viernes, 10 de septiembre de 2010

Kasutera




Bien, aquí va otra de las tartas de los "no cumpleaños" de este verano :) Esta tarta se compone de un bizcocho japonés cuyo nombre veis en el título de esta entrada, la dueña de esta tarta adora todo lo que tenga que ver con el japonés así que qué menos que prepararle una tarta japonesa :D La cobertura: el gran frosting de queso que tan buenos resultados da y que tanto ha gustado. Recomiendo probarla.



Ingredientes:

-2 cucharadas soperas de leche
-2 cucharadas soperas de miel
-4 huevos
-185gr harina leudante
-170gr azúcar

Preparación:

Precalentamos el horno a 160º. Preparamos el molde donde vayamos a hacer el bizcocho, en este caso yo utilicé uno de cake. Lo embadurnamos de mantequilla y lo espolvoreamos con harina.

Mezclamos la miel con la leche que habremos calentado primero, reservamos.

Batimos las claras a punto de nieve con el azúcar. Batimos las yemas ligeramente y las añadimos a las claras, añadimos la harina tamizada poco a poco. Y por último añadimos la mezcla de miel y leche. Removemos bien procurando no bajar las claras y una vez listo lo vertemos en el molde.

Damos golpecitos con el molde en la mesa para que las burbujas de aire salgan a la superficie y las explotamos.

Metemos en el horno durante 30 minutos.

Una vez el bizcocho esté listo lo tenemos que desmoldar... aquí viene lo complicado. Al llevar las claras a nieve tiene mucho aire y poca consistencia, así que si no preparáis bien el molde se os pegará y será muy difícil sacarlo sin que se rompa. Armaos de paciencia, pero vale la pena.

Una vez desmoldado lo cubrimos con papel film y lo dejamos enfriar del revés. Pasadas unas horas estará listo para utilizar.

La receta la saqué de aquí, y ahí tenéis un vídeo donde os explican cómo hacer este bizcocho. He de añadir que seguí los pasos al pié de la letra... pero a mí se me bajó el bizcocho por el centro, espero que no os pase lo mismo, a pesar de eso, el bizcocho estaba riquísimo!!!

Una vez frío lo corté en tres capas y lo rellené y cubrí con el frosting de queso que usé en estos cupcakes y estos otros. La única diferencia es que dupliqué las cantidades.

Espero que os guste :D

8 comentarios:

  1. Bufff que pasada jejej a ver si me animo a hacer uno asi pero estoy a dieta!! pero desde luego la pinta invita a comerselo pero ya jejej viva lo japones!! jeje

    ResponderEliminar
  2. Se ve deliciosa con ese relleno!! Los kasutera son exquisitos! Aquí tengo la fortuna de poder degustarlos con frecuencia.
    un abrazo,
    feliz fin de semana,

    ResponderEliminar
  3. Elena, anímate que vale la pena! :D

    Hilmar, pues sí que están ricos, con lo jugosos que quedan con la miel :)

    Besos a las dos!!

    ResponderEliminar
  4. Te ha quedado impresinante. Unas ganas de pasarle el dedo.
    Acabo de descubrir que eres gallega. Ahora mismo pasas a mi lista de cocinaras gallegas.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias! :D
    Me alegro de que te guste la tarta. Un bico!!

    ResponderEliminar
  6. que rico!! Probaré este bizcocho japonés y porque qué pinta por favor! y el relleno ya una pasada para presentarlo donde quieras!
    besitos

    ResponderEliminar
  7. UUUMMMMMHHH¡¡¡Que cosa tan rica...me comia un trocico con un café¡
    besos.

    ResponderEliminar
  8. Me alegro de que os guste, vale la pena probarlo así que animaros!! :D

    Besitos a las dos!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails