miércoles, 27 de enero de 2010

Ravioli de carne con salsa de zanahoria y especias



Estos ravioli no los hago yo ya que, por desgracia, no tengo ni tiempo ni los elementos necesarios para hacer la pasta en casa. Así que compro pasta fresca que está deliciosa.
La salsa... una invención, pero una invención que, al contrario que otras veces, resultó ser un éxito. Aquí os dejo la receta, espero que os guste.



Ingredientes:

-Pasta fresca ravioli rellenos de carne
-Dos zanahorias grandes
-Una cebolla francesa
-Salsa de tomate frito
-Chile en láminas (yo compré un botecito especial con molinillo para picar bien el chile)
-Vino blanco
-Aceite
-Sal
-Orégano
-Albahaca

(las especias normalmente las uso secas porque no tengo de las frescas y la receta sale riquísima, pero si tenéis las frescas mejor porque se realza el sabor de las especias)


Preparación:


Ponemos aceite en una tartera o sartén y lo calentamos a fuego suave, mientras cortamos la zanahoria en rodajas finitas para que se cocine antes y la echamos a la tartera. Picamos la cebolla y se la añadimos, echamos sal.

Aquí os pongo un truquito: si queréis que se pochen antes añadid una cucharada sopera o dos de agua, tened cuidado porque salpica un poco al mezclar el agua y el aceite, pero realmente se cocinan mucho más rápido.

Una vez están las zanahorias y la cebolla blanditas le añadimos un poco de chile (no pasaros u os arderá la lengua), bastante orégano (me encanta) y un poco de albahaca (yo utilicé fresca y le eché tres hojas bien picaditas). Removemos todo bien un par de minutos.

A continuación echamos un buen chorro de vino blanco y dejamos evaporar el alcohol, añadimos un poco de salsa de tomate, sin pasarnos para que no robe protagonismo a la zanahoria y las especias.

Por último trituramos todo bien con la batidora. Una vez está triturado añadiremos agua hasta crear la textura que nos guste para la salsa. Yo echo un poco solamente porque me gusta que las salsas sean espesas, sobre todo para las pastas.

Cocemos los ravioli como indican las instrucciones y una vez echos los escurrimos bien de agua y los añadimos a la tartera con la salsa. Removemos bien para que la pasta se mezcle bien con la salsa y servimos en seguida.

Y esto es todo, receta sencilla donde las haya, rápida y rica rica, al menos para mí :) Este fue el plato que precedió a la tarta de nata ligera que publiqué ayer, y he de decir que la pasta también gustó. ¡Que os aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails