado lo mismo que Eva, anda que no me ha costado ni nada dejarte unas letriñas.
    Bueno, a ver si ahora va la vencida y me deja de una santa vez.
    Las galletas molannnn ehhhhhhhh, el choco blanco es mi perdiòn , por eso no lo compro casi nunca, estaría comiendo en él todo el santo día jajajaja.
    Asi que estas galletas, imaginate, para mi serìan una locura y me las zamparia en menos de lo que canta un gallo.

    biquiños bonita :)

    ResponderEliminar
  4. Seeeee, ahora seeeeeeeee!. Al fin entró el comentario, caramba. Por cierto, aprovecho para corregir donde puse "el choco blanco es mi perdiòn" jajajajaja, quise decir perdición mujer.
    Ainss estos dediness jajajaja

    biquiños guapa.

    ResponderEliminar
  5. Guau, que ricas deben estar! Yo hace ya tiempo que no preparo galletas. EStuve todo el año pasado sin horno, y en verano como que no tenia muchas ganas, pero ya empiezo a no dejarlo descansar (al horno, digo). Un besote

    ResponderEliminar
  6. Merchi!! Pues no sé qué debe pasar para que no deje poner los comentarios... a mí me deja sin problema... ay! que se nos revelan las tecnologías! jaja
    Pues si te gusta el chocolate blanco pruébalas, de verdad, aunque sea para llevar a casa de alguien un día y así aprovechas y comes un par de ellas porque están deliciosas y eso que a mí el choco blanco me empalaga, jeje.

    Un bico guapísima :D

    MC, jeje, no lo dejes descansar y prepara estas galletas que ya verás cómo te vuelve a entrar el mono de hacer galletitas :)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta el chocolate blanco y así que estas galletas tienen que estar deliciosas. Me las apunto.
    Muxus

    ResponderEliminar
  8. Patricia, si te gusta el chocolate blanco anímate que está de muerte! :)

    Besitos!

    ResponderEliminar
  9. Pues lo has aprovechado muy bien porque estas galletas estan divinas!!!

    Muchos Besos

    ResponderEliminar
  10. Por fin puedo entrar en tu blog.Te tengo hace tiempo en mi lista de blogs para visitar y siempre hay problemas, desde google imposible y cuando te veo en algún comentario en ortro blog allá que voy, y hoy es la primera vez que ha salido bien y puedo escribirte.
    Me encanta la receta tienen que estar deliciosas
    Un saludo desde el bazar de los sabores

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias Maria! Pues no sé por qué no podías entrar... es muy extraño... las tecnologías se me revelan, jejeje
    Voy a descubrir ese bazar de los sabores ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails