lunes, 22 de octubre de 2018

Barritas de frutas con chocolate blanco y frambuesas

Buenos días!! Seguimos con recetas dulces pero igualmente saludables. Hoy os traigo una receta que os puede servir tanto para preparar un postre bonito para una ocasión especial como para prepararlo en formato barrita y poder recurrir a él en cualquier momento para saciar el hambre y las ganas de dulce sin tirarnos a por un bollo o a por la tableta de chocolate. Estas barritas no son más que el resultado de triturar dátiles y ciruelas con algo de avellana y coco... así que el resultado no podía salir mal... mucho menos si después cubrimos todo con chocolate blanco sin azúcar y añadimos el toque ácido de la frambuesa liofilizada... delicioso!!! Si no encontráis las frambuesas liofilizadas no pasa nada, pero es cierto que el punto ácido que aportan contrasta con el dulzor del chocolate y de los dátiles y ciruelas, convirtiendo cada bocado en una explosión de sabor. ¿Lo mejor? Que se preparan en un abrir y cerrar de ojos, así que corre, que en nada y menos las tenemos listas :D


Cómo hacer barritas de frutas con chocolate blanco y frambuesas


Ingredientes:

-20gr aceite de coco
-30gr harina de coco
-20gr coco rallado
-50gr dátiles
-50gr ciruelas pasas (sin hueso ya)
-15gr harina avellanas

-Chocolate blanco sin azúcar
-Frambuesas liofilizadas

Preparación:

Ponemos en la picadora los dátiles, las ciruelas y el aceite de coco (derretido), trituramos todo hasta tener una pasta homogénea y cremosa. Pasamos esta pasta a un bol y añadimos el resto de ingredientes: harina de coco, coco rallado y harina de avellanas (podéis poner harina de almendras o de cualquier otro fruto seco que os guste). Mezclamos todo hasta tener una pasta.

En un molde de silicona cuadrado o rectangular ponemos la pasta y aplastamos hasta cubrir la superficie y dejar un grosor de un dedo como máximo. Llevamos a la nevera hasta que endurezcan (una hora es suficiente). Pasado el tiempo cortamos las barritas, derretimos el chocolate blanco y las bañamos con él, terminando con un poco de frambuesa liofilizada esparcida sobre las barritas.

Si queréis presentar este dulce de una forma un poco más curiosa en vez de darle forma con el molde de silicona podéis coger porciones de masa y darles forma de bola, las lleváis a la nevera y luego las cubrís completamente con el chocolate blanco, como si fuera para hacer cake pops, y por encima esparcís la frambuesa y tendréis el mismo bocado en un formato más bonito ;)

lunes, 15 de octubre de 2018

Bizcocho de nectarinas y chocolate blanco de Aliter Dulcia

Buenos días!! Hoy os traigo una receta dulce, deliciosa y que sale perfecta... pues viene de las manos de Isabel, de Aliter Dulcia, los que la conocéis ya no tengo que deciros más. Y si no la conocéis ya tardáis en pasaros por su Instagram, pues es allí donde nos enseña a preparar esta y otras muchas recetas a través de los stories, que ya sabéis que duran 24 horas y tenemos que estar espabilados para no perdernos ninguna de sus recetas. Por cierto... ¡Isabel acaba de sacar libro! Yo lo tengo pedido en Amazon, espero que me llegue pronto!! :) El caso es que cuando vi cómo preparaba este bizcocho supe que tenía que hacerlo y supe que tenía que dejar la receta aquí guardada, porque es uno de esos bizcochos que tienes que tener a mano ya que es perfecto tanto para una ocasión especial como para cuando quieres darte un capricho. Espero que Isabel me perdone por adaptar este dulce y hacerlo algo más "healthy"... pero es que con la dieta no puedo pasarme con estos dulces, razón por la cual me comí un buen trozo y el resto lo compartí con mis compañeros de trabajo. Solo espero que os animéis a probarlo porque está realmente delicioso, una textura jugosa, nada pesada y con un sabor inconfundible a nectarinas y chocolate :D


Cómo hacer un bizcocho de nectarinas y chocolate blanco


Ingredientes:

-3 nectarinas, 2 peladas y cortadas en laminas y una pelada y en cubitos (Isabel utiliza melocotones)
-40gr stevia en granos
-3 huevos
-140gr leche evaporada
-125gr aceite de oliva
-80gr queso crema
-175gr harina de trigo
-125gr harina de almendra
-13gr levadura
-1 pizca de sal
-1 tableta de chocolate blanco sin azúcar Torras

Preparación:

Batimos los huevos y la stevia hasta que blanqueen. Añadimos la leche evaporada y el aceite y batimos de nuevo. Añadimos el queso crema y volvemos a batir hasta mezclarlo todo.

Ahora añadimos la harina de trigo, la almendra, la levadura y la sal, batimos muy bien hasta integrar todos los ingredientes.

Añadimos la nectarina en cubos y el chocolate blanco partido en trozos más o menos grandes (un poco a vuestro gusto). Ponemos la masa en un molde (yo utilicé uno redondo creo que de 26cm) y ponemos el resto de la nectarina cortada en láminas por encima, a modo de decoración. Llevamos al horno a 180º (precalentado) durante aproximadamente 45 minutos, hasta que al pinchar con una brocheta ésta salga limpia.

Cuando esté listo lo sacamos, dejamos templar 15 minutos, desmoldamos y lo ponemos sobre una rejilla a enfriar. Cogemos un poco de mermelada de melocotón sin azúcar, la diluimos en agua y pincelamos toda la superficie del bizcocho. Cuando esté completamente frío estará listo para ser zampado! :)




lunes, 8 de octubre de 2018

Gai pad grapao kai dao

Si me seguís por Instagram ya no tengo que explicar nada... sabréis lo muchísimo que me gusta este plato y la obsesión que tengo por recrearlo tal y como lo preparan en Tuk Tuk. Y aunque esta receta que os traigo no es exactamente igual que la suya, el sabor se acerca muchísimo y para los que estamos lejos y no podemos ir allí a comerlo nos sirve para soportar la triste espera hasta que volvamos, jeje. Este plato es una delicia, ya os he hablado de él en un post de sitios donde comer en Madrid así que no me voy a extender más. Se hace bastante rápido y el sabor es delicioso y muy diferente a todo lo que estamos acostumbrados. Ideal si tenéis albahaca fresca porque es el toque especial y también si conseguís pak choi será genial, porque le da un punto crujiente muy bueno.


Cómo hacer gai pad grapao kai dao


Ingredientes (1 persona):

-Arroz bomba (o largo) cantidad necesaria para una persona (yo unos 70gr)
-2 cucharadas de azúcar
-1 huevo
-1 pak choi
-1/2 cebolla roja grande
-2 dientes de ajo
-2 guindillas (ojo que pica, podéis ponerle menos o no ponerle incluso)
-1 cucharada de cebolla frita
-Salsa de soja
-Agua
-Sal
-Pimienta
-Albahaca fresca, 6 hojas

Preparación:

Ponemos a cocer el arroz en un cazo, cuando casi esté listo escurrimos prácticamente toda el agua, dejamos como dos cucharadas y añadimos 1 cucharada de azúcar, removemos muy bien y apagamos el fuego pero dejamos el cazo en él para que se termine de evaporar el agua.

En una sartén ponemos un poco de aceite y añadimos los ajos picados, la cebolla picada, las guindillas bien bien picadas y el pak choi en trozos junto con sal y pimienta, primero lo ponemos a fuego fuerte para que se tueste un poco y cuando se haya marcado bajamos el fuego, añadimos un par de cucharadas de agua, un chorro de salsa de soja abundante, la otra cucharada de azúcar y tapamos, dejamos cocinar un par de minutos hasta que las verduritas ablanden. Pasad el tiempo destapamos y dejamos reducir hasta tener la consistencia que más os guste, a mí no muy líquido.

Picamos la albahaca finita, reservando una o dos hojas para decorar, y la añadimos a la sartén, removemos y reservamos.

En otra sartén cocinamos el huevo a la plancha, lo ponemos sobre la sartén caliente con un poco de aceite, añadimos sal por encima y tapamos. Dejamos cocinar un minuto aproximadamente, hasta que veamos que ha cuajado por encima y entonces apartamos del fuego.

En el plato ponemos el arroz ya totalmente escurrido, le damos forma de montaña y por encima ponemos las verduras con la salsa de soja. Encima de la montada de arroz y colocamos el huevo a la plancha, ponemos la cebolla frita por encima y decoramos con la albahaca que hemos reservado ¡Coged los palillos que esto está listo para comer!


lunes, 1 de octubre de 2018

Pimientos rellenos de soja en crock pot

Pues así seguimos dándole caña a la crock pot. Oye, menudo invento! Es que a mí eso de poner la comida al fuego y no tener que estar pendiente de ella es todo un descubrimiento! Por las tardes tengo la suerte de poder trabajar desde casa así que le saco mucho partido a la olla de cocción lenta, después de comer y recoger, preparo la comida para el día siguiente o lo que quiera dejar preparado con antelación, lo pongo a cocinarse en la crock pot y me olvido hasta que termino mis horas o hasta la noche, depende de la receta, así que para mí es una ventaja porque trabajando no puedo levantarme cada dos por tres a mirar cómo va la comida. El caso es que me apeteció preparar pimientos rellenos y una de esas tardes de trabajo se me dio por probar a hacerlos en la crock pot. Veréis que cocino todo todo todo en crock pot, lo que supone tener que hacer la receta en un día completo o dos días como fue mi caso. Pero podéis hacer el relleno en el fuego y cocinar los pimientos en crock pot, hacer el relleno en crock pot y terminar los pimientos en el horno o todo a la crock pot como he hecho yo. El resultado no os defraudará! :D


Cómo hacer pimientos rellenos en crock pot


Ingredientes (3 pimientos pequeños):

-200gr champiñones
-2 zanahorias
-1 berenjena
-1 cebolla
-3 tomates
-Soja texturizada (cantidad según gustos)
-Sal
-Pimiento
-Orégano
-Leche (opcional)
-3 pimientos rojos pequeños
-3 lonchas de queso

Preparación:

En realidad para el relleno podéis utilizar las verduras que más os gusten, yo nunca hago igual el relleno porque siempre aprovecho las verduras que me van quedando en la nevera para hacer platos como este. En esta ocasión tenía lo que os he contado, pero los he hecho solo de cebolla y zanahoria, con calabacín, con calabaza... lo que tengáis u os guste más.

Ponemos la crock pot en alta y añadimos un poco de aceite (yo utilizo en spray para que sea la mínima cantidad), picamos todas las verduras y los champiñones (que también son opcionales, a mí me quedaban en la nevera y los puse pero no siempre se los añado) y los añadimos a la crock pot. Añadimos sal, pimienta y orégano al gusto y dejamos que se vayan cocinando.

Mientras ponemos en un bol la soja y añadimos agua para remojarla. No os pongo cantidad de soja porque dependerá de vuestro gusto, a mí me gusta que no quede mucha soja en comparación con las verduras, más o menos mitad y mitad o algo menos de soja que de verduras, lo mismo si los hago de carne, que también podéis hacerlos con carne picada igual que os voy a explicar en este post.

Mientras se remoja la soja cogemos los tomates y los cortamos en cubitos más bien pequeños, para que la salsa se haga antes. Cuando los tengamos los añadimos a la crock pot y removemos bien. Escurrimos muy bien la soja y se la añadimos también. Removemos de nuevo y dejamos cocinar en alta unas 3 horas. Podéis ponerlo en baja durante 6 o 7 horas.

Justo antes de quitar la salsa de la crock pot añadimos un chorrito de leche, si os gusta el toque cremoso que le da, también podéis cambiar la leche por nata, pero es más calórico. Mezclamos bien y ya podemos sacar la salsa de la olla o si os ha quedado muy líquida podéis dejarla cocinando destapada para que evapore un poco el líquido.

Para hacer los pimientos no tenemos más que limpiar la olla y ponerla de nuevo a calentar en alta. Yo esto lo hice a la mañana siguiente, nada más despertarme. Añadimos de nuevo aceite en spray, cortamos las tapas superiores a los pimientos y los colocamos en la olla. Yo pongo tres porque son los que me caben en mi olla pequeña, pero podéis hacer más si tenéis una olla más grande, veréis que el relleno da para más de 3 pimientos pequeños.



Añadimos el relleno dentro de cada pimiento y cubrimos con una loncha de queso, tapamos y dejamos cocinar en baja unas 5 horas, hasta que el pimiento esté tierno pero un poquito al dente, que es como a mí me gusta. Cuando estén hechos nos ayudamos de un par de espátulas para sacarlos de la olla y emplatarlos. ¡Espero que os gusten!

lunes, 24 de septiembre de 2018

Bundt cake de queso en crock pot

Buenos días!!! Hoy os traigo por fin esta receta que tenía guardada para enseñaros, pero con el calor que hizo pues no me apetecía subirla prefería enseñaros otras cositas. Ya sabéis que me compré la crock pot hace unos meses pero poco pude trastear con ella debido a la carga de trabajo que tenía. En estos meses he probado a hacer diferentes recetas y entre ellas algo que quería probar era a cocinar bizcochos y tartas de queso en ella. Tartas de queso todavía no encontré la que me gustara cómo me quedaba pero lo que os traigo hoy... maaaaadre mía! Con esto no necesito cheesecakes en mi vida! Este dulce tiene las ventajas de un bizcocho pero con el sabor y la cremosidad de una tarta de queso en cada bocado. El chocolate no es imprescindible pero el da un punto delicioso y os recomiendo probarlo. Lo mejor es que se hace en un periquete la masa y luego es dejarlo a su aire en la crock pot, sin miedo a que se queme o le pase algo. Te pones a trabajar y te olvidas... y a las horas te encuentras con esta maravilla :D


Cómo hacer un bizcocho de queso en crok pot


Ingredientes (un molde pequeño de bundt):

-200gr queso crema light
-50gr aceite de coco
-2 huevos
-200gr azúcar o 25gr stevia en granos
-100gr harina de trigo
-1/2 cucharadita de levadura
-1/4 cucharadita de sal
-1 cucharadita de aroma de vainilla
-Chips de chocolate al gusto

Preparación:

Ponemos a calentar la crock pot en alta.

Engrasamos nuestro molde de bundt cake y lo cubrimos con una fina capa de harina. Reservamos.

En un bol batimos los huevos con la stevia (en mi caso, o azúcar si decides hacerlo así). Cuando estén bien mezclados añadimos el aceite de coco derretido, batimos de nuevo.

Es el momento de añadir la levadura, la vainilla y la sal, batimos otra vez y entonces añadimos el queso y batimos hasta que se mezcle por completo.

Por último añadimos la harina de trigo y removemos bien hasta que quede una masa homogénea. Añadimos los chips de chocolate y mezclamos ligeramente para que se repartan por toda la masa.

Echamos la masa en el molde y lo introducimos en la crock pot. Yo pongo unas flaneras bajas en el fondo para que no toque directamente con el fondo. Cubrimos con un trapo la crock pot y ponemos la tapa, así evitaremos que caigan gotas de agua durante la cocción.

Cocinamos 2 horas en alta. Al pasar el tiempo comprobamos pinchando con una brocheta que el bizcocho está listo. Si sale la brocheta sin restos de masa es que está perfecto, si no lo dejamos un rato más. Lo quitamos de la crock pot y lo ponemos sobre una rejilla y dejamos enfriar por completo antes de desmoldar. A pesar de que mi molde es marca crock pot y se supone que los bizcochos salen mejor en él y se desmolda más fácil... ya veis que en este caso costó y creo que fue por no dejarlo enfriar bien del todo, así que cuidado con este paso ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails